Baloncesto

¿Quién ganará qué en la NBA? – Crónica DiarioAM 29/09/17

¿Quién ganará qué en la NBA? – Crónica DiarioAM 29/09/17
gjdeleven

El 17 de octubre dará inicio la temporada 17/18 de la NBA. A poco menos de tres semanas, las plantillas están ya bastante definidas con sus pesos pesados ya ubicados ) y ya pueden empezar a surgir las primeras cábalas sobre quién ganará qué en el próximo curso a nivel individual. A continuación os dejo mis apuestas, como ya hice el año pasado.

 

 

MVP – TROFEO MAURICE PODOLOFF

Jugadores con más trofeos: Kareem Abdul-Jabbar (6), Michael Jordan (5), Wilt Chamberlain (5)

Primer ganador: Bob Pettit (St. Louis Hawks, 1956-1957)

 

ÚLTIMO GANADOR

Russell Westbrook (Oklahoma City Thunder) 

Westbrook mvp

El explosivo base de los Thunder aprovechó la partida de Kevin Durant, ídolo y líder de los Thunder mientras vestía esa camiseta, para realizar la temporada de su vida. Russ terminó el año promediando un triple doble, algo que no sucedía desde que lo lograra Oscar Robertson en la temporada 61/62 con los Cincinnati Royals. Westbrook contó con la colaboración de sus compañeros para lograr tal hazaña numérica y era habitual ver a los hombres de sus equipos cerrando el rebote para que cayera en las manos del base y así pudiera engordar la estadística. Así y todo, la proeza de poder hacer algo así no está al alcance de cualquiera y hay que dar al base el mérito que tiene, que es mucho. Al menos a nivel numérico, puesto que no tuvo un peso excesivamente grande en lo deportivo y no pudo llevar a los suyos demasiado lejos en Playoffs. Para mí, el justo vencedor del premio era James Harden con muchísima diferencia. Este año Westbrook será de nuevo el líder de los suyos y seguirá aspirando al MVP, aunque la llegada a Oklahoma City de Paul George y Carmelo Anthony podría significar que Russ decida (por fin) jugar en equipo en un año en el que los suyos se han convertido en aspirantes al título de la noche a la mañana, lo que implicaría bajar sus números individuales en favor del equipo, algo que le restaría opciones de cara al galardón.

 

LOS ASPIRANTES

Kawhi Leonard (San Antonio Spurs) NBA: Preseason-Phoenix Suns at San Antonio Spurs

El alero de enormes manos es uno de los mejores defensores de toda la NBA, a lo que ha ido sumando cada vez más recursos ofensivos y se ha convertido de forma indiscutible en el líder de San Antonio Spurs. Hasta que se lesionó en el primer partido de los suyos contra los Warriors en Playoffs, San Antonio mandaba de forma holgada en el marcador y, cuando él tuvo que causar baja, los Spurs vieron cómo los de la bahía remontaban y barrían la eliminatoria 4-0. Este año, en el que Parker comenzará la temporada entre algodones y Ginóbili y Pau suman un año más a sus veteranos físicos, Kawhi tendrá que multiplicarse y si los Spus logran un record importante (cosa que seguramente sucederá) podría colarse en la discusión por el MVP.

 

LeBron James (Cleveland Cavaliers) 2012-2013 NBA Most Valuable Player Award

El mejor jugador de la liga siempre estará entre los candidatos al MVP mientras siga jugando, ya que su físico parece mejorar con el tiempo y su inteligencia se multiplica de temporada a temporada. LeBron ha mejorado su tiro de larga distancia de forma notable y ya apenas siente los punteos rivales en los tiros de media distancia. Es el mejor jugador en los aclarados por la cantidad de recursos que ofrece y su imán para atraer defensas rivales y crear espacios para jugadores exteriores, lo que se traduce en un buen puñado de asistencias por partido para él. Tras los dos trofeos ganados por Stephen Curry y el que consiguió Westbrook el año pasado, El Rey quiere recuperar su trono y ahora que no cuenta con Kyrie Irving como compañero deberá asumir todavía más protagonismo, lo que hará que su nombre esté en la pomada sí o sí. 

 

Kevin Durant (Golden State Warriors) Durant MVP

El año pasado no se tuvo demasiado en cuenta a Durant para el premio por el hecho de ser nuevo en un esquema tan definido como el de los Warriors y con un líder tan evidente como Stephen Curry, pero así y todo el alero de Washington DC se convirtió en la primera espada de su equipo y en el jugador al que confiar las bolas calientes. Además, se implicó mucho en defensa y aportó variaciones tácticas al sistema de Steve Kerr gracias a su gran envergadura y su capacidad para lanzar a canasta desde cualquier punto de la pista. Durant corrigió, además, su conducción de balón, convirtiéndose así en organizador de jugadas en ciertos momentos. Este año los Warriors vuelven a ser el rival a batir y Durant ya no es un nombre que nadie descarte de cara a ser premiado como mejor jugador de la temporada.

 

Giannis Antetokoumpo (Milwaukee Bucks) antetokoumpo 2

“The Greek Geek” ya es una superestrella de la liga por derecho propio. Hace absolutamente de todo sobre la pista y prácticamente todo lo hace bien. Este año sus Bucks deben dar un paso al frente en una Conferencia Este que ha visto cómo su nivel ha caído en picado. Si su equipo no acusa la baja de Jabari Parker y Khris Middleton se mantiene sano, Antetokounmpo tiene una oportunidad de oro para convertirse en un candidato muy serio al MVP. El año pasado lideró a los suyos en puntos, rebotes, asistencias, robos y tapones, confirmándose como un líder de poder incontestable sobre el parqué. Está trabajando en mejorar su tiro triple y si lo consigue se convertirá en un jugador total: sube la pelota como un base, anota como un escolta, impone el físico como un alero, rebotea como un ala-pívot y puede zafarse en la pintura con la mayoría de pívots de la liga debido a su extraordinaria envergadura. El mismísimo Kobe Bryant apostó por él cuando le preguntaron quién creía que sería el MVP del próximo año. El futuro es suyo.

 

Kyrie Irving (Boston Celtics) Irving (Celtics)

El base llega a Boston con ganas de demostrar que puede ser el líder de un equipo aspirante. La sombra de LeBron en Cleveland era demasiado extensa y dejaba casi sin brillo a Kyrie, uno de los jugadores más infravalorados del campeonato, así que pidió ser traspasado y acabó con sus huesos en Boston, con lo que eso conlleva: Irving luchará por el campeonato de Conferencia contra su ex-equipo si se cumplen los pronósticos. En los Celtics se notarán menos sus lagunas defensivas con la cobertura de hombres como Smart o incluso de Gordon Hayward, por lo que Irving podrá centrarse en ser el líder ofensivo de un equipo que apunta muy alto. Si los Celtics conjuntan sus piezas y acaban peleando por el liderato de la Conferencia Este en la temporada regular será en gran medida por “Uncle Drew”, que podría sonar como candidato al MVP.

 

MI APUESTA

James Harden (Houston Rockets) harden 4

Es probable que Harden baje su número de asistencias este año, puesto que jugar al lado de un base puro y buen pasador como Chris Paul hará que “The Beard” toque menos la pelota, pero será el referente claro en anotación y ejercerá de playmaker cuando CP3 descanse. Harden sufrirá por la nueva regla de la NBA con la que las faltas de tiro dejan de serlo si el contacto se produce antes de que el jugador agarre el balón y se posicione en situación de tiro, algo en lo que James Harden era tan experto que la norma ha recibido el nombre no oficial de “Regla Harden”. Houston estará arriba y sumará muchas victorias si las cosas se desarrollan con lógica y Harden es claro aspirante a máximo anotador de la temporada ahora que Chris Paul puede surtirle balones en bandeja de plata.

 

 

ENTRENADOR DEL AÑO – TROFEO RED AUERBACH

Entrenadores con más trofeos: Pat Riley (3), Don Nelson (3), Gregg Popovich (3)

Primer ganador: Harry Gallatin (St. Louis Hawks, 1962-1963)

 

 

ÚLTIMO GANADOR

Mike D’Antoni (Houston Rockets) 

D'Antoni COY

Los Rockets fueron una de las grandes sorpresas de la temporada pasada y uno de los motivos más importantes fue la implantación del run&gun de Mike D’Antoni. Personalmente es un entrenador que no me gusta por su incapacidad para adaptarse a las plantillas que tiene y su fijación por un sistema que es muy vistoso pero poco efectivo si no cuenta con los mimbres adecuados. En Houston, D’Antoni se encontró con un James Harden que descubrió que podía jugar de base como el mejor, lo que hizo que los Rockets jugasen al ritmo que marcaba “The Beard”. El fabuloso record que consiguieron en temporada regular se debió a que todos los jugadores aceptaron que anotar era la prioridad y que, si se consigue con más frecuencia que el rival, las victorias están más cerca. En Playoffs, D’Antoni se estrelló contra unos Spurs que ofrecieron un recital táctico. Para mí fue un galardón totalmente injusto. Este año, con Chris Paul en la plantilla, conllevando ese fichaje que el juego puede ser mucho más estático, habrá que ver si D’Antoni inventa algo o hace que los suyos sigan jugando a correr y minimiza la aportación del mejor base puro de la liga.

 

CANDIDATOS

Gregg Popovich (San Antonio Spurs) popovich

Hablar del premio al entrenador del año es hablar de Gregg Popovich. “Pop” es uno de los mejores entrenadores de toda la historia de la NBA, puede que el mejor (habría un bonito debate ahí) y siempre es uno de los candidatos a hacerse con el galardón. Este año tiene una plantilla cargada de años, más todavía que en el pasado reciente, y además se encuentra en una conferencia en la que la competitividad ha subido hasta un nivel inimaginable hace unos años. El maestro de las rotaciones tendrá que lidiar con el paso del tiempo en su plantilla para seguir aspirando a todo y, si consigue estar arriba tras los Warriors y derriba a Thunder y a Rockets en el balance de victorias-derrotas será de nuevo uno de los nombres que más suenen para un premio que sería el cuarto en su haber y lo colocaría como el entrenador con más galardones con 4.

 

Steve Kerr (Golden State Warriors) steve-kerr

Steve Kerr tiene el equipo hecho y las estrellas se encargan de ganar los partidos solamente con tener la pelota en las manos, pero no por eso hay que desmerecer la labor de Kerr, que hizo que los Warriors se convirtieran la temporada pasada en uno de los mejores equipos en defensa y uno de los más eficientes en ambas partes de la pista tras tiempo muerto. A Kerr le gusta sorprender tras los parones con jugadas de pizarra brillantes (hola, Sergio Scariolo) y suele conseguirlo. Las dobles pantallas ofensivas las ha perfeccionado al máximo, con lo que todos sus jugadores participan en el ataque aunque no toquen el balón. Salvo debacle inesperada, los Warriors comandarán la conferencia y si logran superar su registro del año pasado, Kerr será una opción para el trofeo a Entrenador del año.

 

Bill Donovan (Oklahoma City Thunder) Donovan

Bendito problema el que se le presenta a Bill Donovan este año: Russell Westbrook, Paul George y Carmelo Anthony en pista, tres anotadores voraces con habilidades de líder en pista. La misión de Donovan es más la de conjuntar, crear química y hacer que su “big three” se sienta importante también a nivel individual. Si Bill Donovan doma los egos de sus tres superestrellas y consigue que la pintura deje de ser un problema para los Thunder, pondrá a los suyos muy arriba en la clasificación. Este año se verá si es Westbrook quien ha hecho bueno a Donovan o es Donovan quien ha hecho mejorar al base y eso sucederá cuando veamos si los Thunder son un equipo o un conjunto de individualidades. La respuesta a esa duda es lo que colocará o no a Bill como candidato al premio.

 

Tom Thibodeau (Minnesota Timberwolves)  Thibodeau

Este año Thibodeau tiene un equipo de los que le gustan, con jugadores muy aptos en defensa. Jimmy Butler ha llegado a Minneapolis y eso, para el entrenador que apostó por él como líder y no por Derrick Rose cuando los tres estaban en los Bulls, es miel de romero. Además, Gibson y Dieng representan intensidad en la pintura, algo que a Thibs le encanta. Tengo que decir que a mí personalmente no me gusta Thibodeau por lo poco que rota, por la forma en la que quema a sus jugadores sobre la pista y por su poco interés por elaborar jugadas ofensivas que impliquen a todos sus jugadores, pero eso no quita que admita que es un muy buen entrenador defensivo, algo que este año le vendrá de perlas ya que en ataque tiene a hombres capacitados para crear sus propios tiros como son Andrew Wiggins o Karl-Anthony Towns. La función táctica de Thibodeau en ataque será asegurarse de que Jeff Teague estudie bien la libreta y surta de balones a sus dos anotadores para que no todo se resuma a aclarados para Wiggins, Towns o Butler. Si Minnesota da la campanada, y es algo con lo que muchos cuentan (yo entre ellos), Thibs estará bajo los focos.

 

Jason Kidd (Milwaukee Bucks) Kidd

Kidd tiene una oportunidad de oro para explotar como entrenador. La Conferencia Este se ha debilitado en plan bestia. Celtics y Cavs parecen seguros en los dos primeros puestos y la tercera plaza debería ser una lucha sin cuartel entre Wizards y Raptors a priori, pero ahí es donde entran los Bucks y su joven núcleo. Jason Kidd tendrá que diversificar la ofensiva ofreciendo algo de protagonismo a Middleton y haciendo que Thon Maker explote ya mismo. Kidd apuesta por los jóvenes y los pule a una velocidad impresionante, como sucedió el año pasado con Malcolm Brodgon, que acabó siendo novato del año cuando nadie apuntaba su nombre en las apuestas. Si los Bucks explotan este año, y parece que hay muchas opciones de que suceda, que el nombre de Jason Kidd suene como Entrenador del año solamente dependerá de hasta qué punto puedan dar guerra en temporada regular.

 

 

MI APUESTA

Brad Stevens (Boston Celtics) Brad Stevens

Repito la apuesta del año pasado. Muchos, entre los que me incluyo, opinan que en el último curso debió ser el ganador por llevar a liderar la Conferencia Este a unos Celtics que aspiraba a luchar la segunda plaza con Toronto y Washington. Este año los Celtics parece que son mejores que el último, pero eso no quita que hayan cambiado casi por completo y que del quinteto titular de la pasada campaña solamente vaya a mantenerse Al Horford. Este año tiene a uno de los mejores bases de la liga, Kyrie Irving, y a uno de los aleros más polivalentes, Gordon Hayward, además de haber sumado a un proyecto de crack en el Draft como es Jayson Tatum, que luchará por minutos en las alas con Jaylen Brown, que afronta su segunda temporada con muchas ganas de progresar. Si los Celtics están arriba deberán mucho al talento de sus jugadores, obviamente, pero el máximo responsable de ello será un entrenador que ha sido capaz de ir variando su sistema para adaptarse a las circunstancias y a los rivales y sacar el máximo provecho siempre. 

 

 

MEJOR JUGADOR DEFENSIVO

Jugadores con más trofeos: Dikembe Mutombo (4), Ben Wallace (4), Dwight Howard (3)

Primer ganador: Sidney Moncrief (Milwaukee Bucks, 1982-1983)

 

ÚLTIMO GANADOR

Draymond Green (Golden State Warriors)

 Green DPOY

El ala-pívot de los campeones se llevó el premio de forma muy justa. Green es el pegamento espiritual de los Warriors y, además, es un tipo capaz de defender a cualquier jugador de la NBA minimizando la aportación ofensiva de sus rivales. Su intensidad hace que vaya bien a por el rebote, es astuto para robar balones, castiga físicamente a sus rivales en los contactos y consigue incomodar casi siempre al jugador al que se enfrenta. Además, hace que los cambios defensivos de los Warriors sean lo menos perjudiciales posible con su astucia para recolocarse sin dejar espacios vacíos. Green es el jugador al que todo equipo querría tener y al que ninguno quiere enfrentarse. Podría repetir galardón.

 

CANDIDATOS

Patrick Beverley (Los Angeles Clippers) beverley 2

El base llega a Los Angeles desde Houston como parte del traspaso de Chris Paul. Puede que los Clippers hayan perdido a una pieza importantísima, pero el puesto de base estará bien cubierto al menos en la faceta defensiva con un Beverley que tiene la asombrosa capacidad de secar a sus rivales haciendo que superarlo sea complicadísimo por su habilidad en el desplazamiento lateral y sus manos rápidas para robar balones en el bote, algo que también hace con solvencia cortando líneas de pase. Con el peso ofensivo en manos de Blake Griffin y Danilo Gallinari, Beverley será fundamental para que la defensa exterior de los Clippers sea una baza importante, lo que unido a la capacidad de su compañero DeAndre Jordan para intimidar en la pintura puede convertir a los suyos en un conjunto correoso.

 

Tony Allen (New Orleans Pelicans) Tony Allen 2

Probablemente es el mayor perro de presa de la liga. A nivel ofensivo es bastante limitado, pero en defensa consigue consumir las fuerzas de los rivales y no teme emparejarse con jugadores más altos, más fuertes o más rápidos que él. Llega a Pelicans para aportar su veteranía y su potentísima defensa para que la faceta defensiva del equipo esté segura y todo dependa, para conseguir la victoria, del nivel de química de las torres gemelas que forman en la pintura Anthony Davis y DeMarcus Cousins. Con Tony Allen todo es más sencillo cuando hay que defender el aro propio.

 

Kawhi Leonard (San Antonio Spurs) kawhi-leonard

Ya lo ha ganado dos veces y no sería descabellado que volviera a hacerlo. Leonard es un todoterreno y su mayor especialidad es la defensa, pese a que en ataque sea una bestia como ya he comentado antes. Su envergadura hace de él un rival difícil de superar botando el balón y su inteligencia y serenidad lo convierten en un peligro cuando se acerca a los atacantes. La defensa de los Spurs no es una maravilla a nivel de nombres (pese a que Pop la convierta en eficiente) y ahí Leonard será el líder cuando sea más importante bajar el ritmo de los rivales que atacar el aro contrario. 

 

Giannis Antetokounmpo (Milwaukee Bucks) antetokoumpo 3

La versatilidad del alero griego hace de él un candidato al galardón. El año pasado ya formó parte del Segundo quinteto defensivo y un jugador con sus aptitudes y su ambición no se va a conformar con eso. El trofeo a Defensor del año es uno de los más prestigiosos porque premia el trabajo sucio, el que importa tanto como los números pero no brilla tanto y un jugador como Antetokoumpo, que imprime intensidad en todo lo que hace, podría convertirse si quisiera en un defensor de élite gracias a su tamaño y a su velocidad. Si decide no volcar todas sus energías en el ataque, es un candidato potente para ser elegido como Defensor del año.

 

MI APUESTA

Rudy Gobert (Utah Jazz) gobert 2

El pívot de los de Salt Lake City es un coloso en la pintura. Es inteligente para no violar el tiempo en la zona, pero siempre está ahí para prohibir la entrada a aquellos que busquen penetrar en la zona, haciendo que los rivales tengan que obligarse a jugar por fuera para no tener que encontrarse una y otra vez con el mismo muro. Este año ganará responsabilidad en ataque, pero su habilidad para defender es algo que lleva dentro y que a su entrenador, Quin Snyder, le es muy útil para imponer su ritmo. Los enormes brazos de Gobert pueden abrazar este año el galardón.

 

 

NOVATO DEL AÑO – TROFEO EDDIE GOTTLIEB

Primer ganador: Don Meineke (Fort Wayen Pistons, Elección nº12 del draft de 1952)

 

ÚLTIMO GANADOR

Malcolm Brogdon (Milwaukee Bucks) 

Brogdon ROY

Brogdon sorprendió a toda la NBA con una temporada fabulosa que hizo de él un hombre importante en el esquema de Jason Kidd. Elegido en el puesto 36º de la segunda ronda del Draft ’16, Brogdon llegó a la liga con la cabeza bien amueblada y una visión del baloncesto más propia de un veterano que de un novato. El joven base/escolta puede anotar y asistir y se ha convertido en un socio importante de Antetokoumpo y en un jugador en el que Jason Kidd puede esculpir magia.

 

CANDIDATOS

Markelle Fultz (Philadelphia 76ers) Fultz

Número uno del Draft ’17 y último integrante de “The Process” en Philadelphia. El base tuvo el honor de ser el primero en subir al estrado en la ceremonia del Drafy y se une a Ben Simmons, Dario Saric y Joel Embiid en unos Sixers que convertirán el futuro en presente si las lesiones no vuelven a destrozarlos como ocurrió con Joel Embiid y Ben Simmons, que se perdieron su primer año al completo por problemas físicos. Fultz es un anotador tremendo que se fabrica sus propios tiros y siempre tiene el aro rival entre ceja y ceja. Apunta a All-Star a medio plazo.

 

Lonzo Ball (Los Angeles Lakers) ball

Tras llegar a la NBA envuelto en las polémicas protagonizadas por su padre, Lonzo Ball busca borrar los titulares sobre su familia y fabricas los suyos propios. Calidad tiene de sobra y su visión de juego es algo que no se veía en un jugador tan joven desde hace muchos años. Ball distribuye tanto en transición como en contraataque y no teme asumir responsabilidades de cara al aro cuando lo cree oportuno. Su punto en contra es que su mecánica de tiro es excesivamente lenta y eso podría provocar que sus números no brillaran tanto en una NBA en la que cualquier jugador puede convertir un punteo en un tapón. Pese a ese “pero”, es uno de los máximos candidatos. De hecho, en una encuesta a los novatos de este año sobre quién sería el Novato del año, Lonzo Ball fue quien más votos se llevó.

 

Dennis Smith Jr (Dallas Mavericks) dennis smith jr

El base de North Carolina es el jugador más explosivo del Draft ’17. Su estilo de juego es comparable al de Russell Westbrook, con un tiro más que decente y una potencia física descomunal. Hay dudas sobre su madurez mental, pero su calidad es indudable y su aportación a unos Mavericks que están en un año que ni frío ni calor será muy visible al mirar las estadísticas individuales, aunque no afectará demasiado al balance de victorias-derrotas, cosa que no tiene demasiada incidencia para este galardón. Si asume galones desde el principio será un serio aspirante.

 

Josh Jackson (Phoenix Suns) josh jackson

Hubo un momento en el que se especulaba con que Josh Jackson pudiera ser el Nº1 del Draft, cuando dicha elección todavía pertenecía a los Celtics. Al final, Jackson fue a parar a los Suns con la 4º elección y los focos sobre él parecieron disiparse. Craso error, en mi opinión. Jackson es un jugador completísimo que cumple en ambas partes de la pista, aunque en defensa es un jugador excepcional, siendo ese su punto fuerte. Si los Suns mejoran respecto al año anterior, cosa que podría pasar si Devin Booker mantiene su progresión, Josh Jackson será parte importante de esa mejoría y los focos volverán a estar sobre su cabeza.

 

MI APUESTA

Ben Simmons (Philadelphia 76ers) Simmons

El año pasado estuvo lesionado toda la temporada. Pertenece a la camada de 2016 y no a la de 2017, pero debutará este año después de estar recuperado desde hace ya bastantes meses y haber estado entrenando sin descanso. Simmons es un alero rapidísimo y que anota sin miedo y defiende de muerte gracias a su tamaño. Sube el balón como un base, al más puro estilo LeBron James o Giannis Antetokounmpo y tiene una visión de juego prodigiosa, lo que unido a su tamaño lo convierte en un pasador maravilloso. Simmons es un jugador total y, en mi opinión, el mejor debutante de la NBA y el más preparado por conocer ya la competición por dentro, algo que juega a su favor. Aposté por él el año pasado antes de que llegara su lesión para ser el mejor novato del año, y este año vuelvo a hacerlo. Esperemos no tener que repetir lo mismo por tercera vez.

 

 

SEXTO HOMBRE DEL AÑO

Jugadores con más trofeos: Jamal Crawford (3), Kevin McHale (2), Detlef Schrempf (2)

Primer ganador: Bobby Jones (Philadelphia 76ers, 1982-1983)

 

ÚLTIMO GANADOR

Eric Gordon (Houston Rockets) 

2017 NBA Awards Show

El escolta, maltratado por las lesiones durante el tiempo que lleva en la NBA, demostró por fin el año pasado cuál es su nivel real. Acompañó de cara al aro a James Harden y, además, creó juego cuando la estrella del equipo estaba en el banquillo. Gordon hizo que la segunda unidad de los Rockets no echara por tierra lo que conseguían los titulares, guiando a sus compañeros de banquillo a mantener el ritmo de los partidos a su favor. Merecidísimo premio.

 

CANDIDATOS

Greg Monroe (Milwaukee Bucks) Monroe

El técnico pívot de los Bucks tiene ante sí una nueva oportunidad para reivindicarse y mostrar que es el pívot que se anunciaba cuando llegó a la liga. Jugará muchos minutos supliendo a Thon Maker y dispondrá de balones para mostrarse. Si los Bucks funcionan como todos esperamos, el banquillo será fundamental para marcar diferencias y ahí puede ser decisivo el aplomo de Monroe. Una de las circunstancias que podría privar al pívot de optar al premio es la lesión de larga duración de Jabari Parker, que podría convertir a Monroe en titular.

 

Lou Williams (Los Angeles Clippers) lou williams

Es posible que, como ocurre con Greg Monroe, Lou Williams acabe siendo titular por falta de efectivos en su posición. Si eso no ocurre y Lou aparece desde el banquillo con el partido ya en marcha, hay que tener su nombre apuntado para las apuestas ya que es un revulsivo como hay pocos en la liga. Anota con suma facilidad y cuenta con una gran variedad de recursos ofensivos. El año pasado estuvo cerca de llevarse el premio, que sería el segundo para él, aunque finalmente recayó en su entonces compañero Eric Gordon. Este año será importante en los Clippers, equipo al que llega con más hambre que nunca.

 

Andre Iguodala (Golden State Warriors) Iguodala

El alero de Golden State ha rechazado este verano ofertas muy superiores económicamente a la de los Warriors porque sabe que está en un equipo campeón en el que él es parte importante. Desde el banquillo, Iguodala ofrece intensidad, defensa y anotación cuando decide mirar al aro. Es uno de los mejores suplentes de toda la competición. Fue MVP de las Finales en el campeonato que lograron los Warriors hace tres temporadas, lo que deja bien clara su importancia en el cuadro de Steve Kerr.

 

Shaun Livingston (Golden State Warriors) Livingston 2

Todos lo daban por muerto y volvió de la tumba. Las rodillas de Livingston amenazaron con destruir su carrera y, tras varias idas y venidas, acabó como suplente de lujo en Oakland. Su importancia en el banquillo es crucial, pudiendo sustituir a cualquiera de los “splash bros”, convirtiéndose en base y desplazando a Stephen Curry a la posición de escolta si sustituye a Klay Thompson y haciendo igualmente las funciones de director si sustituye al “Chef” Curry. Su visión del baloncesto es portentosa, siendo experto en cortar tras canasta como si fuese un alero y en entrar por la puerta de atrás desmarcado como el más listo de los pívots.

 

MI APUESTA

Jamal Crawford (Minnesota Timberwolves)  Jamal Crawford

El jugador más laureado de este apartado cuenta ya con 37 primaveras en su documento de identidad. Pese a eso, sigue siendo un anotador muy fiable desde el banquillo y un microondas capaz de cambiar el ritmo de los partidos. Llega a los Wolves para ser suplente de Jimmy Butler y, en pista, será lo contrario a él, ofreciendo más dinamismo y un ataque más eléctrico. Su experiencia hace de él un suplente que entra en el partido más metido que los que están en pista, lo que resta posesiones de prueba a su equipo y ofrece siempre soluciones si la cosa se atasca. La edad solo es un número.

 

 

Y vosotros, ¿qué? ¿Le vais pillando el punto a la NBA? ¿Os mojáis con algún candidato a alguno de los premios? ¡Arriesgaos!

 

 

Nos leemos pronto con más NBA

 

 

GJD Eleven

 

 

 

¡RECUERDA QUE PUEDES SEGUIRNOS EN LAS REDES SOCIALES!

TWITTER: @WEBDIARIOAM ; HASHTAG: #DIARIOAM

FACEBOOK: HTTPS://WWW.FACEBOOK.COM/WEBDIARIOAM

¿Te gusta esta entrada?

6

More in Baloncesto

nba-logo-3

NBA: Jornada inaugural – Crónica DiarioAM 20/10/2017

gjdeleven20 octubre, 2017
TOP25

Top 25 de jugadores NBA – Crónica DiarioAM 13/10/2017

gjdeleven13 octubre, 2017
nba-logo-3

Ya está aquí la NBA – Crónica DiarioAM 05/10/17

gjdeleven5 octubre, 2017
Logo Eurobasket

Eurobasket 2017 – Crónica DiarioAM 22/09/2017

gjdeleven22 septiembre, 2017
nba-logo-3

Españoles en la NBA – Crónica DiarioAM 15/09/17

gjdeleven15 septiembre, 2017
Conferencia Oeste

Ecuador vacacional en la NBA. Parte 2 – Crónica DiarioAM 25/08/17

gjdeleven25 agosto, 2017

Copyright © 2015 DiarioAM