Crónicas

NBA: Las Finales – Crónica DiarioAM 8/6/2018

NBA: Las Finales – Crónica DiarioAM 8/6/2018
gjdeleven

 Las Finales del curso NBA 2017/2018 están dejando grandes momentos. La rivalidad entre Cavs y Warriors se siente desde que los jugadores llegan al pabellón (hola, Draymond Green emulando a LeBron con pantalones cortos y con sorna). Sobre la pista estamos viendo exhibiciones individuales, despropósitos colectivos y mucha mala baba. Tras tres partidos disputados, los vigentes campeones se acercan a su objetivo de revalidar el título.

 

 

LAS FINALES

 

GAME 1

Cleveland Cavaliers 114 – 124 Golden State Warriors

 

Game 1 - 1El primer partido se presentaba con más igualdad de la que podía parecer a priori. Comenzaban bien los Warriors, que se quedaban un poco helados después de que JR Smith atropellara de forma involuntaria a Klay Thompson y mandara al jugador local al vestuario con los fisios. Ese desconcierto en los californianos lo aprovechaban los Cavs para dominar ligeramente, sobre todo al inicio del segundo cuarto. Klay volvía al campo y ejercía de señal de stop para dos claras ventajas de Cleveland, primero por 9 puntos y luego por 11, siendo máximas diferencias ambas cada una en su momento. Con 8 de ventaja para los de Tyronn Lue, los Warriors apretaban y se acercaban, pero una acción fea de Draymond Green sobre LeBron dejaba a los visitantes con una ventaja de 3 puntos a falta de pocos segundos para el intermedio. Eso significaría desventaja al descanso para cualquier equipo que no tuviera a Stephen Curry en sus filas, pero como no es el caso de los Warriors, el base se sacaba un triple casi desde el centro del campo y el partido se iba al descanso con empate: 56-56.

 

2018 NBA Finals - Game OneEn la segunda mitad, los Warriors comenzaban el tercer cuarto a todo gas, tratando de repetir esa máxima de que tras el descanso son imparables. LeBron lo evitaba haciendo la guerra por su cuenta, con un triple desde nueve metros en la cara de Durant incluido. JaVale McGee, que había saltado a pista al final del segundo cuarto y había dejado buenos minutos en defensa, quedaba emparejado en la faceta defensiva con LeBron un par de veces al inicio del tercer periodo y saldaba el asunto sin que “El Rey” anotara. McGee, por cierto, protagonizaría unos minutos después una de las jugadas cómicas de la noche al no poder clavar un mate estando totalmente solo bajo la canasta. El tercer periodo terminaba con los Warriors dominando por 84-78. El último periodo comenzaba con LeBron y con Durant en el banquillo. Kevon Looney atrapaba un impresionante rebote ofensivo y Jordan Clarkson, en la siguiente jugada, demostraba estar muy lejos de ser el jugador que tanto prometía en los Lakers. No era necesario, puesto que lo lleva haciendo durante todos los Playoffs. Un buen triple de Jeff Green y otro de Kyle Korver volvían a poner a los Cavs en el partido a falta de 7 minutos. Un par de jugadas polémicas ponían salsa: en la primera se señalaba una cuestionable falta sobre Durant; en la segunda, un claro contacto de Kevon Looney sobre LeBron no se pitaba. Con 94-94 en el marcador y las espadas en todo lo alto, Draymond Green anotaba desde el triple tras toda la noche evitando lanzar después de unos malos playoffs desde la larga distancia. A continuación, un mal pase de LeBron y una mala recepción de Love acababan en pérdida y, tras el saque de fondo, Curry aprovechaba para hacer sangre con un triple bárbaro con la mano de Kevin Love en la cara. Cuando faltaba un minuto para el final, los Warriors ganaban 101-102. LeBron entraba a canasta tras buscar (como siempre) quedar emparejado con Curry y anotaba, además de sacar la falta personal. 104-102 favorable a Cavs y menos de un minuto por jugarse. Precioso. Esto es la NBA. En la siguiente posesión, de los Warriors, LeBron le sacaba la falta en ataque a Durant. Los árbitros revisaban la jugada y daban balón a los Warriors al interpretar que la falta fue en defensa. Esto es el VAR bien utilizado. Una final puede depender de una mala decisión arbitral. Durant anotaba los dos tiros libres y el partido quedaba en 104-104 a falta de 36 segundos. LeBron anotaba rápido de dos para buscar tener la última posesión pasara lo que pasara. Curry respondía con un 2+1. Quedaban 23 segundos. 106-107 y Klay hacía falta sobre George Hill, que anotaba el primero desde la línea de personal y fallaba el segundo. El rebote lo recogía JR Smith, que hacía algo inexplicable, corriendo con el balón pasando a formar parte de la historia absurda de la NBA ante el asombro de LeBron. Habría prórroga. Inicio inmejorable para Las Finales de la NBA 2018.

 

Game 1 - 3Dos tiros libres de Durant abrían el marcador en el tiempo extra. Un triple de Klay lo aumentaba. Los Cavs estaban erráticos en ataque, con Draymond Green desgastando a los rivales en otro enorme partido suyo en defensa. Shaun Livingston anotaba una bandeja de las que lleva metiendo toda la vida y ponía el +7 en el marcador. Livingston volvía a anotar y Draymond clavaba otro triple cuando más importante era para su equipo. 109-119 y Green, en la siguiente jugada, bailaba, levantando al Oracle Arena. Y lo de que “bailaba” no es argot deportivo: empezaba a bailar como un loco en medio de la pista. Con dos tiros libres anotados por LeBron entre medias, Klay anotaba otro triple y remataba el partido con el 111-122. JR Smith se sacaba un triplazo para dejar el marcador en 114-122. En la última jugada, con diferencia de 2 segundos entre el reloj de posesión y el del partido, Livingston hacía una enorme cagada: lanzaba a canasta con el encuentro decidido. Y para colmo, recibía falta de Tristan Thompson. Flagrante tipo 2. Expulsado. El pívot de los Cavs se calentaba y le recriminaba la acción a su rival. Aparecía Draymond por ahí, aplaudiendo con sorna, y Tristan le soltaba un mandoble mitad con la mano y mitad con el balón. Venía el partido de un encontronazo entre Curry y LeBron en una acción en la que el alero trató de taponar al base con excesiva dureza y éste se lo recriminó. Los dos jugadores, nacidos en Akron ambos, tuvieron algo más que palabras y ya se olía la sangre. Lo que pasó después fue la gota que colmó el vaso de un partido muy, muy tenso al final. Tras toda la tangana, LeBron y Curry conversaban. Cara seria de “El elegido”, semblante simpático de “El Chef”, que hablaba luego entre risas con Mike Brown, entrenador asistente de los suyos. Livingston anotaba los dos puntos de la falta personal, poniendo el definitivo 114-124 en el marcador. Los Warriors sobrevivieron en un partido que no merecieron ganar y en el que LeBron cultivó una hoja estadística de 51 puntos, 8 rebotes y 8 asistencias.

 

 

GAME 2

Cleveland Cavaliers 103 – 122 Golden State Warriors

 

Game 2 - 01Comenzaba el partido con la novedad de que JaVale McGee era titular por parte de los Warriors. Los Cavs sabían que el pívot es el jugador menos peligroso de los de Steve Kerr, pero lo descuidaban hasta el punto de olvidarse de él y que anotase los 4 primeros puntos del partido sin ninguna oposición. Stephen Curry buscaba a Kevin Love un par de veces para anotar con facilidad y a los Cavs les costaba. Klay Thompson anotaba un triple en movimiento con el punteo de Love y Draymond Green machacaba el aro para poner el 6-15 en el marcador cuando apenas habían pasado cuatro minutos de encuentro. Habían transcurrido un par de minutos más cuando JR Smith anotaba una bandeja y conseguía la falta adicional: “MVP, MVP” coreaba el pabellón, que había ovacionado al escolta en la presentación de los titulares con mucha sorna por lo sucedido en el anterior encuentro. El intercambio de golpes era bonito: los Warriors estaban en 12/14 en tiros de campo y, a pesar de ello, los Cavs estaban a dos puntos. A falta de dos minutos, Kevin Love se iba a los vestuarios por lo que parecía algún tipo de dolencia cuando los Warriors estaban seis puntos arriba. El primer parcial terminaba con 28-32 a favor de los locales, que jugaron el último minuto y medio con un quinteto formado por Stephen Curry, Shaun Livingston, Nick Young, Jordan Bell y Kevon Looney. Nada de “big loquesea”.

 

Game 2 - 1Comenzaba el segundo cuarto y el partido pasaba por una fase de baloncesto muy irregular. Draymond Green fallaba solo desde el triple, Livingston atrapaba el balón, lo sacaba hasta el arco y Durant sí la metía. Jordan Clarkson estaba en pista por los Cavs y seguía encadenando despropósitos. Después de uno de ellos, Klay anotaba un triplazo y ponía a los Warriors nueve puntos arriba. Es incomprensible que Calderón no huela ni un minuto y Clarkson, buen jugador pero a un nivel pésimo (peor PER de todos los jugadores de los Playoffs), esté sumando más de 10 minutos por encuentro. Lo más curioso, llegados a este punto, es que se veía a un LeBron cansado, algo muy extraño. Acumulaba 10 puntos, 6 rebotes y 5 asistencias, que son números de otra galaxia en ese momento del partido, pero no dominaba en absoluto. Incluso hubo varias jugadas ofensivas en estático en las que no participó. Cuando peor estaban los Cavs, Love volvía al encuentro y acercaba a los suyos en el marcador, pero Curry metía un triple de los que solamente mete él, tras doble bloqueo de David West y Draymond Green, y dejaba a los suyos 11 puntos por delante, obligando a Tyronn Lue a pedir tiempo muerto para evitar la sangría cuando todavía quedaba la mitad del cuarto por cumplirse. Cuando restaban cuatro minutos se produjo una jugada muy significativa: LeBron falló una entrada a canasta, Green cogió el rebote y JaVale McGee anotó a la contra con un mate bajo canasta… sin que LeBron hubiera decidido bajar a defender. Volvían a apretar los Cavs, reduciendo las distancias, pero dos triples de Curry desde su casa colocaban el +15 en el marcador. El partido, poco después, llegaba al descanso con 46-59 favorable a Warriors.

 

Game 2 - 3Comenzaban fuerte los Cavs en el tercer periodo, el que suele ser de los Warriors. En dos minutos, parcial de 10-7 para ellos. Con 61-69 en el marcador y con los locales sufriendo para anotar, Klay Thompson paraba un contragolpe para anotar de tres. Contestaba LeBron con la misma moneda. Una asistencia de LeBron a Tristan Thompson ponía a los Cavs de nuevo a seis puntos. Había partido. El intercambio de golpes era precioso, con Kevin Love reduciendo la distancia hasta cinco puntos con un triple en el que Green se descuidó mucho en defensa, algo que es como ver pasar un OVNI. Un par de buenas jugadas de LeBron, que volvía a su nivel, dejaban de nuevo a los Cavs a cinco puntos después de que (otra vez) los Warriors hubieran estirado el chicle, pero Klay se sacaba un triple inverosímil de la manga y volvíamos al punto de partida. Jordan Bell, a falta de 5 segundos, se enganchaba con LeBron en un saque de fondo de los Cavs y recibía una técnica. En el banquillo, mientras los árbitros revisaban, un Andre Iguodala vestido de calle (su lesión está mejorando muy despacio) parecía dar un par de consejos al propio Bell, que recuperaba el balón en el nuevo saque desde línea de fondo de los Cavs bajo los aplausos de su compañero. Curry probaba un triple que no entraba y el tercer parcial concluía con 80-90 favorable a los de casa.

 

Game 2 - 4Los últimos doce minutos comenzaban con una jugada enmarañada de los Warriors que no encontraba red, ante lo que LeBron conseguía un triple que en la siguiente jugada neutralizaba Curry. Y acto seguido, el “chef” anotaba otra vez desde la larga distancia. Un tiempo muerto a falta de 8 minutos se reanudaba con una jugada plagada de errores por parte de los Warriors en la que Curry, a falta de medio segundo para comerse la posesión, lanzaba casi desde medio campo para anotar de tres. Un buen 2+1 de LeBron acortaba una distancia que ya parecía insalvable con 15 puntos de ventaja para los Warriors, pero en la siguiente jugada Curry lograba un 3+1. 16 de ventaja para Warriors, donde Durant metía un mate con puerta trasera tras fallo de LeBron y dejaba el resultado en un casi definitivo 93-111 a falta de cinco minutos. La cara de Tyronn Lue en el banquillo era un poema. Casi parecía que estuviese decepcionado porque su libreto de jugadas, ese que no existe, mereciera más. Tanto era así que el entrenador visitante se rendía: metía a Jordan Clarkson, Larry Nance JR, Rodney Hood y Cedi Osman por LeBron James, Kevin Love, George Hill y JR Smith. Incomprensible que Hood, uno de los pocos anotadores de nivel que hay en la plantilla de los Cavs, esté casi apartado de la rotación, por muy rebelde que sea. Lo primero tras el cuádruple cambio era un triple de Curry en la cara de Osman, como mostrándole de qué iba todo esto. Steve Kerr también sentaba a los titulares y dejaba en pista a Patrick McCaw, Nick Young, Quin Cook, Kevon Looney y Zaza Pachulia. Calderón entraba por los Cavs y anotaba. Es el tercer español que juega unas Finales de la NBA tras Pau Gasol y Serge Ibaka. A partir de ahí, correcalles. Todos querían aprovechar sus minutos. No soy injusto ni caigo presa de mis preferencias cuando digo que, con Calde en pista, y aun en minutos de la basura, los Cavs parecían jugar a algo. Incluso Ante Zizic, que había sustituído a Larry Nance Jr, anotaba a pase del base extremeño. El 103-122 que señalaba el electrónico al finalizar los 48 minutos de baloncesto era más representativo del último cuarto que del partido al completo. Para dar un par de datos adicionales, decir que Shaun Livingston anotó los cinco tiros de campo que intentó, mientras que en el partido anterior había anotado 4/4 y viajaba a Cleveland sin fallo en Las Finales. Por otra parte, Stephen Curry anotaba 9 triples y conseguía el record histórico en Las Finales, superando a Ray Allen.

 

 

 GAME 3

Golden State Warriors 110 – 102 Cleveland Cavaliers

Game 3 - 1   ¿Recordáis el mítico mate de Tracy McGrady en el All-Star Game, lanzándose un pase contra tabla a sí mismo? Pues eso hizo LeBron a los 2 minutos del Game 3 de Las Finales de la NBA. Qué bestia…. Y lo hizo espoleado por un buen inicio de los suyos, que ganaron las primeras ventajas con un triple inicial de Kevin Love y otro, en la siguiente jugada, de JR Smith. Los Warriors estaban fallones y con el 4-12 que mostraba el marcador, Steve Kerr tuvo que pedir tiempo muerto. Iguodala volvía a jugar y encontraba el partido calentito. Stephen Curry acumulaba dos faltas personales en apenas cuatro minutos y Draymond Green y Tristan Thompson se llevaban una técnica cada uno tras un rifirrafe entre ellos. Daba la sensación de que los Cavs estaban muy bien y los Warriors muy mal. Pasaron diez minutos hasta que Steve Kerr vio el primer triple de los suyos en la pista: fue Klay Thompson tras pase de Andre Iguodala por la espalda. El siguiente ataque lo fallaron los de Ohio y, a la contra, Durant metió otro triple. Los Warriors habían llegado. El final del primer cuarto llegaba con 28-29 favorable a los Cavs.

 

Game 3 - 2El inicio del segundo parcial fue un despropósito. Ambos equipos encadenaban fallos, aunque los Cavs colaban alguna pelota en la red y se marchaban hasta los siete puntos de ventaja. Stephen Curry volvía a pista y seguía sin estar acertado. JR Smith, por su parte, enchufaba otro triple. Ocho puntos de ventaja para Cavs. Tras un pequeño intercambio de puntos, Kevin Love, a gran nivel, enchufaba un triplazo y en la siguiente jugada atrapaba el rebote ofensivo y dejaba una bandeja para poner el +12. Kevin Durant acortaba distancias, pero un Love superlativo volvía a anotar de tres. Y Durant contestaba con otro triple. El partido se calentaba en lo estrictamente deportivo, pero también en cuanto a intensidad. Draymond Green recibía su tercera personal. LeBron y Curry peleaban por un balón, los árbitros pitaban falta del primero y luego la modificaban para señalársela al segundo, que sumaba también la tercera para él. Decisión muy discutida. A falta de un minuto, Andre Iguodala se marchaba cojeando a los vestuarios y reaparecían los fantasmas. Los Cavs estaban ocho puntos arriba. LeBron entraba a canasta, perdía la bola y protestaba, como hizo durante toda la noche, que le habían hecho falta. En la última jugada de la primera mitad, Durant pedía la pelota, encaraba a Larry Nance Jr y anotaba un triple a falta de 8 décimas para dejar el luminoso en 52-58 al descanso.

 

NBA Finals Warriors Cavaliers BasketballSe ponían a dos los Warriors cuando se habían disputado dos minutos de juego desde la reanudación y lo hacían con un triple de Durant, que estaba manteniendo a los suyos en el partido ante la ausencia de Curry y Klay, que sumaban siete puntos entre ambos. Un tiro libre del propio Curry ponía por delante a los Warriors por primera vez en todo el partido. Anotaba también el segundo y ponía a los suyos 63-61. Mejoraban mucho los de la bahía en defensa y los Cavs no encontraban soluciones. Un bonito toma y daca, con triples de Love, Durant y Klay dejaba el partido precioso para el espectador. Andre Iguodala, por cierto, estaba en pista, descartando una recaída de la lesión. Sin embargo, Curry también enfilaba el túnel de vestuarios, asustando a sus parroquianos. Por suerte para ellos, el base volvía al instante. Necesidad fisiológica. El tercer tiempo terminaba con los Warriors un punto arriba y con LeBron pidiendo de forma absurda una falta en su tiro de tres sobre la bocina que no entró.

 

Game 3 - 4El último parcial comenzaba con Curry tan mal como había estado hasta el momento. Tras fallar un triple, erraba también una bandeja y su carta de tiro era de 1 de 13. Rodney Hood, que había estado sumando los minutos que hasta el Game 3 fueron para Jordan Clarkson, estaba jugando un gran baloncesto y mantenía las distancias con unos Warriors excesivamente aferrados al gran partido de Durant. Había un punto de diferencia entre los equipos y las alternancias en el marcador se sucedían cuando llegábamos al ecuador del último cuarto. Habían pasado varios minutos así, punto arriba y punto abajo, dejando un momento precioso en Las Finales. Nadie conseguía despegarse… hasta que Curry anotó su primer triple y los Warriors se pusieron con cuatro de ventaja. En la siguiente jugada, triple de LeBron tras dos rebotes ofensivos de los Cavs, y Cleveland de nuevo a un puntito. Iguodala posterizaba a Tristan Thompson y los locales fallaban su siguiente ataque cuando llegó el momento histórico: Durant metía un triple desde su casa, exactamente igual que hizo el año pasado en el mismo escenario, desde el mismo punto de la pista y casi en el mismo momento del partido para conseguir, de nuevo, dar un golpe de efecto al partido. Era el punto número 43 para el alero. LeBron recortaba la distancia a cuatro puntos a falta de 40 segundos. Draymond Green machacaba el aro y devolvía el +6 al marcador cuando restaban 25 segundos. Estaba hecho. Dos tiros libres de Curry ponían la puntilla y el resultado se paraba en 110-102 favorable a Golden State. El Game 3 fue el partido en el que los Cavs fueron los Warriors por juego coral y aportación de los secundarios y Kevin Durant fue LeBron James por su capacidad para ganar el partido casi él solito.

 

 

Nos leemos pronto con más NBA

 

GJD Eleven

 

 

¡RECUERDA QUE PUEDES SEGUIRNOS EN LAS REDES SOCIALES!

TWITTER: @WEBDIARIOAM ; HASHTAG: #DIARIOAM

FACEBOOK: HTTPS://WWW.FACEBOOK.COM/WEBDIARIOAM

¿Te gusta esta entrada?

15

More in Crónicas

Portada Ranking Liga 2017

Ranking Liga 2018 – Crónica Diario AM 23/06/2018

Ankor23 junio, 2018
Volvo Ocean Race

Volvo Ocean Race: etapa 10 – Crónica Diario AM 18/07/2018

churchill18 junio, 2018
Portada

Mafioso – Crónica Diario AM 17/06/2018

Ella17 junio, 2018
PortadaPartidaYRegreso

Partida y regreso, historia de un equipo por un aficionado – Crónica Diario AM 16/06/2018.

Ankor16 junio, 2018
th

¿Y porque no Argentina?¿?? – Crónica Diario AM 14/06/2018

Tato14 junio, 2018
BanderaBrasil

Brasil – Crónica Diario AM 11/06/2018

churchill11 junio, 2018

Copyright © 2015 DiarioAM