Aportación Propia

Mafioso – Crónica Diario AM 17/06/2018

Mafioso – Crónica Diario AM 17/06/2018
Ella


Querid@s Damistas:

Hay un tipo de persona que intento evitar al máximo: la mala gente. No siempre es posible…. Si hay una mala persona en tu familia lo vas a pasar mal. Si hay una mala persona en el trabajo también lo vas a pasar mal. La familia biológica no se puede cambiar, es la que es, y alejarse de un familiar, sobre todo si es cercano, es una opción de vida muy dura, muy personal. En el trabajo quizás es menos difícil, porque si no te gusta lo que hay puedes cambiar de trabajo… 

¿O no? No todo el mundo tiene la opción de encontrar un trabajo nuevo con un sueldo igual o mejor. Uno puede vivir en un sitio donde hay mucho paro, o donde hay poca oferta de trabajo, tener pocas salidas profesionales, o simplemente uno está bien en su trabajo excepto por esa mala persona y no le da la gana de abandonar ese buen trabajo por un imbécil… 

Hay muchas maneras de ser mala persona. La que yo odio más es la gente tóxica, esa gentuza que manipula a los otros, que miente, que distorsiona la realidad para ponerla a su servicio, que se hace la víctima cuando en realidad es el verdugo, que siembra cizaña…

Pero no les voy a hablar hoy de tóxicos. Hoy hablaremos de otro tipo de mala gente: los mafiosos.

 

Mi definición de mafioso

Es decir “mafioso” e inevitablemente casi todos pensamos en Marlon Brando en “El Padrino”, o en tantos otros personajes del cine o de la televisión, habitualmente de ascendencia italiana, que pertenecen a un grupo de gente que se rige por sus propias leyes, habitualmente contrarias a las leyes de verdad, las oficiales.

Mafia 

En mi caso y para este post, la definición de mafioso no tiene nada que ver con las bandas italianas con comportamiento ilegal, sino esas personas que, para obtener lo que quieren, utilizan el arte de la manipulación, la mentira y sobre todo la amenaza.

A todos nos puede recorrer un escalofrío por la espalda si hemos vivido alguna situación amenazante en la vida. A mí no me han amenazado casi nunca de esta manera, no sé por qué, pero sí que recuerdo cuando hace más o menos un año hice algo que tenía que hacer, que tenía derecho a hacer, y que sabía que no le iba a gustar a una muy mala persona en particular. Lo hice. Más tarde, yo estaba sentada en una mesa sola, esperando, y la muy mala persona se acercó en silencio y lentamente hacia mí, se quedó de pie delante de mí, y con la mirada me lo dijo todo: voy a ir a por ti y te voy a destruir. Las palabras sobraron.

Esto es lo que llamo yo ser muy mala persona. 

Seguro que más de uno y más de dos ha vivido situaciones en las que, sin necesidad de que haya contacto físico, ha habido una violencia extrema… Y si usted que me lee es una de esas malas personas, un tóxico, un mafioso: le deseo a todo su entorno que se aleje de usted y se quede usted sola/o. Y no tengo la más mínima duda de que Dios le juzgará por sus acciones cuando llegue el momento, y será interesante. Y deje de leerme, por favor.

 personas toxicas

Como les decía, mi definición de “mafioso” para este último domingo primaveral es la de una persona mentirosa, manipuladora y amenazante. Aunque los tres conceptos pueden ir juntos, son sobre todo los dos primeros los que naturalmente van de la mano, y es que una mentira es, ya de entrada, una manipulación de la verdad.

 

Por qué mentimos 

La naturaleza humana es interesante. Hay gente que no miente nunca, su naturaleza personal se lo impide, y yo creo que puede ser algo más de nacimiento que de educación (sí, es muy fuerte lo que acabo de escribir). Entiéndanme: cuando somos niños mentimos todos, y ahí tiene que haber adultos que te digan que mentir está mal. La cuestión es que hay gente que, por mucho que se le diga que mentir está mal desde pequeñito, lo hará igualmente, porque son capaces de ello. Como persona que no miente y a la que no le gusta mentir, les digo que la gente mentirosa me parece absolutamente asquerosa, e intento evitar este tipo de gente al máximo.

Uno puede mentir por muchos motivos, algunos más fáciles de entender que otros. Puedes mentir para protegerte, puedes mentir para obtener un beneficio, puedes mentir para hacer daño a alguien, puedes mentir por miedo, puedes mentir por placer, puedes mentir porque te parece divertido… Y puedes mentir para manipular. 

Y aquí tenemos al maestro jedi por excelencia de la mentira para manipular: el señor Florentino Pérez Rodríguez, presidente del Real Madrid.

 

Flo 1 

 

Basta ya 

Quien me conoce de cerca sabe que soy una persona mesurada, no me gusta montar jaleo con temas de política, no me gusta la pelea porque sí, no disfruto con las polémicas… Pero esta semana he llegado a un punto personal en que tengo que sacar lo que llevo dentro o reviento. O sea que Florentino, prepárate, porque de ésta no te salvas.

Pérez ha demostrado una vez más hasta qué punto es un mafioso de nivel estratosférico. No sabemos qué ha pasado por detrás con la partida de Zidane, pero sí es de dominio público lo que ha pasado por delante.

Sin saber si la decisión del francés ha sido repentina o si él ya había avisado que se iría al acabar la temporada, lo que sí parece es que el Real Madrid no tenía sustituto, porque si no lo hubiese anunciado rapidito: esto es lo primero.

Lo segundo es que el Real Madrid se ha ido a buscar al infausto Lopetegui, no al revés. ¿Por qué? Pues porque el señor Lopetegui acababa de renovar con la selección española, y para mí está claro que él no iba a renovar si sabía del interés del Madrid. Florentino sabía que se metía en un berenjenal, y se metió igualmente. 

Para explicarlo en términos que pueda entender todo el mundo: tú diriges un hospital, y se te ha ido el mejor cirujano cardíaco que tenías. Sabes que el hospital de al lado tiene una cirujana cardíaca excelente, y tú vas a hablar con ella y le propones el puesto que está libre en tu hospital. ¿Qué esperas? ¿Que el hospital de al lado te ponga la alfombra roja cuando te lleves a su cirujana? No sólo no te pondrá la alfombra roja, sino que además se va a enfadar contigo, mucho y con razón, porque ellos también necesitan un cirujano cardíaco. Oye, que sí, que si el hospital que viene a buscar tu cirujana cardíaca es del extranjero el problema es el mismo, pero te lo tomas “menos mal”. ¿Por qué? Pues porque el hospital extranjero no es el puñetero vecino que te pasa la mano por la cara, ¿vale? Continuamos.

 

El Real Madrid se va a buscar a Lopetegui, pero no en cualquier momento, no. Lo hace a unos días de empezar un puñetero mundial de fútbol, el evento deportivo más importante del planeta, junto con los Juegos Olímpicos, un evento que sólo ocurre cada cuatro años, que genera una cantidad de pasta impresionante, y que tiene durante semanas a centenas de millones de personas delante de la tele. Y cuando Lopetegui se enfrenta al reto profesional más importante de toda su vida, tú llegas, y porque eres un mafioso, te da completamente igual el respeto a Lopetegui, al que le emplea, al equipo que él dirige y a la puñetera selección DE TU PROPIO PAÍS. Y luego aún hay quien se queja de los catalanes que van por ahí con lazos amarillos…

El Real Madrid contrata a Lopetegui, y en vez de callarse la boca, dejar a su futuro empleado cerrar dignamente su contrato, que se concentre en lo que le viene le encima (el mundial), respetar a la RFEF, no… Tú, porque tú lo vales, decides que vas a anunciar en Twitter que has comprado (sí, comprado) a Lopetegui, y que el resto se fastidie: que se fastidie Julen, que se fastidie la selección española, que se fastidien los jugadores, que se fastidie tooooodaaaa la gente DE TU PROPIO PAÍS que pensaba tener opciones de ganar un segundo mundial… Tú lo anuncias porque así resuelves tu problema, y es tener a tu primero equipo sin entrenador hasta, como muuuuuuuy tarde, mediados de julio. Y como no quieres que la prensa te esté dando la tabarra durante, MÁXIMO, un mes preguntándote quién es el nuevo entrenador, sales diciendo que has comprado a Lopetegui, y así te vas de vacaciones tranquilo.

Pero esto no es lo peor, no, lo peor es cómo lo has justificado de un modo asquerosamente mafioso. Esto es lo peor, junto a haber tirado a los lobos a Lopetegui también, porque claro, no será a ti que te van a pitar por los campos de España cada fin de semana.

 

 

Asquerosamente mafioso

A pesar de las arcadas, en honor a ustedes me he ido al inframundo de internet (es decir: Marca), y me he molestado en ver el video de Pérez Rodríguez haciendo un discursito digno del mismísimo Donald Trump. Si el estómago se lo permite, el video está aquí

No voy a analizar cada frase de la declaración de este individuo, aunque podría. No lo voy a hacer porque no tengo tiempo ni ganas. Pero sí les voy a dar las grandes líneas de sus mentiras manipuladoras. 

La primera mentira manipuladora es hablar de “nuestra selección” (es decir, la selección española). Lo repite varias veces durante los ocho minutos del video: nuestra selección, España, ganar otro Mundial… ¿Y por qué es mentira? ¿Y por qué es manipulación? Porque a Florentino la selección española se la repanpinfla. Si tantas ganas tiene de que España gane el Mundial: busca otro entrenador, pero no el tío que lleva dos años preparándose para Rusia, chaval.

Pero no, Florentino domina el arte de la manipulación como nadie. Como está de moda sacar a pasear las palabras “España” y “españoles” (gracias a la manipulación política asquerosa del actual conflicto entre Catalunya y el gobierno central), él dale que te pego recordando que él es un “español de bien que apoya a la Roja”, y que, no lo olvidemos, el Real Madrid es el equipo de todos los “españoles de bien”, y no el de los independentistas del Barça, que de eso hablo luego, no se preocupen.

Después de hablar de “nuestra selección”, como si a él le importase algo, en el video realiza otra técnica de manipulación de primero de carrera: no mencionar el nombre del enemigo ni una sola vez. En vez de decir “Luis Rubiales”, habla de él directamente pero sin dar el nombre, porque si dice su nombre lo convierte en un ser humano, y es que no es lo mismo decir “la moto se saltó el semáforo y atropelló a un peatón” que decir “la moto se saltó el semáforo y atropello a Eugenia Gaztambide, abuela de nueve nietos, que había salido a pasear con su caniche, que resultó también malherido”. ¿Verdad que la segunda versión da más pena? Pues claro que da más pena, porque la has personalizado, porque “un peatón” se ha convertido en una pobre abuelita con su perrito, y todos sabemos lo que es tener una abuelita o una figura equivalente en nuestras vidas, y a nadie nos gusta la imagen de una anciana atropellada. ¿Se dan cuenta de la perversión del discurso?

(Por cierto, “La casa de papel” lo está petando en Francia desde hace semanas, he tenido que verla porque no me dejaban en paz con el tema los mismos franceses)

Finalmente, y quizás es lo peor de todo este infame discurso, es que Florentino el mafioso dice, afirma y sostiene sin pestañear que Julen Lopetegui podía haber continuado en el banquillo de la selección española, porque las palabras “conflicto de intereses” no existen en su diccionario. 

Y claro, imaginar a Piqué ir y decirle a Julen: “oye, que no estoy bien porque en casa las cosas no me van bien con Shakira” no es para nada un problema para el futuro entrenador del Real Madrid, por poner un ejemplo rápido y malo. Y cuando en unos meses Benzemá se acerque a Piqué en un clásico y le diga “eh, que parece que las cosas no van bien con la parienta” no será porque Julen haya hablado de más, ¿verdad?

O imaginar que Lopetegui hace las alineaciones en Rusia favoreciendo los deseos de sus futuros jugadores (los del Real Madrid), y no de manera neutra tampoco evoca las palabras “conflicto de intereses”.

 conflicto intereses

O tampoco podemos contemplar un escenario donde el entrenador aproveche un mal gesto técnico, una tarjeta o un reproche a un jugador (que no sea del Real Madrid) para dejarlo mal ante el equipo, o ante la prensa, para salvar el cuello de otro jugador, madridista, que se merecía un tirón de orejas, esto tampoco entra dentro de un “conflicto de intereses”.

Vamos, que ya me han entendido. Pero todo esto no lo dice Pérez Rodríguez. El mafioso se calla.

Finalmente, en este infame discurso, Florentino saca su frase maestra, la que más y mejor domina: “yo no soy de hacerme la víctima, pero escúchame porque soy una víctima”. Que un equipo que acaba de ganar tres Champions consecutivas, no una, no dos, TRES Champions tenga que sacar un discurso victimista es algo absolutamente deleznable. Si has ganado tres Champions seguidas compórtate con la DIGNIDAD que se merece la Champions y que se merece tu afición, y no te pongas a llorar por los rincones para que mamá y papá no te castiguen porque te han pillado con las manos en la masa (no digo que esté poniendo un ejemplo de mi entorno próximo, pero estoy poniendo un ejemplo de mi entorno próximo).

Te han pillado chavalote, lo de llorar te hace quedar aún peor, que el Real Madrid no es víctima de absolutamente NADA, de la misma manera que la sentencia judicial que le ha caído a Cristiano no le hace víctima: le hace responsable y culpable ante la ley, y a llorar a casita, ¿de acuerdo?

Florentino: que tú vengas diciendo que hay persecución contra el Real Madrid es como que Hitler dijese que tenía que matar judíos porque perseguían a los pobres alemanes de bien. Que vengas tú, con toda la prensa mesetaria a tu favor, con todas tus mafias sin pasar a juicio, con tus maniobras de cacique para comprar y vender a quien te dé la gana, que vengas tú a acusar a otros de tener, y cito, “un sentido patrimonial de las personas”, es como si contratasen a Maradona para una campaña de publicidad contra el consumo de drogas: una inmensísima tomadura de pelo.

Y a tomar el pelo te puedes ir a Tombuctú, porque aquí, en esta tribuna dominguera, te lo digo bien alto y bien claro: A MÍ NO ME TOMARÁS EL PELO, MAFIOSO.

 

Respecto a Julen

Quien con niños se acuesta mojado se levanta. Entiendo que si vienen a ofrecerte entrenar al Madrid no vas a decir que no. Entiendo que sea el sueño de casi todos los entrenadores del mundo, entrenar uno de los clubs del nivel más alto (y el Madrid evidentemente pertenece al nivel más alto). Hasta entiendo que te digas: “bueno, el Floren este no me hace ni pizca de gracia, pero eh, este tren sólo pasa una vez en la vida y me tengo que subir ahora”.

Todo esto lo entiendo, Julen, y por eso me das pena. Me das pena porque no te han clavado una puñalada por detrás, no: a ti te han clavado el trono entero de “Juego de Tronos”, y lo ha hecho el sádico de Ramsay Bolton además. Sólo tenías una manera de presionar, y no hubiese servido de nada supongo, que era no firmar hasta que España acabase el Mundial, pero teniendo ante ti al jedi de los mafiosos me imagino que no te ha sido posible.

 Lopetegui + FP

Igualmente, me das pena por otra cosa, y es que has aceptado trabajar con el jedi de los mafiosos. Sí, el club tiene que estar encima de las personas, pero me das pena porque podrías haberte dicho: no, contigo no quiero trabajar. Podrías haber puesto por delante los principios que (¿inocentemente?) te imagino, y haber decidido que sí, entrenar al Real Madrid es la bomba, pero no a cualquier precio, no al precio de tener un jefe que sólo tiene un “sentido patrimonial” hacia ti.

Como alguien que ha tenido un jefe que no veía en mí (y en el resto del equipo) más que pringados que le manteníamos en su puesto, te aseguro una cosa: feliz no vas a ser en el Madrid. Me da igual que ganes las tres próximas Champions con ellos: feliz no vas a ser en el Madrid. Y es que empezar así, así de mal, así de escandalosamente, así de triste, así de polémico, no vas a poder olvidarlo en tu vida, ni tú, ni los tuyos, ni tu nueva afición, ni las otras aficiones.

Desde el momento que has aceptado negociar con Pérez Rodríguez has vendido tu alma al diablo, y te has convertido en un instrumento más del mafioso. Y eso lo has escogido tú solo, nadie te ha obligado. Ibas a jugar un Mundial, tenías serias posibilidades de ganar, te acababan de renovar el contrato, un contrato donde trabajabas poco y estabas relativamente poco expuesto a los medios de comunicación… No estabas mal, no estabas en el paro, todo te iba bien, y te has vendido al mafioso.

Me das mucha pena.

Lopetegui + Rubiales 

 

 

Y respecto al Barça 

Como catalana levanto la voz, no puedo evitarlo. Si Lopetegui hubiese anunciado que se iba a entrenar un equipo que no tenía jugadores en la selección (un club extranjero, un club sin seleccionados…), aquí no hubiese pasado nada, porque no hubiese habido casi conflicto de intereses.

Sin embargo, como muchísima gente, no he podido evitar pensar, dentro de este clima político de máxima tensión por el conflicto entre el gobierno catalán y el gobierno español, qué hubiese pasado si lo que ha hecho el Real Madrid lo hace el Barça. 

No quiero entrar en política, no voy a entrar en política, pero lo que ha hecho el Real Madrid es un clarísimo acto de deslealtad hacia la selección española, pero el problema es que Piqué se manifiesta un 11 de septiembre (fiesta nacional en Catalunya, dicho sea de paso). El problema es que el Barça femenino gana la Copa de la Reina (y la misma Reina titular ni se molesta en aparecer, por cierto), y el problema es que ponen la bandera catalana en la dicha copa. El problema es que los catalanes se pasan todo el día adoctrinando, destruyendo la lengua española, odiando a España, hundiendo la sacrosanta Constitución, pero Florentino se carga la selección española a 48h del primer partido de Rusia 2018 y la víctima es él.

Luego resulta que hay aficionados de toda España que ya no quieren apoyar al Barça porque no se sienten cómodos dentro de la identidad catalana del club (y no se sienten cómodos por culpa de la manipulación periodística y política, no por culpa del club), pero el presidente del Madrid ni pide disculpas por cargarse la selección en un chasquido de dedos. Y el individuo este estará cada noche en su mansión, con un whisky de 25 años en una mano y un puro en la otra, diciéndole a algún vasallo: “y encima se han tragado lo de que yo soy el guardián del sacrosanto fútbol español, si es que son patéticos”.

Pero la culpa de todos los males de España es de los indepes del lazo amarillo.

Paro porque me voy a autoinmolar si continúo, la rabia me consume…

 

Siempre los primeros

Después de esta descarga, egoístamente necesaria, volvamos a la belleza del fútbol.

Ayer sábado, en el Francia-Australia, tuvo lugar un acontecimiento mundial: fue la primera vez en la Historia que se utilizó el VAR, el arbitraje por imágenes de televisión. Ello propició un penalti a favor de los Bleus, que no estuvieron muy finos durante el partido, y la consecuente victoria. 

El detalle que quizás se les haya pasado por alto es que el árbitro del partido era, tachán tachán, ¡uruguayo! Se lo digo en serio… Somos pocos pero siempre estamos ahí, en los momentos importantes, llamando la atención. El señor se llama Andrés Cunha, y era su primer arbitraje internacional.

El viernes, antes de irse, el jefazo de mi empresa (muy futbolero y que todos los días me hace un comentario de fútbol), pasó por mi mesa y me dijo: “¿sabías que el árbitro del partido de Francia de mañana es uruguayo?”. No saben la presión que me entró de pronto… Total, que he visto el partido entero, rezando para que el tal Cunha no la liase, y por suerte ha estado más que digno, ya que ha hecho un arbitraje justo y ejemplar (¡menos mal!).

El lunes podré volver al trabajo sin miedo…

 

La semana que viene

El domingo que viene tengo fiesta, y es que estaré en otros menesteres que les contaré a mi vuelta. No se preocupen, que habrá sustituto.

Acabo rescatando un video que ya les puse hace mucho para reírnos un poco. Desgraciadamente, esta vez hace menos reír… Pero es el video que toca para hoy. 

¡Feliz semana! ¡Y AGUANTE URUGUAY!

 

Ella / Diario AM

Twitter: @EllaDiarioAM

 

 

 

 

 

¿Te gusta esta entrada?

81
Aportación Propia
Ella

Desvariando semanalmente desde París (Francia). Y "echar" va sin h. Todo empezó en octubre de 2009, justo antes de mudarme a vivir a París. El hermano pequeño de mi mejor amiga me dijo "tienes que visitar un blog muy divertido…". Y aquí estamos unos años después, de administradora y dominadora del mundo, contando cada domingo batallitas varias ("yo he venido aquí a hablar de mi libro", que decía aquél). Aviso para navegantes: mis posts se han de leer con el sentido del sarcasmo incorporado si se quiere disfrutar de la experiencia completa. Y el deporte femenino existe.

More in Aportación Propia

Ronda de fútbol femenino – Crónica Diario AM 09/12/2018

Ella9 diciembre, 2018

Las notas: noviembre 2018 – Crónica Diario AM 04/12/2018

churchill4 diciembre, 2018

Energúmenos everywhere – Crónica Diario AM 02/12/2018

Ella2 diciembre, 2018

Ni el frío – Crónica Diario AM 25/11/2018

Ella25 noviembre, 2018

Martes con mucho frío – Crónica Diario AM 18/11/2018

Ella18 noviembre, 2018

Radiopatio – Crónica Diario AM 08/11/2018

ColaboradoresDAM8 noviembre, 2018

Copyright © 2015 DiarioAM