Aportación Propia

Ni el frío – Crónica Diario AM 25/11/2018

Ni el frío – Crónica Diario AM 25/11/2018
Ella

 

Querid@s Damistas:

Menudo día para escribir un post…

Por un lado tenemos la Madre De Todas Las Finales, entre Boca y River, en Buenos Aires, donde ha pasado de todo (y la cola que traerá el tema). El tema de la violencia en el fútbol es algo total y absolutamente lamentable, y esta gente, los violentos, me provocan una inmensa pena. En el momento de escribir estas líneas está en el aire si el partido se va a jugar o no… Veremos.

Por otro lado, resulta que ha salido lo de Football Leaks, ya sabemos que el famoso jugador dopado del que se hablaba tanto es nada más y nada menos que el conocidísimo Sergio Ramos, jugador que no tiene el honor de gozar del aprecio de quien escribe estas líneas. Hablando en plata: es un tío que me cae fatal.

Finalmente, tenemos el Atlético de Madrid – Barça que ha acabado en empate.

Pero al más puro estilo Ella, yo aquí he venido a hablar de mi libro, o sea que como les dije el domingo pasado, les voy a contar lo que hice el martes pasado por la noche.

 

 

Cuando hace frío

El martes pasado estuve en el Stade de France, a las afueras de París, viendo el partido amistoso entre Francia y Uruguay. Fue una noche muy especial por tantos motivos…

Como les dije, embauqué a compañeritos de trabajo para que viniesen conmigo, previa condición “no nos saques en el blog ese en el que escribes”. Yo les dije que no pondría fotos de ellos (no pongo mías, no voy a poner a otras personas), pero que iba a hablar de ellos, eso sí.

Pues bien, porque la Ley de Murphy es así, el martes pasado fue el día más frío en lo que llevamos de invierno, y la verdad es que hacía falta estar muy motivado para estar al aire libre y no pegado a la calefacción esa noche… Allí que nos vamos, y no estábamos solos, porque el frío no desanimó a nadie y el estadio estaba lleno.

Evidentemente, había banderas francesas en todos los asientos, yo ni las toqué a pesar de que mis acompañantes insistían, y por supuesto saqué mi bandera uruguaya tamaño toalla de playa gigante (es tan grande que la he tenido que lavar porque se me quedó toda mugrienta por estar fregando el suelo con ella). No sólo eso, sino que vine con la letra del himno uruguayo aprendida e impresa, por si acaso.

Fue una gran noche, a pesar de la derrota.

Uruguay jugó con su equipo C, con varios muchachos jovencitos que yo descubría por primera vez. Que me perdone Muslera, pero el portero me encantó (Martín Campana, 29 años), y una vez más Laxalt me cautivó absolutamente, es realmente mi tipo de jugador (los que corren por la banda todo el partido, tocando la moral en defensa y en ataque). Muchos franceses vinieron luego a decirme que Luisito no había hecho nada durante el partido, pero no estoy de acuerdo. Se pasó la mitad del tiempo solo en ataque, con cuatro tíos a su alrededor permanentemente: así no se puede… Cavani andaba por ahí defendiendo, en lo que parecía ser un test de nueva estrategia para los charrúas.

Pero bueno, fuera del tema fútbol, que no fue lo más remarcable, con lo que yo me quedo es que, por primera vez en mi vida, pude cantar el himno uruguayo en un estadio, y eso no es cualquiera cosa. Cuando empezó el himno, que tiene un buen trozo sólo instrumental, los franceses fueron respetuosos, y cuando abrí la boca y empecé a cantar a pleno pulmón, SOLA, rodeada de franceses que me miraban en plan “ésta está loca”, no saben, no pueden saber cómo se me puso la piel de gallina de la emoción, de estar POR FIN pudiendo apoyar a mi selección en directo, aunque fuese sólo yo.

 

La realidad es que no estaba sola, porque había otros aficionados de Uruguay, reconocibles gracias a las banderas, bufandas y camisetas. No éramos muchos pero estábamos presentes, sin duda…  Me sentí un poco una estrella, porque antes de entrar en el estadio había gente que me paraba y me decía “¿puedo sacarme una foto contigo y tu bandera?”, y yo claro, aceptaba. Hasta me paró una familia de peruanos, que iban con sus camisetas y sus banderas de Perú, y que querían foto también, y me explicaban que ellos apoyaban a Uruguay porque sí, que no habían estado en su vida pero eso era un pequeño detalle de nada…

Cuando llegué a mi asiento, antes había una señora uruguaya con su hijo adolescente, y la señora estaba encantada de estar allí. Estuvimos charlando un poquito y la señora me contó que al día siguiente volaba a Barcelona, y yo diciéndole “ah, pues si necesitas información ven a verme en el descanso”. Y ahí me contestó algo que me hizo llorar de emoción: “bueno, es que mi hermana vive en Barcelona… Y hace catorce años que no nos vemos”.

Y es que yo sé perfectamente lo que es pasarse años sin ver a tus familiares porque están muy, muy lejos, y sé lo que son esos viajes, y sé lo que es llegar y que algunos ya no estén porque se han ido al otro lado… Y así se lo dije a la señora, que lo que iba a vivir al día siguiente era muy emocionante. Y no diré que ella tenía lágrimas en los ojos, ni que las tenía yo… (Pero sí que las teníamos, las dos)

Evidentemente, los franceses cantaron la Marsellesa, que es uno de los pocos himnos que me emocionan, a ver si soy capaz de colgar el video:

(No me deja porque es demasiado grande, mecachis)

Y luego hubo penalti, Giroud marcó (algo remarcable), y nos fuimos corriendo antes de que acabase el partido porque no saben lo difícil que es moverse en metro en París, además del frío tremendo que hacía…

Me quedo con que pude ver, por primera vez en mi vida, a la Celeste en directo, y que mi papá estuvo a mi lado durante todo el partido, acompañándome.

 


Despedida

Ayer fue el vigésimo séptimo aniversario del fallecimiento de este artista único que fue Freddie Mercury. En su honor, les dejo un video que está circulando por internet y que yo encuentro absolutamente ma-ra-vi-llo-so.

¡Feliz semana!

 

Ella / Diario AM

Twitter: @EllaDiarioAM

 

¿Te gusta esta entrada?

8
Aportación Propia
Ella

Desvariando semanalmente desde París (Francia). Y "echar" va sin h. Todo empezó en octubre de 2009, justo antes de mudarme a vivir a París. El hermano pequeño de mi mejor amiga me dijo "tienes que visitar un blog muy divertido…". Y aquí estamos unos años después, de administradora y dominadora del mundo, contando cada domingo batallitas varias ("yo he venido aquí a hablar de mi libro", que decía aquél). Aviso para navegantes: mis posts se han de leer con el sentido del sarcasmo incorporado si se quiere disfrutar de la experiencia completa. Y el deporte femenino existe.

More in Aportación Propia

2011-2018

Ella16 diciembre, 2018

Honrando a los caídos – Crónica Diario AM 11/12/2018

DjDolly11 diciembre, 2018

Ronda de fútbol femenino – Crónica Diario AM 09/12/2018

Ella9 diciembre, 2018

Las notas: noviembre 2018 – Crónica Diario AM 04/12/2018

churchill4 diciembre, 2018

Energúmenos everywhere – Crónica Diario AM 02/12/2018

Ella2 diciembre, 2018

Martes con mucho frío – Crónica Diario AM 18/11/2018

Ella18 noviembre, 2018

Copyright © 2015 DiarioAM