Crónicas

Las Tácticas del Mundial – Crónica DiarioAM 09/06/2018.

Las Tácticas del Mundial – Crónica DiarioAM 09/06/2018.
Ankor

En un torneo tan grande e importante como la Copa Mundial de Fútbol Masculino, se puede disfrutar de la gran variedad táctica que existe en el fútbol por todo el mundo. Si bien el concepto de “estilo típico” de una confederación ha quedado obsoleto debido a la globalización en el mundo de las selecciones nacionales, aún quedan remanentes de esas distinciones, provocando que la Copa Mundial de fútbol sea mucha más rica tácticamente que otros torneos como la Eurocopa o la Copa de América, que si bien también goza de muchos estilos, suele ser bastante más homogéneo que el Mundial.

En cualquier caso, y como prólogo al análisis, recordar que la Copa Mundial adolece de lo mismo que la gran mayoría de torneos internacionales de selecciones, el partido único. Esto provoca una clara tendencia al fútbol defensivo y rocoso, temerosos de ser penalizados con un gol dado el pequeño margen de tiempo para revertir la situación. Por tanto, no es sorprendente que una selección de un perfil más ofensivo de “un paso atrás” en el Mundial.

De todas maneras, analizaremos a grandes rasgos toda la riqueza táctica que podríamos encontrarnos en el Mundial en función de la trayectoria de sus integrantes, tratando de integrar a todos en grandes grupos que nos den una idea de su estilo, perfil, táctica y, también, el dominio que poseen de ella. Pues no es poner el dibujo y ya está, hay que saber ejecutarlo con maestría. Éstas son las tácticas del Mundial:

 

 

Equipos adaptables.

Partido de Irán contra Corea del Sur usando un doble pivote. MC: Mediocentro.

Partido de Irán contra Corea del Sur usando un doble pivote. MC: Mediocentro.

Son todos aquellos equipos que no tienen una táctica definida, sino que suelen tocar buen número de ellas en función del rival que tienen delante. Defensivo contra equipos de nivel (sobre todo europeos), ofensivos contra los de menor nivel, por las bandas cuando es el punto débil del rival, etcétera. Por tanto, los dibujos tácticos abarcan un amplio espectro, que van desde el 4-4-2 hasta el 4-3-3, con todas sus variantes y matices.

Aunque de fuera pueda parecer que es el estilo ideal para cualquier equipo, en realidad no lo es, ya que prácticamente se pide a los jugadores que sean “superdotados” y que puedan memorizar y dominar a la perfección cualquier tipo de táctica o estilo. En la práctica esto no ocurre y se cumple la premisa del “quien mucho abarca poco aprieta”. Se podría conseguir si se pudiera contar con un importante número de jugadores, es decir, tener un “equipo A”, “equipo B”, “equipo C”… que se especialice en cada uno de los dibujos tácticos. Como eso no es posible dada la regla de límite de plantilla (tanto en el Mundial como en la gran mayoría de torneos y ligas a nivel de selecciones y clubes), este estilo de juego siempre se quedará “en el camino”. Un estilo definido, aunque pueda parecer predecible, da la ventaja de que los jugadores juegan “de memoria”, sabiendo en todo momento dónde están sus compañeros y cuáles son las jugadas más típicas, provocando que una táctica reconocible tenga bastantes más ventajas. Es lo usual en el fútbol moderno, que si bien se suele realizar alguna que otra variante en función de determinados partidos, la esencia táctica y de estilo suele imperar, no teniendo variaciones tan bruscas como los que juegan con este sistema.

 

Partido de Irán contra Siria usando un 4-3-3. MC: Mediocentro, IN: Interior, EX: Extremo, DL: Delantero.

Partido de Irán contra Siria usando un 4-3-3. MC: Mediocentro, IN: Interior, EX: Extremo, DL: Delantero.

Las selecciones del Mundial que suelen jugar adaptando su táctica en función del rival son Túnez, Irán, y Corea del Sur. De todos ellos, es Irán el que suele ejecutarlo mejor, ya que están capitaneados por Carlos Queiróz que posee una dilatada experiencia con selecciones nacionales. En cualquier caso, en ninguna de las tres selecciones he visto una excelencia importante a la hora de dominar este estilo de juego.

 

Ultradefensivos.

Es el estilo que suele agrupar un gran número de jugadores alrededor de su área. Su mínimo común es que siempre juegan con tres centrales, acompañados de laterales (defensa de cinco) o carrileros (defensa de tres, cinco cuando el rival ataca). En el caso más extremo, lo acompañan con un doble pivote, dejando el ataque a cargo de sólo tres jugadores que lo realizan al contragolpe, la única manera de realizar ataques ofensivos con una táctica ultradefensiva. Hay casos muy extremos de “trivote”, dejando el juego ofensivo, por tanto, a dos jugadores solamente.

Los dibujos más usuales, por tanto, es el 5-3-2 y el 3-5-2. En casos extremos el 5-4-1, aunque también se puede ver en el 3-4-3, con los tres jugadores ofensivos atacando y todos los demás, defendiendo. También en el 4-2-3-1, donde los interiores suelen actuar más como carrileros.

Hasta seis defensas más un doble pivote en el partido de Rusia contra Bélgica.

Hasta seis defensas más un doble pivote en el partido de Rusia contra Bélgica.

Ejemplos en el Mundial de selecciones que emplean este tipo de táctica son Rusia, Costa Rica y Panamá. No es casualidad que impere este estilo en equipos de la CONCACAF, ya que es, sin contar la OFC, la confederación que más atrás se está quedando en cuanto a la evolución del fútbol con la excepción de México. En el caso de Rusia, es una extensión natural del estilo de juego que suele imperar en la Premier League de Rusia, el clásico “estilo ruso”, visto en un nutrido grupo de equipos de su máxima categoría liguera.

El principal problema de este estilo, es que se necesita de una fuerte disciplina táctica, mucho más que el siguiente escalón en las tácticas del Mundial. La rigurosidad posicional también debe ser excelsa, ya que, con un mayor número de defensas, los errores posicionales pueden ser más frecuentes y los atacantes pueden conseguir desmarques sin caer en el fuera de juego. No veo a Rusia, Panamá y Costa Rica dominando de manera notable este estilo de juego, al menos no para el nivel ofensivo que se van a encontrar en el Mundial. Si a esto lo añadimos que su potencial ofensivo será prácticamente inexistente, los noventa minutos de un partido, que pueden parecer pocos, es demasiado tiempo para que consigan mantener su portería a cero.

 

Defensivo, juego horizontal y posicional.

Es uno de los estilos más populares en todo el mundo, pero sobre todo en Europa. Es el juego defensivo “estándar” en el fútbol moderno. Un juego basado en la posesión como defensa y en poblar tanto el centro del campo como las bandas. Los laterales no suelen tener demasiado protagonismo ofensivo y los interiores sí tienen implicaciones ofensivas, permitiendo que el o los delanteros sólo deban preocuparse en la ofensiva y el desmarque.

Respecto al dibujo táctico de este estilo, el 4-4-2 es el rey, utilizado diría yo en el 90% de los casos, si bien también se puede realizar como un 3-5-2 pero con los carrileros con más labores centrocampistas que laterales. Con el 4-2-3-1 también se puede realizar.

 

4-4-2 de Marruecos contra Costa de Marfil

4-4-2 de Marruecos contra Costa de Marfil

Dada su popularidad, son muchas las selecciones que utilizan este estilo de juego de cara al mundial, ellos son Marruecos, Portugal, Perú, Suecia, Uruguay, e Islandia. Portugal e Islandia continúan con el estilo que tan buenos resultados les ha dado en la anterior Eurocopa. Uruguay está alcanzando un claro dominio de este estilo, recordándome por momentos a aquel Uruguay de Forlán que acabó cuarto en el Mundial del 2010. Suecia y Perú están adaptando este estilo, aunque lo veo mucho mejor asimilado en el equipo sudamericano que en el europeo. Por último, este estilo ha llevado a Marruecos a clasificarse para un Mundial desde 1998 y debo decir que, de todos los representantes africanos, es la selección que más en forma veo. Están comandados por el entrenador francés Hervé Renard, que le dio la segunda Copa Africana de Naciones a Costa de Marfil en 2015.

 

Contención y contraataques rápidos.

De largo, el estilo más popular en todo el mundo, al ser el punto intermedio entre el juego defensivo y ofensivo, visto en cualquier rincón del planeta. Contención, presión en el centro del campo y salidas con velocidad sobre todo por las bandas. Suele imperar el juego vertical y el balón largo.

En este estilo de juego, el 4-2-3-1 o doble pivote es el líder absoluto, aunque también se suele realizar con un “trivote” e incluso con un 3-4-3. Lo principal es tener un mínimo de dos centrocampistas destructores que presionen en el centro del campo, para luego buscar salidas rápidas bien por las bandas con interiores o carrileros o bien mediante el pase largo.

Ejemplos de este estilo hay muchos en el Mundial, siendo la táctica más habitual que nos encontraremos, ya que el grueso de selecciones que participan en el Mundial utilizan esta táctica. Con este estilo juegan Egipto, Argentina, Colombia, Polonia, Arabia Saudí, Australia, Dinamarca, Serbia, Suiza, y Japón. Es un estilo que encontramos de manera muy usual en los equipos europeos de “segunda línea”, que suelen ser los que tienen más desarrollada la parte “rocosa” del estilo que la ofensiva. Otros equipos no tan clásicos en este tipo de estilos lo han adaptado muy bien gracias a sus seleccionadores foráneos, es el caso de Egipto, guiados por Héctor Cúper, Australia, guiados por Bert van Marwijk, y Arabia Saudí, guiados por Juan Antonio “Pizzi” que, quizás, sea el más inusual a la hora de visualizar qué equipos suelen jugar con este estilo. Argentina y Colombia utilizan una variante clásica sudamericana, donde impera más la intensidad física y la conducción vertical del balón en jugadas individuales de sus interiores y mediapuntas, que suelen participar más en segundas jugadas. Por último, Japón también abusa de las conducciones verticales, pero en este caso suelen ser los conductores del esférico los que finalizan (o tratan de finalizar) las jugadas.

El caso de Bélgica.

Ataque de Bélgica contra Bosnia y Herzegovina con una línea de 3 y otra de 4. Nótese la distancia existente entre ambas. MC: Mediocentro, CR: Carrilero, DL: Delantero, EX: Extremo

Ataque de Bélgica contra Bosnia y Herzegovina con una línea de 3 y otra de 4. Nótese la distancia existente entre ambas. MC: Mediocentro, CR: Carrilero, DL: Delantero, EX: Extremo

Si bien a grandes rasgos podemos incluir a Bélgica de Roberto Martínez en este grupo, lo cierto es que tiene particularidades para mencionarlo de manera aparte. Para empezar, su doble pivote destructor no es tan destructor, estando conformado por mediocentros creadores, provocando que la parte “rocosa” de la táctica sea muy endeble. Por otro lado, juegan con un 3-4-3, pero bien podríamos dibujarlo como un “3-2-2-1” ya que no juegan con carrileros, sino con interiores y, encima, sin mediapunta. Esto convierte a Bélgica en una especie de “Dr. Jekyll y Mr. Hyde futbolístico”, con un ataque poderosísimo gracias a grandes nombres como De Bruyne, Januzaj, Yannick Carrasco, Mertens, Batshuayi. Lukaku… que han conseguido batir el récord de goles marcados en una fase de clasificación para el Mundial con 43 goles, junto con Alemania. Su punto débil es una presión defensiva algo endeble. Bélgica tiene tendencia a partirse a lo largo de los encuentros.

El caso de Inglaterra.

Ataque de Inglaterra contra Italia. Hasta cuatro jugadores ejerciendo de mediapunta delante del doble pivote. MC: Mediocentro.

Ataque de Inglaterra contra Italia. Hasta cuatro jugadores ejerciendo de mediapunta delante del doble pivote. MC: Mediocentro.

La Inglaterra de Gareth Southgate (que ha dado bastantes éxitos a las categorías inferiores de la selección nacional) también se puede englobar a grandes rasgos en este grupo, pero posee notables peculiaridades. En un principio juegan con un 3-5-2, pero en la práctica sólo juegan con un mediocentro destructor, provocando una ofensiva de hasta cuatro mediapuntas, es decir, en la práctica es una especie de “3-1-4-2”, provocando una marea de talento ofensivo una vez que consiguen recuperar el balón muy difícil de detener y que ha sido el causante de la brillante clasificación de Inglaterra para el Mundial. La parte “rocosa” de esta táctica está más mermada que la variante “clasica” pero la parte ofensiva, la de la contra letal y el juego vertical, es superlativa en Inglaterra.

 

Contención y posesión.

Es una variante más sofisticada y evolucionada del clásico 4-2-3-1, que incluye elementos creativos. En él, uno de los mediocentros, el mediapunta, uno de los interiores o dos de ellos en cualquier posición tiene un perfil creativo que provoca una notable solidez en el equipo en cualquier parte del campo, sin fisuras. Suelen usar la posesión para el juego ofensivo, elaborando jugadas, evitando de esta manera las habituales pérdidas de balón en los pases que suelen ocurrir en los juegos más verticales. El principal problema para llevar a cabo este estilo de juego tan milagroso, es que se necesitan jugadores superlativos para llevarlo a cabo, principal razón por lo que no es tan abundante en el mundo del fútbol de selecciones, donde es difícil que un nutrido número de jugadores den con el perfil en la misma generación.

Clásico contraataque 4-2-3-1 de Alemania contra la República Checa. MC: Mediocentro, MP: Mediapunta, IN: Interior, DL: Delantero.

Clásico contraataque 4-2-3-1 de Alemania contra la República Checa. MC: Mediocentro, MP: Mediapunta, IN: Interior, DL: Delantero.

En este estilo, Alemania es el principal exponente, provocando una clasificación para el Mundial sobresaliente, ganando todos sus encuentros con cuarenta y tres goles a favor y sólo cuatro en contra. Pero no es el único, Croacia también trata de jugar con ese estilo, aprovechando el enorme talento de algunos de sus nombres, sólo que, comparado con Alemania, adolece de nombres superlativos en otras posiciones del campo.

 

Ofensivos.

Es la táctica en la que se utiliza un gran número de atacantes, por lo general cinco o más, provocando que sean los más letales en el contragolpe pero no limitándose sólo a ello, ya que la gran concentración de jugadores ofensivos rondando el área rival también les permite combinar entre ellos, por lo que pueden seguir con su ofensiva aunque el rival esté encerrado atrás. De hecho, este estilo provocará que los equipos defensivos vean mermado mucho más sus prestaciones ofensivas al estar todos encerrados en su área. El principal problema, conocido por todos, es su exposición a los contragolpes, ya que es usual en este estilo jugar con un único pivote y, además, con los laterales muy adelantados, dejando atrás sólo al pivote y los dos centrales. En casos extremos sólo los centrales, ya que utilizan al pivote como enganche en la circulación del balón en las jugadas ofensivas.

En este estilo, el 4-3-3 es el rey, aunque también se puede ver el 3-4-3 y el 4-2-3-1. En los casos de doble pivote, uno de los mediocentros se une al ataque para ejercer de “enganche” quedando el otro atrás con los centrales. En el caso de único pivote, es usual ver sólo a los centrales en la retaguardia. En cualquiera de los casos los laterales o carrileros tienen muchas implicaciones ofensivas.

Ataque de Brasil contra Uruguay en 4-3-3, con los interiores (IN) sumándose al ataque con los extremos (EX) y el delantero (DL) muy adelantado.

Ataque de Brasil contra Uruguay en 4-3-3, con los interiores (IN) sumándose al ataque con los extremos (EX) y el delantero (DL) muy adelantado.

Entre las selecciones que jugarán el Mundial y que son claramente ofensivas nos encontramos con Francia, Brasil, España, Nigeria, México y Senegal. Si bien los equipos africanos no suelen ser especialistas en la circulación del balón para elaborar jugadas ofensivas, siendo más endebles si el rival se encierra atrás, prefiriendo ser letales en el contragolpe. Por otro lado, aunque es cierto que México y Senegal han desplegado un juego ofensivo a la hora de clasificarse para el Mundial, también he visto en algunos encuentros utilizar un juego más conservador cuando se enfrentan a rivales más poderosos en los amistosos, así que, aunque están dentro de este grupo, no me extrañaría que “cambiaran el chip” una vez que empiece el Mundial.

Los que sí ejecutan este estilo a la perfección son Francia, España y Brasil. De esos tres, es Brasil al que veo más en forma ya que tiene un talento desbordante en prácticamente todos los atacantes que conforman su 4-3-3, incluido los laterales. Quizás sean más vulnerables en los contragolpes que los europeos, pero ofensivamente es uno de los mejores equipos por nombre, si no el mejor.

 

Y esto es todo, los treinta y dos protagonistas, con sus tácticas, dibujos y estilos ¿cuál se impondrá este año en el mundo?

 

ANKOR.

Andromeda

 

 

 

 

¡SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES!
TWITTER: @WEBDIARIOAM ; HASHTAG: #DIARIOAM
FACEBOOK: HTTPS://WWW.FACEBOOK.COM/WEBDIARIOAM

 

 

 

¿Te gusta esta entrada?

17

More in Crónicas

nba-logo-3

NBA: Jornada inaugural – Crónica DiarioAM 19/10/2018

gjdeleven19 octubre, 2018
portada

Sevilla, Barcelona y Cartagena – Crónica Diario AM 16/10/2018

ColaboradoresDAM16 octubre, 2018
mecanizados-de-precision-de-bronce-mxvpzp7mlvxczt9sxwkxzya5hoo1da95mjqnfwm9hw

Puliendo el bronce – Crónica Diario AM 15/10/2018

ColaboradoresDAM15 octubre, 2018
Portada

Calorcito – Crónica Diario AM 14/10/2018

Ella14 octubre, 2018
nba-logo

Ya está aquí la NBA – Crónica DiarioAM 12/10/2018

gjdeleven12 octubre, 2018
notas

Las notas: agosto – septiembre 2019 – Crónica Diario AM 10/10/2018

churchill10 octubre, 2018

Copyright © 2015 DiarioAM