Crónicas

Clásicos del Fútbol Español – Crónica Diario AM 23/12/2017.

Clásicos del Fútbol Español – Crónica Diario AM 23/12/2017.
Ankor

La Previa Jornada 17 ha resultado ser bastante inusual este año y nos ha dejado con sólo tres partidos para hoy. Pero ¡qué partidos! El Clásico del fútbol español, el Derbi de la Comunidad Valenciana y el Derbi de Galicia. Así que aprovecharemos este espacio para analizar con profundidad cada uno de estos partizados, comenzamos:

ÍNDICE.

  1. El Clásico.
  2. Derbi de la Comunidad Valenciana.
  3. Derbi de Galicia.

RealMadridBarcelonaDiarioAM_1718

El partido del siglo de este mes se está vendiendo como la última oportunidad del Real Madrid para engancharse a la liga. Desde luego una victoria abre mucho las esperanza para los blancos. Para el FC Barcelona, sería una ventaja enorme no sólo de echar mucha tierra de por medio a su rival, sino de seguir manteniendo a raya a sus directos perseguidores Atlético de Madrid y Valencia CF, equipos que ya han perdido puntos ante el Real Madrid, por lo que una victoria sería aún más valiosa. Analizaremos a cada uno de los rivales por separado, para luego cada uno pueda sacar conclusiones de cómo será el partido más importante del país, de Europa y, quizás, del mundo.

 

REAL MADRID.

En todo el colectivo merengue aún está muy presente el repaso que el Real Madrid le dio al FC Barcelona en la Supercopa de España, pero no deben confiarse, el FC Barcelona de ahora nada tiene que ver con el del verano pasado. El Real Madrid juega con un 4-3-1-2, dibujo que Zidane implantó en las semifinales de la Liga de Campeones de la anterior temporada ante el Atlético de Madrid. Comparado con el clásico 4-3-3 que venía utilizando el Real Madrid, el 4-3-1-2 ofrece muchas variantes diferentes que enumeraremos a continuación.

“Trivote”.

4-3-1-2 del Real Madrid con el "trivote" e Isco como mediapunta enlace para los dos puntas.

4-3-1-2 del Real Madrid con el “trivote” e Isco como mediapunta enlace para los dos puntas.

Uno de los rasgos más llamativos del juego del Real Madrid es el paso atrás de los interiores respecto al 4-3-3. En el 4-3-1-2, los interiores juegan más como mediocentros, y sus incursiones al borde el área son más escasas. En muchas tertulias especializadas suelen acuñar este hecho como “trivote” ya que, pese a ocupar puestos de interior, actúan como mediocentros, unido al mediocentro destructor que el 4-3-1-2 también requiere al igual que el 4-3-3, hablamos de tres mediocentros encargados en la destrucción y la recuperación. Ésta es la razón del cambio de roles de Kroos y Modrić. En los últimos meses, se ha hablado del aumento de nivel, calidad y presencia del alemán y todo lo contrario del croata, otrora el que recibía los elogios de los interiores del 4-3-3 del Real Madrid, ahora se habla de que está “más apagado”. Se explica por los nuevos roles que ambos interiores tienen en el nuevo esquema del Real Madrid. Kroos es interior, pero enfocado a mediocentro, de hecho, durante bastante tiempo, era Kroos el que asumía el rol de mediocentro destructor en el 4-3-3 del Real Madrid con nefastos resultados, pues tiene cualidades de mediocentro, pero no destructoras. Con su nuevo papel, Kroos sí está en su “ambiente”, ni mediocentro destructor ni interior-mediapunta, el rol que tenía en el Bayern Munich, en el doble pivote, y destacó tanto. La calidad de Kroos siempre ha estado, pero el papel adecuado para que su calidad surgiera no. En el caso de Modrić, sus cualidades están más enfocadas en el rol de interior-mediapunta, donde ha resuelto miles de partidos con sus incursiones al borde del área para asistir e incluso chutar. En su nuevo rol, sus incursiones ya no son tan necesarias y pese a que cumple con su nuevo papel con creces, la impresión es que “se ha apagado”, cosa que no es cierta, la calidad de Modrić sigue estando, lo que no está es la función para que esa calidad surja.

Luego, en el nuevo Real Madrid, los interiores tienen una función más rezagada y enfocada a la recuperación, presión, contención, posesión y circulación del balón para asistencias en los espacios o pases y tiros largos. Eso le da mucho más solidez al centro del campo del Madrid respecto al 4-3-3, donde, debido a las incursiones de los interiores, el mediocentro destructor, Casemiro, se quedaba bastante desprotegido.

Mediapunta.

El Real Madrid de Zidane no juega con un punta de referencia. Su lugar está ocupado por un mediapunta, Isco Alarcón es el más común. Por él suelen pasar todos los balones que tienen como objetivo los ataques por el centro. Además, es un rol de mucha movilidad, posicionándose en cada una de las bandas como refuerzo y apoyo a los interiores y delanteros. Es el clásico “Box-to-Box” de la antigua escuela inglesa de fútbol bastante más modernizado. También es el encargado de realizar las incursiones al área que antes estaba reservado a los interiores.

Puntas.

No realmente delanteros centros, pero tampoco extremos como en el 4-3-3. Su papel se encuentra entre la banda que ocupan y el área, dispuestos a encarar y recibir balones bien del mediapunta o bien de los mediocentros. Delanteros polivalentes es el requisito ideal para este puesto, capaces de actuar como extremos, puntas e, incluso, interiores. No sólo deben ser buenos para encarar sino también para retener el balón, pues no siempre los espacios generados son propicios para el remate directo. Aparte deben ser auténticos “cazadores” cuando dichos espacios sí son propicios, pero deben meterla en la portería, claro. Como no son tan extremos como en el 4-3-3, la velocidad ya no cobra tanto protagonismo, al menos que sea en un contraataque claro.

Laterales.

Al tener más aportaciones de contención los interiores, los laterales están más liberados y, por tanto, con más capacidad para las incursiones atacantes. Son ellos los que realmente ejercen de extremos en los ataques del 4-3-1-2 cuando se requiere abrir el campo. Sin embargo, pese a poder gozar de mayor protagonismo, siguen siendo muy necesarios en la defensa como en el 4-3-3. El hecho de que ciertos equipos muy potentes, muy obligados a atacar y golear, tenga laterales muy ofensivos, no significa que este tipo de tácticas lo requieran, lo más razonable es que dichas incursiones sean esporádicas. Es común en los 4-3-3 muy ofensivos quedarse muy desprotegidos en los contraataques, por la poca cantidad de efectivos que dejan atrás cuando los laterales están atacando. En el 4-3-1-2 ese riesgo se reduce, porque primero deben sortear a los interiores.

 

A continuación, veamos cómo se comporta esta táctica contra algunos de los dibujos tácticos más conocidos.

4-3-3 versus 4-3-1-2.

Ejemplo: FC Barcelona – Real Madrid. Partido de ida de la Supercopa de España (1-3)

El 4-3-3 tiene que enfrentarse a un “trivote” justo en el centro del campo, mientras que su mediocentro destructor no puede perder de vista a su mediapunta que, además, se moverá por todo el campo, eso deja bastante libre de marca a los dos puntas sobre todo si sus laterales tienen un rol muy ofensivo. Para contrarrestarlo, los interiores deben ayudar al mediocentro contra el mediapunta rival, por lo que la capacidad ofensiva del tridente atacante mengua, más aún cuando los laterales no pueden subir al ataque si quieren cubrir a la pareja de puntas. Pero el rival tiene un as en la manga, si sus laterales tampoco suben, sus efectivos para contener al rival crecen. Cualquier balón que le llegue al mediapunta es notablemente peligroso, ya que, si es veloz, puede asistir a los puntas antes de que el mediocentro destructor (si es que no está arriba como apoyo en el ataque, un rasgo muy común del 4-3-3 muy ofensivo) por lo que estaríamos en un dos contra dos, dos puntas contra dos centrales. Si además los primeros son muy veloces y los segundos no tanto, el desastre es más que evidente.

4-4-2 versus 4-3-1-2.

Ejemplo: Real Madrid – Atlético de Madrid. Partido de ida de la semifinal de la Liga de Campeones 2016/2017 (3-0).

Superposición de las tácticas 4-4-2 y 4-3-1-2

Superposición de las tácticas 4-4-2 y 4-3-1-2

El 4-4-2 es una táctica claramente defensiva, por lo general, con problemas para contener un 4-3-3 ordinario pero que se puede conseguir con mucha implicación defensiva y mucho físico. En el caso del 4-3-1-2, nuevamente el papel del “trivote” es la nota discordante. Si el 4-4-2 decide encerrarse atrás (lo habitual ante tantos atacantes), el 4-3-3 presiona cada vez más y más, con sus interiores, sus laterales, a veces el mediocentro e incluso alguno de sus centrales. Si el 4-4-2 tiene la suerte de contragolpear, lo hará con dos puntas frente a muy pocos efectivos del 4-3-3, creando mucho peligro en el contragolpe. Con el “trivote”, los interiores no pierden su rol defensivo al no haber necesidad de subir tanto. Además, el blindaje que suele tener el 4-4-2 en las bandas (con dos efectivos) se diluye, pues el rival utilizará para esa parte del campo a su punta y su lateral, igualando las fuerzas. Si el 4-4-2 tiene la suerte de contragolpear, se encontrará con tres centrocampistas que le cerrarán el paso, uno de ellos un mediocentro destructor, aparte de los dos centrales. Por otro lado, el centro de la maquinaria de juego en el 4-4-2 está en sus mediocentros, rol que no podrán cumplir por tener bajo vigilancia al mediapunta. El 4-4-2 suele tener pocas opciones ante el 4-3-3 y el 4-3-1-2 no es una excepción.

4-2-3-1 versus 4-3-1-2.

Ejemplo: Athletic Club – Real Madrid. Partido de la jornada 14 de la Primera División de España 2017/2018 (0-0).

De los dibujos tácticos clásicos, es el 4-2-3-1 el que más problemas suele crearle al 4-3-1-2. Eso no es nuevo, ya que si bien ante el 4-4-2 el 4-3-1-2 no es excepción, ante el clásico doble pivote tampoco. El 4-3-3 suele tener problemas con este dibujo por lo que el 4-3-1-2 también, sobre todo si se trata de un doble pivote claramente destructor. La clave está en el mediapunta. En éste caso, debe enfrentarse a dos mediocentros destructores, por lo que es común en estos dibujos que Isco acabe “anulado”. Sin él, todo el eje de la maquinaria se reciente. Es efectivo porque en el 4-2-3-1 el juego no se concentra en los mediocentros (como es el caso del 4-4-2) sino que sus armas son la velocidad y las incursiones por bandas. Si se necesita juego, suele recaer en su propio mediapunta. El 4-3-1-2 sigue teniendo su “trivote” pero debe abrirse mucho porque el tridente de mediapuntas del 4-2-3-1 ocupa todo el campo, más aún si los laterales del rival están atacando (que es lo habitual en el Real Madrid), por lo que los espacios son más frecuentes. Con el mediapunta y los interiores del “trivote” anulados, la presencia de los puntas es prácticamente testimonial.

 

Por supuesto, cada equipo tiene sus peculiaridades porque todos están formados por “piezas” (jugadores) diferentes, haciendo que cada equipo sea único. Con sus ventajas y, también sus desventajas. Hablaremos de ellas, al menos las evidentes, para tomar consciencia de que, en el fútbol, no hay nada infalible y mucho menos equipos imbatibles.

Desventajas.

La principal desventaja del Real Madrid es la presencia de Sergio Ramos en el campo, que suele asumir muchos papeles ofensivos dejando bastante desguarnecido la defensa del Real Madrid. Además, la cabra tira “pal” monte y en numerosas ocasiones Modrić falle en sus labores defensivas. Eso provoca que su mediocentro, Casemiro, tenga que multiplicarse para sacar adelante los roles defensivos de sus jugadores, teniendo que realizar, en varias ocasiones, jugadas defensivas que rozan la legalidad. Por otro lado, sus interiores, Kroos y Modrić, virtuosos con el balón, no son especialmente rápidos a la hora de cubrir las bandas, desprotegidas si los laterales están atacando, lo que los hace vulnerables en los juegos rápidos por bandas, como en el caso de los interiores del 4-2-3-1. En ese aspecto, con un Marcelo mucho más ofensivo y un Modrić mucho menos defensivo, es la banda izquierda la más vulnerable en el Real Madrid.

 

FC BARCELONA.

La apuesta de Valverde para su FC Barcelona (tras numerosas pruebas con muchos dibujos) es un 4-4-2. Surgido después de la lesión de larga duración de Dembélé, Valverde probó con otro extremo para mantener la estructura clásica del FC Barcelona de hace más de una década salvo en momentos puntuales. El resultado fue desastroso, sobre todo en el caso de Deulofeu, hasta que por fin dio con este dibujo definitivo que le está aportando los éxitos que cosecha hasta ahora.

Se trata de un 4-4-2 bastante ordenado, sin fisuras, tremendamente sólido y compacto en el centro del campo. Es un 4-4-2 “mutable” pues en diferentes momentos del juego pierde su estructura original para formar otros dibujos en el trascurso del partido y en función de lo que se requiera en cada momento. Es cierto que no es el FC Barcelona de juego espectacular y goleadas escandalosas frecuentes como en la época de Guardiola, o menciono porque en los medios especializados aún se menciona, pero yo soy de los que piensan que eso ocurrió hace ya diez años, ya es hora de pasar página. No es espectacular en el “fútbol total” pero se trata de un equipo de muy pocas fisuras, tremendamente difícil de batir. Como con todos los equipos, el 4-4-2 del FC Barcelona tiene sus peculiaridades que enumeraremos a continuación.

Polivalencia en las bandas.

Si bien en el clásico 4-3-3 del FC Barcelona los laterales tenían alto protagonismo en el ataque, eso fue por elección del propio equipo, pues en ese tipo de dibujos las incursiones atacantes de los laterales deben ser mucho más esporádicas y esa es la razón por la que en varios contragolpes el Barcelona se veía reducido en número de efectivos. No es común que eso suceda en un 4-3-3 clásico como ocurre con equipos como la Real Sociedad. Sin embargo, en el 4-4-2 el lateral debe cobrar más protagonismo, pues los laterales del equipo rival suelen fijar a los interiores, dejando que los laterales queden más libres. No es de extrañar el elevado protagonismo que tienen Filipe Luís y Vrsaljko en el Atlético de Madrid, Gayá y Montoya en el Valencia o Mario Garpar y Jaume Costa en el Villarreal de Escribá, pues todos tienen algo en común, todos son 4-4-2.

Pero en el caso del FC Barcelona hay una variante más, y es la tendencia a tirar hacia el centro de sus interiores, en vez de incursiones en banda como Carrasco o Pereira como ejemplos de jugadores de otros equipos que usan el 4-4-2. Eso provoca que la defensa rival se junte aún más y los laterales del Barça tengan una auténtica autopista con el que poder lucirse. En las tertulias especializadas suelen mencionar mucho la explosión de calidad que ha tenido Jordi Alba este año en el Barça, sobre todo comparado con el casi ostracismo que tenía con Luís Enrique, y es perfectamente explicable por el cambio de dibujo que ha tenido el FC Barcelona esta temporada.

Polivalencia en el centro del campo.

Valverde ha conseguido sacar todo el jugo a la enorme cantidad de centrocampistas que posee el Barcelona, hasta el punto que, por primera vez en mucho tiempo, se ha dado el lujo de darle descanso a Busquets sin que por eso la efectividad del equipo se resienta. En función del cuarteto centrocampista que disponga, puede tener jugadores que presionen en el borde del área y que lleguen en segundas jugadas (Paulinho) o que realicen labores de mediocentro-interior (Rakitić). Esa es la razón por la que Rakitić no está brillando tanto esta temporada como en temporadas anteriores, es un caso parecido al de Modrić, su función ha variado respecto a la temporada anterior. El uso de diferentes piezas entre mediocentros e interiores les da esquemas muy diferentes en el juego, interiores que tiran hacia el centro, mediocentros de posesión, interiores-extremos, y un largo etcétera. Las variantes son infinitas. Hasta el punto que ha llegado a utilizar a André Gomes y Denis Suárez con buenos resultados, por fin todos tienen su sitio en el centro del campo del Barcelona. Como mención especial, destacar el acierto de Valverde con el nuevo rol de Alcácer como interior derecho. Un delantero que ejerce de interior y, por tanto, puede realizar a la perfección funciones de extremos, o incluso, cuando uno de los mediocentros tire como interior, Alcácer convertirse en extremo, utilizando un 4-3-3 en ciertos momentos del juego. Es el ejemplo más claro de la capacidad de transformación del Barcelona este año.

Messi.

Variación del juego del FC Barcelona en función de la posición de Lionel Messi (rojo).

Variación del juego del FC Barcelona en función de la posición de Lionel Messi (rojo).

Sección aparte para él, pues en muchas ocasiones la tranformación del Barcelona durante el partido depende de la posición de Messi en el campo. Originariamente, uno de los dos puntas del 4-4-2, pero su tendencia a bajar a recibir para iniciar el juego puede provocar variaciones hacia el 4-3-3 o 4-3-1-2 incluso dependiendo del interior derecho en muchas ocasiones. No es un punta de 4-4-2 al uso como lo pueden ser Rodrigo, Griezmann o Bakambu en el Valencia, Atlético de Madrid y el Villarreal de Escribá respectivamente. Es un punta-mediapunta-interior-extremo-mediocentro (ha quedado claro ¿no?) Gran parte del éxito de la polivalencia del Barça se sustenta en la polivalencia de Lionel Messi.

 

Estilo de juego.

El 4-4-2 no es una táctica para jugar bonito o hacer “fútbol total”, que el Barça sea capaz de realizar combinaciones increíbles en tramos es porque en ciertas ocasiones se transforma y también por la enorme calidad técnica que atesoran sus jugadores. Se trata de un juego gradual y horizontal entre los dos mediocentros (Busquets ya no está solo en el centro del campo) ayudado por ciertos tipos de interiores que también hacen circular el balón. Obligando a bascular al rival, a veces los espacios se abren en las bandas, para que puedan introducirse los interiores y laterales que reciben el balón tras un pase largo. El número de ese tipo de pases este año en el Barcelona ha aumentado exponencialmente. También se atreven mucho con el pase bombeado al área, donde espera Luís Suárez. Unos tipos de pases muy peligrosos en el pasado ¿por qué? Porque con el 4-3-3 los interiores también se internaban en el área, si ese pase falla (que es lo habitual incluso en jugadores habilidosos) el Barcelona quedaba muy desguarnecido. Este año no, porque si no sale, hay una fila de entre dos y cuatro centrocampistas dispuestos a recuperar el balón.

Para el juego por el centro no hay discusión, pasarle a Messi. Este Barcelona es un equipo de arreones. Extraordinariamente sólido por la posesión segura del balón entre sus centrocampistas, pero cuando Messi recibe en la mediapunta, es cuando surge la explosión de velocidad, del otro punta, de los interiores y, sobre todo, de sus laterales, creando mucho peligro incluso en defensas pobladas.

 

FC Barcelona versus 4-3-1-2.

Ejemplo, Villarreal CF – FC Barcelona. Partido de la jornada 15 de la Primera División de España 2016-2017 (0-2).

Como hemos dicho, el 4-4-2 suele tener problemas contra el 4-3-1-2 como hemos desarrollado en el choque entre el Real Madrid y el Atlético de Madrid. Sin embargo, en el caso específico del 4-4-2 del Barcelona, no tenemos referencias claras frente a un 4-3-1-2. Si acaso, el enfrentamiento ante el Villarreal salvando muchas distancias. Para empezar, sus numerosas bajas, especialmente Fornals, que es el “Isco” del Villarreal. En ese partido la posesión fue claramente del Barcelona, gracias a su control en el centro del campo con sus cuatro centrocampistas, pero eso no se tradujo en superioridad de ocasiones, siendo en ese caso muy parejo. De hecho, el Barcelona no logró superar la meta del Villarreal hasta el minuto 70.

 

Desventajas.

Para que el Barcelona caiga derrotado, pocas desventajas veo. En cualquier caso, acusa el mismo problema que suelen tener todos los 4-4-2, ausencia de profundidad en partidos muy trabados. Problema que también acusa el Atlético de Madrid. No es de extrañar que sean los únicos equipos que aún no han perdido en liga no sólo en España, sino entre las grandes ligas europeas (junto con el Manchester City), pues muestran una gran solidez. Sin embargo, suelen sufrir de pegada y falta de definición en aquellos encuentros con pocos espacios. Las goleadas no suelen ser frecuentes y sí lo son las victorias por la mínima, por tanto, se vuelve muy regular los empates sin goles o con pocos goles. De todos modos, el Barcelona sí posee la capacidad de jugar por dentro que no posee el Atlético de Madrid, gracias a Lionel Messi, pero eso significa depender de que esté “inspirado” o que su marca no sea efectiva. Que es muy difícil anular a Messi, pero se puede conseguir. En su defensa, decir que este Barcelona es de los menos dependientes del astro argentino desde la época de Guardiola.

 

ValenciaVillarrealDiarioAM_1718

Vale, tomarlo como “Derbi de la Comunidad Valenciana” está un poco cogido con pinzas, pues tampoco es que cuenten con una historia boyante. Sin embargo, en los últimos tiempos la rivalidad ha crecido pues estamos hablando de los dos equipos más importantes de la Comunidad Valenciana, sobre todo gracias a la llegada del Villarreal al fútbol de élite español.

Tácticamente, veremos un calco (salvando las distancias claro) del Clásico, con el Villarreal ejerciendo del “Real Madrid” con su 4-3-1-2 y el Valencia haciendo de “Barcelona” con su 4-4-2. Sin embargo, existen diferencias significativas entre estos equipos y los del Clásico que comentaremos a continuación, por partes:

 

VALENCIA CF.

La defensa rival fija a los dos delanteros e interiores, permitiendo claros espacios a los laterales del Valencia.

La defensa rival fija a los dos delanteros e interiores, permitiendo claros espacios a los laterales del Valencia.

El 4-4-2 del Valencia CF es semejante al del FC Barcelona en la solidez en el centro del campo gracias a la capacidad de posesión y circulación del balón por parte de los cuatro centrocampistas. Además, como en todo 4-4-2, los laterales juegan un papel importante en el ataque por el marcaje que sufren los interiores por parte de los laterales del equipo contrario, dejando a los laterales del Valencia libres de marca y con una autopista que recorrer. Este movimiento es mucho más efectivo cuando los interiores del Valencia tiran hacia el interior, obligando a los laterales rivales a recular y, por tanto, los espacios se amplifican.

Puntas.

El Valencia CF juega con dos puntas clásicos, nada que ver con Luís Suárez que es capaz de conducir e internarse en el área. En el Valencia, ese papel lo ejecuta mejor Rodrigo que tiene más cualidades de “segundo delantero” que Zaza que es mucho más estático. Ni qué decir que ni siquiera Rodrigo tiene las cualidades de Messi ¿en qué afecta esto? Pues que los ataques por el centro del campo del Valencia son mucho menos frecuentes que en el Barcelona, donde Messi suele monopolizar ese tipo de jugadas. La gran mayoría de los ataques de peligro del Valencia se concentra en las bandas o escorando el área, para un pase final dentro del área, dejando el ataque por el centro prácticamente inexistente. Si acaso, incursiones de Parejo o de los interiores que tiran hacia el centro. Los puntas del Valencia apenas ayudan en el juego de posesión ofensivo, más Rodrigo, Zaza casi nunca, siendo su rol del de “depredador del área”.

Centrocampistas.

El mediocentro destructor del Valencia es Kondogbia que es un destructor puro. Esto provoca que la circulación del balón sea menos fluida entre los dos mediocentros del Barcelona, que sí tienen capacidad para este tipo de juego. En el Valencia, ese rol recae en Parejo, que suele combinar mucho más con los interiores que con Kondogbia. En el Barcelona los roles “creación-destrucción” están mucho más repartidos, mientras que en el Valencia están claramente definidos entre Parejo y Kondogbia.

 

Desventajas.

Las mismas que cualquier 4-4-2, la falta de profundidad y definición en partidos cerrados. Lo mismo que le ocurre al Atlético de Madrid y al FC Barcelona. En todos estos equipos, resulta muy difícil remontar si son los primeros en recibir gol, ya que tienen que tomar la iniciativa, ser más verticales, y el 4-4-2 está diseñado para un juego más horizontal. En el caso del Valencia, he notado cierta desesperación incluso en momentos tempranos del partido. Quiero decir, es natural que cuando queda poco para terminar el partido vayas cien por cien al ataque, con muchos balones largos y asediando sin ton ni son, con más corazón que cabeza. Lo que no es normal es que tomes la actitud “a la desesperada” ya en el minuto 60 y ese es un rasgo que he visto muy a menudo en el Valencia en resultados desfavorables.

 

VILLARREAL CF.

4-3-1-2 del Villarreal, con Fornals como mediapunta detrás de los dos puntas más posicionales.

4-3-1-2 del Villarreal, con Fornals como mediapunta detrás de los dos puntas más posicionales.

El Villarreal CF utiliza un dibujo semejante al Real Madrid siendo Fornals el que realiza el papel de Isco, aunque en ciertas ocasiones ese rol se ha alternado con Roberto Soriano. Sin embargo, sin contar con la diferencia entre Fornals e Isco, el Villarreal tiene ciertas variantes con respecto al Real Madrid en su disposición táctica, las comentamos.

Puntas.

El Real Madrid usa delanteros que son extremos. Benzema es punta pero tiene cualidades de control y circulación del balón, no es un nueve puro y estático. Los puntas del Villarreal no son extremos, siendo ambos puntas puros, más acusado en el caso de Bakambu. Esto provoca que se cuente menos con ellos a la hora de crear juego. Carlos Bacca es el que más está cambiando en su nueva faceta de delantero en el 4-3-1-2, estrenándose ya como asistente cuando los centrocampistas del Villarreal llegan al área en segunda jugada. Aún así, y pese a su mejoría y sus prestaciones, aún le queda para llegar a la letalidad que supondría que ese puesto lo ocupara un extremo puro.

Centrocampistas.

El “trivote” del Real Madrid está compuesto por tres centrocampistas que pueden cumplir el rol de mediocentro. En el Villarreal no, a falta de Bruno Soriano, siempre uno de los componentes de ese “trivote” tiene problemas para cumplir con su rol de mediocentro. Últimamente es el caso de Samu Castillejo, que tiende hacia arriba en vez de quedarse en el “trivote”. En cualquier caso, Calleja no es tonto y ha dispuesto que, cuando eso ocurre, sea el mediapunta, Fornal, el que ocupe los espacios de Samu. Eso tiene sus inconvenientes, pues pierdes a tu enlace para el ataque por el centro, teniendo que contar aún más con los apoyos de los laterales, mucho más escorados que los del Real Madrid,

 

Desventajas.

Sin contar el terrible problema que tiene el Villarreal con las lesiones, la principal desventaja del Villarreal (y del 4-3-1-2 en general) es la facilidad con que se anula a Fornals, que es muy bueno, pero se necesita ser muy superlativo para superar una marca de doble pivote y en muchas ocasiones no tiene esa capacidad (muy pocos). El Villarreal lo suele suplir con su interior-mediapunta (Castillejo por ejemplo) pero provocando que su “trivote” pierda efectividad. Comentaba nuestro compañero ErCanadiense en cierta ocasión que la pelota debería retornar a Trigueros tras los continuados tropiezos del Villarreal porque sus rivales explotaban su desventaja. Eso es cierto, Trigueros tiene más capacidad de retener la pelota incluso con marca de dos rivales, pero no tiene capacidad para ejercer de mediapunta. Devolverle la pelota a Trigueros implicaría cambiar el dibujo del Villarreal, es decir, volver al 4-4-2 de Escribá.

 

DeportivoCeltaDiarioAM_1718

El Derbi Gallego es uno de los encuentros de mayor rivalidad del país que enfrenta a las dos ciudades más importantes de Galicia, La Coruña, capital de la provincia homónima, y Vigo, en la Provincia de Pontevedra. Cierto que ha perdido el “glamour” de principios de siglo cuando ambos equipos se disputaba plazas europeas, pero ni mucho menos la importancia de este encuentro para el noroeste del país. Más aún esta temporada, donde ambos equipos están separados por tres puntos en la zona baja de la tabla. Puede que no sea por pelearse por Europa, pero esta temporada están más igualados que nunca, aunque sea por mantenerse, una temporada más, en Primera División. Estudiaremos a cada uno de ellos para hacernos una idea de cómo será el partidazo entre los dos colosos de Galicia.

 

RC DEPORTIVO DE LA CORUÑA.

El Deportivo lleva temporadas sin abandonar la parte baja de la tabla. Algunos dirán que con suerte de que siempre hubiera tres equipos peores que ellos, otros, que meritorio por parte del Deportivo evitar que no sean ellos los tres peores equipos de Primera División. La verdad es que tras los grandes éxitos de principios de siglo, la enorme deuda del Deportivo han lastrado al equipo y ha sido el protagonista en la sombra del paso del Deportivo en el nuevo milenio. Aún así, restringido por su deuda, que el Deportivo haya conseguido, en gran medida, mantener su presencia en Primera División (salvo dos descensos que se arregló en pocos años) es muy meritorio, gracias a un club orgulloso con una afición entregada. Según me he enterado no hace mucho, es justo este año cuando por fin están consiguiendo cubrir la deuda que lastraban desde hace más de una década. Así que, al menos económicamente, el club comenzará a mirar hacia arriba a partir del año que viene.

El Deportivo juega con un 4-2-3-1 tanto con Pepe Mel como con Cristóbal Parralo, pero con el entrenador castellano el Deportivo se ha vuelto mucho más destructor, aparte de que, en ocasiones, recurre al 4-4-2 para volverse mucho más defensivo todavía. A grandes rasgos, las principales características del Deportivo se puede resumir en los siguientes puntos:

Doble pivote.

Doble pivote destructor en el Deportivo de la Coruña. Justo delante de la línea defensiva.

Doble pivote destructor en el Deportivo de la Coruña. Justo delante de la línea defensiva.

El principal rasgo de Parralo vs Mel es la titularidad indiscutible de Celso Borges, en detrimento de Mosquera como era el caso del entrenador gallego. He llegado a escuchar frases como “nada ha cambiado” por parte de los medios especializados, tras la llegada de Parralo al Deportivo. Eso no es cierto, Borges era el revulsivo de Mel, ideado para sacar uno de los mediapuntas y meter más músculo en el centro del campo. Con Parralo no ocurre así, Borges se encuentra en el once desde el principio demostrando las intenciones del entrenador castellano: destrucción, doble fila defensiva y contragolpes fulgurantes. El Depor de Mel tenía importantes proyecciones ofensivas y de posesión en determinados momentos del partido, en el Depor de Parralo esto no es así. Cierto éxito ha tenido, logrando detener relativamente la sangría de goles que estaba recibiendo el Deportivo.

Tridente mediapunta.

Para que un doble pivote destructor funcione, sus interiores debe ser rápidos y con capacidad para convertirse en extremos, el mediapunta debe tener la capacidad de internarse en el área, retener el balón, distribuir el juego y aparecer en segundas jugadas. Es en este punto donde la planificación del Deportivo este año ha fallado. Parralo ha probado ya con prácticamente todos los interiores disponibles, sin que ninguna pareja de ellos logre ser lo suficientemente determinante como para ganarse la titularidad a largo plazo. En el caso del mediapunta, el puesto es para Çolak, que es muy intermitente, pero no hay nadie más en la plantilla que pueda llevar a cabo la labor de mediapunta en el 4-2-3-1 del Deportivo. Parralo se sacó un conejo de la chistera poniendo en esa posición a Lucas Pérez, que le daba mucho más peligrosidad a ese puesto sobre todo en partidos donde hay que salir con velocidad. En cualquier caso, Pérez volvió al puesto de punta donde suma más que de mediapunta como veremos a continuación, provocando que Çolak, hoy por hoy, tenga su puesto asegurado por falta de sustitutos de garantías.

Punta.

El Deportivo juega con un único punta, por lo que tiene que ser un auténtico “cazador”. Comenzaron con Florin Andone, un delantero que no me desagrada pero que tiene más cualidades de segundo delantero que de “cazador”, además que menos rápido. Que Andone se haya visto relegado al banquillo no significa que no sea válido como delantero o jugador, sino que no es válido para el sistema de juego que plantea el Deportivo. Lucas Pérez sí que lo es, y tras su periodo para recuperar la forma está mejorando más y más. El problema, es que ningún hombre es una isla, y el punta del 4-2-3-1 bebe mucho de su mediapunta e interiores, si los interiores fallan y el mediapunta alterna partidos inspirados con otros menos inspirados, el protagonismo de Pérez decrece.

 

CELTA DE VIGO.

El Celta de Vigo vivió su crisis un poco antes que el Deportivo, pero lo han sabido gestionar mejor. La sensación del Celta es siempre de ser un equipo que consigue resultados por encima de lo esperado. Eso es todo gracias a la excelente gestión deportiva que, no sé cómo, consigue jugadores y entrenadores que, a la larga, acaban destacando y consiguiendo puestos en equipos de más prestigio. Tras el retorno del Celta a Primera División hace diez años, han pasado por el equipo celeste Augusto Fernández, Krohn Dehli, Luís Enrique, Rafinha, Nolito, Charles Días o Eduardo Berizzo. Una gran capacidad para incorporar nombres con cabeza, que tienen proyección y siempre con la idea clara de aportar al equipo, sea en el campo o desde el banquillo. Aún así, es el Celta un equipo de fuertes altibajos, pero que, en líneas generales, no ha sufrido demasiadas urgencias clasificatorias en el último lustro.

El que está al cargo del equipo es Juan Carlos Unzúe, segundo de Luís Enrique tanto en el Celta como en el Barcelona, en su primera experiencia como primer entrenador de un equipo de Primera División. Utiliza un 4-3-3 como sistema principal, aunque no tiene problemas en usar un doble pivote en determinados partidos. Su idea es una extensión del ex-técnico asturiano, tal y como un 4-3-3 exige. Sin embargo, tiene sus matices respecto al Celta de Luís Enrique como veremos a continuación.

Laterales.

El 4-3-3 de Unzúe es muy clásico. Sé que debido a la popularidad de dicho sistema en equipos que gran poder mediático se tiene la impresión de que sus laterales son de gran importancia ofensiva. Eso es así porque dichos equipos así lo han decidido, pero en el 4-3-3 clásico las incursiones atacantes de los laterales son puntuales, sobre todo cuando los extremos realmente actúan como extremos (sobre todo en banda izquierda) y no tiran tanto hacia el interior como otros 4-3-3 más modernos.

Interiores.

Los interiores del Celta tienen capacidades ofensivas (de mediapunta), pero suelen concentrarse más en su rol de mediocentro. Ésto provoca que el 4-3-3 del Celta no sea el típico de control del balón y circulación, ya que están más concentrados en ser un “trivote” que en incursiones al área. Por lo cual, el 4-3-3 del Celta es rápido, sobre todo aprovechando los veloces extremos que son los encargados del juego ofensivo quitando ese protagonismo a los interiores en los 4-3-3 más modernos.

Daniel Wass.

Una de las mayores características de este Celta es la polivalencia de algunos de sus jugadores. El más notable Daniel Wass, encontrado en aquel Evian que debutó en la máxima categoría del fútbol frances. La idea principal del Celta tras la incorporación de Daniel Wass era la de asumir el rol de mediocentro destructor, pero ha demostrado una gran capacidad para ser interior, mediapunta e, incluso, lateral. Una gran visión de juego que aporta numerosas variantes en este Celta en función del puesto que ocupe el centrocampista danés.

Iago Aspas.

Variación del juego del Celta de Vigo en función de la posición de Iago Aspas (en rojo), siendo Daniel Wass el interior derecho (ID).

Variación del juego del Celta de Vigo en función de la posición de Iago Aspas (en rojo), siendo Daniel Wass el interior derecho (ID).

Otro de los jugadores más polivalentes del Celta es Iago Aspas, capaz de ser delantero, mediapunta, extremo e interior. Salvando las distancias, es el Leo Messi del Celta. El que hace jugar, el que recibe los balones, el que tiene las arrancadas explosivas y el que inicia la gran mayoría de las jugadas. Al igual que Messi en el Barcelona, Aspas suele cambiar de posición independentemente del puesto que le toque jugar. Si empieza como extremo puede ocupar puestos de mediapunta, interior e incluso delantero. Si es delantero puede bajar para ser mediapunta y circular el balón, y así en todas las posiciones. Las capacidades cambiantes del Celta durante el partido ocurren, en gran medida, en función de la posición de Aspas en cada momento del partido.

 

Deportivo vs Celta.

Tomando en cuenta de que los derbis son partidos especiales donde todo puede pasar (la motivación es notablemente distinta en éste encuentro que en otros). En condiciones normales hablaríamos del los problemas que pasaría un 4-3-3 ante el doble pivote de un 4-2-3-1, pero en el caso del Celta esto no es así porque el juego se concentra en la banda derecha, donde están Aspas y Wass. Aún así, el carácter destructor del Deportivo hará muy difícil el juego que intente realizar el Celta. Pues tendrán que hacerlo, el Deportivo no dejará espacios. Eso dejará algo desguarnecida la banda derecha del Deportivo, pues se concentrará en la izquierda donde están Aspas y Wass, lo que provoca que Sisto (el extremo izquierdo del Celta) esté en muchos tramos desmarcado. Preveo que los pases largos hacia la banda izquierda del Celta serán muy frecuentes es en derbi. En el caso del Deportivo, robarán e intentarán contras fulgurantes con los interiores, pero recordemos que los laterales del Celta no subirán tanto como se prevee en los 4-3-3 tan modernos, sus opciones son escasas. La alternativa es por el centro, con Çolak enfrentándose a Lobotka. Si el turco está inspirado, puede superar al mediocentro eslovaco. Las opciones del Depor pasan, por tanto, por ver qué día tendrá el mediapunta turco.

 

Sólo tres partidos, pero de mucha intensidad. De esos que se disfrutan minuto a minuto. Así que no podemos quejarnos, será un sábado grandioso. Feliz Navidad a todos y nos veremos en el último sábado del 2017. Hasta entonces, sean más felices que nunca.

 

ANKOR.

Andromeda

 

 

 

 

¡SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES!

TWITTER: @WEBDIARIOAM ; HASHTAG: #DIARIOAM

FACEBOOK: HTTPS://WWW.FACEBOOK.COM/DIARIO-AM

 

 

 

 

¿Te gusta esta entrada?

39

More in Crónicas

Christoph-Kramer

VAR – Crónica Diario AM 23/04/2018

churchill23 abril, 2018
Iniesta

Dos temas – Crónica Diario AM 22/04/2018

Ella22 abril, 2018
portada9

Ranking UEFA 2018, Cuartos de Final – Crónica Diario AM 21/04/2018

Ankor21 abril, 2018
PLAYOFFS

Playoffs NBA – Crónica DiarioAM 20/04/2018

gjdeleven20 abril, 2018
REAL MADRID 10/11

Manual de “Señorío” Parte II – Crónica Diario AM 19/04/2018

errante19 abril, 2018
0.0

Manual de “Señorío” Parte I – Crónica Diario AM 17/04/2018

errante17 abril, 2018

Copyright © 2015 DiarioAM