Aportación Propia

Calorcito – Crónica Diario AM 14/10/2018

Calorcito – Crónica Diario AM 14/10/2018
Ella

 

Querid@s Damistas:

El 7 de enero de 2015 yo estaba en el metro, en París. De pronto el señor de al lado recibió una llamada en el móvil. Por la reacción del señor entendí que alguien había muerto, y que el señor estaba muy afectado. Unos minutos después supe más: de hecho, al señor le acababan de comunicar el atentado mortal que había sufrido la redacción del diario satírico Charlie Hebdo. El señor era amigo personal de uno de los muertos… 

Diez meses después, el 13 de noviembre, llegaron los atentados de la sala de conciertos Bataclan, y del distrito décimo de París, y del Stade de France… Ese día, hace tres años ya, algo cambió dentro de mí. Desde ese día empecé a creer un poco menos en el ser humano. Desde ese día, sin darme cuenta, desconecté de las noticias. Desde ese día hubo un antes y un después para mí.

Me dirán que ha habido atentados con más muertos, y es cierto (no hay más que recordar los terribles atentados de Atocha en Madrid en 2004). Me dirán que hay países en guerra donde cada día mueren centenares de personas, y también es cierto. Pero lo que pasó hace tres años, lo que me pasó a mí, es que fue la primera vez que viví un gran atentado en directo, en mi lugar de residencia, en el barrio de al lado, no en otra ciudad, ni en otro país, no: en casa. Y eso lo cambia todo.

¿Por qué les cuento esto? Pues porque el domingo pasado ocurrió algo extraordinario, y es que ustedes, ustedes mism@s, me recordaron que hay que seguir teniendo fe en el ser humano.

 

Fe 

 

El otro lado 

Hacía tiempo que sabíamos que necesitábamos dinero para pagar el servidor de esta página. Exploramos diferentes opciones, pero la falta de conocimientos puede ser muy cruel. Lo que yo no me esperaba para nada es esta respuesta, ni yo ni los otros redactores. 

Cuando lancé el bote para conseguir 600€ hace justo una semana pensé: “a ver si al final del día hemos llegado a 100€”. Les prometo que es cierto… Cuando llegamos a 200€ respiré tranquila: al menos nos da para una factura, no habrá clausura del chiringuito. Pero iban pasando los minutos y seguían llegando aportaciones…

Y llegamos a 500€, y luego a 600€. Ahí nos permitimos soñar: ¿y si…? ¿Y si utilizamos el dinero extra para hacer todas las cosas que nunca podemos hacer? Y decidimos dejar el bote abierto hasta medianoche, por si llegaba dinero extra que nos permitiese hacer cosas que habíamos dejado por imposibles. 

Como ya saben, cerramos el bote con 954€, a lo que hay que restar una comisión. El total final fue de 915,84€. El dinero llegó a una cuenta bancaria personal a mediados de semana, y ahora ya está de camino hacia la cuenta bancaria de esta página (todavía no ha llegado pero el lunes o el martes ya estará todo en su sitio). Todo esto ya lo sabían, pero quería decírselo de nuevo porque es importante que las cosas estén claras para la gente que nos ha apoyado.

Yo no sé cómo darles las gracias. Esta última época de mi vida ha sido muy dura, sobre todo por la enfermedad y fallecimiento de mi padre, pero no es la única dificultad que me ha tocado vivir (las desgracias a veces llegan todas a la vez…). Sin embargo, el domingo pasado, al ir actualizando el bote, y viendo los mensajes recibidos en los comentarios, en el bote y por privado, fue como resucitar un poco, como volver a la vida. Déjenme explicarme.

 Resucitar

El dinero es para el blog, y todos los que hemos formado, formamos o formaremos este proyecto podemos sentir que este bote es un regalo. Sin embargo, y desde una perspectiva muy personal, a mí ustedes me sacaron durante un par de días de mi agujero post-duelo, post-apocalipsis personal en el que estoy desde hace un par de años. Y me recordaron que, aunque la gente no lo diga, les gusta lo que haces (lo que hacemos todos los que llevamos esto, no yo en particular sino todos). Ustedes me recordaron que están ahí leyendo anónimamente o comentando públicamente, llueva o nieve. Me recordaron que aguantan nuestras batallitas, ya sea para hablar de deporte o de lo que sea. Me recordaron que si vuelven es porque les gusta (o eso prefiero interpretar yo, ¡jaja!). 

Y lo demostraron con su generosidad. ¡Y qué generosidad! No es una cuestión de cantidad, sino del gesto. Porque tan valioso es quien puso un poquito, como las personas que pusieron tres dígitos, que las ha habido, sí, sí. La plataforma no nos ha dejado acceder a los mails de contacto de las personas que participaron en el bote, y quizás es mejor así para evitar malos entendidos, pero desde aquí no puedo más que decir: gracias de corazón. Gracias por creer en nosotros, gracias por apreciar el esfuerzo de tantos años, de tantas horas echadas (siempre sin h, excepto en algún caso de rebeldía que me ocupo de ahogar rápidamente…). Gracias por su generosidad, fuese cual fuese el importe.

Y gracias por todos los comentarios de apoyo, que han sido absolutamente increíbles. Gracias por todos los “con los buenos ratos que me habéis hecho pasar, yo quiero poner de mi parte”. Gracias por todos los mensajes enviados en privado. Gracias, gracias, gracias.

Cuando era apenas una adolescente, oí a un chico mayor que yo decir “nada es eterno”. Y tenía tanta razón… Diario AM no es eterno, algún día desaparecerá, pero desde el domingo pasado sabemos que no desaparecerá pronto.

Hace un año, unos minutos después del fallecimiento de mi padre, estaba yo vagando sola por las calles de Barcelona, sin entender nada. Podría haber caído una bomba atómica a mi lado y no me hubiese enterado… Y caminando por una pequeña calle totalmente vacía, sin saber muy bien qué hacer o cómo sentirme, a quién llamar, vi acercarse una chica de frente, que iba hablando por teléfono. La chica era francesa, y claramente no era una turista, sería una francesa que se había mudado a Barcelona, tal y como yo me mudé hace unos años a París. La chica pasó por mi lado hablando en francés, no me acuerdo de su cara ni nada, pero sí recuerdo cómo me sentí. 

Esa chica la había enviado mi padre. Esa chica estaba allí porque mi padre, ya en el otro lado, me decía: “hija mía, se ha acabado el sufrimiento, ya puedes volar tranquila a París, a tu vida francesa que tanta felicidad te da. Vuelve a Francia y sigue para adelante, te doy permiso”. En ese momento, sola por la noche en una calle oscura, miré al cielo y sonreí.

 Paris-Stage-Destop

No me había vuelto a sentir así de emocionada desde entonces. Y es que he sentido calorcito en mi corazón con el bote, un calorcito que echaba mucho de menos.

 Gracias por recordarme que pueden pasar cosas muy grandes.

 

Mutis

Hoy quería hablarles de la bajeza personal de Diego Maradona, inversamente proporcional a su altura futbolística. Quería comentarles que Gibraltar ha ganado un partido oficial por primera vez en su historia…

Pero no, hoy no toca. Lo que toca es decir que estos últimos días han fallecido dos genios de la música: la catalana universal Montserrat Caballé y el francés de origen armenio Charles Aznavour. La semana pasada les dejé un video de la Caballé, y no quise poner su dueto con Freddie Mercury porque esta señora merece ser recordada sobre todo por lo que dio a la música clásica. Hoy me despido con Aznavour, y la canción que más me gusta de él, una canción donde él pide que le dejen viajar y descubrir el mundo… Algo sé de eso.

Gracias de nuevo por el calorcito. Seguiré teniendo fe.

 

Ella / Diario AM

Twitter: @EllaDiarioAM

 

 

 

¿Te gusta esta entrada?

15
Aportación Propia
Ella

Desvariando semanalmente desde París (Francia). Y "echar" va sin h. Todo empezó en octubre de 2009, justo antes de mudarme a vivir a París. El hermano pequeño de mi mejor amiga me dijo "tienes que visitar un blog muy divertido…". Y aquí estamos unos años después, de administradora y dominadora del mundo, contando cada domingo batallitas varias ("yo he venido aquí a hablar de mi libro", que decía aquél). Aviso para navegantes: mis posts se han de leer con el sentido del sarcasmo incorporado si se quiere disfrutar de la experiencia completa. Y el deporte femenino existe.

More in Aportación Propia

Honrando a los caídos – Crónica Diario AM 11/12/2018

DjDolly11 diciembre, 2018

Ronda de fútbol femenino – Crónica Diario AM 09/12/2018

Ella9 diciembre, 2018

Las notas: noviembre 2018 – Crónica Diario AM 04/12/2018

churchill4 diciembre, 2018

Energúmenos everywhere – Crónica Diario AM 02/12/2018

Ella2 diciembre, 2018

Ni el frío – Crónica Diario AM 25/11/2018

Ella25 noviembre, 2018

Martes con mucho frío – Crónica Diario AM 18/11/2018

Ella18 noviembre, 2018

Copyright © 2015 DiarioAM