Aportación Propia

CTE – Crónica Diario AM 13/08/2017

CTE – Crónica Diario AM 13/08/2017
churchill

El pasado 25 de julio 2017 se publicó en JAMA (Journalist of the American Medical Association), con la participación de 19 expertos, el artículo clínico patológico titulado “Evaluation of Chronic Traumatic Encephalopathy in Players of American Football(CTE) o lo que es lo mismo, “Evaluación de traumatismo craneoencefálico crónico en los jugadores de fútbol americano”.

Como conclusión, tras estudiar los cerebros de los jugadores de fútbol americano fallecidos,  una alta proporción de los cerebros que han sido donados por ex jugadores tenían evidencia neuropatológica de CTE, SUGIRIENDO que CTE puede estar relacionado con la participación previa en el fútbol americano.

En España no tiene demasiada vigencia al no practicar de forma masiva deportes que impliquen un cierto riesgo de traumatismo craneoencefálico. Con la idiosincrasia que caracteriza a esta casa vamos a desbrozar el asunto.

 

¿Qué es el CTE?

De sus siglas en inglés, CTE, no es nada nuevo. Anteriormente, en la década de los 70, fue conocida como demencia pugilística siendo relacionada exclusivamente con el boxeo. Se trata de una enfermedad neurodegenerativa, provocada por lesiones cerebrales debido a traumatismos craneales repetitivos. Esto se traduce en casos de depresión, demencia y Alzheimer precoz.

Las conmociones cerebrales suelen ser causadas por un fuerte golpe en la cabeza agitando bruscamente el cerebro, que se mueve o incluso rebota dentro del cráneo. Eso provoca la despolarización de las células, que afectan directamente a los neurotransmisores e inundan la cabeza con alteraciones químicas dañinas. El cerebro se vuelve más vulnerable ante cualquier lesión similar o aumento de estrés hasta recuperarse por completo. Las personas que sufren un traumatismo craneoencefálico crónico muestran un daño agudo del tejido cerebral como consecuencia de la elevada acumulación de la proteína tau, transformada en un peligro por culpa de las conmociones, que puede conducir a las víctimas a sufrir depresión, trastornos compulsivos o pérdida de memoria y funciones cognitivas.

Cerebro
El problema del CTE es que es una enfermedad invisible, casi imposible diagnosticar en personas vivas, de ahí que resulte tan complicado para los investigadores demostrar la relación entre la enfermedad y el deporte.

Las futuras investigaciones conllevaron la extensión de esta enfermedad a diferentes deportes, cambiando su nombre por Encefalopatía Crónica Traumática. Este punto ha llegado a ser comúnmente aceptado por la comunidad científica. En 2005, la investigación llevada a cabo por el patólogo forense Bennet Omalu sobre el cerebro de Mike Webster – 4 veces campeón de la SuperBowl con los Pitssburgh Steelers -,  dio como resultado el primer indicio sobre la enfermedad. Este estudio se ha convertido en un icono sobre los daños cerebrales debidos a la práctica del fútbol americano.

¿Un ejemplo de CTE?

Tras el primer caso de suicidio por parte de Mike Webster (2002, 50 años), llegó el televisado de Justin Strzelczyk (2004, 36 años), de Terry Long (2005, 45 años), Andre Waters (2006, 44 años), el de Dave Duerson (2011, 50 años) y Junior Seau (2012, 43 años). Ellos fueron los primeros de una lista inicial que no acaba de crecer.

Mientras tanto, la NFL, con su Comité para Lesiones Cerebrales a la cabeza se dedicó a desacreditar el estudio y negarlo todo. Por mis niños. Mal y tarde, la NFL a posterior ha dedicado más de 100 millones de dolares a la investigación de la enfermedad.

La historia es narrada en la película basada en hechos reales y titulada Concussion (“La verdad duele” en España, “La verdad oculta” en latino américa), dirigida en 2015 por Peter Landesman con la participación de Will Smith o Alec Bradwin entre otros.

Entonces, ¿Que dice ese nuevo estudio?

El último estudio, “Evaluación de traumatismo craneoencefálico crónico en los jugadores de fútbol americano”, ha sido llevado a cabo sobre 202 cerebros donados a la ciencia por deportistas de fútbol americano a diferentes niveles.

Datos clave:

  • Edad media del fallecimiento: 66 años.
  • El rango intercuartílico de la muestra se sitúa entre 47 y 76 años. Es decir, el 25 % de la muestra tenía menos de 47 años, mientras el 75 % de la muestra contaba con más de 76 años.
  • El 87 % de los casos fue diagnosticado con CTE ( 177 casos), divididos en:

 

Categoría

Casos

Diagnosticado

%

Grado Severo

Pre – High- School

2

0

0

 

High – School

14

3

21

3 (100%)

College

53

48

91

27 (56 %)

Semiprofesional

14

9

64

5 (56 %)

Liga Canadiense

8

7

88

 

NFL

111

110

99

101 (86 %)

 

Conclusión

El estudio SUGIERE una posible relación entre los golpes recibidos por los jugadores de fútbol americano con la enfermedad. Cierto es que una muestra de 202 casos puede no ser representativa, más y cuando los estudios se han llevado en cerebros sobre los cuales existían sospechas previas de haber desarrollado la enfermedad. No obstante, por muy pequeño que sea, tenemos un problema. Algo no funciona cuando la mayor victoria es finalizar el partido sin daños cerebrales. A

Surgen varias preguntas que hay que resolver.

1. ¿Depende de la posición?

Sí. La mayoría de los casos son desarrollados por los jugadores que ocupan la posición de Center ofensivo y Tacle defensivo.

El center ofensivo es es el encargado de poner el balón en juego. Sus funciones son las principales de bloqueo, generales de los jugadores de la línea ofensiva o linemen.

 Sus homólogo en defensa son el Nose Tacle (Tacle defensivo). Se colocan justo enfrente del balón y se encuentra cara a cara con el center. La mayoría de los sistemas de defensa emplean uno o dos defensive tackles, y muy pocas veces se emplean tres.

La siguiente imagen muestra las peores y mejores posiciones.

Posiciones

 

Como se observa la mejor posición es la de Quarterback – Mariscal de Campo -. Normalmente el quarterback se posiciona para recibir la pelota del center y es el encargado de dirigir las jugadas de ataque, escogiéndolas y cambiándolas en función de la defensa. Golpecitos los justitos.

En defensa, las mejores posiciones son las que se encuentran en las línea trasera, fuera del mejunje.

 

2. ¿Mejor un golpe fuerte o muchos suave?

Así lo demuestran los estudios realizados con acelerómetros. En general, los center son los jugadores peor parados en el estudio, por lo que se puede concluir que más vale un buen golpe que muchos suaves. La repetibilidad mata.

 Esos traumatismos, por muy pequeños que sean, determinan múltiples alteraciones, ya sean patológicas o incluso cambios de personalidad.

3. ¿Como se puede evitar?

En primer lugar se debe conocer y entender la problemática. A posterior, se deben reducir los golpes repetitivos que se producen. Para ello, otros deportes han experimentado una serie de medidas, pasando la mayoría de ellas por un cambio de norma y una mayor sanción en caso de incumplimiento.

 

El rugby, deporte de características similares, ha modificado sus reglas con la intención de evitar golpes en la cabeza, todo ello en aras de la salud del jugador.

Los placajes no cambian, ni antes ni ahora se podrá placar por encima de la línea de los hombros, pero lo que antes se sancionaba como falta ahora será sancionado con una tarjeta amarilla. Lo que antes era castigado como una sanción temporal ahora será una tarjeta roja.  

roja

El fútbol, deporte rey, cambio su regla en 2006 y los codazos pasaron a ser sancionados con roja directa. Un estudio alemán, tras revisar todos los partidos entre las temporadas 2000/2001 y 2012/2013 de la Bundesliga concluyó que: en ese periodo, se recogieron 356 lesiones con la testa de por medio. El 34 % de ellas eran producidas por choque cabeza-cabeza, mientras que el 17 % eran debidas por un choque codo-cabeza. Tras la aplicación de la regla, concluye el estudio, que se han reducido en un 29 % los golpes desde el 2006. Pese a todo, la mayores de las lesiones del fútbol no están relacionadas con traumatismos, si no por problemas musculares.

 codazo

En la Formula 1, otro deporte que mueve ingente cantidades de dinero, se está trabajando en la colocación de un halo que será obligatorio en la temporada 2018. Es la medida de seguridad elegida por la Federación Internacional de Automovilismo para proteger al piloto de los impactos en la cabeza debidos a choques coche contra coche, coche contra entorno y coche contra objetos externos. En esta ocasión, la protección llega por medio de una solución técnica.

Halo 1

 

Sea como fuere, por todos es conocido que el deporte de élite no es saludable. A pesar de ello, no puede provocar un riesgo severo para la salud del deportista, y todas las medidas encaminadas a proteger la salud de los protagonistas deberían ser bienvenida.

Y como siempre, esto ya lo predijeron los Simpsons. Temporada 8, capítulo 3

Simpsons

Sigue conectado a Diario AM en:

Twitter: @WebDiarioAM, #DiarioAM

Facebook: https://www.facebook.com/WebDiarioAM

¿Te gusta esta entrada?

14

More in Aportación Propia

portada

Inconquistable – Crónica Diario AM 15/10/2017

Ella15 octubre, 2017
parkour-director-scott-bass

Parkour, o arte del desplazamiento. Crónica DiarioAM 12/10/17

Rockdactor12 octubre, 2017
notas

Las notas: agosto – septiembre – Crónica Diario AM 09/10/2017

churchill9 octubre, 2017
Portada 2

Linchamientos públicos – Crónica Diario AM 08/10/2017

Ella8 octubre, 2017
devon y Andrey

Al arte del pulso. Crónica DiarioAM 06/10/17

Rockdactor6 octubre, 2017
owngoal

AUTOGOLES

ercanadiense3 octubre, 2017

Copyright © 2015 DiarioAM