Aportación Propia

Clásico francés – Crónica Diario AM 22/10/2017

Clásico francés – Crónica Diario AM 22/10/2017
Ella


Querid@s Damistas:

Hay días que está más difícil esto de encontrar la inspiración para escribir… Hoy era uno de esos días, hasta que alguien me ha recordado que esta noche se juega el clásico francés entre dos ciudades tan diferentes como son París y Marsella.

Ya les he hablado otras veces de este partido, un partido que no tiene tanta emoción como un Barça-Madrid, no nos engañemos. Como por el camino me he cruzado con un enfervorizado seguidor del PSG que me ha contado que casi deja de mirar el fútbol por un clásico del 92, pues me he dicho que valdría la pena comentar el tema y lanzar un pequeño debate, como hago a menudo los domingos, aunque luego en los comentarios no me haga caso casi nadie…

 

Viajamos a 1992 

Ah, el año de los Juegos Olímpicos de Barcelona, de la Expo de Sevilla, época de tantos cambios en el mapa de Europa (países que se unifican, países que se separan)… Pues bien, resulta que a finales de año se juega el Clásico francés (o como escriben ellos, “classico”) que dicen que marcó el principio de la gran rivalidad entre ambos clubes. Como ven, la guerra no es tan antigua, lo que le quita bastante épica. No hay un componente político, como siempre lo ha habido entre el Barcelona y el Real Madrid, no hay un caso Di Stefano que dejó una cicatriz entre unos y otros… Pero sí hay polémicas que cualquier aficionado del fútbol puede entender. 

Viendo el video que les pondré más abajo la verdad es que una no puede más que comprender los ánimos parisinos. Ojo, no digo que no haya habido partidos donde el PSG haya tenido una actuación más que deplorable contra el Olympique de Marseille, pero hoy hablaré de este partido en particular en diciembre del 92.

Classico

 

El OM había ganado las cuatro últimas ligas, y unos meses después se proclamaría campeón de Europa, el único club francés que lo ha conseguido hasta ahora (y eso duele, y mucho, en la capital). Curiosamente, a ver si les suena la historia, en aquella época ambos equipos componían la columna vertebral de la selección nacional, y este tipo de partidos tenía una enorme influencia (mayormente negativa) luego cuando los jugadores se encontraban en los partidos internacionales.

El árbitro, Michel Gerard, declaró en su momento que nunca había arbitrado un partido con tal grado de odio, a pesar de haber pitado más de mil partidos. Entre ustedes y yo, este señor ha dicho esto, pero viendo las imágenes puedo entender que los rumores más que insistentes de compra del árbitro existan. Y es que el partido fue una verdadera carnicería… 

Se pitaron cincuenta faltas en total, treinta y tres sólo en la primera mitad, y sin embargo no hubo ni una tarjeta roja y todo el mundo acabó el partido: es totalmente incomprensible. Marsella ganó 0-1, pero el resultado no es lo que más importa, la verdad.

Éric di Meco es el nombre del tío que verán en el video y del que se preguntarán cuántos tornillos le faltaban (todos). Este individuo realiza como cinco entradones de tarjeta roja directa, y simplemente recibió una amarilla y ya. Y eso sin contar todos los insultos que hubo durante el partido, empujones al árbitro y placajes más dignos de rugby o de sumo, pero no de fútbol…

Les dejo un video con el resumen del partido, y me van a entender rápido:

 

 

 

Pequeño debate

Mi memoria y mi experiencia de espectadora futbolera de los 90 no me llega para comparar los arbitrajes de la época con los de hoy en día. Si alguien en los comentarios tiene memoria, estaría bien que compartiese su punto de vista sobre el tema, comparando épocas.

Se oye a menudo la frase de que el fútbol es un deporte “de hombres” (expresión que me gusta tanto como “cosas de mujeres”, es decir, nada de nada). Hay gente que piensa que el fútbol tiene que tener un punto de agresividad y de contacto… Y yo no estoy de acuerdo. Es cierto que me falta el punto de vista de un jugador amateur, ya que he jugado muy poquitos partidos de fútbol en mi vida (algunos sí, eh), y me he llevado algunos golpes, más de una caída, y hasta una lesión en los aductores hace años que aún de vez en cuando me molesta… Son lesiones muy fastidiosas por cierto, no son graves pero sí fastidiosas…

Pero sin tener esa experiencia de fútbol callejero más habitual entre el género masculino, no me gusta la violencia, no me gustan los defensores que se dedican a cortar piernas, no me gusta que nadie suelte coces o codazos o mordiscos, para que no me llamen hipócrita… Para gustos se hicieron los colores, y a mí los jugadores que me gustan son los jugadores rápidos y hábiles, ésos que te van a quitar la pelota sin lesionarte, sin darte un golpe, con picardía y con talento. Por eso no suelo ser fan de los jugadores lentos, porque los jugadores lentos van a tener más tendencia a sacar la coz que a despistar y salir corriendo con la pelota.

Vinnie Jones

No me gusta la violencia, y los jugadores que más me gustan, por definición, no son violentos. Y sin embargo, estoy dispuesta a aceptar otros puntos de vista. ¿Cuál es el suyo?

Iré un poquito más lejos, y es que aunque acepte otros puntos de vista (sólo faltaría), para mí el límite está en los jugadores que van a lesionar a menudo. Si a alguno de ustedes le gusta ese tipo de jugadores, siento decirle que los jugadores que lesionan de manera activa no tienen sitio en el fútbol. Una cosa es ser más brusco o tosco que la media, otra muy diferente es jubilar a chicos jóvenes, impedir a compañeros continuar su carrera e impedirnos a los espectadores de disfrutar de todos los jugadores. Ésa es la línea que yo pondría como límite.

¿Ustedes qué piensan?

 

Mensaje importante

Estos días el ínclito Gimme, mientras intenta humillarme sin piedad en Apalabrados, se dedica a dejar un mensaje en el foro pidiéndoles que hagan clic en la publicidad. Sabemos que nos están haciendo caso, y se lo agradecemos de corazón. Es muy importante que sigan haciéndolo para que suban los ingresos de la página y se pueda seguir autofinanciando. Si tienen algún bloqueador de publicidad activado les pedimos amablemente que lo desactiven para ayudarnos a poder continuar.

Pueden hacer como yo, que he empezado un juego con Google. Como tengo un bloqueador de publicidad desde hace tiempo (no para aquí, claro), y como soy mujer, Google lo tiene difícil, porque claro, por una parte cree que soy fémina, pero por otra visito páginas web de fútbol, y confundo al buscador. Entonces pasa lo que me ha pasado hoy, que como el otro día tuve la desgracia de tener que informarme sobre la Fórmula 1 ahora me pone anuncios de coches, a pesar de que ni busco comprar un coche, ni quiero comprar un coche, ni miro precios de coches, ni nada de nada. Lo gracioso es que hoy, además del anuncio de coches, me he encontrado con un anuncio de aparatos para personas con problemas de audición, y me he dicho: “Ella, Google no sabe muy bien si eres mujer u hombre, vamos a añadirle un elemento aún más caótico: ¡tu edad!”, y ahí he hecho clic, para darle el mensaje de que yo ya estoy en edad de jubilación, a pesar de mis lozanos dieciséis años…

Una se divierte con estas cosas, y esto promete.

 

Despedida

El otro día fui al cine, cosa que hacía mucho que no hacía por falta de ánimo. Vi la nueva película de Kingsman (ya fui a ver la primera en su momento), y no sé por qué me sentí muy unida a los personajes, a pesar de no corresponder al target de este tipo de películas. Cosas veredes… El caso es que la película me recordó la existencia de un cantante bastante olvidado, John Denver, fallecido ahora justo hace veinte años en un accidente de avión (piloto aficionado, volaba solo en un pequeño avión experimental y no fue capaz de gestionar correctamente el depósito de gasolina en pleno vuelo, perdió el control del avión y se estampó en el Océano Pacífico). 

O sea que les dejaré con su canción más conocida, para que la disfruten como la he disfrutado yo. Y antes de irme les anuncio que el próximo domingo habrá post especial, con colaboración y todo: les gustará. 

Pórtense bien entre semana, y no spoileen The Walking Dead por favor, sean buenas personas…

Ella / Diario AM

Twitter: @EllaDiarioAM

 

¿Te gusta esta entrada?

18
Aportación Propia
Ella

Desvariando semanalmente desde París (Francia). Y "echar" va sin h. Todo empezó en octubre de 2009, justo antes de mudarme a vivir a París. El hermano pequeño de mi mejor amiga me dijo "tienes que visitar un blog muy divertido…". Y aquí estamos unos años después, de administradora y dominadora del mundo, contando cada domingo batallitas varias ("yo he venido aquí a hablar de mi libro", que decía aquél). Aviso para navegantes: mis posts se han de leer con el sentido del sarcasmo incorporado si se quiere disfrutar de la experiencia completa. Y el deporte femenino existe.

More in Aportación Propia

1760E311-AAE5-4563-9569-767EC70DE451

La garra en el fútbol. Crónica Diario AM 23/11/17

Rockdactor23 noviembre, 2017
Portada

Porque lo dice Didier – Crónica Diario AM 19/11/2017

Ella19 noviembre, 2017
Turquia

Vergüenza: Crónica Diario AM 15/11/2017

churchill15 noviembre, 2017
Volvo Ocean Race

Volvo Ocean Race – Crónica Diario AM 13/11/2017

churchill13 noviembre, 2017
img_rruano_20171106-120517_imagenes_md_terceros_rfef-1280x768px-kY9C--980x554@MundoDeportivo-Web

La camiseta de la discordia. Crónica DiarioAM 09/11/17.

Rockdactor9 noviembre, 2017
notas

Las notas: octubre 2017 – Crónica Diario AM 06/11/2017

churchill6 noviembre, 2017

Copyright © 2015 DiarioAM