Aportación Propia

El lacrosse y Ona – Crónica Diario AM 23/07/2017

El lacrosse y Ona – Crónica Diario AM 23/07/2017
Ella

 

 Querid@s Damistas:

Creo que lo comenté hace unas semanas, pero por si acaso, a nuestros amiguitos de Marca les ha dado por crear una sección llamada “Marca en femenino”, con la idea de darle más espacio al deporte femenino. Parece ser que se han propuesto hacerlo de manera respetuosa, no para mostrar a las mujeres deportistas como apetecibles trozos de carne, sino como, ¡oh sorpresa!, seres humanos.

Pues bien, hace unos días me enviaron un artículo sobre algo que no conocía de nada, y me dije: “oye Ella, esto para el próximo domingo”. Y aquí estamos, damas y caballeros, hablando del lacrosse.

 

¿El la qué? Vayamos por partes (Hannibal Lecter dixit) 

El lacrosse es un deporte con origen en los indígenas norteamericanos, por ello no es de extrañar que sea muy popular en las universidades e institutos de la costa este de Estados Unidos. Se juega entre dos equipos de diez jugadores, y cada uno lleva un palo (stick en inglés) con una red en la parte superior. Esa red se utiliza para transportar una pelota de goma entre los compañeros de equipo y emociónintrigadolordebarriga el objetivo es meter goles en la portería contraria. 

Y me dirán: ¿y a qué viene hablar hoy de esto? Pues bien, ahora mismo se está jugando el Mundial de Lacrosse femenino en Londres, y por primera vez España ha enviado un equipo. Les seguiré contando más sobre el tema, pero volvamos al deporte en sí (aunque en España no esté reconocido como tal).

Porque me parece algo muy “Bailando con lobos” se lo cuento. En los orígenes de esta actividad en tierras norteamericanas, las tribus se juntaban una vez al año para saldar deudas entre ellas, y es que el lacrosse era algo que se tomaban muy en serio, era “El juego del Creador”. En aquellas épocas jugaban en campos con cientos de metros de largo y el partido podía durar varios días, todo muy bucólico ¿no creen? 

Después de muchas idas y venidas, a finales del siglo XIX se decidió que una partida de lacrosse no tenía que durar tanto y se redujo el número de jugadores de más de un centenar a diez. Hoy en día en Canadá se le considera deporte nacional (del verano, no es broma), y eso no es moco de pavo… 

Actualmente el lacrosse se juega con tres delanteros, tres centrocampistas, tres defensores y un portero, tanto en césped natural como sintético. En la versión masculina los jugadores llevan casco porque el lacrosse es un deporte brusco. Las mujeres en cambio usan máscaras porque no está permitida tanta brusquedad entre ellas. Nadie me ha preguntado mi opinión, pero la voy a dar, y gratis además: podrían disminuir la brusquedad entre hombres y tampoco pasaría nada, eh. Una servidora no tiene por costumbre sentarse ante la tele para ver a gente golpearse y sangrar en la vida real, entonces no entiendo por qué a las mujeres se las protege de las agresiones físicas y a los hombres no. Pues ahí tienen mi opinión, con lacito y todo.

 Máscaras

 

Como les decía, en España todavía no está considerado deporte, porque para que haya una federación se necesitan 500 fichas, y sólo hay unas 300 (pero hay tres secciones: femenina, masculina y juvenil). De hecho, con la intención de hacer avanzar el lacrosse, se hacen competiciones donde se enfrentan equipos españoles y portugueses, así se va subiendo el nivel.

Una vez explicado lo mínimo para tener una idea de lo que estamos hablando, demos un salto a la actualidad.

 

La actualidad

Este verano se juega el Campeonato Mundial de Lacrosse Femenino, que ocurre cada 4 años (el masculino toca el año que viene). En la última edición quedaron campeones los Estados Unidos, medalla de plata Canadá y de bronce Australia. Estados Unidos y Australia son los únicos países que han sido campeones desde el primer Mundial, en 1982: Australia ha sido campeona dos veces y Estados Unidos las otras siete, casi nada. Inglaterra les va a la zaga con dos subcampeonatos, y Escocia también ha conocido algún que otro papel digno. El Mundial masculino es casi un calco, con Estados Unidos campeona suprema y Canadá peleando con su vecina del sur.

 Lacrosse hombres

Me ha costado, pero he encontrado la que creo que es la web oficial del evento, la pueden ver pinchando aquí. Quiere la casualidad que justo ayer sábado se jugase la final. Sin sorpresas, las finalistas fueron Estados Unidos y Canadá, y sin sorpresas también ganaron las de más al sur 10-5 (lo siento ErCanadiense…). La anfitriona Inglaterra ha obtenido la medalla de bronce contra, tachán tachán, Australia.

 

 

¿Y España? Pues las españolas han tenido que pagar cada una 3000€ de su bolsillo para estar presentes, que es el dato que inicialmente me llevó a interesarme en el tema. Y es que una cosa es tener afición a algo, y otra muy diferente es tener que desembolsar una fortuna por algo que te tendrían que pagar… ¿Y cómo han hecho para obtener todo ese dinero? Pues, entre otras cosas, han estado vendiendo merchandising para poder financiar el viaje, el alojamiento, la fisioterapia… Igualito que el fútbol, vamos.

España ha jugado y perdido los cuatros partidos de su grupo, el D, donde estaban Japón, Alemania, Letonia y México. Sin embargo, su presencia ha sido una gran victoria, ya que iban a participar y a aprender, algo que seguro que han hecho a raudales. La Team Manager de España, Cristina Grijalba, comentaba al principio del Mundial que las jugadoras sólo habían podido jugar juntas cuatro días (¡días!) antes de empezar la competición. La cuestión era perder con dignidad y lo han hecho, ya que las rivales han notado el salto de nivel respecto al Europeo hace dos años.

Yo digo que esto se merece un gran aplauso.

 España

En el caso de las mujeres se juega con doce jugadoras por equipo, pero como no hay suficiente jugadoras en España, actualmente en la liga juegan siete contra siete (son siete equipos de momento). El año pasado eran seis contra seis, y el anterior cinco contra cinco. Como ven, la cosa va creciendo, lo cual es el objetivo principal, ya que por el momento no aspiran a ganar competiciones internacionales.

Pues ale, ya pueden seguir un deporte más si les apetece y les dan las horas del día. ¿El tema del día es si el padre de Neymar se queda o se va? Eso es el culebrón cansino de cada verano, porque algo hay que vender. No me digan que no es mucho más interesante dejar de mirarse el ombligo y enterarse de cosas bonitas que pasan por el mundo, como lo de la selección femenina española de Lacrosse…

 

Como una ola

Sigamos hablando de deporte femenino, que ya van unos cuantos domingos seguidos y mola.

Hay veces que pasan cosas increíbles. La catalana Ona Carbonell ha estado estos días ocupada ganando dos medallas de plata en el Mundial de natación sincronizada. A ustedes les parecerá normal, porque tanto Carbonell como Gemma Mengual llevan años ganando medallas, pero cualquiera que haya seguido estos últimos años este magnífico deporte sabrá que las rusas y las chinas son imbatibles. Por ello, cualquier medalla en este deporte, viniendo de otro país, tiene un valor inmenso.

 

On a Carbonell

Ona Carbonell

Resulta que en este Mundial no se presentaron las solistas chinas (ignoro el motivo, si alguien lo sabe por favor comparta la información en los comentarios). Esta más que notable ausencia dejó a Carbonell con la posibilidad más real que nunca de pelear por el oro, y el resultado es que dejó a la rusa Svetlana Kolesnichenko casi sin aliento, ya que nunca una rusa había tenido una diferencia tan pequeña en la puntuación respecto a la medalla de plata.

 

El podio

El podio

Se trata de la sexta medalla individual de Carbonell en un Mundial: ha ganado la plata en la rutina libre del solo y en la rutina técnica (que también ganó la misma rusa, of course). Y les decía al principio que a veces pasan cosas increíbles. Resulta que iba yo caminando por las calles de París, pensando en que no podía olvidarme hoy de hablar de Ona Carbonell, y he caído en algo muy fuerte: Ona. “Ona” en catalán quiere decir “ola” (sin h, no me sean zopencos eh, hablamos de las olas del mar), y me he puesto a reírme yo sola: pocas veces un nombre fue tan acertado para un ser humano. ¿Quizás los padres de Ona estaban predispuestos a que su hija practicase algún deporte acuático, o simplemente fue casualidad? En todo caso, no me dirán que no es increíble. 

Les quería poner el video de la rutina libre, pero la FINA ha tenido la amabilidad de reclamar todos los videos del Mundial en Youtube, o sea que no hay suerte. Les pongo otro video reciente de Carbonell para compensar, mientras le digo a la FINA que los Lannisters send their regards y todo eso.

 

 

 

Miscelánea

Desde que se me ocurrió ver “War Horse” de Spielberg me sentí traicionada por mi director favorito. Sin embargo, tuve la enorme suerte que un cada vez más convincente Christopher Nolan vino a mi rescate, y se ha convertido en mi nuevo Spielberg. Es por ello que cada vez que el hombre hace algo acudo religiosamente al cine a saborear su última película (con “Interstellar” estuve cinco meses obsesionada, me la compré en Blu Ray y ahora la tengo hasta en mi móvil, para cuando estoy con el mono).

Total, que ya he visto “Dunkirk”, y como estoy hasta las narices de que siempre pase lo mismo, he decidido lanzar un llamamiento al sentido común en esta nuestra comunidad.

Cuando se va al cine, se va para ir al cine. ¿Por qué lo digo? Porque a la gente que habla durante la película, que hace ruido comiendo, que se levanta en medio de la película, que pone los pies en el asiento de delante, y sobre todo a los que se pasan toda la película dando patadas a tu respaldo (¡¡¡os ODIO!!!), se añade una nueva especie de “molestador”: el que tiene que mirar el maldito móvil.

 Cine

A obsesionada con el móvil no me gana mucha gente desde que empecé a jugar a Pokémon Go hace un año (nivel 34, antes de que me pregunten). Y sin embargo en el cine es la mar de fácil poner el modo avión y disfrutar de la peli, que para algo has pagado trece euros, y eso sólo cubre la entrada al cine en París. Pero no, ahora tenemos esta nueva tribu que tiene que mirar el móvil durante la película, con la maldita pantalla brillante que te ilumina y te hace desconectar de la pantalla que importa, que es la del cine. Y ya he visto gente conectándose a Facebook, a WhatsApp, a Snapchat, haciendo una conexión en directo para los amiguitos, enviando mensajes, y todo esto en películas diferentes, buenas, malas o regulares. Creo que el mejor fue el tío que tenía sentado delante cuando fui a ver “La Bella y la Bestia” hace unos meses, que grabó un trozo de la película en directo y lo colgó en su Facebook instantáneamente. Éste además es de los que ponía los pies (con zapatos) encima del asiento…

Ya no digo que esta gente tenga la “inteligencia” de decirse que todas estas actividades pueden esperar un par de horas, no, eso sería pedir mucho a estas mentes tan poco privilegiadas. Pero hay unos mínimos, y el mínimo es “no le hagas a los otros lo que no te gusta que te hagan a ti”, es decir, no enciendas tu maldito móvil y molestes a las diez personas que te rodean. Para vivir en sociedad se requieren unos mínimos, y estoy hasta las narices de ir al cine, a ver películas maravillosas, y que me las amarguen porque estos impresentables no van al cine por la peli, sino para pasar el rato. Hay millones de sitios donde se puede pasar el rato con el maldito móvil sin molestar a nadie: el cine no es uno de ellos. 

O sea que si alguno de ustedes suele comportarse de esta manera, avísenme que me dará gran placer banearles de por vida en el foro, así sin juicio ni nada. Y sí, será por venganza, pero es que ya me veo que este problema con los móviles no va a desaparecer y me pongo de los nervios (y seguro que no soy la única).

Arya 

¿Y “Dunkirk”? Sin spoilers, es una obra menor de Nolan, pero no por ello tienen que perdérsela. Es una gran película que tengo que volver a ver, porque a Nolan se le ha ido un poco la olla con la cronología y no estaba yo preparada para ello. Vayan y ya me cuentan.

 

Despedida 

Hay gente con un talento que se sale de la escala. Sammy Davis Jr fue uno de ésos. Y además es uno de esos cantantes que se convirtió en el propietario de una canción, la inmensa “Mr. Bojangles”. Si saben quién es Sammy Davis Jr no tengo que convencerles de nada. Y si no saben quién es, quién fue, vean el video (con la imagen), saboreen la interpretación magnífica de una canción tan mítica, busquen la letra y observen cómo Sammy Davis Jr nos enseña lo que es el talento puro sin siquiera despeinarse.

¡Feliz semana!

Ella / Diario AM

Twitter: @EllaDiarioAM

 

 

 

¿Te gusta esta entrada?

12
Aportación Propia
Ella

Desvariando semanalmente desde París (Francia). Y "echar" va sin h. Todo empezó en octubre de 2009, justo antes de mudarme a vivir a París. El hermano pequeño de mi mejor amiga me dijo "tienes que visitar un blog muy divertido…". Y aquí estamos unos años después, de administradora y dominadora del mundo, contando cada domingo batallitas varias ("yo he venido aquí a hablar de mi libro", que decía aquél). Aviso para navegantes: mis posts se han de leer con el sentido del sarcasmo incorporado si se quiere disfrutar de la experiencia completa. Y el deporte femenino existe.

More in Aportación Propia

Quiz

Quiz: ¿Quién marcó primero? – Crónica Diario AM 21/08/2017

churchill21 agosto, 2017
Quiz

Quiz: Escudos – Crónica Diario AM 14/08/2017

churchill14 agosto, 2017
CTE

CTE – Crónica Diario AM 13/08/2017

churchill13 agosto, 2017
Quiz

Quiz: ¿Donde nació? – Crónica Diario AM 07/08/2017

churchill7 agosto, 2017
Portada 2

Despedida a un grande, un enorme – Crónica Diario AM 06/08/2017

Ella6 agosto, 2017
Quiz

Quiz: Pasapalabra – Crónica Diario AM 31/07/2017

churchill31 julio, 2017

Copyright © 2015 DiarioAM