Aportación Propia

Energúmenos everywhere – Crónica Diario AM 02/12/2018

Energúmenos everywhere – Crónica Diario AM 02/12/2018
Ella


Querid@s Damistas:

A veces soy muy bestia, y a veces muy inocente. Ya me lo dice mi psiquiatra, que me hace el seguimiento desde mi tercer cumpleaños: en términos técnicos, estoy como un cencerro…

Esta semana he tirado más hacia mi lado angelical, ése en el que soy un ser de luz infinita, dulce, maternal y modosita.

Y ahora en serio: ¿PERO CÓMO LA LÍAN TANTO EN LA FINAL DE LA LIBERTADORES?

 

Hablemos de Argentina Buenos Aires

Ya nos conocemos, tengo raíces uruguayas. Y digamos que las relaciones Uruguay-Argentina podrían ser mejores… Aún recuerdo un día mi tía, conduciendo por Punta del Este, enfadadísima al volante gritando “¡porteño tenía que ser!”, que es casi el peor insulto que puede salir de la boca de un uruguayo, dicho sea de paso.

Por si nos leen jóvenas y jóvenos que no conocen la palabra, “porteño” es el gentilicio de la gente que vive en la ciudad de Buenos Aires, además de “bonaerense”, por supuesto, que es el otro. No es una palabra con connotaciones negativas, excepto cuando lo dice mi tía conduciendo (ahí cambiamos “porteño” por “hermosa florecilla del prado” y hubiese sido un insulto igual, se lo garantizo).

Pues bien, una ha estado en Argentina, y en concreto en Buenos Aires. Fue hace mil años, antes del corralito y del aumento de la criminalidad en la capital argentina, pero he estado. Y me he cruzado con mil argentinos durante toda mi vida también. Buenos Aires es una ciudad magnífica, enorme, con un montón de cosas por hacer, y a tiro de piedra de Uruguay (su mayor cualidad, se lo aseguro).

 

 

Ahora bien, ¿pero a esta gente qué se le ha pasado por la cabeza con la dichosa final?

Quiero decir algo muy importante: no voy a generalizar. Porque a una madre se le ocurra utilizar a su hijo como “mula” para entrar objetos prohibidos en el estadio eso no convierte a todas las pobres madres argentinas en engendros. Porque a otros energúmenos se les ocurra apedrear el bus del equipo enemigo eso no convierte a los otros porteños en energúmenos. Todo esto quiero que quede bien claro: buena y mala gente hay en todos los países.

Dicho lo cual, parece que a la mala gente se le exacerbó la maldad el otro fin de semana, y consiguió suspender la final, que en el momento de escribir estas líneas parece que no se juega en el Bernabéu porque River dice que na nay naranjas de la China.

Sé que no es el caso aquí, pero estas cosas dan alas a los que salen diciendo que si el fútbol es violento, que si no vale la pena porque la gente lo utiliza para pelearse, etc…Aquí, entre entendidas y entendidos, sabemos que el fútbol es mucho más que eso, y que aquí no utilizamos el fútbol como excusa para pegarnos… Pero claro, esta final alimenta ese cliché tan feo.

Y sin embargo, los energúmenos utilizan cualquier excusa para la violencia: hoy es el fútbol, mañana es la religión y pasado una bandera. Y ello no hace del fútbol, ni ninguna religión, ni ninguna bandera el verdadero problema. El verdadero problema es que hay gente muy bruta…

Yo, que he tenido la enorme suerte de nacer en una familia donde la educación de los niños era una prioridad absoluta, tengo problemas para entender ciertas actitudes. Y cuando digo “educación” hablo de educación académica, pero también de educación humana, de ser buena persona, de portarse bien con el prójimo, de dejar un mundo mejor que el que nos hemos encontrado… Y eso no tiene nada que ver con la clase social o los ingresos del hogar. Cuando era pequeña caprichos había los justos: ni viajes, ni ropa cara, ni mil juguetes para Reyes… Sin embargo, las reglas eran claras: tenía que estudiar, sacar buenas notas e ir a la Universidad, sin excusas, y mientras tanto formarme como persona de bien.

Por ello, cuando hay gente energúmena siempre me hago la misma pregunta: ¿tú de dónde sales? ¿Qué educación has recibido en casa? O más bien, qué “no educación”… ¿Qué te faltó de pequeño para pensar que tirar piedras a un bus es algo aceptable? Y sigo sin respuesta…

Hace muchos, muchísimos años, estaba yo en un barrio muy difícil de París, ése que siempre sale en la tele cuando queman coches y cosas peores… Iba yo caminando a la salida del metro, y el ayuntamiento había plantado unas flores nuevas en un triángulo de tierra que había en una bifurcación de dos avenidas feísimas. Yo estaba contenta, porque pensaba: “con lo feo y deslucido que está este barrio, mira, al menos aquí están estas flores que aportan algo de belleza a este entorno tan degradado” (aclaro que yo VIVÍA en ese barrio, por tanto me permito describirlo tal cual era y es:  feo y degradado).

Pues estaba yo mirando las flores y pensando que qué bonitas eran, y resulta que llevaba yo un grupito de jóvenes caminando delante de mí. Una de ellos se estaba acabando una lata de refresco de esas de aluminio, y ni corta ni perezosa la tiró en medio de las pobres flores. Si les digo que aún se me parte el corazón de pensarlo hoy no les miento.

No me atreví a increparla porque OBVIAMENTE no iba a salir viva de ahí, y no toqué la lata tampoco, porque si se giraban y me veían limpiar aquello me iban a hacer una cara nueva también… Pero cada vez que veo a energúmenos por la tele pienso en ese momento de las flores y la lata, y me repito la misma pregunta: ¿por qué tiras la lata en medio de lo único bello que había en todo el barrio? Si la hubiese tirado a la acera, a la calzada, detrás de ella… Pues mira, como tanta gente que tira cosas al suelo, pero ¿por qué en las flores? ¿Por qué piedras a un bus lleno de deportistas que están ahí para jugar al fútbol?

Es algo que no sé si me moriré entendiéndolo. Imagino que cuando no tienes ejemplos positivos en tu familia, o cuando ni siquiera tienes una familia como tal, pues acabas estructurando tus valores personales de una manera equivocada, donde respetar al otro es ser estúpido, donde pegar a la gente es ser fuerte y no pegar es ser débil, donde seguir las normas es para pringados, donde nunca se piensa en las consecuencias de los propios actos… Pero no puedo evitar la tentación de un día sentarme a hablar con un energúmeno de éstos, y tranquilamente preguntarle para lograr comprender qué pasa por la cabeza de alguien que agrede, que tira piedras, que utiliza a un niño para esconder objetos prohibidos, que le da igual que una final se anule y provoque que miles de personas se queden sin ver el partido porque se vaya a jugar en otro continente…

Y todo esto lo digo con mucha tristeza.

Acabo diciendo que lo de que la final se juegue en Madrid me parece un enorme despropósito, y que como mínimo se tendría que jugar en Sudamérica, por no decir que en Argentina mismo, y que los argentinos demuestren que son capaces de lo mejor. El resto de lo que se está diciendo sobre el tema me parecen barbaridades absolutas… He dicho.

 

Estoy que me muero

Llevo dos noches sin dormir. ¿Por qué? ¡¡¡¡Porque mi adorado Hugh Jackman ha anunciado que va a hacer un concierto en París en 2019!!!!

Las entradas salen a la venta la semana que viene, lo cual me deja tiempo para ponerle velas a todo el santoral y parte del extranjero para que pueda comprar un par, ya que aquí en París en este tipo de eventos todo vuela en menos de diez minutos. Mi hermana me ha dicho que se pilla un avión y se viene para aquí para ir también (tonta no es). Aún me acuerdo hace como diez años que le hablé de Hugh y me dijo: ¿y ése quién es? (lo sé, muy fuerte, pero es buena chavala en el fondo)

Total, que estoy súper nerviosita esperando la apertura de la venta. Si les digo la verdad, 2018 ha sido un año verdaderamente horrible para mí en todos los ámbitos, y llevo todo el año diciéndome “ya verás que 2019 será mejor, tiene que serlo”. Si empiezo el año con la certeza de que para primavera Hugh va a estar cantándome al oído, pues empezamos bien.

¡Feliz semana!

Ella / Diario AM

Twitter: @EllaDiarioAM

 

PD: Acabo el post con una canción random de Hugh que ha aparecido en mis altavoces, esto tiene que ser una señal de algo…

 

¿Te gusta esta entrada?

9
Aportación Propia
Ella

Desvariando semanalmente desde París (Francia). Y "echar" va sin h. Todo empezó en octubre de 2009, justo antes de mudarme a vivir a París. El hermano pequeño de mi mejor amiga me dijo "tienes que visitar un blog muy divertido…". Y aquí estamos unos años después, de administradora y dominadora del mundo, contando cada domingo batallitas varias ("yo he venido aquí a hablar de mi libro", que decía aquél). Aviso para navegantes: mis posts se han de leer con el sentido del sarcasmo incorporado si se quiere disfrutar de la experiencia completa. Y el deporte femenino existe.

More in Aportación Propia

Vuelve La Liga, vuelve Diario AM – Crónica Diario AM 16/08/2019

DjDolly15 agosto, 2019

Cantera vs Cartera o Cantera para hacer Cartera – Crónica Diario AM 03/07/2019

DjDolly3 julio, 2019

PODCAST DAM (Fichajes, ascensos, fútbol femenino y debate política de fichajes Athletic) – Crónica Diario AM 26/06/2019

DjDolly26 junio, 2019

Quiz Night: copa – Crónica Diario AM 14/06/2019

churchill14 junio, 2019

Juego de Tronos, deportivos – Crónica Diario AM 11/06/2019

DjDolly11 junio, 2019

Desigualdad – Crónica Diario AM 05/06/2019

churchill5 junio, 2019

Copyright © 2015 DiarioAM