Crónicas

Fútbol popular – Crónica Diario AM 30/05/2019

Fútbol popular – Crónica Diario AM 30/05/2019
Mikel

Buenos días, lectores y foreros de la península y más allá. Siempre es gratificante poder escribir unas líneas para los visitantes de Diario AM, especialmente tras tanto tiempo sin sacar un rato para golpear el teclado con nuestras reflexiones. Como algunos compañeros ya han expresado, lamentamos cuando no podemos ofrecer crónicas de manera habitual, como ocurrió el mes pasado. Nada nos gusta más que escribir aquí desinteresadamente, aunque no podían faltar los comentarios malintencionados de algún conocido trol con más ganas de protagonismo que afán constructivo. Por otro lado, mil gracias a la vasta mayoría de DAMistas por esperar pacientemente y al mismo tiempo mantener activa la sección de comentarios.

 

Tanto esta semana como el mes pasado se celebraron elecciones en España. Adelanto que no pienso exponer mi posición ideológica, sino traer a debate algunos casos donde política, prensa y deporte se entremezclan peligrosamente.

 ¿Recuerdan, siendo niños, haber intentado mezclar plastilina de diferentes colores esperando ilusionados obtener un bonito arcoíris para finalmente acabar mirando cabizbajos esa plasta de color mierdoso? Hace unas semanas sentí una decepcionante sorpresa similar mientras repasaba las fachadas del diario de todas las aficiones, dedicadas a los líderes de los partidos mayoritarios del Estado español.

 

Sánchez, Casado, Iglesias, Abascal y Rivera protagonizaron las cínicas portadas de Marca durante la semana previa a las elecciones generales, acompañados de las citas genéricas e insulsas a las que nos tienen acostumbrados. La prensa mesetaria, siempre tan crítica cuando son otros los que establecen relaciones entre deporte y política, conoce a sus lobotomizados lectores y exhibe sin pudor las opiniones de los mandamases cuando éstas cuadran con sus intereses, ignorando al lector que no comparta las ideas políticas populistas expuestas.

 

 

Para la prensa y la masa social parece difícil entender que el deporte en sí pertenece a un plano ajeno al político, que no todo se puede nacionalizar o estatizar. De poco pareció servirnos la famosa novela de Orwell inspirada en regímenes que han efectivamente existido. Sabemos que la utilización de la prensa como herramienta del poder no es ninguna fantasía irrealizable, sino una posibilidad al alcance de muchos gobernantes y aspirantes. Pero los medios saben bien que la relación con la política, incluso sometidos a las pautas que ésta marca, es una apuesta ganadora y usarán esa baza en su favor sin cuestionarse demasiado lo ético de estos métodos.

 

Esta interesada relación político-deportiva no es exclusiva de nuestra cultura, sino más bien un rasgo humano que permite al interesado desechar su raciocinio en beneficio de ver sus ideas extrapoladas al resto de sus congéneres. Hace unos meses, toda Brasil y parte del resto del mundo vieron como el presidente de su gobierno bajaba a celebrar el título de su club favorito, Palmeiras, entre los componentes del equipo y el cuerpo técnico. Tras ello señor Bolsonaro decidió siguió gozando de su privilegio, recogiendo personalmente el trofeo y dando la clásica vuelta de honor mientras lo exhibía al público y a la montonera de prensa que le acompañaba. Me pregunté cómo podía ser posible que semejante figura mundial no tuviera en cuenta en el impacto que provoca este acto en los aficionados rivales. O lo que es peor, que sí lo supiera…

 

El fútbol, como tantos otros deportes, se creó por y para el pueblo. Si bien es cierto que en sus orígenes era violento y caótico, la ilusión que contagió fue capaz de unir a todos los ingleses que lo practicaban de diferentes maneras, en una época en la que la comunicación estaba pobremente desarrollada.

Actualmente, la evolución del balompié se ha relacionado casi siempre en el aspecto económico. Si bien es cierto que parte del beneficio que obtienen las federaciones se destina a fútbol base y a extender este deporte en áreas poco favorecidas, eso supone un porcentaje mínimo de la cantidad que el fútbol mueve, siendo mucho mayor lo que los mandatarios de los clubes manejan para sus asuntos mercantiles.

Y debido a la disconformidad que parte de la sociedad futbolera muestra hacia estas políticas económicas y antisociales nace el fútbol popular, que pretende devolver este deporte a quien perteneció: a sus aficionados, y no a los que hacen el negocio.

Este movimiento ha ido creciendo y cada vez son más los que se adhieren a esta filosofía deportiva.

Un ejemplo de estos clubes es el Ciudad de Murcia, que “preside” Jose Navarro, un gran chaval que conozco y que espero acabe leyendo este artículo. Y escribo “preside” entre comillas, porque el concepto Accionariado Popular no admite directivos ni jerarquías, por lo que los roles como Presidente son un mero formalismo de cara a la legislación vigente.

Clubes también como el CF Palencia, Avilés Stadium CF o Atlético Club de Socios han adoptado esta forma o directamente han sido fundados como tal. En Inglaterra ya son conocidos el United of Manchester (artífice de este formato) el AFC Wimbledon o el AFC Liverpool; a menor nivel en Italia y Austria encontramos a Unione Venezia y Austria Salzburg.

(En la imagen no se muestran otros clubes populares que existen a día de hoy, como la SD Logroñés y el Rosal FC de Logroño o el Independiente de Vallecas, entre otros).

Es alentadora la idea de un fútbol propiedad exclusiva de sus aficionados, libre de los tentáculos de políticos y empresarios. Tal vez algún día los borregos decidan dejar de financiar el juego a los lobos.

 

No quiero concluir sin contar hablar un poco de «mis chavales». Ya comenté anteriormente que este año he comenzado mi andadura como formador en el mundo del fútbol base -aspecto fundamental cuando hablamos de fútbol popular-. Este fin de semana han acabado las competiciones que disputamos, y no podemos estar más satisfechos con los resultados: subcampeones de Copa y terceros en Liga. El equipo empezó la temporada realmente mal, sumando sólo 1 punto en los primeros 4 partidos, pero tras ello arrancó una racha de 13 partidos sin conocer la derrota que colocó al CD Dolorense en la zona alta de la clasificación hasta el final.

Las sensaciones con las que me deja mi primera campaña en el fútbol base son increíbles, aunque asumo que en el futuro será difícil igual algo así y no deberemos frustrarnos cuando las cosas no funcionen, ya que he aprendido no sólo de mis compañeros en el equipo técnico sino también de los entrenadores rivales, algunos muy experimentados y capaces de conseguir un rendimiento increíble de sus equipos con muy pocos recursos.

La mitad de los chicos ascenderá a cadete la próxima temporada, y los entrenadores estamos a la espera de que el club nos comunique si decide mantenernos con los infantiles que se quedan en la categoría o coger las riendas del equipo cadete. En cualquier caso será triste despedirse de diez chicos que lo dieron todo por su equipo, pero también será ilusionante recibir a otros diez dispuestos a hermanarse con sus nuevos compañeros y crecer como futbolistas y personas.

 

That’s all, folks. Espero que tengan un buen jueves y dejen sus comentarios sobre el 4-1 de ayer, los tentáculos de los políticos en el deporte, Raúl Bravo o cualquier cosa que les venga a la cabeza.

MIKEL

 

¿Te gusta esta entrada?

11

More in Crónicas

King in the North! – Crónica DiarioAM 15/06/2019

gjdeleven14 junio, 2019

Quiz night: copa (solución)

churchill14 junio, 2019

Quiz Night: copa – Crónica Diario AM 14/06/2019

churchill14 junio, 2019

Juego de Tronos, deportivos – Crónica Diario AM 11/06/2019

DjDolly11 junio, 2019

Desigualdad – Crónica Diario AM 05/06/2019

churchill5 junio, 2019

Especial Final de la UEFA Champions League Madrid 2019 – Crónica Diario AM 01/06/2019

DjDolly1 junio, 2019

Copyright © 2015 DiarioAM