Aportación Propia

El mercado – Crónica Diario AM 27/08/2017

El mercado – Crónica Diario AM 27/08/2017
Ella


Querid@s Damistas:

En este ultimo domingo de agosto vuelve su cronista dominguera preferida (más que nada porque no hay manera de que otra fémina se apunte a esta locura). Estoy con-ven-ci-da que se habían dado cuenta de mi ausencia, sumidos en un valle de lágrimas, dándose golpes en el pecho, escribiendo trágicos sonetos y consumiendo quilos y quilos de helado para compensar el vacío existencial que han sufrido durante mi ausencia.

No lloren más, que aquí estoy de vuelta, después de unas vacaciones que no han sido ni largas ni tranquilas, pero qué le haremos. No olvidaré, en esta particular “vuelta al cole”, agradecerle al compañero Churchill haber cubierto los domingos en mi ausencia. 

 Churchill

 

Cosas que han pasado

Cuando es verano sin Juegos Olímpicos una tiene la impresión que no pasa mucho en cuanto a deporte se refiere: craso error… Para empezar, resulta que le hice un micropost a Usain Bolt, llega su última carrera con el equipo de Jamaica y se lesiona de la manera más cruel. No sé si ustedes lo vieron en directo pero yo sí, y aún estoy por reponerme del disgusto. Justo en ese momento que sabes que va a acelerar, y que con sus larguísimas piernas va a ganar terreno y se va a poner a la cabeza, va y hace un movimiento raro y de pronto el Universo se detiene. Lo siguiente ya fue verlo en el suelo…

Usain Bolt

Oí a alguna persona comparar esta carrera de Bolt con el cabezazo de Zidane, también su último partido como profesional, final de Mundial, irse por la puerta pequeña, etc… Y entonces, como siempre que sale el tema, pronuncié la frase fatídica: lo de Zidane él lo escogió, él decidió cabecear a Materazzi, mientras que Bolt no escogió ni decidió lesionarse. Y como siempre, se abrió la caja de truenos… ¿Zidane quería realmente cabecear al otro o fue un impulso incontrolable? Por muy profesional que sea uno, ¿se puede evitar esa reacción o no? ¿Y Luis Suárez pudo entonces evitar morder a Chiellini o no? Zidane: ¿víctima o verdugo? (Y como me gusta vivir peligrosamente esto lo dije en territorio francés, lo cual es jugarse el tipo ya que Zizou es héroe nacional)

Por cierto, acabo de caer: ¿por qué estás cosas pasan más con los italianos que con otros? Lo mismo a alguien muy ducho le vienen ganas de escribir un post sobre ello, y en un acto de generosidad infinita estoy dispuesta a ceder la idea gratuitamente. 

Otra cosa que ha pasado este verano, como ya sabe todo el planeta, es que el Paris Saint-Germain ha enviado 222 millones de euros al Fútbol Club Barcelona por la compra de cierto jugador brasileño, papá incluido. Pues bien, es este hecho el que me ha inspirado para investigar un poquito, porque cuando vi el precio me dije: Ella, tienes que levantar la voz.

 

La ley

Ya les he hablado en otras ocasiones de la ley de la oferta y la demanda. Esta ley rige nuestras vidas en todos sus ámbitos, aunque no nos demos cuenta. La oferta y la demanda marcarán por ejemplo el precio de una entrada a un concierto: no será el mismo precio ir a ver en concierto a Barbra Streisand (varios centenares de euros) que al artista poco conocido, por el que pagarás menos de veinte. Les voy a dar otro ejemplo sin dinero.

Si usted es mujer y vive en un pequeño pueblo, alejado de todo, donde la mayoría de habitantes son hombres, la ley de la oferta y la demanda marcará que usted podrá escoger la pareja que más le gusta (mucha demanda y poca oferta). Si es al revés y hay más mujeres que hombres, se tendrá que “conformar” con cualquiera de los hombres, sin poder escoger, o sin tener pareja.


ley oferta y demanda

Si usted se muda a Nueva York y quiere vivir en el barrio de Manhattan, en vez de estar más lejos del centro de la ciudad que nunca duerme, va a tener que gastar una verdadera fortuna en su vivienda, porque muchísima gente quiere vivir en Manhattan (mucha demanda), pero las viviendas en el barrio son limitadas (poca oferta). Lo mismo pasará si busca trabajo en una industria donde hay mucha competencia: su salario será más bajo que si busca trabajo en un área donde hay pocos expertos.

Ésta es una reflexión que me he hecho durante las vacaciones, y en ello vamos a abundar en este veraniego domingo.

 

Lo que me han contado

He estado comentando con personas muy futboleras lo del traspaso de Neymar. Evidentemente, les confirmo que en París están como locos con la llegada del brasileño y sus amiguitos, de los cuales ya he avisado a más de un aficionado del club local. Como le comenté a nuestro augusto Gimme en privado a principios de agosto, los aficionados del PSG están en un estado de “erección mental” permanente que me provoca la risa. Perdonen la metáfora de mal gusto pero es que no sé describirlo mejor.

Fue llegar Neymar y se hizo un despliegue que tendría que reservarse para los científicos que descubran la cura del cáncer, el alzhéimer o alguna otra porquería de éstas. Estaban las televisiones que parecían casi casi de la caverna, pero en francés. ¿Saben cuando a Marca o amiguitos les da por decir que Cristiano es el que salta más y esas movidas? Pues era casi lo mismo, y hasta yo acabé delante de la tele escuchando la primera rueda de prensa del jugador, con su nuevo presi al lado. 

Hablando de eso ¡casi se me olvida! Les cuento, porque fue muuuuuy fuerte. El caso es que estoy yo delante de la tele viendo la rueda de prensa, y ésta se desarrolla en cuatro idiomas: francés, inglés, portugués y castellano. No perdí detalle. Y entonces pasó lo que yo más temía…

Les prometo que no les miento, ya que les conté en directo a los otros redactores de Diario AM lo que estaba escuchando y tengo el chat guardado. 

Están allí los periodistas preguntando a Neymar y el presi (cuyo nombre es Nasser pero llevo ocho años negándome a aprenderme su apellido) en francés, en inglés, una periodista brasileña que ha viajado preguntando en portugués… Y de pronto oigo una voz en castellano: “Presidente, Pepito de Tal para el diario Marca”.

Sí, es peor de lo que se imaginan… 

¿Ha comprado usted a Neymar para vengarse de la remontada del Barça en Champions?” 

Meme Koala

Sí, sí, que no me lo invento. 

Nasser, que es un tipo de apariencia pacífica, que no sube la voz, y que suele estar muy tranquilo, de la manera más neutra posible (y no sé cómo hizo para aguantarse la risa) va y dice que no, que no se trata de ninguna venganza en contra del Barça. Les prometo que estuve a punto de salir hacia el Parc de Princes para coger al payaso de Marca y llevarlo al aeropuerto de vuelta para su casita… 

Siguiente pregunta: sale otro periodista español, esta vez la pregunta es para Neymar. Me santiguo ante la tele y de pronto oigo: “Neymar, ¿te consideras tan traidor como Figo?”.

 Meme Taylor Swift

Neymar, muy inteligentemente, contestaba a las preguntas en castellano en su idioma materno, el portugués, y así ganaba tiempo y margen para dejar a los cavernarios presentes un poco perdidos, ya que me imagino el dominio de idiomas de los susodichos periodistas… Y claro, negó ser un traidor de nadie y evitó hablar del tema Figo. Neymar no arreglará los problemas de este planeta, pero saber sabe cómo se las gasta la caverna, y dudo que la eche de menos, esa misma caverna que durante años le ha ignorado y ahora le pone por las nubes para mofarse del Maligno.

Escuché casi toda la rueda de prensa y les puedo decir que lo del periodismo español es para llorar. Allí había gente de Francia, de Inglaterra, de Brasil… y sólo los “periodistas” españoles hicieron las preguntas más surrealistas de la sesión, mientras que el resto hablaba de, oh sorpresa, fútbol. Me dio tanta vergüenza que aún me estoy santiguando…

Ya les seguiré contando más cosas de Neymar aquí en París, pero de momento lo que está pasando es el clásico seguimiento al milímetro al nuevo: se preguntan si está contento, si marca (ya ha marcado), si se va de fiesta aquí o allá (yo les avisé y nadie me quiso hacer caso…), si Cavani le cede los penaltis (de momento no)… La tele va llena de documentales, especiales, monográficos, y la verdad es que es un poco penoso. En el mundo pasan cosas, cosas muy graves, cosas muy importantes, y la discoteca a la que va un brasileño veinteañero dudo mucho que merezca la más mínima atención, pero miren, así nos va.

 

Que me he ido por las ramas, como siempre

El caso es que estaba yo in-dig-na-da con el precio pagado por Neymar, los archiconocidos 222 millones de euros, y me dije: Ella, esto hay que investigarlo un poquito. He estado hablando con gente muy frikifutbolera, leyendo aquí y allá, para obtener alguna respuesta medio decente a alguna de las decenas de preguntas que pueblan mi torturado cerebro. En concreto, intentaré resolver estos misterios:

  • Por qué un club, el PSG, paga la burrada de 222 millones de euros por un jugador
  • Por qué otro club, el Barça, ha pagado 105 millones (y unos cuantos más) por un chaval de veinte años que no ha demostrado nada ni ha ganado nada
  • Y por qué un tercer club, el Liverpool, se niega a vender a otro jugador a pesar de recibir ofertas astronómicas

Creo que estos tres temas, centrados en particular en el polémico verano del Barça, están muy relacionados los unos con los otros, y el denominador común que yo veo personalmente es el siguiente: nos hemos vuelto todos locos y estos precios me parecen un insulto a mi escala de valores, y espero que a la suya también. 

 

Por qué el PSG se ha gastado 222 millones en Neymar 

Ésta es la pregunta más fácil de contestar: porque puede. Por cierto, hago un paréntesis para recordarles que “por qué” se escribe así cuando es una pregunta. Cuando es una respuesta se escribe “porque”. Y escribimos “porqué” cuando se trata de un sustantivo, por ejemplo: “nunca he entendido el porqué del éxito de U2”. Vayan con ojito con la ortografía porque he vuelto de vacaciones y andaré ojo avizor en los comentarios…

La cláusula de Neymar con el Barça era de “sólo” 222 millones. Como muchos deben de saber ya, el tema de las cláusulas sólo existe en España, Italia y Portugal: en Francia está prohibido por ley por ejemplo. Sin embargo, parece que en terreno galo existe una trampa llamada “sous seing privé”, un acuerdo moral que firman club y jugador ante notario. Este “acuerdo notarial” no es ni más ni menos que dar tu palabra al otro, porque ante la ley no tiene ningún valor, en teoría. Estos acuerdos incluyen una indemnización si el jugador se va, y parece que Neymar podría haber firmado algo así con el PSG, pero por una cantidad absolutamente demencial. Esto último es un rumor periodístico, evidentemente, pero todo es posible. 

Padre Neymar

El caso es que llega el PSG a Barcelona con el dinero, el jugador tiene voluntad de irse y se va. Como ya sabemos, en España es el jugador el que paga al club vendedor para liberar su contrato, y el PSG le da la millonada a Neymar. Esto provoca un efecto inmediato: todos los clubes de Europa saben que el Barça ha recibido esa fortuna y ello provoca un terremoto en otros países. Esto pasa en muchos juegos de mesa: alguien tiene la carta más poderosa, y en cuanto esa carta se pone encima de la mesa el resto de jugadores va a hacer lo imposible por recuperarla. El Barça ha recibido una fortuna y han saltado todos los lobos para intentar aprovechar la situación. 

Sin embargo, antes de continuar con este tema, déjenme que les transmita una reflexión personal. Hace muchos años, en una galaxia muy lejana, me tocó dimitir por primera vez de un trabajo, al tener un contrato fijo. La realidad era que yo era muy infeliz en ese trabajo, y les aseguro que no hubo ni un solo día, ni uno, en el que estuve a gusto o contenta de estar allí… 

Era la primera vez en mi vida que iba a dimitir, y cuando uno es joven lo de ir a ver a su jefe (en mi caso, jefa) y decirle que les dejas colgados no es un momento agradable. A decir verdad, en este caso lo fue porque no saben las ganas que tenía yo de largarme y lo contenta que estaba de haber encontrado un trabajo en un sitio muuuuucho mejor. Como tantas otras veces en mi vida, acudí a mi padre a pedirle consejo: papá, ¿cómo dimito? ¿Qué digo? ¿Qué hago? ¿Qué pasará si se lo toman mal? Mi padre, cuyos consejos valían, valen y valdrán oro, me dijo algo que se me quedó marcado a fuego: “a enemigo que huye, puente de plata”. 

Exit

Y añadió: un jefe sabe que si un empleado se quiere ir hay que facilitarle la salida. Tú no sabes qué puede hacer esa persona, persona que tiene acceso a datos confidenciales de la empresa. No sabes si el empleado que dimite actuará correctamente o no, y es por eso que tienes que dejarle ir lo más rápido posible, por si acaso.

En mi caso, cuando dimití la jefa no se lo tomó demasiado mal porque se lo esperaba: sabía que yo no estaba a gusto y que me iría en cuanto pudiese, que es lo que hay que hacer cuando en el trabajo no estás bien. Me dio la fecha de salida que yo quería, aunque eso sí, pasó algo extraño el día que le di la noticia: ese día ella comió, por primera vez, con el resto de mis compañeros de equipo, excepto yo (que comía a otra hora por imperativos profesionales). Nunca comía con ninguno de nosotros, pero ese día comió con el equipo, justo ese día, y ninguno más. Se pueden imaginar lo que pensé… 

¿Y por qué les cuento esto? Porque desde entonces, desde mi primera dimisión, desde que mi padre me dijo “a enemigo que huye, puente de plata”, tengo muy claro que cuando alguien te dice que se quiere ir de tu lado tienes que facilitarle la partida. Y pienso lo mismo respecto a los jugadores de fútbol. 

Neymar claramente ha querido irse del Barça, muy probablemente por un tema financiero, y por mucho que haya podido doler a los aficionados culés hay que dejarlo ir. Otra cosa es que la junta de Bartomeu sea más cutre que una reunión de coproprietarios, pero hoy no entraremos mucho en este tema. 

Y así estamos, Neymar se va hacia París encantado y el Barça recibe la carta más poderosa del juego de mesa.

 carta poderosa


Por qué el Barça ha pagado 105 millones (y mucho más) por Dembelé

El Barça se encuentra con que tiene un montón de dinero. Sin embargo, también tiene un doble problema: ha perdido uno de sus delanteros estrella y tiene a los aficionados en pie de guerra. Hay que viajar a Alemania.

Alemania

Allí se encuentra el jovencito francés Dembelé, un tío con muy buena prensa, en un club, el Borussia de Dortmund, que no tiene necesidad de vender. ¿Por qué? Pues porque la Bundesliga ha llegado a una cifra récord de derechos televisivos de 1400 millones de euros para el periodo 2017-2021. Esta cantidad está todavía muy lejos de la Premier League (más tarde hablaremos de ello), pero es lo suficientemente interesante como para cambiar las reglas del juego. 

Además, el Borussia de Dortmund (como el AS Monaco por ejemplo) tiene costumbre de comprar barato y saber vender bien, lo cual ayuda. Por tanto, tenemos por un lado una junta directiva de eficiencia germánica y por el otro… Bartomeu y sus amiguetes. La cosa pinta divertida sin duda.

Nobita

La información es poder, y el mercado sabe que el Barça tiene dinero y que el Barça tiene una urgencia. El Borussia de Dortmund no quiere vender a Dembelé, pero ahí entra el factor humano que comentaba más arriba: el jugador quiere irse. No voy a entrar en si está bien o no está bien ir y decirle a un jugador que se declare en rebeldía para que le dejen marcharse, pero sí repetiré que cuando uno se quiere ir y te lo dice claramente mucho no puedes hacer.

Olvidemos el dinero, los clubes, los periodistas y toda la traca y hablemos del ser humano. Tienes a un deportista, un tío joven, que te dice que no quiere trabajar más para ti. ¿De verdad crees que va a saltar al campo y lo va a dar todo si le fastidias el cambio de club? Yo no lo haría desde luego. Los contratos hay que cumplirlos, no estoy diciendo que hacer algo ilegal sea lo correcto, pero todos los que estamos leyendo esto sabemos lo que es estar en un sitio y querer irse, ya sea un trabajo, una situación complicada, una relación… Si viene un club que te ofrece más dinero (y tú quieres ganar más dinero), que te ofrece un proyecto deportivo más interesante, un club en el que siempre has soñado jugar, o simplemente un club que está en una ciudad que te gusta más, pues oigan, uno tiene derecho a dimitir y mudarse. 

Si luego tú no dejas al jugador irse no te extrañe que el tío esté de mal rollo. Una vez tuve un jefe (y esto es totalmente cierto) que se dedicaba a gritarnos a todos, a varias personas nos había pegado unas broncas monumentales, muchas veces injustas. Pero lo peor no era eso, lo peor era que cinco minutos después venía y te hablaba como si no hubiese pasado nada (en su caso porque se arrepentía, y en vez de actuar con madurez y disculparse simplemente pretendía forzar a los empleados a ser “simpáticos” con él para que pareciese como si no hubiese pasado nada).

Para un jugador de fútbol es lo mismo: no pretendas torpedear su traspaso a otro club en el que quiere jugar y luego que el tío bese tu escudo. Seguramente habrá muchos jugadores que hayan pedido sinceramente a sus clubes que les dejen ir y no se hayan ido por h o por b. Y seguramente no sabremos nunca la verdad, pero tal como lo veo yo, cuando un jugador deja que la prensa se entere de que se quiere ir es que ya está todo muy claro, y lo mejor es dejarle ir. 

Ahora bien, gentecilla de bien, no olvidemos una cosa: lo que cuentan los periodistas, sobre todo los de las cavernas españolas, tiene la misma fiabilidad que Frank Underwood (sí, estoy acabando la quinta temporada de “House Of Cards” y no saben lo que me indignan este hombre y sus movidas). Pero pongamos que Dembelé ha decidido negarse a cumplir contrato para forzar su partida hacia tierras catalanas.

Underwood

Volvemos al tema del dinero: el comprador tiene el dinero pero el vendedor no quiere vender. Resulta que, además, el asunto Dembelé presenta una dificultad añadida: su club formador, el francés Stade Rennais, tiene derecho a ser indemnizado en caso de una venta, y la cifra podría oscilar entre 25 y 40 millones de euros, lo cual para un equipo como el Stade Rennais es una cantidad nunca vista. Por tanto, el Barça le dice al Borussia “yo te pago 80” y el Borussia en realidad recibe 50 por ejemplo: es lógico que los alemanes no hayan dado su brazo a torcer fácilmente. 

Total, que el Barça se encuentra en una posición imposible: todo el continente sabe que tiene dinero, el Borussia no va a ceder en la negociación porque no hay cláusula, y para rematar el asunto la operación va a costar un 30% más cara de lo que podría haber sido por la existencia del Stade Rennais. Ya saben cómo acaba la cosa: el Barça ha aflojado 105 millones de euros más unos misteriosos variables que deben de quitar el hipo. 

Dembelé

Sinceramente, intelectualmente entiendo que se haya llegado a este precio desorbitado por todo lo que acabo de explicar, pero en el fondo de mi frío corazón no puedo, no quiero y no aceptaré este precio como normal por un tío que no ha demostrado nada. Éste para mí es (era…) un precio para un tío como Messi, pero mucho han cambiado las cosas.

 

Por qué el Liverpool se niega a vender a Coutinho, sea cual sea el precio

Siempre me da por sonreír cuando oigo lo de “mejor liga del mundo”, algo que unos dicen de la Premier League y otros de la Liga española. Y como siempre, vamos a recordar cuánto ganan los clubs ingleses por ingresos televisivos:

 

A mí me encanta este gráfico por algo muy concreto (es deformación académica ya que dice cierto título universitario que soy economista, pillé al rector en un “renuncio” y le hice firmar el papel…). Lo que me encanta es que si miramos al último de la tabla, el Sunderland, y al primero, el Chelsea, la diferencia es sólo de +50%. Es una gran diferencia, sí, pero no es algo desorbitado que deje al Sunderland condenado a la pobreza eterna, desde luego. Si miramos a uno de media tabla, por ejemplo el Leicester, vemos que recibe más ingresos televisivos que equipos como la Juve, el Bayern de Múnich o Mónaco, campeones de sus respectivas ligas. Estos ingleses sí que saben…

La Premier League es la que recibe más dinero del mundo, y además han entendido algo: si ganan todos seguirán ganando todos. Como seres humanos tenemos muchos problemas para entender que si al vecino le va bien nosotros podemos salir beneficiados, pero fíjense en este caso tan claro. Si el Hull, el Swansea o el Middlesbro no son muy malos, todos los partidos ingleses serán más interesantes de ver y más televisiones pedirán retransmitirlos (recuerden la ley de la oferta y la demanda). Por tanto ello generará más dinero, y quien dice más dinero dice más fuerza cuando te llega un equipo extranjero para vaciarte el vestuario…  

Sé que ya se ha comentado muchas veces en el foro, pero creo que ésta es la primera vez que le dedico un post a este tema, con lo cual pondré más cifras. Miren aquí:

 

Derechos TV otros países 

Por una parte la Premier League (a la derecha) marca un récord loco al haber obtenido casi 7000 millones de euros en ingresos para el periodo 2016-2019. Entre ustedes y yo, estas cifras me parecen menos insultantes que los precios de un jugador individual porque aquí se trata de un producto muy grande, que engloba centenares de partidos, miles de puestos de trabajo y millones de personas delante de la tele. Para mí no es lo mismo que pagar una fortuna por un tío que le da patadas a un balón y ya.

Por otra parte tenemos a la izquierda otro gráfico, un gráfico maravilloso: los derechos televisivos de las otras grandes ligas europeas. Para que no haya confusiones, el gráfico de la derecha muestra cifras por trienios (esto es, períodos de tres años), y el de la izquierda muestra cifras anuales. Es decir, antes de que se me solivianten en los comentarios, cuando a la derecha vemos 6900 millones de euros para la Premier y a la izquierda vemos 2300 millones de euros para la Premier también: es normal. Los 2300 millones de euros son por año de contrato del trienio, si lo multiplican por tres les darán los famosos 6900 millones. ¿Me siguen hasta ahora? 

Pues bien, en el gráfico de la izquierda vemos que tenemos los derechos televisivos de las ligas inglesa (ANG), alemana (ALL), italiana (ITA), española (ESP) y francesa (FRA). La parte roja de cada columna representa los ingresos televisivos locales de cada país, y la parte verde flojo representa los derechos televisivos para las retransmisiones internacionales. Así podemos sacar algunas conclusiones interesantes.

La primera conclusión, de nuevo, es que la Premier arrasa con todas las ligas ya sea en ingresos locales o internacionales. La segunda conclusión es que la liga alemana está en segunda posición en cuanto a ingresos locales, lo cual no tiene que sorprender por un factor clave: Alemania es el país más rico de la lista y por tanto puede dedicarle más dinero al fútbol. La tercera conclusión, y no se me pongan más nerviosos, es que la liga española arrasa en el extranjero, muy probablemente por el efecto Barça-Madrid, aunque me gustaría pensar que el Atlético de Madrid o hasta el Sevilla participan en ese efecto. Desgraciadamente, una cosa es lo que una quiere pensar y otra es la realidad… No poseo estudios de mercado, pero mis viajes a otros continentes me confirman que los únicos equipos españoles que tienen presencia en la calle en forma de camisetas son los dos de siempre. 

Pero no acaba ahí la cosa, y es que el PSG tiene grandes planes. Me comentan en Francia que la intención de traer a Neymar a París tiene otro objetivo además del de mejorar el equipo: atraer el interés extranjero y poder aumentar la cantidad percibida por derechos televisivos internacionales. Si Francia atrae a grandes estrellas, habrá gente en China, en América del Sur o en Estados Unidos que se va a interesar más en el mercado francés, con la consiguiente ganancia para todos. Si miran el gráfico verán que la liga francesa atrae una inversión televisiva extranjera irrisoria, y por haber visto muchos partidos de la Ligue 1 lo diré, con cariño: no me extraña…

Existe otro factor en esta historia y es que, como ya sabemos, en Francia los jugadores pagan muchísimos impuestos, muchos más que en otros países, lo cual hace que la liga francesa sea mucho menos atractiva para los jugadores, excepto para aquellos que pueden negociar con fuerza con el PSG o con Mónaco (Neymar, Zlatan, Falcao…). Hay que tener en cuenta además que el AS Monaco no se encuentra en Francia y se rige de otra manera: los jugadores extranjeros (excepto los franceses) no pagan impuestos en Mónaco (ni en Francia, claro está), mientras que los jugadores franceses (y recordemos que ellos también son extranjeros en Mónaco) sí que tienen que pagar impuestos a Francia. Todo esto hay que tenerlo en cuenta cuando analizamos la situación actual de Mbappé, jugador monegasco al escribir estas líneas pero enormemente codiciado por el PSG.

Mbappé

Volviendo a la Premier, vemos que cualquier equipo inglés es, simple y llanamente, rico. Por ello, el Liverpool se niega a vender a Coutinho al Barça en este culebrón veraniego bastante vergonzoso. ¿Para qué voy a vender a un jugador que quiero quedarme, si además no me hace falta dinero? Respecto al trienio anterior (2013-2016) los derechos televisivos han aumentado la increíble cifra del 70%, y los clubes ingleses se encuentran en una posición de enorme fuerza. 

Por tanto, llega el club catalán con la cutrejunta actual a la ciudad de los Beatles con todo el dinero Monopoly en el bolsillo, pone sólo una parte de ese dinero encima del tablero, y los del Liverpool estallan en carcajadas. Sí, quedan unos días de mercato, y ni tenemos toda la información y ni somos expertos en compra-venta de jugadores, peeeeroooo con todo lo que acabo de explicar no veo con qué el Liverpool podría ser motivado para vender a uno de sus jugadores estrella (excepto si Coutinho dice que o le dejan irse o la lía, pero aquí ninguno sabemos lo que de verdad motiva o deja de motivar a Coutinho). ¿Tendrá algo que ver que el año que viene hay Mundial? ¿Coutinho volverá al redil, bajará la cabeza y lo dará todo en el campo? No tengo ni idea, pero pronto lo sabremos.

 

Esto no es todo

Si creen que lo he contado todo se equivocan. Ha llegado a mi poder una página que no sé si conocen, quizás algunos de ustedes sí: Football Observatory. Es una página gestionada por un grupo de investigación formado por cuatro personas en Suiza: tres investigadores y un colaborador que gestiona los datos.

Les invito a que consulten el enlace con la lista completa aquí, pero les dejo la imagen que interesa igualmente, con los primeros clasificados:

 Lista jugadores

Esta tabla representa el valor real de los jugadores de las cinco ligas europeas principales. Para calcular este valor los investigadores analizan los datos de 2000 traspasos para tener un valor de referencia. Para cada jugador toman en cuenta los criterios siguientes: la actuación individual del jugador y de su club, su estatus internacional, su contrato, su edad y su posición en el campo. Por tanto, cuanto mayor es el jugador menor será su valor, por ejemplo. Sé que se me están poniendo nerviosos de nuevo con tanto dato y les van a venir ganar de analizar y despedazar estos números, de decir si están a favor o en contra… Vamos a ello.

El jugador más joven de la lista es el ya mencionado Mbappé, que con 18 años tiene un valor estimado de 93 millones de euros, ocupando el puesto 18º (decimoctavo) del ranking. El más veterano es Cristiano Ronaldo, que con 32 años tiene un valor estimado de 112 millones de euros, puesto 11º (undécimo). Evidentemente, es hablar del ying y hay que mencionar el yang: Messi ocupa el 4º puesto con un valor estimado de 151,7 millones de euros. Lo sé, es muy fuerte, ¿quién estará en el podio? 

En 3º lugar está Harry Kane con 153,6 millones de euros, en 2º lugar Dele Alli con 155,1 millones de euros, y en primer lugar está, tachán tachán, el omnipresente Neymar, estimado a 210,7 millones de euros. ¿Qué quiere decir esto? Pues que el PSG ha pagado un precio justo por Neymar, tomando en cuenta la situación actual del mercado futbolístico europeo.

Los jugadores de la Premier League tienen demasiada presencia en la lista, comentan estos investigadores. La explicación es sencilla: los traspasos de la Premier son más caros de media, y por tanto sus jugadores lo tendrán más fácil para estar en los puestos de más arriba de la tabla. Para que se hagan una idea, el décimo traspaso más caro de la Premier es de 85 millones de euros, el de la Liga española 73 millones de euros y el de la francesa sólo 40 millones de euros.

¿Les parecen interesantes estos datos? Espero que sí, porque todo esto explica algunas cosas que, sin conocerlas, no se entienden.

 

Y no es poco

Como ven, he vuelto en plena forma. Me van a fusilar en los comentarios, lo sé: “Ella, te has equivocado aquí”, “Ella, has explicado esto mal”, “Ella, te ha faltado comentar algo súper importante”. Lo sé, lo sé, no soy ninguna experta en estos temas, pero sí que estas últimas semanas me han asaltado muchas preguntas, y después de informarme y leer algo he aprendido.

Me sigue pareciendo infame pagar más de 100 millones por un jugador, con la única excepción de Lionel Messi, pero está claro que el mercado tiene sus propias reglas, por mucho que nos parezcan ilógicas (ya les he dicho que no tendrían que haberme dado el título universitario porque he salido de la facultad sin aceptar la existencia de la ley de la oferta y la demanda…).

A pesar de los errores y las omisiones de este post (seguro que hay de los dos), espero que hayan podido aprender algo nuevo y que les haya parecido ameno. También he querido compensar mi último post antes de las vacaciones, que ni el nombre de post merecía. Con el rollo que les acabo de pegar espero que se sientan resarcidos. Eso sí, como vea que en los comentarios se me ponen flamencos y pasan de todo lo que acabo de contar, rodarán cabezas…

Arya

A buen entendedor…

 

Lo que de verdad importa

El otro día unos desalmados decidieron asesinar y herir a un montón de gente en mi ciudad de nacimiento. Una se queda sin palabras ya, porque desde 2015 han sido muchos atentados, muchas personas fallecidas y mucho terror.

No voy a extenderme esta vez sobre el tema, pero sí les contaré algo. A principios de esta semana, unos días después de lo que pasó en Barcelona, salí a dar un paseo sola por las calles de París, hacía buen tiempo y me apetecía tomar el aire. Al salir y ver a otras personas disfrutando del buen tiempo recordé algo. Recordé que, en los atentados parisinos contra Charlie Hebdo y el Bataclan, tardé unos días en salir a la calle, pero cuando lo hice me dije a mí misma: Ella, vas a salir a la calle con la cabeza bien alta, porque estos criminales no te van a impedir continuar con tu vida, ni a ti ni a nadie. Pues bien, el otro día, en París, cuando salí por primera vez después de los atentados de Barcelona me dije: Ella, en Barcelona tienen que saber que tienen que salir a la calle de nuevo, con la cabeza bien alta, porque estos criminales no les van a impedir continuar con sus vidas, ni a ellos ni a nadie. 

Pues bien, ya saben: salgan a la calle con la cabeza bien alta. No tinc por, no tenim por i no tindrem mai por! Barcelona t’estimo!

 

Ella / Diario AM

Twitter: @EllaDiarioAM

 

¿Te gusta esta entrada?

18
Aportación Propia
Ella

Desvariando semanalmente desde París (Francia). Y "echar" va sin h. Todo empezó en octubre de 2009, justo antes de mudarme a vivir a París. El hermano pequeño de mi mejor amiga me dijo "tienes que visitar un blog muy divertido…". Y aquí estamos unos años después, de administradora y dominadora del mundo, contando cada domingo batallitas varias ("yo he venido aquí a hablar de mi libro", que decía aquél). Aviso para navegantes: mis posts se han de leer con el sentido del sarcasmo incorporado si se quiere disfrutar de la experiencia completa. Y el deporte femenino existe.

More in Aportación Propia

Turquia

Vergüenza: Crónica Diario AM 15/11/2017

churchill15 noviembre, 2017
Volvo Ocean Race

Volvo Ocean Race – Crónica Diario AM 13/11/2017

churchill13 noviembre, 2017
img_rruano_20171106-120517_imagenes_md_terceros_rfef-1280x768px-kY9C--980x554@MundoDeportivo-Web

La camiseta de la discordia. Crónica DiarioAM 09/11/17.

Rockdactor9 noviembre, 2017
notas

Las notas: octubre 2017 – Crónica Diario AM 06/11/2017

churchill6 noviembre, 2017
Portada

Expectativas – Crónica Diario AM 05/11/2017

Ella5 noviembre, 2017
omnium-como-funciona-no-ciclismo-de-pista-

Ómnium, si el deporte. Crónica DiarioAM 02/11/17.

Rockdactor2 noviembre, 2017

Copyright © 2015 DiarioAM