Aportación Propia

La esencia misma del fútbol – Crónica Diario AM 09/05/2019

La esencia misma del fútbol – Crónica Diario AM 09/05/2019
DjDolly

El fútbol es el más genial de los deportes, y yo muchas veces les expliqué mis razones sobre ello. Hablaba de aquello, de que sólo hacía falta un balón, de la facilidad de sus normas, o incluso de que cualquier persona puede marcar un gol en cualquier situación, por alocada que esta fuese. Hoy iré más lejos, y les hablaré de la esencia misma del fútbol, el hedor del fracaso, la miel del éxito y la incertidumbre que surge cada vez que echa a rodar esa mágica pelota, que hace que todo sea posible.

Y es que eso es lo que es el fútbol. Una bendita lotería donde algunas veces (las menos), poco importa la calidad de los jugadores, sus ganas, las tácticas, los presupuestos o incluso lo lógica estadística. En el fútbol, cualquier equipo puede ganar a cualquier otro en la situación más inverosímil. 

Me preguntaba mi hijo ayer mismo, que como era posible que el Sestao (último de su liga de Pre Benjamines), hubiera ganado 4 a 3 al Gurutzeta, que son buenísimos y les disputaron a ellos la liga hasta la última jornada. !Lo decía convencido! En su cabeza de 7 años, aún no entraba esta posibilidad tan remota. 

De aquí surgió una bonita conversación en la que hablamos del afán de superación, la fortaleza que da un resultado, la importancia de la confianza en el deporte, y muchos temas que espero que algún día le sean de provecho. En mi explicación, le vine a exponer que muchas veces ser el mejor o tener al mejor, no te exime de la más deshonrosa derrota. Y que un jugador tiene que afrontarla y aprender de ella, ya que a lo largo de su carrera, siempre serán más los fracasos que los éxitos, aunque seas el mejor del mundo (como para él es Leo Messi).

Cada vez que Leo gana una liga española, 19 equipos fracasan en la misma, y es mucho mas grande el número en competiciones como la Champions League, Copa del Rey y demás. Para la prensa, cada año que el Barça no la gana, es un gran fracaso, pese a sí tener éxito en otras competiciones más largas y complicadas ante rivales de casi la misma entidad. La cosa es que con esta lógica, todos los equipos fracasarán este año menos el que la gane y sus jugadores. Así cada jugador irá de fracaso en fracaso para sólo unas pocas veces probar el sabor de la victoria.

Yo no estoy de acuerdo, ni es como quiero que mi hijo entienda este bello deporte.

Hay muchas formas de ganar y perder, y todas son lícitas. Yo mismo soy de un pequeño equipo, donde ni si quiera se echa en cara a los jugadores que pierdan, lo que nos desquicia es que no lo den todo, que no se vacíen en el campo.

La doble jornada que nos ha dejado la Champions League esta semana, ha sido un regalo para cualquier amante del fútbol, por traernos a la misma esencia del mismo, donde nada tiene sentido y todo es posible. ¿Que es lo que pasa? Pues, que también esta el problema de lo emocional y a veces visceral que es este deporte. Nos mueve con tanta pasión que no podemos evitar sufrir, ilusionarnos, llorar, gritar, disfrutar, reír…

Eso es precisamente lo que lo convierte en el deporte más genial y más seguido de este mundo.

Cuando con 3 a 0, Dembelé fallaba en el Camp Nou una de esas ocasiones que no puede ni debe fallarse, el árbitro decretó el final, y muchos se extrañaban de ver a Messi en el suelo lamentándose. Pero es que claro, Leo no es sólo muy bueno, NO. Leo sabe mucho de esto, y era consciente del enorme premio que era el 3 a 0 con todo lo vivido sobre el césped, y la importancia que tendría haber podido cerrar la clasificación con un margen de error aún mayor.

Quedaba por delante una semana de estas raras, en las que ya eres campeón y rotas medio equipo, perdiendo y dejando mal sabor a los no habituales, y una semana parados a los que vienen como motos. Si juegas puedes lesionarte (Dembelé), pero si no lo haces puedes perder tensión y ritmo. ¿Quién sabe que es mejor?

El escenario de la vuelta era de esos que gustan a los futboleros, de los que quieren visitar al menos una vez en la vida, y estoy convencido que los jugadores también.

El planteamiento, es criticable, pero no extraño. Un Valverde que todos sabemos que no disfruta cambiando cosas, toca un poco el medio campo para mayor trabajo defensivo temiendo ser arroyado. Puede que haga mal, sí. En mi opinión sabiendo que un gol obliga al contrario a meter 5, y que deja tocada a la afición hambrienta de remontada, me invita a pensar que el Barça no debió cambiar nada en función del rival, y sí buscar ser protagonista con la pelota como él sabe.

La cosa es que el plan realmente no va tan mal, y todo pese al rápido gol RED y el público que animó sin descanso. Pasado el arroyo inicial, aparecieron algunos huecos a la espalda de la arriesgada presión adelantada del equipo inglés. Lo que pasa es que al contrario de otras veces, no se concretó, ese gol NO entró y cerró todo.

Así llegamos al descanso con la sensación de que había partido por el hecho de que ellos con un gol entraban de lleno en la lucha, pero la casi certeza de que el Barça no perdonaría muchas más contras claras. Aquí posiblemente llega el mayor fallo de Valverde, no buscando al descanso meter a alguien que dé más posesión para que el equipo crezca en confianza. También llegan los errores individuales que propician el 2 a 0, y los morales que hacen que te caiga otro en menos de un minuto sin la menos oposición, sin apenas asumirlo.

El partido entra en un tobogán de emociones, la prorroga sería una realidad palpable y todos mueven sus fichas con acierto en los banquillos, tanto KLOPP como VALVERDE, que consiguen mejorar la versión de sus equipos. Pero es entonces cuando pasa…

La jugada más tonta que recuerdo en la historia de la Champions League. Un gol tan inverosímil, tan absurdo, que no sería capaz de encajarlo mi equipo (experto en esas lides), y que recuerda mucho a estas pachangas con amigos un domingo cualquiera.

El corner iba a ser sacado por otro jugador, pero el protagonista del día, al ver que no hay otro balón en el campo y nadie esta mirando, decide sacar rápido para buscar a su compañero, que sólo tiene que empujar. Nadie lo ve venir, a Ter Stegen lo pilla incluso aplaudiendo, pese a lo cual, hace una mínima reacción estéril por meros reflejos. Piqué intenta sacar el balón como si fuera lo último que pudiera hacer en su vida, pero ya es tarde.

Con el 4 a 0 llega el delirio en ANFIELD, pese a lo cual, el Barça es sabedor, que sólo necesita uno. Y lo intenta, pero con pocas piernas y juego, dado que la suerte que a  veces sí le sonrió, hoy estaba en otro bando.

!!!Pasó lo mismo ayer en AMSTERDAM!!!

Un equipo se veía superior y con todo a favor, jugaba mejor, encandilaba a su hinchada, y llegaba 2 a 0 al descanso pese a que el rival no se entregó ni mucho menos. 

El talento al pase de ese medio campo, las salidas jugadas al primer toque de esa defensa, la movilidad y verticalidad de esos delanteros… El Ajax volvería a la final, estaba todo hecho… pero esto es fútbol.

Un mero cambio de Pochetino, lo cambió TODO. Y ese cambio salpicó a otro viejo conocido mío, FERNANDO LLORENTE.

Se que muchos ahora pensarán que estoy loco, dado que el bueno de Llorente ni marcó ni asistió, siendo LUCAS MOURA la estrella de la noche con su HAT-TRICK, pero en el fútbol, no todo son goles y asistencias.

Parte de la clave del poco sufrimiento del equipo holandés, se basó en el buen hacer de Blind y De Ligt, siendo este último clave en su mejor virtud, la velocidad y la anticipación a la jugada, con sus magistrales robos de balón.

Pasó que al entrar Fernando al campo, este tomó sitio entre los dos centrales fijándoles, y De Ligt tuvo que cambiar su forma de jugar para intentar parar el juego aéreo del 18 de los SPURS. Esta tarea, pese a que fue realizada con nota pese a su juventud, hizo que dejara de aparecer para anticiparse a los balones, y es precisamente ahí donde apareció el sitio para todos los llegadores del equipo londinense. Es ahí donde se hicieron fuertes, y es precisamente ahí donde nacieron los goles para MOURA, en esos pases flitrados, y el la falta de contundencia del joven guardameta ONANA.

No deja de ser dramático y puñetero, el hecho de que el último gol, el que les mete en la final, fuera anotado en el último segundo, y aunque a los futboleros nos encante eso, y nos devuelva a esa esencia del fútbol de la que antes os hablaba, es cruel para un equipo que lo hizo todo.

Pero así es el fútbol… es por eso que el SESTAO puede ganar al GURUTZETA 4 a 3 pese a sólo conseguir dos puntos en liga regular (empatando dos veces con el penúltimo). Es por eso que equipos en teoría inferiores, han ganado grandes finales, que equipos sin tirar más de un tiro a puerta, ganaron a otro que tiró 30 y tuvo casi 90% de posesión (el famoso partido contra el CELTIC). Que equipos que salieron sólo a defender dentro de su área, se llevaron el premio de no ser avasallados (Inter de MOU). Que equipos que jugaban como los ángeles, fueran capaces de hacer 3 o 4 pases seguidos en sendas finales a las que llegaron (Athletic de 2012). Que equipos sin gran fútbol, sin enamorar y sin grandes resultados, ganen 3 campeonatos consecutivos.

!!!Esto es la esencia del fútbol!!! Y es también lo que me hace sentarme de nuevo delante de la tv con la ilusión de ver algo mágico a sabiendas de que todo puede pasar.

Esto abre también muchas preguntas:

¿Es la premier la mejor liga del mundo? ¿Se tendría que valorar sólo por este año o sería más justo hacerlo por un lustro o una década?

 

 

%POLL_ID24%

¿Creéis de verdad que tras lo visto estos dos días, el Valencia está eliminado? ¿Creeís que Emery sería capaz de nuevo, de dilapidar una gran ventaja?

Esta y muchas preguntas nos esperan.

Gracias por todo XALAOS,
Espero que os haya gustado.
Nos leemos por el foro.
Atentamente,
@djdollyDAM

¿Te gusta esta entrada?

26
Aportación Propia
DjDolly
@djdollyDAM

Cronista, Barman, DJ, Informático, Bloguero y enfermo del deporte.

 

Copyright © 2015 DiarioAM