Aportación Propia

2011-2018

2011-2018
Ella


Por última vez, querid@s Damistas:

Hace mucho tiempo que llevo pensando en este momento, y ahora ha llegado. Es la última vez que me enfrento a esta página en blanco.

El 9 de octubre de 2011 escribía yo esto:

Queridos antimarquistas,

Anoche pensaba yo cuál sería la portada de Marca para hoy, y viendo el bombo que le estaban dando a los tres “piponazos” de Higuaín con la selección argentina en su web me decía yo que lo mismo le dedicaban la primera plana a él, uno de los jugadores más maltratados por el boletín oficioso del Real Madrid. ¡Inocente de mí! A Cristiano le duele algo, ergo portada tenemos.

Fueron mis primeras palabras, y recuerdo como si fuese ayer cómo me sentía en ese momento. Estaba yo bastante hartita de la caverna, de la madridista en particular, de Inda y sus locuras, y el cuerpo me pedía marcha. Ya se lo he contado muchas veces: yo llegué aquí porque alguien que aprecio mucho me dijo “tienes que leer una página muy divertida…”. Era 2009, Anti-Marca se había fundado el año anterior, y yo me lo pasaba pipa leyendo, más o menos a menudo. Era una de esas personas que leía sin jamás comentar, como hago en tantos sitios, excepto en los foros del ¡Hola! en Facebook. No sé por qué allí sí que me da por contestar de vez en cuando, cosas que pasan.

No quería pegar la paliza hoy, pero como estoy sintiendo que me estoy poniendo melancólica, que es mi último día, que tengo a Michael Bublé de fondo y que yo lo valgo, voy a soltar todo lo que el cuerpo me pida, claro que sí.

Pues bien, como ya saben muchas y muchos de nuestr@s lector@s, todo esto empezó publicando la portada del Diario de Todas las Aflicciones (como lo llamaba tan acertadamente mi querido y añorado Gimme), y sacando punta a todas las sandeces que esta gentuza era capaz de publicar todos los días. Sí, siguen publicando sandeces, pero no sé si será la edad o el cansancio, ahora me indignan menos. O quizás con el tiempo he aprendido a no malgastar mis energías en gente que no vale la pena…

Uno de los fundadores, al que conozco personalmente, puso un anuncio en el verano de 2011 pidiendo más redactores. Yo pensé: “Ella (bueno, en aquel momento no sabía yo que me iba a llamar Ella), con lo que te gusta escribir, y con lo sarcástica que puedes ser siempre a veces, ¿por qué no te apuntas? Y de paso le recuerdas a la gente QUE ECHAR VA SIN HACHE”. Les escribí, pasaron varios meses del silencio más absoluto, y un día me llegó un mail: oye, que te montes al tren que nos vamos. Me pidieron que escogiera un apodo femenino porque (y cito) “los hombres somos simples”. Y así llegamos Anz y yo, el dúo que iba a cubrir los fines de semana a partir de ese momento y durante no sé cuánto tiempo.

Regalo de Kiasyd hace años

Volvemos a esa noche del 9 de octubre de 2011. Tenía yo la portada de Marca a un lado, y al otro mis miedos: ¿pero a esta gente le va a interesar lo que escribes? ¿Y si son unos bordes? ¿Y si te llevan la contraria? ¿Y si te equivocas? ¿Y si les pareces súper aburrida? ¿Y SI TE DICEN QUE UNA CHICA NO PUEDE HABLAR DE FÚTBOL? Y ya ven, desconfiada como soy, que en siete años yo no he leído a nadie decir que yo no podía hablar de fútbol… Es algo que me llevo en mi corazón sin duda.

Ya en esa primera portada instauré, sin saberlo, unos rituales que me han acompañado durante todos mis fines de semana de estos últimos siete años. Me quedaba hasta altas horas de la madrugada esperando la portada de Marca, que por si no lo saben solía salir como pronto a la una y media de la madrugada, pero también podía salir pasadas las tres. Y yo, que soy una persona de horarios más o menos ordenados, sufría sábado tras sábado, esperando la portadita de marras.

Lo digo sin reproches: ustedes no saben el trabajazo que hay detrás de un post. En aquella época, cuando hablábamos de la portada de Marca, yo me acostaba a las 7 de la mañana de los domingos. Es decir, que trasnochaba y desarreglaba mis horarios cada fin de semana por Anti-Marca, por hacer las cosas bien, por publicar a una hora decente. A veces empezaba a escribir el post antes de ver la portada, porque sabía que quería hablar de tal o cual cosa fuera de la portada. Otras, esperaba la portada porque no estaba inspirada, o porque sabía que se venía una portada la mar de polémica e iba a tener que sacarle jugo.

Y así estuve años, trasnochando, leyendo, releyendo, peleándome con el software para publicar, aprendiendo cómo colgar videos, repasando normas ortográficas (sí, sí, no es broma) porque quería hablar con propiedad. Además, si me leía otro obseso de la ortografía, como soy yo, no quería defraudarle…

Y publiqué mi primer post. Ésta era otra… Me acostaba a las 7 de la mañana, pero me levantaba a las 9 ó 10 (sí, de la mañana), por dos motivos: uno porque el lunes trabajaba y no podía estar descompasada respecto a los horarios, y el otro era porque estaba súper nerviosa esperando los comentarios para ver si había metido la pata.

Y llegaron los primeros comentarios, totalmente normales. Y no pasó nada especial, o sí: la gente no se quejó.

Luego llegaron más posts, y en seguida empecé con mis “echar (sin h)”. Y recuerdo la primera vez que lo escribí, y en los comentarios, que en aquella época si había muchos comentarios por día llegaban a 30 ó 40, alguien escribió algo así como “echando (sin h)”, y otro siguió la broma en su comentario, y otro más… Y yo me dije: “vale, lo han pillado y me siguen el rollo, no son unos psicópatas”.

Yo empecé a ganar confianza, diciéndome: lo estás haciendo medianamente bien Ella, te leen y no se quejan. Y cada domingo pensaba: que llegue el próximo domingo para escribir en el blog. Estaba a tope, no lo saben bien… Tenía una motivación extraordinaria, ya sabía entre semana de lo que iba a hablar el domingo, que esperaba como cuando era niña y esperaba que llegasen los Reyes Magos. Y luego leía los comentarios, y veía que salían usuarios que me caían genial, y a quien yo leía (y sigo leyendo porque alguno sigue por aquí) con pasión. Después de mucho pensarlo, pero mucho, mucho, mucho, prefiero no dar nombres, pero sí les diré que yo soy muy muy fan de algun@s especímenes que corren por aquí…

Pasó el tiempo, el equipo de redactores fue cambiando, los fundadores se fueron todos, y después de mucho debatir, decidimos cambiar la línea editorial, dejar de lado Anti-Marca y convertirnos en Diario AM. Fue una decisión que llevó mucho tiempo, ya que nació de una pequeña semilla que alguien plantó un día, la plantita fue creciendo y un día dijimos: va, lo hacemos.

Y para mí fue un poco un electroshock, y seguro que no fui la única. Yo llevaba ya varios años escribiendo a partir de la portada de Marca, y también recuerdo la primera vez que me encontré con la página en blanco, sin posibilidad de inspirarme del panfletillo (porque sí, es un panfleto, pero no es el único desgraciadamente…). La verdad es que sentí un poco de vértigo: y ahora ¿de qué hablo? Pero el vértigo me duró dos o tres domingos, ya que en seguida le encontré la gracia a tener barra libre, y a no depender de las chuminadas de los periolistillos de turno.

Si ahora tuviese que volver a comentar la portada de Marca, me moriría del aburrimiento y ustedes también, que les quede claro…

Para cerrar el ciclo, ésta es mi última portada, hasta la portada se aburre…

 

Y empecé (empezamos) esta nueva etapa, de libertad total, de hablar de deporte (a veces no) como nos diese la gana. Siguieron habiendo idas y venidas entre los redactores, yo buscaba desesperadamente una chica para no estar tan sola en este mundillo tan masculino, pero nada, no ha habido suerte (y no ha sido porque no lo haya intentado). Y pasaron cosas, muchas geniales, otras muy difíciles…

Y es que sí, tienen que saberlo: a veces nos peleamos. Creo que nunca lo hemos explicado tranquilamente, o sea que lo voy a hacer yo hoy. Cuando todo esto empezó había una organización, y luego con el tiempo decidimos separar funciones: unos serían redactores, otros administradores. Se podía ser uno sin ser el otro obligatoriamente, y yo resulta que no sé cómo acabé siendo los dos. Es mucho trabajo, más del que se imaginan… Porque ser redactor fijo, semana tras semana, implica muchos sacrificios personales, organización… Y si además eres admin, cada vez que hay un marrón te lo comes con patatas.

Y ésta es una de las razones por las que lo dejo: el tiempo. He estado siete años al pie del cañón, incluso más tiempo que el fundador que duró más, y llega un momento en que tienes que dar un paso al lado. Estoy en un momento de mi vida en que apenas tengo tiempo para mí porque tengo muchísimo trabajo, y siento que Diario AM merece ser llevado por alguien que le dedique el tiempo que se merece: yo ya no puedo.

También siento que después de siete años ya no tengo más cosas que contar. En mi interior no paro de decirme: tienes que dejar sitio a sangre nueva, tu momento ya pasó. Ésta es otra de las razones: no quiero ser como ese futbolista que se arrastra por el campo desde hace temporada y media, pero que no se va por su propio pie y su club no se atreve a echarlo (SIN HACHE, DEMONIOS). Prefiero irme por mi propio pie.

Otra razón es que se murió mi padre. No sé si lograré explicarlo, pero lo voy a intentar. Su muerte ha marcado un antes y un después en mi vida: mi vida cuando papá estaba aquí, y mi vida sin él. Ahora estoy en mi vida sin él, y Diario AM pertenece en mi cabeza (y en mi corazón…) a mi vida de antes. Es un inevitable cambio de ciclo vital… Siempre pensé que, el día que dejase Diario AM, sería por un cambio de ciclo vital, pero lo que tenía en la cabeza era un cambio alegre, positivo, no esto. Pues bien, esto es lo que la vida me ha traído, y no tengo más que aceptarlo. Y ya que estoy hablando, como dicen en Uruguay, “a calzón quitado”, les diré que aunque haya pasado algo más de un año de su fallecimiento, a menudo me sorprendo pensando ¿pero de verdad se ha muerto? Y es un asco.

Estos dos últimos años de mi vida han sido durísimos en muchos aspectos. He tenido que capear temporales, huracanes, tsunamis, erupciones de volcanes y todo lo que no está escrito, en todos los aspectos de mi vida: todos. Otra razón por la que me voy es porque no puedo con todo: necesito tiempo para mí, para dedicármelo a mí y no a otros, aunque suene egoísta. En algún momento me he perdido a mí misma y tengo que reencontrarme.

Unido a esto, llevo desde 2010 metida en asociaciones e historias fuera del trabajo, cosas que me motivan, pero invariablemente pasa lo mismo: me lío y acabo llevando el cotarro, y no es lo mismo. Supongo que habrá gente por aquí que sabe lo que es llevar asociaciones (con o sin ánimo de lucro): es un marronazo. Y yo llevo así desde 2010, desde antes de Anti-Marca… Ha llegado el momento de descansar, de dejar que otros se ocupen de llevar los temas y yo poder ver los toros desde la barrera.

Sigue sin ser un deporte

También resulta que antes del verano me ofrecieron participar en un proyecto aquí en París, una oferta de ésas que no se pueden rechazar… Y fue el último empujón que necesité para decir: Ella, ha llegado el momento de dejar Diario AM. Este proyecto es de comedias musicales, y no se pueden imaginar lo ilusionada que estoy. Además, es algo que me ocupa muchas menos horas que Diario AM, sin duda… Mucha gente (en España) no valora los musicales, es algo cursi, carca, estúpido y todo lo que quieran, pero la alegría y la felicidad que a mí me generan los musicales no se compara con nada (excepto con el Barça ganando una Champions): los musicales me están facilitando el duelo que llevo encima por mi padre, sin duda.

Porque sí, soy del Barça a muerte. Nunca lo había dicho, aunque DjDolly lleva años diciéndome que se me nota mucho en los posts: soy más del Barça que el avi del Barça, que Cruyff, que Carles Puyol y que Mourinho, que trata al Barça como a la novia que le dejó y a la que aún no ha olvidado.

Gracias por haberme inspirado tanto, a los dos

Ésta es la primera confesión que hago para despedirme: a culé a mí no me gana nadie, y el Real Madrid me da lógicamente mucha tirria. Y no saben, no se lo pueden ni imaginar, lo que he tenido que sufrir para escribir los posts de las Champions merengues. Porque me han tocado a mí hasta que le dije a Gimme que no lo aguantaba más y que escribiera él, que como buen pseudomadridista al menos haría algo honrado y sincero. Porque yo me he sentado ante la tele en las finales de Champions con la camiseta del Barça, a ver si el karma jugaba a mi favor, y nada…

Sin embargo, como era consciente de la responsabilidad de escribir aquí todos los domingos, he intentado ser lo más neutra que he podido respecto al Real Madrid, con éxito desigual. Ah, ahora que lo recuerdo, hubo uno un día que me “acusó” en el foro de ser madridista, hace años cuando éramos Anti-Marca, y aún me estoy riendo. ¿Yo madridista? Era un troll, evidentemente, que no podía distinguir entre ser seguidor de su equipo y ser capaz de felicitar al rival. Y en eso creo que he cumplido, más o menos, o eso prefiero pensar…

Siguiendo con las confesiones, en este post hablé de mí toooodooooo el rato y sólo lo pilló el vasco más dicharachero del lugar (Dolly, evidentemente). Yo estaba muerta de risa, y fue uno de los posts que más he disfrutado escribiendo, sin duda. Ha habido muchos más (por ejemplo, este otro que me acabo de cruzar, o éste), porque yo me sentaba muchos sábados ante el ordenador y me decía: vamos a contarles mis batallitas… Pero ése en particular fue glorioso para mí.

Más de una vez, con Taicho en particular, hemos comentado que a veces te curras unos posts increíbles y no te lee (o no te comenta) ni Tato ni el tato. Y otras veces haces unos posts que hasta tú dices “pero qué vergüenza publicar esta masa amorfa” y resulta que va y te dicen que les encanta. Es todo tan imprevisible… Pero forma parte de la gracia del asunto.

Pues resulta que en la lista de “posts que Ella se ha currado como la pringada que es” está éste, para el que estuve investigando y pidiendo ayuda, para analizar la cosa con un poco de propiedad. Luego resultó, y yo no lo sabía evidentemente, que mi padre se iba a morir unos días después, y se me quedó un gusto muy amargo, porque fue el último que escribí con él en vida… Pero he querido recuperarlo, porque antes de que pasase todo lo que pasó, yo estaba ante la pantalla diciendo: este post me ha quedado niquelao, como para sacarlo a pasear por los Campos Elíseos.

Luego están los otros posts, los que yo no quería escribir. En todos estos años he vivido aquí como redactora los fallecimientos de gente como Manuel Preciado, Johan Cruyff (para el que no tuve tiempo de hacer un post a la altura desgraciadamente), Mohamed Ali… Pero el que me causó más tristeza fue el de María de Villota.  Sólo tenía 33 años…

Sin embargo, como todo en esta vida, lo que te afecta personalmente es a lo que le das más importancia. Durante un tiempo (corto) pensé que el peor post que me había tocado escribir era éste. Pero no, al cabo de unos meses me tocó escribir este otro, que fue algo absolutamente espeluznante de vivir y de narrar. Han pasado ya tres años y les puedo decir que me ha cambiado la vida, nos ha cambiado la vida a los que vivimos en esta ciudad tan maravillosa que es París.

Pero poco sabía yo lo que se avecinaba… Y un día me tocó sentarme y abrir mi corazón en público, un corazón desgarrado, roto en un millón de pedazos, para escribir como parte de una terapia que sigue su curso. Lo más triste que he escrito en mi vida es, sin ninguna duda, este post. Les aseguro que su respuesta me llegó y me sigue llegando al fondo de mi corazón… Y ha habido más de una vez que he vuelto al post, pero sobre todo a los comentarios del foro, para revivir esa oleada de cariño virtual (y real, estoy convencida).

Como me han dicho hace poco, la vida es movimiento, hay cosas buenas y cosas malas, y aspirar a tener una vida estable en la que no pasa nada es como esperar que Pepe deje de ser un asalvajado (me he contenido hasta ahora, pero necesitaba sacar las uñas en algún momento…).

Respecto a las cosas buenas que he vivido en estos siete años, hay algunas que no puedo contar en público, como por ejemplo mis afinidades personales con tal o cual persona… Pero hay cosas que sí que quiero decir.

Sin ningún orden en particular, la primera es haber conocido a Dolly. No saben ustedes la suerte que tienen al tenerle de vuelta: trabajador, buen compañero, excelente persona y además nos ha salvado la página más veces de las que puedo recordar (porque han sido MUCHAS en siete años). No me olvido de decir que Dolly no ha estado solo en estos menesteres, ha habido otras personas, que estaban aquí o que son de fuera de aquí que también nos han salvado. Si me leen, ellos saben quiénes son.

Lo que no sabe Dolly es que un día apareceré por el Ledesma sin avisarle… Hasta ahora no he podido, que Bilbao no es el barrio de al lado precisamente. La cantidad de veces que le he enviado este meme y no se lo ha tomado mal ni una, ¡ni una!

 

El meme más utilizado de la historia de Telegram

 

Dolly es único: cuídenlo porque se va él y se cierra el chiringuito, tal cual.

La segunda es haber conocido a un montón de redactores y admins encantadores. Me supo muy mal cuando Anz y Gimme lo dejaron, y no porque eran dos que prestaban atención a la ortografía (que también), sino porque nos hacían esforzarnos más al resto. Gimme se pasó por París hace unos meses, y resultó ser en persona aún más encantador que por WhatsApp. Es una lástima que no hayamos podido retener a un redactor madridista, uno que ha aguantado carros y carretas en el foro respecto a su equipo, y saben que tengo más razón que un santo…

También he podido conocer en persona a Taicho y Tato: no sé cuál de los dos está más loco… Quizás Tato, pero Taicho anda al acecho… Podría decir muchas cosas de ellos, como el día que nos encontramos bajo la lluvia en Barcelona a la una de la madrugada, de picos pardos. Pero con lo que me quedo, y ellos lo saben ya antes de que lo escriba, es que uno pasó por el velatorio de mi padre a acompañarme, y el otro pasó unos días después a darme un abrazo porque no quería que me subiese al avión de vuelta a París sin habernos visto. Hay cosas que en esta vida no se pueden agradecer lo suficiente: ésta es una.

Podría nombrar más gente, como Muramasa (que era único), Kiasyd y sus cervezas… Ni nombro a Darroa, simplemente porque Darroa y yo hablamos tan a menudo que ya forma parte de mi vida cotidiana. Lo que a mí me ha enseñado y enseña Darroa no me lo enseña nadie…

 

¿Y qué puedo decir del equipo actual? Sé lo que se esfuerzan porque yo también he estado arrimando el hombro escribiendo semanalmente. Me da un poco de vergüenza escribirlo, porque siguen por aquí, pero ¿cómo no amar los análisis de ErCanadiense? (que lleva ya mucho tiempo por aquí) Y claro, tenemos las “nuevas” incorporaciones, que no son tan nuevas evidentemente, pero son las más o menos recientes: Rock dominando las redes sociales, Churchill siendo otro de los “analíticos” (a mí me encanta cuando alguien despedaza las cosas para estudiarlas), eltpm25 y Mikel que están que se salen y motivadísimos, y GJD y la NBA, que espero que se lo piense y vuelva, porque él suma también.

Todos sumáis de hecho chicos, y me sabe muy mal no haberos podido dedicar más tiempo, aquí os lo digo. Pero habéis ido llegando en una época muy difícil para mí, y os merecéis más, os merecéis una admin que pueda aportaros el apoyo, el acompañamiento y el tiempo necesarios. Sé que, con paciencia, podréis seguir dirigiendo el barco de Diario AM, como también sé que nadie es imprescindible aquí, yo incluida.

A ver, repasemos… ¿He hablado ya de todas mis muletillas y obsesiones?:

  • Les he dicho que echar va sin hache (e insisto porque tengo un hígado delicado…)
  • Les he hablado de París (una vez uno me dijo que era un poco pesada con el tema, con lo cual consiguió que desde ese día nombrase a París en el 90% de mis posts)
  • Ah, ésta aún no la he puesto: “yo he venido a hablar de mi libro”
  • Me está faltando hablarles de Hugh Jackman y Barbra Streisand, ale, ya está
  • Tampoco he puesto una de mis muletillas preferidas: “esta servidora”
  • O esta otra: “la menda lerenda”
  • ¿Les he contado alguna vez lo enamorada que estoy de Carles Puyol? Hecho.
  • Por un fútbol sin Pepe… Bueno, lo he puesto más arriba, pero es que nunca me parece que le haga suficiente anticampaña a este animal
  • La mejor palabra para definir a Sergio Ramos es “racaille”, una palabra francesa que le va perfecto
  • Lo del Balón de Oro ya no me lo creo
  • Cristiano Ronaldo me da pena, en el buen sentido de la palabra
  • Messi es el mejor de la Historia, y el día que leí en el foro a algún iluminado que decía que había que venderlo casi lo baneo
  • El deporte femenino existe, como existen mujeres en el foro a las que admiro, aprecio e invito a seguir dando guerra todos los días el resto de sus vidas

Más o menos esto es todo… ¿O no lo es?

¿¿¿Cómo??? ¿¿¿No digo nada de Uruguay??? Bueno, bueno, bueno, llegamos a ganar el Mundial y no saben, NO SABEN la que hubiese liado yo aquí. Buah, me hubiese pasado MESES haciendo un monográfico de nuestra quinta estrella… Pero me voy tranquila, porque dejo a Errante rondando por aquí.

Y para Errante no voy a dejar unas palabras, sino simplemente una foto que, estoy convencida, él apreciará en su justa medida:

En esta foto salen dos primos hermanos

 

Esto llega a su fin. Dije que me iba y me voy, no sin cierta melancolía. Son siete años con una rutina semanal muy específica, no sé cómo lo voy a llevar. Sí sé que será raro para mí, que me pondré triste, que pensaré “y si te hubieses quedado un poco más…”. Sé que el próximo sábado será extraño, y el siguiente… Son tantos años organizando mi vida privada alrededor de Diario AM que éste es un gran cambio para mí.

Pero no, es una decisión muy meditada, y como el gran Xavi Hernàndez, quiero irme cuando aún nadie quiere echarme.

Este último post es el número 303 que publico. Piensen en cuantas cosas en la vida ustedes han hecho más de 300 veces: no hay muchas… No digo que en el futuro no vuelva de vez en cuando a publicar algo. ¿Cómo harán si no para comentar Eurovisión, por ejemplo? Pero no, es el momento de bajarme del tren. Seguiré un poquito como admin, para gestionar una pequeña transición, pero como redactora me jubilo.

La que se va es la misma que llegó, pero al mismo tiempo es diferente. He reído. He llorado. He aprendido. He perdido. He ganado. He reflexionado. Me he cachondeado. He pringado. He disfrutado.

Y sobre todo me he sentido parte de una familia cibernética, bastante bipolar, pero ¿hay alguna familia perfecta?

Pórtense bien, estaré vigilando…

Ella

(Mutis por el foro)

 

 

 

¿Te gusta esta entrada?

270
Aportación Propia
Ella

Desvariando semanalmente desde París (Francia). Y "echar" va sin h. Todo empezó en octubre de 2009, justo antes de mudarme a vivir a París. El hermano pequeño de mi mejor amiga me dijo "tienes que visitar un blog muy divertido…". Y aquí estamos unos años después, de administradora y dominadora del mundo, contando cada domingo batallitas varias ("yo he venido aquí a hablar de mi libro", que decía aquél). Aviso para navegantes: mis posts se han de leer con el sentido del sarcasmo incorporado si se quiere disfrutar de la experiencia completa. Y el deporte femenino existe.

More in Aportación Propia

UEFA Champions League: Barcelona 5 – 1 Lyon – Crónica Diario AM 14/03/2019

churchill13 marzo, 2019

UEFA Champions League: R. Madrid 1 – 4 Ajax

churchill5 marzo, 2019

UEFA Champions League: Atlético 2 – 0 Juventus – Crónica Diario AM 20/02/2019

churchill20 febrero, 2019

UEFA Champions League: O.Lyon 0 – 0 Barça – Crónica Diario AM 19/02/2019

churchill19 febrero, 2019

UEFA Champions League: Ajax 1 – 2 Real Madrid – Crónica Diario AM 14/02/2019

churchill14 febrero, 2019

Vuelve la Champions League – Crónica Diario AM 12/02/2019

DjDolly12 febrero, 2019

Copyright © 2015 DiarioAM