Aportación Propia

No dos, sino tres Serenas – Crónica Diario AM 22/09/2018

No dos, sino tres Serenas – Crónica Diario AM 22/09/2018
Ella

 

Querid@s Damistas:

Esta crónica otoñal empieza con un llamamiento (aquí en París ya estamos sacando la ropa de invierno, y eso que este año el verano ha sido muy, muy benevolente).

Se habrán dado cuenta que tenemos muchos días sin crónica, y es por ello que nos lanzamos en un nuevo proceso de reclutamiento de cronistas. ¿Y qué pedimos para ello?

  • Si a usted le gusta escribir, tiene buena ortografía y es capaz de releerse antes de publicar
  • Puede y quiere comprometerse a escribir un día a la semana
  • Le gusta el deporte en general (y si además es experto/a en un tema particular genial)
  • Se ve capaz de salir de la dicotomía “Barça-Madrid” y hablar de otras cosas
  • Sabe que echar va sin hache
  • Y ya para nota: es usted una persona seria y maja

Si le interesa formar parte del proyecto y puede comprometerse, escríbanos a diarioam.es@gmail.com. A cambio se echará unas risas una vez por semana contando sus neuras, lo cual sale gratis, no como ir al psicólogo. 

<

 

Dos no: ahora son tres

Dicho lo cual, como no hay dos sin tres, vuelvo al tema de Serena Williams, sí, otra vez. La semana pasada ya hablé del tema de la final del US Open, y como Daniel Clemenceau dijo en los comentarios, es un tema que traerá cola durante mucho tiempo, y que hará que las cosas cambien. 

Eso está bien, porque a veces asumimos que las cosas son “así” y no se pueden cambiar. Por poner un ejemplo muy rápido, en muchos países la homosexualidad sigue siendo un crimen desgraciadamente, y seguro que hay mucha gente que asume que esto es “así” y no se puede hacer nada: la ley es la ley. Sin embargo, hay otros países que han cuestionado la ley y la han cambiado, para que las cosas dejen de ser “así”. Esto se llama evolucionar, y mientras sea para bien no podemos más que alegrarnos.

Creo que lo que pasó en el Serenagate será también un evento de ésos que marcan un antes y un después. Otro ejemplo es la ley del tabaco que llegó a España hará más de diez años. Antes asumíamos que en un restaurante o en un bar se podía fumar, y los que no queremos respirar tabaco nos teníamos que aguantar (o no entrar). Ahora es justo lo contrario: está prohibido fumar y todos hemos ganado en salud (los fumadores también, porque ellos también fumaban el humo de otros, además del propio). Y sin embargo todos recordamos cómo era hace años… 

La semana pasada me tiré un poquito a la piscina con mi post, y hubo varias personas que replicaron en los comentarios. Iba a contestar por la noche, pero me dije: “Ella, como el tema es interesante y lo que te comentan algunos usuarios también, ¿por qué no respondes por alusiones la semana que viene?”. Y eso es justo lo quiero hacer hoy, algo que apenas he hecho en posts pasados.

 

Por alusiones

En particular, he retenido comentarios de Kvothe, Daniel Clemenceau, munk39 y Hunter S. Thompson, cada uno con su punto de vista particular. Les voy a copiar la integralidad del comentario de Kvothe, porque me parece súper interesante todo lo que comentó:

Sin que sirva de precedente, no estoy de acuerdo, Ella. Serena lo único que ha buscado ha sido su beneficio o justificación a su derrota escudándose en una causa justa. Lo que pretendía durante el partido, bajo mi punto de vista, era echar al público de “su” torneo encima de una jugadora de 20 años (creo) para ver si esta cedía a la presión.
El tema del coaching también me parece una tontería, pero está la norma y si te sancionan por ello justamente no puedes protestar (al contrario, creo que hay que protestar en el momento que no se sanciona). Además, no olvidemos que el warning por coaching fue el primero, que si no vuelves a tener otro en el partido no tiene ninguna repercusión en el marcador, y habría que ver si el árbitro se habría atrevido a pitar un segundo warning por coaching o habría sido más permisivo.
Y luego está el tema del segundo warning, ella sabía lo que hacía, si destrozas la raqueta te cae una sanción. Yo creo que podríamos comparar lo del otro día con que un futbolista con tarjeta amarilla meta un gol y lo celebre quitándose la camiseta, sabiendo lo que va a pasar.
Además, que esta sanción sólo significaba comenzar el saque de Osaka con 15-0 (tampoco es que sea algo insalvable). Por ello creo que su reacción fue calculada para provocar la presión del público. Lo que pasa es que después se creyó intocable, y claro, pasó lo que pasó. De hecho, me habría parecido más justo que en vez de un juego hubiera sido descalificada (aunque supongo que en una final de Grand Slam interesaba más acabar el partido).
Por último, con respecto a Serena Williams, ya tiene antecedentes en torneos en USA (fue descalificada creo que en Cincinnati por amenazar a una jueza de línea al cometer falta de pie, y qué casualidad, lo hizo cuando tenía dos bolas de partido en contra).
Y bueno, creo que no me dejó nada
 »

 

No sé si se deja algo de lo que quería decir, pero a mí me ha encantado el comentario, sí, aunque diga que no está de acuerdo conmigo. 

Yo creo que estamos de acuerdo en muchas cosas. Si Serena quería poner al público en contra de su rival, lo considero una actitud muy anti deportiva. No lo sabremos, porque Serena no nos lo va a contar, pero si lo hizo está muy feo. Hay dos maneras de hacer las cosas: la tóxica y la que no lo es. 

Si eres tóxico, querrás que el otro baje el nivel para ser tú superior. Si no eres tóxico, dejarás al otro tranquilo y subirás TÚ tu propio nivel. No sé lo que hizo Serena, o más bien con qué intención lo hizo Serena, pero si lo que quería era machacar a una cría de 20 años, no seré yo la que se quede callada y no diga nada desde luego.

También estoy de acuerdo con Kvothe en el segundo warning: si llevas uno te callas la boca para el resto del partido. Y el ejemplo de la camiseta de fútbol me ha tocado la fibra, porque es algo que me pone de los nervios desde hace años. Sacarse la camiseta equivale a tarjeta amarilla: no te la saques y ya. Pero sieeeeeeeeempre hay algún memo que se la acaba sacando, ya me dirán por qué, qué es lo que lleva a un futbolista a sacarse una camiseta para celebrar un gol. Yo me iría a abrazar al banderín del córner si hace falta, daría saltos, buscaría en la grada a mi afición… Pero ¿la camiseta? ¿Puggqué? Pues lo mismo se aplica a la dichosa raqueta, sin duda, y ya no digo nada respecto a lo de insultar al árbitro.

Finalmente, sí, Williams tiene antecedentes, y yo lo sabía antes de escribir mi post la semana pasada. Pero como eso el árbitro no tendría que tenerlo en cuenta pues no lo mencioné. De la misma manera que Luis Suárez mordió a un tío una vez (bueno, más de una), no le vas a sacar una tarjeta más rápido que a otro jugador que hace exactamente lo mismo que el uruguayo, ¿verdad? Porque si no hay ciertos jugadores que no podrían ya ni empezar los partidos, y no voy a dar nombres porque no quiero soliviantarme en este post hoy.

Pues a Serena se le dan warnings por lo que pasa en el momento, no por lo que pasó el año pasado o lo que pasará en el siguiente torneo. Eso sí, estoy totalmente a favor que se forme a los deportistas de élite, sea cual sea el deporte, para que tengan temple y no hagan ni digan tonterías. 

También se comentó en el foro sobre la guerra de sexos. Es un tema muy triste la verdad… Mucha gente asocia el feminismo con la destrucción de lo masculino, y no puedo estar más en desacuerdo. Yo, como feminista que soy desde la cuna, estoy a favor de la igualdad de sexos: igualdad ante la ley, igualdad de oportunidades, igualdad social. Estoy a favor de que se nos juzgue a ambos sexos con el mismo sesgo: una mujer que no tiene hijos o no tiene pareja no es patética, un hombre que no gana mucho dinero o no es un “machote” en casa no es un calzonazos.  Pero desgraciadamente hay gente que gasta esta mentalidad…

No estoy dentro del tenis como para saber si existe una guerra de sexos. No sé si Serena quiso utilizar este tema para justificar su comportamiento. Lo que sí sé es que Martina Navratilova dijo que el problema está ahí. Yo sé que el problema está ahí en la sociedad, quizás no en la final del US Open, pero el problema existe.  Y también sé que a mí me han preguntado en entrevistas de trabajo si tengo pareja o hijos, y que no se lo han preguntado a ninguno de los hombres que me rodean. Y la pregunta será ilegal, pero te la hacen, y entonces sólo hay dos opciones: levantarte e irte sabiendo que te cierras esa puerta para siempre o contestar. Y desgraciadamente, hasta ahora no me he atrevido nunca a hacer lo primero…

También quiero aportar un enlace súper interesante, que me he leído con muchísima atención. Este enlace lo trae munk39, que no sé si es mujer u hombre, pero desde aquí le doy las gracias, porque es lo que me estaba faltando a mí en mi post de hace una semana: estadísticas, y a mí encantan las estadísticas porque te pueden contar historias muy interesantes.

Como está en inglés, les resumo. El enlace dice tres cosas básicas:

1) En el periodo 1998-2018, los hombres han recibido más amonestaciones que las mujeres en los Grand Slams: 1517 vs 535. Los hombres reciben el triple de castigos que las mujeres. No nos quedemos aquí porque hay más.

2) Precisamente el warning de “coaching” es el único en el que las mujeres superan ampliamente a los hombres: 152 vs 87, casi el doble. Tengo mi teoría, pero me la callo porque no va a gustar…

3) Si repasamos la estadística de 1), ésta es totalmente incompleta y sesgada. Una cosa es los números absolutos, y otra los relativos. Como bien dice el artículo, los hombres juegan partidos de 5 sets y las mujeres de 3: tendríamos que tener los datos de los sets totales para sacar una media de warning/set (el artículo no tiene esos datos). Lo que sí tiene el artículo es el número de sets jugados en el US Open 2018: las mujeres jugaron 283 sets y los hombres 460. Bajo esta óptica, es lógico que los hombres reciban más warnings. También indica el artículo que juegan más hombres que mujeres en general, y da un dato muy importante: en el Open de Austrialia, el Roland Garros y Wimbledon hay 128 puestos para jugadores masculinos y 96 para las jugadoras. Vuelve a ser evidente que habrá más warnings en el lado masculino…

Por ello, la información que aporta el artículo es fundamental, pero desgraciadamente incompleta. Si munk39 puede encontrar un complemento de información, estaré en-can-ta-da de seguir analizando el tema juntos (¿o juntas?).


  

Conclusión

No hay conclusión: el tema sigue abierto. Como sociedad tenemos que seguir aspirando a mejorar porque hay mucho que hacer. 

Serena se equivocó en muchas cosas el otro día, pero no estoy segura de que se equivocase en todas. Otros se equivocan mucho y no se les dice nada… 

Estoy volviendo a ver una serie que me encantaba cuando era pequeña, “El show de Bill Cosby”. También le encantaba a mi padre, y yo creo que él quería ser ese padre que sale en la serie, esa familia. Me hace reír mucho y me trae muchos buenos recuerdos, y es como ser pequeña de nuevo y tener a mi papá al lado.

En la segunda temporada hablan de una canción en particular, que yo no conocía de nada, como su cantante (que es un hombre, aunque no lo parezca por la voz). O sea que les dejo con “An Evening in Paradise”, de Little Jimmy Scott: es una pura maravilla.

¡Feliz semana!

Ella / Diario AM

Twitter: @EllaDiarioAM

 

¿Te gusta esta entrada?

13
Aportación Propia
Ella

Desvariando semanalmente desde París (Francia). Y "echar" va sin h. Todo empezó en octubre de 2009, justo antes de mudarme a vivir a París. El hermano pequeño de mi mejor amiga me dijo "tienes que visitar un blog muy divertido…". Y aquí estamos unos años después, de administradora y dominadora del mundo, contando cada domingo batallitas varias ("yo he venido aquí a hablar de mi libro", que decía aquél). Aviso para navegantes: mis posts se han de leer con el sentido del sarcasmo incorporado si se quiere disfrutar de la experiencia completa. Y el deporte femenino existe.

More in Aportación Propia

Portada

La envidia es un monstruo – Crónica Diario AM 21/10/2018

Ella21 octubre, 2018
Portada

Calorcito – Crónica Diario AM 14/10/2018

Ella14 octubre, 2018
notas

Las notas: agosto – septiembre 2019 – Crónica Diario AM 10/10/2018

churchill10 octubre, 2018
Gato con botas

Independencia hasta 2021 – Crónica Diario AM 07/10/2018

Ella7 octubre, 2018
Portada

Serena no tan serena (y van 2) – Crónica Diario AM 16/09/2018

Ella16 septiembre, 2018
Portada

El fútbol es un negocio – Crónica Diario AM 09/09/2018

Ella9 septiembre, 2018

Copyright © 2015 DiarioAM