Crónicas

Si te vas… – Crónica Diario AM 31/12/2018

Si te vas… – Crónica Diario AM 31/12/2018

Desocupado lector:

Tras un par de semanas de inactividad por causas y razones de variada raíz, origen y tipo, aqui estoy de nuevo para todos vosotros y todas vosotras. No podía fallar, puesto que este va a ser el último artículo del 2018. Un 2018 que se va, y hoy, último día del año, nos da por rebobinar la pelicula que comenzó hace 364 días y repasar todo lo que ha sido. Y mucho ojo con emitir juicios precipitados, porque las 22 horas aproximadamente que nos quedan de año aún pueden deparar muchos acontecimientos.

Yo, por mi parte, despido el año con guinda: me he quedado sin ordenador y este articulo será más breve y menos vistoso, sin memes ni imágenes que tanto lustre le dan (lustre, que gran palabra con historia XD), porque lo estoy escribiendo desde el móvil (benditos teléfonos modernos jaja). Mi viejo compañero durante más de 7 años ha decidido bajarse de la vida y no acabar el 2018. Así que, desde estas líneas, mi tributo al ordenador que tantos quebraderos de cabeza me ha dado pero tan útil me ha sido. Requiem.

La verdad, no sé de qué hablaros. Estas dos semanas de inactividad han hecho que me oxide y no me acuerde de cómo escribir un artículo en condiciones, con contenido serio, completo y contrastado. Espero que 2019 me devuelva a la senda de la formalidad porque no quiero empezar el nuevo año trabajando de becario en Marca o en As. ¡Vade retro, Satán!

¡Ah! ya me acordé. Me acordé de otro que no se va a comer los últimos turrones del 2018 en el banquillo, ya que el año que está a punto de terminar es el año de la impaciencia por excelencia, pues durante todo el periodo anual no han dejado de rodar cabezas de entrenadores por los despachos de los clubes de la máxima y la segunda categoría. La última víctima, un Asier Garitano que dejó el Leganés para ser profeta en su tierra y acabó desterrado en menos de lo que se tarda en decir “Aita”, víctima de la ya mencionada impaciencia y ansia de inmediatez que reina en los clubes que conforman el fútbol de élite en España. Y de nuevo, a Imanol Alguacil, técnico del B, le toca abandonar el filial para hacer de parche en un proyecto que no tiene demasiado futuro, a tenor de lo visto, pues es harto complicado pretender levantar una casa si cada dos por tres nos ponemos a remover los cimientos.

Como curiosidad, Garitano es el sexto entrenador cesado en Primera tras sólo 17 jornadas de liga (le precedieron Leo Franco (Huesca), Antonio Mohamed (Celta) quien por cierto acaba de fichar por cuarta vez como técnico de Huracán en su país, Argentina; Lopetegui (Real Madrid), Berizzo (Athletic) y el último fue Javier Calleja (Villarreal) sustituido por Luis García Plaza. El sustituto de Berizzo conforma la segunda curiosidad sobre este tema, y es que, a pesar de la destitución de Asier Garitano en la Real, LaLiga no se queda sin “Garitanos”, ya que su hermano Gaizka, que dirigía hasta ahora al Bilbao Athletic, será quién dirija los designios de los leones tras la marcha del “Toto” del Athletic.

Un Athletic que, por cierto, ya tiene nuevo presidente. Tras unas elecciones atípicas y muy igualadas, el cocinero vizcaíno Aitor Elizegi (de gran parecido fisico al actor José Luis Gil, conocido por encarnar, entre otros, a Juan Cuesta en la ficción de ANHQV o a Enrique Pastor en la ficción análoga LQSA) se impuso por sólo 82 votos de diferencia al empresario Alberto Uribe-Echevarría (de gran parecido físico al humorista Leo Harlem) en una jornada electoral que contabilizó más de 19000 votos. Elizegi se desmarcó como la opción revolutiva, y a pesar de un inicio de campaña dubitativo (en la que estuvo incluso a punto de no presentar oposición a la candidatura continuista de Uribe-Echevarría) acabó venciendo contra todo pronóstico al hombre que estaba llamado a continuar con la gestión que dejaba el presidente saliente, Josu Urrutia.

Para ir terminando con fútbol en este rápido repaso del último día del año, comentaré que una vez más el Boxing Day de la Premier es de lo poco bueno que tiene la navidad, y una vez más lo disfruté como un cabrón (perdóneseme la crudeza de la expresión XD). No decepcionó la jornada navideña de la liga inglesa, y dejó ver que al Manchester City de Guardiola le están sentando como un tiro en el pecho las fechas de la natividad y que a este Liverpool no hay quien lo pare. Grandioso estado de forma el del cuadro de Jürgen Klopp que, no conforme con aumentar su ventaja en la jornada del Boxing Day en la que venció de manera aplastante endosándole un 4-0 al Newcastle de Rafa Benítez, en la siguiente (celebrada este fin de semana), la que despedía el año, se dió un festín, de nuevo en Anfield, metiéndole un 5-1 al Arsenal de Unay Emery, que, aunque no os lo creáis, lo dió todo en el templo red, pero es que este Liverpool esta temporada está a otro nivel, y si encima los rivales directos se van dejando puntos (el Tottenham cayó el Sábado en Wembley por 1-3 frente al Wolverhampton de Nuno), pues miel sobre hojuelas.

De los lamentables cánticos que se escucharon en el sucedáneo de Boxing Day en Italia, en el Inter-Napoli, me voy a reservar mi opinión, mejor. Dejaré que extraigáis vuestras propias conclusiones. Solo diré que me parece lamentable que se sigan permitiendo episodios así y que espero que se les caiga el pelo a todos y cada uno de los responsables. Eso sí, las declaraciones posteriores de Luciano Spaletti, técnico del rojinegro, condenando las actuaciones de aquellos energúmenos pero considerando poco apropiada (y desechando, de hecho) la sugerencia de darle la capitanía al jugador ghanés Asamoah en señal de veto al racismo, me parecen de lo más adecuadas y desde aquí, mi aplauso para él. La lucha contra el racismo se hace desde dentro, pero no con gestos superficiales de cara a la galería, sino acometiendo disciplina y educación a partes iguales.

Esta es otra. Yo que soy mucho de, de vez en cuando, revisar cómo van las ligas menos conocidas (Turquía, Holanda, Rusia, Grecia, Escocia) me encuentro con que a Steven Gerrard, leyenda viva de este deporte, se le está dando muy bien esto de dirigir. Apenas nos ha dado tiempo de digerir que haya cambiado tan deprisa el balón por la pizarra y la camiseta del Liverpool por el traje con corbata y ahí le tenemos, ganando su primer “Old Firm” (así es como se llama al clásico escocés por excelencia del fútbol por si alguien no lo sabía, ahí dejó el dato). Se impuso su Rangers por 1-0 al Celtic y rompió una hegemonía tiránica de varios años del conjunto católico de Glasgow, que, no obstante, sigue lider de la Premier de Escocia, seguido muy de cerca por el remozado Rangers de Gerrard, que ha devuelto al conjunto protestante de Glasgow el brillo y la fama que otrora le pertenecían por derecho.

Sin mucho más que contar (por el momento, si se me ocurre algo ya os lo pongo de extra ;) jeje) me despido y os deseo un feliz 2019 que hará su aparición en poco más de 22 horas. Tengo como costumbre en mis redes sociales (facebook y mi blog, paren de contar XD) compartir un video musical el último dia del año. Cómo 2018 para mí ha sido, entre otras cosas, muy musical (y metalero, concretamente) os dejo una canción de Rammstein, unos genios del género. A ver si lo hago bien, que desde el móvil vaya usted a saber jaja.

¡Sed buenos (o fingid que lo sois! y FELIZ AÑO!

¿Te gusta esta entrada?

14
Crónicas

Medio madrileño, medio vasco, en la mezcla está la gracia. Apasionado de la radio (colaboro semanalmente en un programa local) y friki del scrabble (cuando quieras, echamos una partidita). Redactor y cronista por pura vocación. Ávido lector y fanático de los concursos de TV de cultura general.

 

Copyright © 2015 DiarioAM