Crónicas

Cabeza bien alta – Crónica Diario AM 08/04/2018

Cabeza bien alta – Crónica Diario AM 08/04/2018
Ella

Te gusta trabajar bien, o al menos no meter demasiado la pata. Existe una gran dignidad personal y humana en el hecho de hacer lo que tienes que hacer bien. 

Te levantas por la mañana para ir al trabajo. Hay días más tranquilos y hay días que son más complicados. Hay días que sabes que todo irá bien, días que sabes que todo irá mal y días que no sabes si irá bien o mal, pero sabes que vas a pringar. Personalmente, pienso que esos días que sabes que las cosas irán mal tienes que ir con la cabeza bien alta, porque las cosas irán mal, pero la cabeza al menos irá alta.

Pero esos días en que sabes que vas a pringar de lo lindo… Aaaah, esos días son muy difíciles. Son días en los que quizás es un cara o cruz, quizás se alinearán los planetas y al acabar el día dirás “ostras, me ha ido de poco pero he sobrevivido”, o quizás no se alinearán y al acabar el día dirás “pero menudo desastre…”.

 Sergi Grapes

 

En esos días en que todo es un desastre es cuando te has de levantar al día siguiente, de nuevo con la cabeza bien alta, y volver al trabajo a ganarte tu sueldo. 

Hoy es uno de esos días. Te has levantado sabiendo que vas a pringar. Desayunas, te arreglas, te miras al espejo, te repites la frase de motivación que tengas personalmente, la que sea, y sales a la calle.

 

 

 

Llegas al trabajo. Ordenas tus cosas, saludas a tus colegas, que están quizás como tú, o quizás no. El jefe os reúne, os suelta algo inspirado (o no), y allá vas, a hacerlo lo mejor que puedes. Es imposible evitar los nervios, no olvidas que es un día a cara o cruz. No olvidas tampoco que en la vida hay días con más suerte y días que no es posible levantar cabeza: por favor, que hoy me toque algo de suerte, un trocito…

Empieza tu jornada y no estás bien. No estás bien porque sabes que un mínimo despiste, una palabra, un gesto puede cambiarlo todo… para mal. Intentas concentrarte al máximo, por muy difícil que sea. Piensas: “puedo hacerlo, si hago las cosas lo mejor que sé no tiene porqué ir mal, creo en mí”. Y ahí estás, peleando cada segundo por dar lo mejor de ti, por asegurarte que al llegar a casa por la noche, cuando te mires de nuevo al espejo, no vas a bajar la vista.

Pero las cosas no siempre salen como te gustarían. No hay despistes, no hay falta de profesionalidad, no hay pasotismo… Pero hay mala suerte, esa mala suerte que te provoca un agujero en el pecho, esa mala suerte que te hace sentir, literalmente, que el suelo se abre debajo de tus pies, esa mala suerte que te hace cuestionarte si realmente valía la pena haber nacido…

Y es en días así cuando hay que saber perdonarse a sí mismo. Si alguien sabe cómo, que me lo cuente por favor.

 

 

Querid@s Damistas:

Después de un par de semanas difíciles, donde la suerte no me ha acompañado para escribir mis posts, les anuncio que parece que la primavera asoma la nariz en París. Ojo, el concepto de “primavera” es dejar de utilizar el abrigo y la bufanda chungos de invierno porque puedes llevar un abrigo más “ligero”, pero abrigo al fin y al cabo… Dicho lo cual, ya estamos en ese momento del año en que la Champions está súper interesante, ya no queda nada para el Mundial que ganará Uruguay, y además se acerca el festival de Eurovisión, y con él el post más esperado de todos los tiempos (como cada año, esto es como los goles de Cristiano, que siempre son los mejores de la Historia, con mayúscula, hasta el próximo gol, aunque sea en el entrenamiento).

Estoy reflexionando cómo organizar una porra en mi trabajo para el Mundial, sabiendo que tengo una compañera de origen marroquí que irá con Marruecos, algunos franceses que me dicen que no van con Francia, y otro que está intentando encontrar la fórmula mágica para entender mi criterio de apoyo a una u otra selección (parece que lo de decirle que voy con Uruguay por encima de cualquier otra consideración no acaba de entenderlo). El caso es que algo habrá que inventar, porque esto de trabajar con mayoría de hombres tiene que tener alguna ventaja, ¿no creen?

Dicho lo cual, me despido de ustedes porque me voy al cine a ver la nueva peli de Spielberg, que esperemos que sea mejor que “War Horse”, que me aburrió soberanamente. Y que me quite el mal sabor de boca que se me ha quedado con el Oscar a “Shape of Water”… (spoiler alert: la peli me ha encantado)

¡Feliz semana!

 

Ella / Diario AM

Twitter: @EllaDiarioAM

 

PD: La primera parte del post está escrita de una manera específica, no ha sido fácil. ¿Alguien sabe de qué hablo?

 

 

 

 

¿Te gusta esta entrada?

10
Crónicas
Ella

Desvariando semanalmente desde París (Francia). Y "echar" va sin h. Todo empezó en octubre de 2009, justo antes de mudarme a vivir a París. El hermano pequeño de mi mejor amiga me dijo "tienes que visitar un blog muy divertido…". Y aquí estamos unos años después, de administradora y dominadora del mundo, contando cada domingo batallitas varias ("yo he venido aquí a hablar de mi libro", que decía aquél). Aviso para navegantes: mis posts se han de leer con el sentido del sarcasmo incorporado si se quiere disfrutar de la experiencia completa. Y el deporte femenino existe.

More in Crónicas

PLAYOFFS

Playoffs NBA – Crónica DiarioAM 20/04/2018

gjdeleven20 abril, 2018
REAL MADRID 10/11

Manual de “Señorío” Parte II – Crónica Diario AM 19/04/2018

errante19 abril, 2018
0.0

Manual de “Señorío” Parte I – Crónica Diario AM 17/04/2018

errante17 abril, 2018
A o B

Maccabi Teal Aviv A y B – Crónica Diario AM 16/04/2018

churchill16 abril, 2018
portada

Propósitos mundialistas – Crónica Diario AM 15/04/2018

Ella15 abril, 2018
futbol2

Previa Jornadas 32, 33 y 34 – Crónica Diario AM 14/04/2018.

Ankor14 abril, 2018

Copyright © 2015 DiarioAM