Crónicas

Propósitos mundialistas – Crónica Diario AM 15/04/2018

Propósitos mundialistas – Crónica Diario AM 15/04/2018
Ella


Querid@s Damistas:

Cuántas cosas han pasado en el mundo del fútbol esta semana… Hacía tiempo que no se veían unas eliminatorias tan emocionantes y con tanta polémica como las eliminatorias de cuartos de la presente edición de la Champions. Pero no les voy a hablar de este tema porque ya se ha escrito mucho y no tengo nada nuevo que aportar. Tampoco hablaremos hoy del increíble récord que ha cambiado de manos y ahora pertenece al Barça: 39 partidos sin perder, lo cual es una hazaña que nadie ha podido realizar en los últimos 40 años, hasta ahora. Les voy a contar algo que me ha pasado en el trabajo.

 

Verdad verdadera

Estaba determinada a que 2018 fuese un año mejor que 2017 (cosa nada difícil), y de momento las cosas están saliendo en ese sentido. Es por eso que este año me he cambiado de trabajo (el cambio es a mucho mejor, por suerte),y allí es donde ha tenido lugar la anécdota.

Ya saben que cuando uno cambia de trabajo tiene que empezar casi de cero: no conoces la empresa, no conoces muy bien tus funciones y tampoco conoces a tus compañeros de trabajo. Y es por ello que el otro día acabé comiendo con varios compañeros de trabajo, compañeros a los que avisé que iba a explicar lo que había pasado en “mi blog”. Les dio totalmente igual, porque deben de pensarse que este augusto lugar es simplemente un sitio donde yo cuento mis batallitas de comedias musicales y nadie me lee, sin saber que somos varias personas las que estamos detrás, que ustedes los lectores se cuentan por miles, y que de vez en cuando la liamos por Twitter. Nada de esto se lo conté porque tampoco quería que me pidiesen la dirección, ya que no quiero perder la libertad de escribir aquí lo que me sale de la cabecita sin más censura que la mía propia.

En todo caso, estábamos allí hablando, con una gran mayoría masculina en el grupo, cuando descubro que la mitad de los que estaban allí comiendo ni sabían que llega el Mundial de Rusia (ya lo de las eliminatorias de la Champions ni les cuento). Total, que ante mi sorpresa mayúscula decidí investigar cuál era la magnitud del desastre, porque una cosa es decir que no sigues el fútbol (y no por ello se es peor persona, aquí lo dejo por escrito), y otra muy diferente es no saber que este año es año de Mundial, o si Francia se ha clasificado, o si se juega en Rusia o en Australia.

La cosa es tan grave que tuve que oír durante la comida “yo es que el último partido de fútbol que he visto fue el del 98” (obviamente, cuando en Francia se refieren al “98” hablan del Mundial ganado por Francia el 100% de las veces). Así me quedé yo cuando en mi cabeza hice el cálculo de que el 98 fue hace VEINTE AÑOS:

Otra frase que oí durante la comida fue: “oye, que si resulta que hay Mundial este año será genial, porque podremos hacer turismo, visitar los museos en París y no habrá nadie”. Eso me hizo plantearme que una persona que no ha seguido nunca el fútbol habrá utilizado ese tiempo para otras cosas, y me entró curiosidad por saber: oye, si tú nunca miras fútbol, ¿qué haces con tu vida? Que como pregunta puede sonar un poco patética, pero me apetecía conocer la respuesta (por supuesto que no pregunté nada, que una es educada y respetuosa, además de ser “la nueva” en el trabajo).

Ante una situación desconocida (y ésta lo era) lo más inteligente era hacer algunas preguntas concretas para situarme, y dije: “¿sabéis quién es Leo Messi?”.

“¿Cristiano Ronaldo?” 

Allí acudió a salvarme del suicidio un compañero, que sí que sabe y estaba entendiendo mi desesperación, y les dice: “bueno, sabéis quién es Platini, él sí”. Y entonces respondieron al unísono: “sí, sí, Michel Platini, él sí, que es francés”. Entonces se me abrieron las puertas del cielo y dije: “bueno, si sabéis quién es Platini conocéis a Cruyff, ¿no?”.

Respuesta: “¿es un francés?”.

Y yo: “Johan Cruyff, un holandés, ¿no os dice nada el nombre?”.

Salí de la comida con dos propósitos, y se los voy a contar. El primero y más inmediato fue que, tal cual llegué a mi mesa, escribí un e-mail a todas las personas presentes en la comida y pegué dos fotos de Cruyff, dos de Messi y dos de Cristiano, sin que se viese el nombre en sus dorsales ni sus camisetas de club respectivas, por aquello de no hacerlo un juego de deducción, porque por el camino sí que algunos habíamos dicho “es un argentino” o “un holandés”, o “juega en el Real Madrid”… Envié el e-mail, con las fotos de los 3, y el único que reconoció a alguien fue… Cristiano. Ni Messi, ni Cruyff ni ná de ná.

Yo me quedé muy pensativa, porque me dije: bueno, yo no sigo el básquet, ni siquiera el baloncesto, pero vamos, que si pasa Kobe Bryant por mi lado lo voy a reconocer, y no sería el único que podría reconocer de la NBA… Hasta gente de la Fórmula 1 o Moto GP podría reconocer (para los lectores que me conocen desde hace más de un lustro saben que es una tremenda hazaña viniendo de mí). O sea que estaba yo ante un caso bastante impresionante de ignorancia futbolera. Y ahí llegó mi segundo propósito, para el que voy a necesitar su ayuda, sí, sí, la de ustedes queridas lectoras y queridos lectores.

 

Segundo propósito

A ustedes, que saben y saben mucho, no les tengo que contar nada del Mundial de Rusia. Pues bien, he propuesto (y se me ha dado ya permiso de manera oficial) organizar algo en el trabajo para el Mundial. Total, que he tenido algunas ideas, alguna de ellas un poco salvaje, y aquí vengo yo a preguntarles su opinión y también a pedirles un poco de inspiración.

Se me ha ocurrido que la actividad de seguimiento del Mundial tiene que tener dos propósitos: el fácil y el difícil. El fácil es muy evidente: que la gente que conoce y sigue el fútbol pueda apostar resultados y pronosticar las clasificaciones. Sabemos que esto no será difícil, y ya tengo identificados a varios compañeros (y hasta un par de compañeras) que sé que van a querer jugar a esto.

Ahora bien, el propósito difícil es otra historia: motivar a mis compis que no saben nada de nada de nada de nada de nada de fútbol. No sé si les ha pasado ya, pero cada vez que he participado en un porra colectiva (cosa que he hecho para Euros y clásicos a tutiplén), quien acaba ganando suele ser alguien que no conoce bien el fútbol, porque mientras los “entendidos” están devanándose los sesos calculando estrategias, que si tal está lesionado o sancionado, que si se juega en casa o fuera, que si el árbitro es así o asá, llega el o la que no tiene ni idea, pone lo primero que se la pasa por la cabeza… y gana. Ésta es mi experiencia, y nunca he visto ganar una sola porra a gente de la que “domina”. 

Por eso se me ha ocurrido una pequeña idea, y es además de (probablemente) utilizar un fichero Excel para que los más motivados metamos nuestros pronósticos, ganar puntos según el acierto de los goles, goleadores, etc, pues he pensado crear la figura del “seguidor del día”, me explico.

Imaginemos que tal día juega Uruguay contra otro país, pues ese día el “seguidor del día” sería yo, porque apoyo a la selección uruguaya en el Mundial (por si no lo sabían, vamos a ganar el Mundial 2018, pueden preguntarle a Errante si requieren más información). Y la cosa sería pegar una foto del “seguidor del día” en la sala de descanso, si pudiese ser de la persona “en situación”, con la camiseta de la selección, en un estadio de fútbol, con una bandera… Ya saben de lo que hablo, esas fotos que no colgamos en nuestro Facebook para que los del trabajo no descubran nuestro lado oscuro…

Se me ha ocurrido lo del “seguidor del día” porque hablando con mis compañeros he descubierto que hay gente que no seguirá a Francia, porque por origen familiar siguen a otro país diferente al de nacimiento (como es mi caso), o porque como el fútbol no les interesa pueden seguir a un país por simpatía personal y ya, sin más. Sería una manera de motivar a la gente para ir a hablar con sus compañeros de trabajo: “oye, he visto que sigues a Italia ChileTúnez, ¿cómo es eso?”. Ya les digo que pueden salir hasta historias de amor de esto si la gente está motivada…

Pues bien, mi pregunta es: ¿se les ocurre alguna otra movida para animar el Mundial? La movida tiene que ser a coste cero (o casi), y de buen rollo, evidentemente. Estoy con-ven-ci-da de que much@s de ustedes pueden tener ideas geniales, si quieren compartir alguna por aquí conmigo estaré encantada de poderlas llevar a cabo en mi “proyecto Mundial de Rusia” (al que todavía no he encontrado nombre, pero se lo tengo que encontrar porque si no la cosa no es nada vendible). 

Y esto ha sido mi semana futbolera.

 

Queda menos de un mes…

… para Eurovisión. O sea que para ir haciendo boca les voy a ir dejando canciones ganadoras de años precedentes que me han gustado. Empezaremos con 2009, así de manera random, y con Alexander Rybak, de Noruega, que ganó el festival con una tremenda ventaja.

¡Feliz semana! 

Ella / Diario AM

Twitter: @EllaDiarioAM

 

¿Te gusta esta entrada?

10
Crónicas
Ella

Desvariando semanalmente desde París (Francia). Y "echar" va sin h. Todo empezó en octubre de 2009, justo antes de mudarme a vivir a París. El hermano pequeño de mi mejor amiga me dijo "tienes que visitar un blog muy divertido…". Y aquí estamos unos años después, de administradora y dominadora del mundo, contando cada domingo batallitas varias ("yo he venido aquí a hablar de mi libro", que decía aquél). Aviso para navegantes: mis posts se han de leer con el sentido del sarcasmo incorporado si se quiere disfrutar de la experiencia completa. Y el deporte femenino existe.

More in Crónicas

Portada

Sin internet – No crónica Diario AM 12/08/2018

Ella12 agosto, 2018
Portada_CienciaEnFemenino

Ciencia es femenino – Crónica Diario AM 11/08/2018.

Ankor11 agosto, 2018
goldfish jumping - improvement and career concept

Verano de cambios – Crónica Diario AM 05/08/2018

Ella5 agosto, 2018
Portada_DAMaradona

Los Motores del Fútbol. Diego Armando Maradona, el Pibe de Oro – Crónica Diario AM 04/08/2018.

Ankor4 agosto, 2018
nba-logo-3

Mercado NBA – Crónica DiarioAM 03/08/2018

gjdeleven3 agosto, 2018
portada

19 contra 4 – Crónica Diario AM 29/07/2018

Ella29 julio, 2018

Copyright © 2015 DiarioAM