Crónicas

La Realidad y otras Falsedades. – Crónica Diario AM 28/07/2018.

La Realidad y otras Falsedades. – Crónica Diario AM 28/07/2018.
Ankor

¿Cómo sabemos si cierta afirmación corresponde con la realidad o no? Porque en ese concepto interactúan diferentes enfoques o “mundos” que influyen en nuestro concepto de la realidad o no, los más importantes son:

  • Mundo perceptivo. El más común en la mayoría de las personas. El concepto de que la realidad es lo que vemos, oímos, sentimos… En resumen, lo que percibimos, pero las limitaciones de nuestra propia biología nos impide que nuestra percepción nos enseñe todo lo que es real, no podemos percibir todo el espectro electromagnético por ejemplo, nuestro cerebro nos “engaña” con fenómenos como la pareidolia o ciertos desórdenes mentales o ciertas sustancias pueden inducir en alucinaciones, es decir, percibir cosas que no están ahí.
  • Mundo ideal: El que ocurre dentro de nuestra conciencia y pensamiento. Nuestros sentidos nos engaña, pero nuestra conciencia no. Es real si tenemos conciencia y comprensión de ello, pero aún así no podremos definirlo como real si no tiene ningún otro tipo de interacción que no sea el propio individuo que lo conceptualiza, ya que sería una realidad propia de su pensamiento.
  • Mundo imaginario. Si podemos imaginarlo, si podemos saber que es posible dentro de nuestra cabeza en función de las pruebas que se presentan, entonces es real, aunque no podamos verlo. Muy útil para todos aquellos conceptos que no podemos percibir directamente y que es la base que nos diferencia de los demás homínidos. Sabemos que existe una muralla en China aunque no lo hayamos visto directamente. Sabemos que existen los átomos por las numerosas pruebas que inducían a ella a lo largo de la historia, y que, una vez asumida, nos ha permitido realizar numerosas predicciones. No fue hasta el 2009 que hemos podido ver directamente los átomos gracias al trabajo del equipo de Igor Mikhailovskij pero desde hace muchos años se sabía que los átomos son una realidad. El problema de este “mundo” surge de nuestro dilatado concepto de lo que es posible o no y es fruto de numerosas discusiones, las teorías de la conspiración (que el hombre nunca llegó a la luna por ejemplo) se nutren de ella para presentar realidades alternativas como si fuera real.

 

Por tanto, y siguiendo este concepto, existe una distinción entre “la realidad” y lo “real”. La realidad es, por tanto, lo que nosotros percibimos, pensamos o imaginamos como real, es decir, una proyección de ella. Muchas veces coinciden, pero en otras no, por lo que la realidad puede ser verdadero o falso.

Esto es un desarrollo importante que hay que realizar dentro del pensamiento científico, para poder gestionar con eficacia todos los conceptos que llegan. En el pensamiento científico, la afirmación “X es una realidad porque las pruebas Y así lo demuestran” no es exacta, siendo más precisa la afirmación “X es una realidad porque, en función de las pruebas Y de las que disponemos actualmente, así lo demuestran”. Es por eso que todos los conceptos científicos están fuertemente jerarquizados en leyes, principios, teorías, hipótesis y especulaciones.

 

Por suerte para nosotros, tenemos la ayuda de los números, que son representaciones de cantidades métricas necesarios para llegar a conclusiones, pero no encierran en sí misma lo verdadero. Dicho de otro modo, los números son necesarios para entender el mundo que nos rodea, pero en ellos no se encuentra lo que es real. El matemático Andrejs Dunkels dijo:

Es fácil mentir con estadísticas, pero es difícil decir la verdad sin ellas”

Los números son representaciones, pero las interpretaciones nos corresponden a nosotros. Para bien o para mal, la ciencia y las matemáticas son universales hoy en día y todo el mundo tiene acceso a ellas para usarlas. El problema, es cuando se realiza un mal uso de ellas, para intentar representar una “realidad” basándose en ellas, haciéndolo pasar como infalible o indiscutible. Generalmente, viene de fuentes poco entrenadas en el uso de todos los conceptos aquí expuestos, por lo que no actúan con malicia, simplemente se engañan a sí mismos que, por otro lado, es la falsedad más peligrosa, aquella en la que el mismo individuo está convencido de ella.

 

Desde unas décadas hasta hoy, la divulgación se ha disparado vertiginosamente, y por todos lados vemos números, gráficos, comparativas estadísticas, un sin fin de información normalmente acompañado con coletillas como “los números están ahí” “los números no mienten”. En efecto, no mienten, pero tampoco dicen la verdad, ya que de ello dependen las percepciones que cada uno tenemos de “realidad”. Necesitamos los números para sacar conclusiones, pero también se pueden utilizar para sacar las conclusiones que nosotros queremos.

 

¿A qué nos lleva todo esto? A discusiones interminables. A horas y horas de debates defendiendo cada uno su postura. Una postura que perciben como “real” porque los números los avalan. En debates de televisión, en las redes sociales, en las calles, una discusión interminable donde todos tienen “su razón”. Eso es algo inherente en la naturaleza humana, donde la historia ha demostrado que en la defensa de cada sociedad de “su razón” (política, nacional, religiosa, económica…) ha llegado hasta en extremo de provocar guerras, donde cada uno de los bandos considera su postura como legítima. La diferencia de épocas pasadas al mundo de hoy en día, es que se basan en números y no en fe, lo que lo hace aún más peligroso.

 

Todo esto también es extrapolable al mundo del fútbol, donde interminables discusiones apoyado en números provoca que cada uno salga en defensa de “su realidad”, donde cada uno refuerza su postura con números y datos manipulados a su antojo, siempre acompañado de coletillas como “datos, no palabras”. Vamos a hacer una pequeña recopilación de los casos más famosos y de los que más se habla actualmente.

 

EL MEJOR EQUIPO DE EUROPA.

El Mejor Equipo de EuropaLa gesta del Real Madrid ha sido impresionante, cuatro títulos de Liga de Campeones en cinco años, tres de ellas de manera consecutiva es un hito al que sólo se le acerca el propio Real Madrid con tres título en cinco años durante el lustro 1998-2002. Está siendo, sin lugar a dudas, el mejor equipo de la Liga de Campeones desde que ostenta ese nombre.

¿El mejor equipo de Europa? Esa es la “realidad” que defienden muchos, haciendo alusión a sus numerosos títulos y a su posición en el Ranking UEFA, que lidera con holgura hasta, al menos, la mitad de la tercera década del tercer milenio. Dicha “realidad” también tiene sus detractores, haciendo alusión a su mediocre rendimiento doméstico, pues en treinta años sólo ha conseguido seis títulos de liga, por once del FC Barcelona, casi la mitad. En ese mismo periodo, el Valencia ha conseguido dos y el Deportivo de La Coruña y el Atlético de Madrid uno cada uno. También hacen mención a la Copa del Rey, que suelen empezar en los dieciseisavos de final. En ese mismo periodo, el Real Madrid ha conseguido dos, los mismos que el Valencia CF, RCD Espanyol, Real Zaragoza y Sevilla FC, mientras que el FC Barcelona ha conseguido siete.

Respecto a la posición en el Ranking UEFA, un ranking que mide el rendimiento deportivo de los equipos en las competiciones europeas, también existen otras “realidades” contradictorias, como que el Arsenal llegó a ser el equipo inglés mejor posicionado en el ranking durante un tiempo sin haber ganado la Premier ¿era el Arsenal el mejor equipo inglés? O casos como el del Real Zaragoza, que llegó a liderar el Ranking UEFA en 1967 ¿fue el Real Zaragoza el mejor equipo de Europa?

Lo mismo ocurre cuando se habla del mejor equipo de Europa de todos los tiempos, donde cada uno argumenta su “realidad” apoyándose en los éxitos conseguidos, el Manchester United de Ferguson, el Bayern de Müller, El Milan de Sacchi, el Ajax de Cruiff, el Barça de Guardiola, el Real Madrid de Zidane… Todos ellos grandes equipos que han conseguido grandes triunfos ¿quién fue el mejor de todos ellos? Todos y cada uno de ellos tienen “su realidad” que defender provocando que la respuesta a la pregunta genere intensos e interminables debates.

Otro aspecto importante en estos debates es la continuidad de dichos equipos, argumentando que al cambiar algunos jugadores o incluso en entrenador éste ya no es el mismo equipo, entrando en la Paradoja de Teseo, o haciendo referencia a su estilo de juego reconocible, cuando otro equipo con un estilo semejante puede que no obtenga los mismos resultados. También utilizan el espacio temporal, el tiempo en que se pueden justificar dichos resultados: “mi equipo ha ganado X títulos en cinco años” “pero el mío más en 10 años” “pues el mío más en 20 años” donde su expresión absoluta es hacer referencias a todas las épocas “es el mejor equipo porque es el que ha ganado más títulos en toda su historia”. Como con todo, este argumento también tiene sus detractores, el Ajax tiene más títulos de Liga de Campeones que equipos como el Manchester United o la Juventus en toda su historia ¿es el Ajax mejor equipo que el United y la Juventus?

 

¿Qué es lo real? Aquello a lo que más se aproxime a la autenticidad del hecho a destacar. Los éxitos del Real Madrid indican que ha sido el mejor equipo de la Liga de Campeones, pero no de todo el continente. El Ranking UEFA indica que el Real Madrid ha sido el mejor equipo de las competiciones europeas en los últimos cinco años pero no que haya sido siempre el mismo equipo o sea el mejor equipo español, del mismo modo que el Arsenal es el segundo mejor equipo inglés en el Ranking UEFA, es decir, el segundo mejor equipo inglés de las competiciones europeas, pero eso no significa que sea el mejor segundo equipo inglés en valor absoluto.

Lo mismo ocurre con las ligas domésticas, el FC Barcelona ha sido, con diferencia, el mejor equipo de la Liga Española de los últimos tiempos, pero eso no significa que haya sido el mejor. El Manchester City ganó con holgura la Premier League, pero el Liverpool FC llegó a la final de la Liga de Campeones ¿quién es el mejor equipo ingles? La respuesta es los dos, pero siempre acotado a cuya definición sea la más auténtica, es decir, el Manchester City ha sido el mejor equipo de la Premier League y el Liverpool FC ha sido el mejor equipo inglés de la Liga de Campeones.

 

EL MEJOR JUGADOR DEL MUNDO.

LionelMessiCristianoRonaldo¿Quién es mejor, Cristiano Ronaldo o Lionel Messi? La manida pregunta que se le pregunta a todo el mundo, tenga o no tenga nada que ver con el mundo del fútbol. Para ello, las “realidades” de sus defensores se nutren de numerosos hechos, datos y estadísticas. Están los que aluden a los títulos individuales como el Balón de Oro, que tiene sus detractores por ser un voto popular y no experto. Otros aluden a los títulos colectivos, tanto de sus respectivos clubes como de sus selecciones. También tiene sus detractores, como que Ronaldo no ganaba tanto en el Manchester United o que Messi no gana en la Selección Argentina. Luego están los más sofisticados que nutren el mundo con elaboradas comparativas estadísticas, que si uno ha conseguido marcar más goles a la pata coja o haciendo el pino puente que el otro, que si el otro ha hecho más pases en fases de luna llena y, por tanto, más presión gravitatoria, que uno; que si es más decisivo, que si es más guapo, que si salta más, que si corre más y un interminable etcétera. Por otro lado, están los que aluden a sus posiciones tácticas, mientras uno sólo es delantero, el otro es delantero, interior, medio, cocinero y analista de sistemas. También tiene sus detractores, como quienes defienden que, por esa regla de tres, un defensa o portero jamás podría llegar a ser el mejor. Por último, están los que aluden a la fuente de la opinión, cuanto más importante o mediático, mejor, sin importar sus argumentos o los conocimientos que tenga de manera específica “Rafa Nadal dice que X es mejor, pero el Papa dice que lo es Y”.

 

Lev Yashin, Franz Beckenbauer, Pelé, Maradona, Franco Baresi, Ronaldo Nazário, Cristiano Ronaldo, Lionel Messi… ¿Quién es el mejor jugador de la historia? En esta ocasión las “realidades” se multiplican porque, aparte de los argumentos propios de dos jugadores de la misma época, se incluyen otros propios de cada época, que si eran menos partidos, que si era otro nivel, que si la táctica era más primitiva… Alcanzando infinitos argumentos con el que los debates serán cada vez más interminables.

 

Al igual que en el caso del mejor equipo, lo real sería lo que más se aproxime a la autenticidad del concepto que estamos tratando, pero, a diferencia del apartado anterior, incluso aquí también se tienen detractores. En primer lugar fuera los reconocimientos individuales, absurdo en un deporte colectivo, por lo que debemos concentrarnos en el concepto de “equipo ideal”, donde se destaca al mejor de cada una de las posiciones en el campo. Sin olvidarnos de qué competición estamos hablando, X ha sido elegido como el mejor central de la Liga Española, pero en la Liga de Campeones ha sido Y ¿quién es mejor central? Como en el caso de los equipos, la respuesta es los dos, cada una en su propia competición que no debe fagocitar al otro.

Lamentablemente como dije, también tiene sus detractores, haciendo que sea más difícil llegar a un consenso como en el caso de los equipos, poniendo el duda el criterio elegido para cada uno de los galardonados en algunos casos o de los títulos conseguidos en otros “¿por qué X ha sido elegido el mejor central si su equipo ni siquiera llegó a la final?” “¿Por qué hay más jugadores del equipo X que del Y cuando fue Y quien ganó?”

 

LA MEJOR LIGA DE EUROPA.

MejorLigaUnos hacen alusión al número de espectadores en los estadios, otros al espectáculo en el estadio en sí, otros a quién realiza el mejor fútbol, otros al que sea la más competitiva, otros a quienes han tenido el mayor número de campeones diferentes, otros a la más rica…

Otros extrapolan las ligas domésticas a las competiciones europeas. La Primera División de España lidera con holgura el Ranking UEFA de Ligas Europeas pero si volvemos al caso del mejor equipo, eso indica que los equipos españoles son los que mejor rendimiento han tenido en las competiciones europeas no que sea la mejor liga doméstica.

Lo real, nuevamente, es aquello a lo que más se aproxime a la autenticidad del concepto en sí, por lo que debemos desglosar cada uno de los conceptos de forma independiente. Como liga más competitiva partiendo del concepto de cuántos equipos están en disposición de ganarla, no es la inglesa ni la española, cuando otras ligas los superan en números de equipos con capacidad de ganarla como la belga. En cuanto al número de campeones diferentes, es la Premier de Rusia la que gana con holgura entre las más importantes ¿son las mejores ligas? En cada uno de sus conceptos sí, pero no de forma absoluta.

 

 

Esperando haber arrojado un poco de luz a toda esta vorágine de datos y eternos debates, un último consejo, disfruten cada uno de “su realidad” sin esperar a cambiar la “realidad” del otro. Al fin y al cabo, cada uno de los argumentos que utilicen son los verdaderos y, a su vez, también son falsos.

 

ANKOR.

Andromeda

 

 

 

 

¡SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES!
TWITTER: @WEBDIARIOAM ; HASHTAG: #DIARIOAM
FACEBOOK: HTTPS://WWW.FACEBOOK.COM/WEBDIARIOAM

 

¿Te gusta esta entrada?

143
Crónicas

More in Crónicas

portada

Sevilla, Barcelona y Cartagena – Crónica Diario AM 16/10/2018

ColaboradoresDAM16 octubre, 2018
mecanizados-de-precision-de-bronce-mxvpzp7mlvxczt9sxwkxzya5hoo1da95mjqnfwm9hw

Puliendo el bronce – Crónica Diario AM 15/10/2018

ColaboradoresDAM15 octubre, 2018
Portada

Calorcito – Crónica Diario AM 14/10/2018

Ella14 octubre, 2018
nba-logo

Ya está aquí la NBA – Crónica DiarioAM 12/10/2018

gjdeleven12 octubre, 2018
notas

Las notas: agosto – septiembre 2019 – Crónica Diario AM 10/10/2018

churchill10 octubre, 2018
PortadaAscensosDescensos2018

Buenas tardes… ¿se puede? – Crónica Diario AM 08/10/2018

ColaboradoresDAM8 octubre, 2018

Copyright © 2015 DiarioAM