Crónicas

Manual de “Señorío” Parte I – Crónica Diario AM 17/04/2018

Manual de “Señorío” Parte I – Crónica Diario AM 17/04/2018
errante

Tengo miedo.

Sí, estoy aterrado de como la historia en menor o mayor grado podría volver a repetirse. Me aterra comprender que para algo tan trivial como el fútbol puede llegar a deshumanizar colectivos, demonizar individuos y fomentar un recalcitrante odio hacia tierras tanto reales como ficticias.

Entonces hago un alto y me cuestiono, ¿qué pasará si en lugar de una pelota se centran en servicios médicos, la educación o la seguridad? Liego hago un alto, reflexiono y me doy cuenta que todo es culpa del otro, de ese que tiene todo y no da las gracias. De aquel que hablar distinto, que llega a pensarse igual a uno. Ese es quien debe ser el responsable de todas las desgracias de los seres de bien. Para evitar su mala influencia, hay que resucitar viejos principios…

Principio de simplificación y del enemigo único. Adoptar una única idea, un único Símbolo; Individualizar al adversario en un único enemigo.

No hay nada más intolerante que el éxito de quien piense distinto. Los triunfos de quien no quiere creerme ni seguirme o hasta contradecirme son los más irritantes y dolorosos. Son actos de insubordinación que no pueden tolerarse y que demandan de forma inmediata su corrección. Es por esta razón que se debe identificar al subversivo y hacer de él un ejemplo. Hay que minimizar su influencia, que no se atreva a decir que es más de lo que es aceptable que sea.

1

Principio del método de contagio. Reunir diversos adversarios en una sola categoría o individuo; Los adversarios han de constituirse en suma individualizada.

Existe la necesidad de simplificar el mensaje para que sea entendido por un mayor número de seguidores. Por tal razón, hay que hacer desaparecer las diferencias entre ese ideal que se censura y ese símbolo que tanto aman los malagradecidos. Quienes se sienten diferentes van a ser reducidos a un equipo y los del equipo van a ser inmediatamente etiquetados por un ideal. Así ahorramos explicaciones y podemos enfocar mejor los ataques. Hay que mezclar lo deportivo con lo que se detesta para de esa forma enfocar mejor el odio.

2

Principio de la transposición. Cargar sobre el adversario los propios errores o defectos, respondiendo el ataque con el ataque. “Si no puedes negar las malas noticias, inventa otras que las distraigan”.

Cuando surgen los desgraciados que presumen que las reglas para ellos y nosotros sean iguales hay que asegurarse que emitimos un mensaje tan fuerte que opaque sus reclamos. Nuestro mensaje será mejor si involucra culparlos de alguna afronta, de esa forma quien no entiende que sucede puede inferir que todo lo más seguro se origina de la envidia y rencor que nos tiene el perjudicado. Las personas siempre se interesan por escuchar las desgracias, inventemos varias que sean causadas por quienes se piensan con los mismos derechos.

3

Principio de la exageración y desfiguración. Convertir cualquier anécdota, por pequeña que sea, en amenaza grave.

No es permitido aceptar derrotas. Si llega ese momento es imperativo diseminar noticias que pongan en duda la validez del triunfo obtenido. Sembrar que hubo robo y que la víctima somos nosotros pues en circunstancias normales habríamos sido los claros vencedores. Nada mejor en estos casos que inventar una conspiración.

4

Principio de la vulgarización. “Toda propaganda debe ser popular, adaptando su nivel al menos inteligente de los individuos a los que va dirigida. Cuanto más grande sea la masa a convencer, más pequeño ha de ser el esfuerzo mental a realizar. La capacidad receptiva de las masas es limitada y su comprensión escasa; además, tienen gran facilidad para olvidar”.

El mensaje debe ser tan sencillo y contagioso que hasta el individuo con menor aptitud intelectual pueda entender que somos el líder siempre y que el resto de los equipos simplemente me tiene envidia. Mientras más tonto mejor.

5

Principio de orquestación. “La propaganda debe limitarse a un número pequeño de ideas y repetirlas incansablemente, presentadas una y otra vez desde diferentes perspectivas pero siempre convergiendo sobre el mismo concepto. Sin fisuras ni dudas”. De aquí viene también la famosa frase: “Si una mentira se repite suficientemente, acaba por convertirse en verdad”.

Hay que destruir mitos, deshacer héroes, no puede haber figuras que a través de la historia lleguen a inspirar rebeldes. Es necesario defenestrarlas desde el centro, utilizar los contactos para que poco a poco sus logros sean cuestionados. Luego colocamos al héroe que mejor nos convenga y escribimos un libreto que nos favorezca. Los ingratos son tan pocos que nadie les hará caso. Lo importante es que el derrumbe del mito sea tan apoteósico que no solo destruya al enemigo sino que sirva para enviar una señal a todos aquellos que se quieran sentir igual que nosotros, los dignos de llevar en el himno la palabra señorio.

6.3

6.1  6.2

Esta historia continuará….

Referencias

Fotos de Pinterest.

Los primeros seis de los “11 Principios de la propaganda” escritos por Goebbels quien fuera el ministro de propaganda de la Alemania Nazi fueron tomados de aquí.

REDES

¿Te gusta esta entrada?

26

More in Crónicas

PLAYOFFS

Playoffs NBA – Crónica DiarioAM 20/04/2018

gjdeleven20 abril, 2018
REAL MADRID 10/11

Manual de “Señorío” Parte II – Crónica Diario AM 19/04/2018

errante19 abril, 2018
A o B

Maccabi Teal Aviv A y B – Crónica Diario AM 16/04/2018

churchill16 abril, 2018
portada

Propósitos mundialistas – Crónica Diario AM 15/04/2018

Ella15 abril, 2018
futbol2

Previa Jornadas 32, 33 y 34 – Crónica Diario AM 14/04/2018.

Ankor14 abril, 2018
nba-logo-3

NBA: Fin de temporada regular – Crónica DiarioAM 13/04/2018

gjdeleven13 abril, 2018

Copyright © 2015 DiarioAM