Aportación Propia

¿Cosas de mujeres? – Crónica Diario AM 30/07/2017

¿Cosas de mujeres? – Crónica Diario AM 30/07/2017
Ella

 

Querid@s Damistas:

No hay dos sin tres, o sea que aquí va el ultimo post de la temporada, ya que una servidora se va a tomar unas breves (pero muy merecidas) vacaciones, y como los dos últimos domingos hablaremos del deporte femenino.

 

Problema de base

Cuando se habla de “cosas de mujeres” siempre tiene menos valor. Sí, empiezo fuerte para acabar la temporada, pero como ya nos conocemos, se lo voy a explicar todo bien explicado.

Seguro que no soy la única que recuerda el renacer de las películas de dibujos animados de Disney en los años 90. Los estudios del ratón Mickey tuvieron su época dorada con “Blancanieves”, “La Bella Durmiente”, “Bambi”, “Dumbo”… Luego hubo un parón en cuanto a la calidad de sus películas hasta que en 1991 llegó “La sirenita”. Al año siguiente llegó “La Bella y la Bestia”, luego “Aladdin”, y luego siguieron algunas más, todas películas musicales que recordamos (“Pocahontas”, “Mulan”, “Tarzán”, “El jorobado de Notre Dame”, “Hércules”….).

 

Disney

 

Pues bien, allá a finales de los 90, más o menos, antes de que estallase la locura de internet, escuché (¿o leí?) algo sobre un estudio que habían hecho unas personas serias sobre las películas Disney, y la conclusión era muy triste: las películas con un título de protagonista masculino (“Aladdin”) tenían más audiencia que las películas con un título de protagonista femenina (“Pocahontas”). Ojo, que no me lo invento eh, que de verdad que lo leí o escuché… ¿Y por qué, según el estudio? Pues porque a las niñas no les molestaba ir a ver una película “de niños” como “Tarzán”, pero a los niños no les gustaba ir a ver una película “de niñas” como “Pocahontas”. Lo increíble es que unas y otras tienen protagonistas de ambos sexos, y si no hagan memoria: ¿cómo se llama la princesa de “Aladdin”? Seguro que el 90% de ustedes lo recuerda, me juego un guisante. 

 

Yasmin

 

Pues bien, poco sabía yo entonces que ese estudio demostraba algo que vemos todos nosotros todos los días: las “cosas de mujeres” no importan. No importa, por ejemplo, que en España los artículos de higiene femenina (esto es, las compresas y los tampones) sigan llevando el IVA más alto. No importa que cuando un libro se cataloga de “literatura femenina” inmediatamente se le considera literatura menor (desde París oigo las risotadas de Jane Austen desde su tumba…). Ahora que estoy viendo (por primera vez) la serie “House of Cards” (voy por la 3ª temporada, por favor no digan spoilers), veo en cada capítulo cómo el personaje de Claire Underwood (interpretado por la princesa prometida Robin Wright) es constantemente denostado por los otros personajes porque es físicamente bella. Poco importa que Claire sea una persona intelectualmente preparada y formada, que sea embajadora de la ONU, que tenga ideas propias, no: lo único que importa es que lleva ropa que le queda bien y que está casada con Frank Underwood (Kevin Spacey), lo cual la reduce a “mujer de”. 

Y aún habrá entre ustedes alguien que esté leyendo esto así:

 Rolling eyes

 

Y me querrán reprochar que nada de esto tiene que ver con el deporte. Pues como hoy vengo con ganas les diré que sí que tiene que ver, porque el deporte en cierta manera es un reflejo de la sociedad en la que vivimos. 
 

Quedó pendiente

La semana pasada hablé de la campeona de natación sincronizada Ona Carbonell. Buscando información para el post, una vez más (como cada vez que quiero hablar de una deportista femenina), me encontré con el mismo problema en Google. ¿Quieren saber qué es lo que propone el buscador al teclear “Ona Carbonell”? Pues es “Ona Carbonell novio”.

Para Mireia Belmonte, de quien vamos a hablar hoy, es “Mireia Belmonte family” y luego “Mireia Belmonte novio”. Para la montañera Edurne Pasaban es “Edurne Pasaban embarazada”. No se habla de récords, de méritos deportivos, sino de vida privada. 

Vamos con algunos hombres. El primer resultado para Messi es “Lionel Messi house”, que si bien es cierto es parte de su vida privada, el tema es su dinero, no su familia o su pareja. Eso sí, el segundo ya es “Lionel Messi wife”. Cristiano Ronaldo tiene un poco más de suerte, porque el primer resultado es “Cristiano Ronaldo statue” (aunque lo de suerte es relativo en este caso, a la foto me remito), aunque el tercero es el clásico “Cristiano Ronaldo wife”.

CR7 

Estas cosas no me las invento, Steffi Graff da “Steffi Graf young”, luego “kids” y luego “age”, ahí es nada. Evidentemente, Navratilova va a ser directo “Martina Navratilova wife”, sólo faltaría. Rafa Nadal sale mejor parado en mi búsqueda: “news”, “academy”, “watch”, parece que su novia no atrae a las hordas de curiosos…

A mí estas cosas me entristecen mucho. Sí, alguna vez yo he buscado informaciones personales de algunos deportistas, mujeres u hombres, pero ha sido muy esporádico, tan esporádico que excepto la esposa de Messi, Antonela, no tengo ni idea de cómo se llama ninguna esposa de futbolista, ni cómo luce (y en el caso de los Messi es sobre todo porque su historia de amor es, según cuentan, muy bonita, y ya). 

Sin embargo, internet va lleno de desprecios a las mujeres deportistas, las cuales en el caso de España trajeron más medallas en los últimos Juegos Olímpicos que los hombres, si la memoria no me falla (y si no, ya me corregirán en los comentarios). Y me adelanto a los comentarios habituales que recibo cuando hablo de esto: si alguno de ustedes no quiere mirar deporte femenino porque le aburre, no le gusta o lo que sea me parece requetestupendo, de verdad. Ahora bien, como oía hoy en una charla: ¿no le gusta porque de verdad no le gusta, o no le gusta porque le han dicho que no le tiene que gustar? A mí la serie “Friends” no me hace reír, y sí, he visto algunos episodios y por eso tengo una opinión. Sin embargo, está muy de moda decir que “Friends” es la serie más divertida de la historia (aunque nada ni nadie podrá superar a George Costanza y su pelota de golf, los entendidos saben de qué hablo), o que U2 es el mejor grupo de rock y tienes que seguirlo en modo adorador (a mí, excepto un par de canciones, me aburren soberanamente). Pero todos vamos como borregos diciendo que U2 es lo más, que “Friends” es lo mejor que le ha pasado a la sitcom y que Gandhi era un santo que había que elevar a los altares, mientras por las noches dormía desnudo con niñas…

El pensamiento crítico es necesario y hay que cultivarlo.

 

Como una ola

Mireia Belmonte (Badalona, España, 1990) es campeona olímpica, mundial y europea de natación, especialista en mariposa, libre y estilos. Estos días está arrasando en el Mundial de natación que está teniendo lugar en Budapest (Hungría) hasta hoy mismo.

Belmonte ha conquistado ya la medalla de plata en los 1500 m libre y la medalla de oro en los 200 m mariposa (la única que le faltaba). Curiosamente, escribo esto pocas horas después de que la nadadora no se haya subido al siguiente podio, el de los 800 libres, ya que ha quedado cuarta. Sin embargo, me gusta que no haya ganado esta tercera medalla y a pesar de eso hablar de ella en este último domingo de julio, porque eso la engrandece más.

 Mireia Belmonte plata

 

No hay nada más “antideportivo” que ganar siempre. Si siempre ganas no tienes mucho aliciente para jugar. Imaginen que están jugando a un videojuego contra un contrincante inferior. Será divertido ganarle la primera vez, la segunda, la tercera… Pero llegará un momento en el que, inexorablemente, uno no quiera ya jugar más contra un rival de bajo nivel y preferirá o jugar solo o buscar un contrincante mejor. Lo mismo pasa en el deporte: las derrotas hacen saborear mejor las victorias, y eso se puede aplicar a cualquier área de la vida.

El hecho de que Belmonte no se haya subido a este podio en particular no hace más que agrandar su leyenda, porque nos recuerda su humanidad, y el mérito que tienen las otras dos medallas que sí ha conseguido, con el permiso de otra humana/inhumana, Katie Ledecky.

 katie-ledecky-usatsi_9454648

 

Cierto es, y aquí ya se ha comentado, que la natación sufre de “inflación de medallas”, y que es muy fácil acumular muchas, porque hay muchas para repartir. Sin embargo, es un deporte extremadamente sacrificado. Me dirán que a estos niveles todos los deportes son sacrificados, pero no sé, siempre he visto la natación como una disciplina especialmente complicada, porque lo único que hace uno es nadar, y nadar, y nadar todo el día para ir más rápido. En ciclismo se ven paisajes diferentes entrenando o compitiendo, en atletismo hay mucha variedad, en los deportes de equipo está el componente “equipo” precisamente, en tenis uno puede ir perdiendo y de pronto en un golpe ganador darle la vuelta a todo (a mí es lo que más me gusta del tenis, el suspense que tiene), hasta en mi amada Fórmula 1 hay diferentes circuitos, imagino cada uno con sus dificultades específicas. Pero en natación no: ahí tienes una piscina y ale, a hacer de pez todo el día. Qué quieren que les diga, para ser nadador uno tiene que tener una vocación como la copa de un pino. 

Por ello, a pesar de esa “inflación de medallas”, considero que los nadadores tienen mucho mérito, y que nos tenemos que quitar el sombrero ante sus proezas. Y hablando de proezas, a estas alturas de su vida la catalana Belmonte posee 43 medallas:

 

  • 4 olímpicas (1 oro, 2 plata, 1 bronce)
  • 5 mundiales piscina 50 metros (1 oro, 3 plata, 1 bronce)
  • 10 mundiales piscina 25 metros (7 oro, 2 plata, 1 bronce)
  • 13 europeas piscina 50 metros (4 oro, 5 plata, 4 bronce)
  • 11 europeas piscina 25 metros (9 oro, 2 plata, 0 bronce)

 

Esto son muchísimos podios, es verdad, pero yo lo que veo sobre todo es una persona que lleva nadando desde los años 90 en un bucle sin fin, mientras ustedes y yo el deporte máximo que hacemos es mover rápido el ratón para descargar el nuevo capítulo de Game of Thrones con los subtítulos que tocan. E hincharnos a patatas fritas/crêpes/chocolate/pipas/escojanloquemáslesconvenga.

 

Hemos llegado hasta aquí 

Actualmente tenemos poca audiencia en Diario AM dado el parón de fútbol y la época veraniega. No es el mejor momento para hablar de esto, pero es el momento que tenemos y lo vamos a aprovechar.

Esta reverenda página se fundó hacia 2008 con otro nombre, como muchos de ustedes ya saben. Personalmente, yo aterricé aquí como admin en 2011, y hasta hoy. Muchas cosas han pasado desde entonces, pero hay una que ha permanecido inexorablemente: mantener la página cuesta dinero, porque los servidores no son gratis.

Ha habido personas que han (que hemos) puesto de nuestro propio bolsillo en el pasado lo que ha hecho falta para que el tinglado continuase. Me están viendo venir, ¿verdad? 

Por eso les queremos informar hoy, en pleno verano, que no tardaremos en pedirles ayuda. Quizás les pedimos que hagan clic en la publicidad, como hacen tantas webs, o quizás les pedimos ayuda de manera más concreta, ya veremos cómo lo hacemos, pero lo que sí es seguro es que volveremos a sacar el tema en unas semanas.

Gracias

No queremos que Diario AM desaparezca, no queremos que ustedes desaparezcan (bueno, yo personalmente querría hacer desaparecer a todos los que se burlan de mis gustos musicales y de Hugh Jackman, pero me lo tienen prohibido en las altas esferas, o en los bajos barrios, no lo tengo muy claro…). El caso es que sabemos que para muchos de ustedes, los que comentan todos los días, los que comentan poco, los que no comentan casi nunca, y sobre todo también para los muy numerosos lectores silenciosos que tenemos y para los que escribimos, para todos ustedes este lugar es importante.

Piensen qué pasaría si desapareciese. A mí me ha pasado con dos blogs en concreto, que las dos personas que los llevaban un día decidieron parar (o les hicieron parar), y fue una gran pérdida para mí (y además no han vuelto, porque una vez al año miro a ver si hay suerte y ná de ná). Imaginen su vida sin Diario AM, y si les parece que vale la pena hacer un pequeño esfuerzo háganlo, si pueden y quieren. Un poquito por aquí, otro por allá y uno más por acullá hará la diferencia. 

Piénselo y ya nos dirán en unas semanas qué les parece el tema. O lo pueden decir hoy, yo les leeré, que aún no estoy de vacaciones (pero estoy contando los díiiiiiiiaaaaas).

 

Fundido y negro

No, no me he quedado a ver el “amistoso” entre los dos mastodontes en medio de la noche, pero sí diré que si Neymar se va del Barça estará cometiendo una gran estupidez, por dos motivos.

El primer motivo, que Neymar no va a entender si leyese estas líneas, es el siguiente: el dinero no lo es todo en esta vida. La persona en mi trabajo actual que gana más dinero es infeliz, claramente infeliz, y no ha entendido de qué va la vida de verdad. Seguro que todos ustedes conocen casos similares… Hay muchas cosas más importantes que el dinero, tanto más cuanto ya estás ganando millones, como es el caso.

 neymar

El segundo motivo por el que creo que Neymar puede cometer una gran estupidez es que jugar al lado de Lionel Messi es algo que nadie puede hacer, excepto una decena de elegidos. Si tú eres uno de ésos, le pones velas a todo el santoral, le das las gracias al Niño Jesús todos los días y cruzas los dedos de las manos y de los pies para que la suerte te dure lo más posible, invocando la misericordia de Dios, Alá, Buda, Yahvé y todas las deidades hindúes y de la Madre Naturaleza que se te ocurran. Pero lo que no haces es, voluntariamente, dejar de jugar al lado del mejor del mundo (a no ser que seas más tonto que un zapato, claro está). 

Luego estarán las dinámicas familiares, fuente de conflictos enormes, de influencias, de toxicidad y de malas decisiones, y en el caso de Neymar parece que ése es el gran problema. Por eso digo que Neymar no entendería nada de esto, si leyese estas líneas.

Encima, si se viene para aquí en París, ya me estoy viendo todas las tonterías que va a hacer, con la diferencia que aquí no hace ni sol, ni calor, ni buen tiempo, y eso, a un brasileño, le cuesta y mucho. En fin, muchas veces hay que dejar cometer errores a la gente para que aprenda algo.

Dicho lo cual, ahora sí me despido, deseándoles un muy feliz verano. El otro día Gimme me dijo que la música de las comedias musicales, y cito, “es a la música lo que es Big Mac a la gastronomía”. Llevo varios días rumiando una cruel venganza, pero como llevo unos meses muy moviditos y estoy con la batería mental al 1% ya, no se me ha ocurrido nada brillante que responderle por aquí.

Por ello, dejaré que sea el mismo Barney Stinson el que le ponga en el sitio que se merece. 

¡Pórtense bien y pónganse protección solar, que los excesos se acaban pagando!

 

Ella / Diario AM

Twitter: @EllaDiarioAM

 

 

 

¿Te gusta esta entrada?

17
Aportación Propia
Ella

Desvariando semanalmente desde París (Francia). Y "echar" va sin h. Todo empezó en octubre de 2009, justo antes de mudarme a vivir a París. El hermano pequeño de mi mejor amiga me dijo "tienes que visitar un blog muy divertido…". Y aquí estamos unos años después, de administradora y dominadora del mundo, contando cada domingo batallitas varias ("yo he venido aquí a hablar de mi libro", que decía aquél). Aviso para navegantes: mis posts se han de leer con el sentido del sarcasmo incorporado si se quiere disfrutar de la experiencia completa. Y el deporte femenino existe.

More in Aportación Propia

Quiz

Quiz: ¿Quién marcó primero? – Crónica Diario AM 21/08/2017

churchill21 agosto, 2017
Quiz

Quiz: Escudos – Crónica Diario AM 14/08/2017

churchill14 agosto, 2017
CTE

CTE – Crónica Diario AM 13/08/2017

churchill13 agosto, 2017
Quiz

Quiz: ¿Donde nació? – Crónica Diario AM 07/08/2017

churchill7 agosto, 2017
Portada 2

Despedida a un grande, un enorme – Crónica Diario AM 06/08/2017

Ella6 agosto, 2017
Quiz

Quiz: Pasapalabra – Crónica Diario AM 31/07/2017

churchill31 julio, 2017

Copyright © 2015 DiarioAM