Crónicas

La épica del Real Madrid – Crónica Diario AM 08/07/2017.

La épica del Real Madrid – Crónica Diario AM 08/07/2017.
Ankor

La exitosa temporada del Real Madrid ha provocado un estallido de júbilo, halagos descontrolados y un sinfin de análisis de sus triunfos en buena parte del país. Entre los numerosos motivos que tienen los aficionados blancos para sacar pecho, se ha vuelto muy repetitivo calificar a este Madrid como “el Madrid de las remontadas”, debido a la enorme cantidad de ocasiones en las que el equipo de Zidane ha levantado partidos que iban en contra de sus intereses, varias de esas veces sobre la bocina.

RC Sporting de Gijón, UD Las Palmas, Napoli, Villarreal CF, Sevilla FC, Atlético de Madrid… Son numerosos los ejemplos donde el Real Madrid podría haber sucumbido o, al menos, haber sacado menos puntos de los que sacó.

ADN blanco, idiosincrasia merengue… Son varias las “explicaciones” que los allegados al club merengue (y su prensa afín) han expuesto para justificar esta notable estadística que tiene el Real Madrid de Zidane. Sus detractores, en cambio, lo explican con una especie de “suerte” que acompaña al equipo blanco y, en especial, a su entrenador.

 

Epica Real Madrid Suerte

 

En Diario AM, nada satisfechos con estas explicaciones tan tenues, intentaremos descubrir qué hay detrás de tantas remontadas. Para ello, analizaremos al equipo y algunos ejemplos que más notablemente han forjado su fama de las épicas imposibles, para ver si podemos encontrar algo que nos clarifique la causa de tan notable estadística.

Aspectos generales del equipo.

Zinedine Zidane bebe mucho del estilo táctico de Carlo Ancelotti. Tanto, que su eliminatoria ante el Bayern Munich fue de las más igualadas esta temporada. Dicho estilo consiste en un 4-3-3 de contención. Esto es, un 4-3-3 sin interiores demasiado ofensivos, más bien mediocentros en los puestos de interiores. Centrocampistas que rara vez hacen incursiones en el ataque, basando su juego en la contención y en la versatilidad de los pases, aunque también utilizan el tiro largo a portería.

El ataque, por tanto, se concentra en el tridente atacante, con constantes incursiones de sus laterales. Una vez que se recupera la pelota, el juego siempre es vertical, sea cual sea el modo de realizarlo, balón largo, balón al “hueco”, incursiones por la banda y pase atrás o centro… El puesto de mediocentro defensivo siempre tiene que estar ocupado por un mediocentro destructor.

Ésta es la razón por la que Casemiro se ha vuelto indiscutible en el Madrid, ya que es el único mediocentro defensivo destructor del que disponen; que Kroos haya destacado tanto esta temporada, ya alejado del puesto de mediocentro defensivo que nada le favorecía, su puesto de interior-mediocentro le ha venido mucho mejor para explotar sus cualidades. Caso contrario para Modrić, donde su fuerte es la circulación del balón y el juego, un estilo de juego donde tiene que deshacerse pronto de la pelota para buscar el pase vertical ha provocado que el croata no haya destacado tanto esta temporada.

Por tanto, el esquema suele ser el mismo, contención y pase vertical, reduciendo el uso de esquemas jugados y estrategias. El uso de la posesión suele ser sobre todo defensivo, más aún cuando se tiene ventaja en el marcador y se busca la apertura del rival, para que el juego vertical haga más daño a ser posible.

Una vez conocidos los puntos generales del juego blanco, veamos qué es lo que ha ocurrido en algunos ejemplos que alimentaron la leyenda de la épica blanca.

 

RC Sporting de Gijón – Real Madrid. 15/04/2017. 2-3

Ante la defensa de cinco del RC Sporting de Gijón, Zidane sólo puso como titular habitual a Sergio Ramos, siendo el centro del campo para Kovačić como mediocentro e Isco y James Rodríguez como interiores. Rapidamente se vieron superados por el centro del campo del Sporting, ya que el trabajo de contención de dicho tridente centrocampista está menos trabajado que con el tridente titular. El Sporting llegaba con cierta frecuencia al área madridista al no encontrar verdadera resistencia en el centro del campo. En los diez minutos de la primera parte, el Madrid iba perdiendo por 2-1 y fue ahí donde Zidane movió ficha.

En cuanto a cambios significativos, tan sólo el de Marcelo por Coentrão. Un cambio necesario porque el lateral luso no estaba aportando ese potencial ofensivo que el esquema de Zidane requiere de sus laterales como vimos en los aspectos generales. Por lo demás, adelantó a James Rodríguez, que nada puede hacer en la contención y sí en la ofensiva, dejando el centro del campo para Isco y Kovačić como podemos ver en la Fig. 1, Zidane utilizó un 4-2-4 en el último tramo del partido.

 

Fig. 1. Esquema 4-2-4 ante el RC Sporting de Gijón, con Isco y Kovačić como mediocentros. Ambos laterales, Marcelo y Danilo (fuera de la imagen) también se suman al ataque.

Fig. 1. Esquema 4-2-4 ante el RC Sporting de Gijón, con Isco y Kovačić como mediocentros. Ambos laterales, Marcelo y Danilo (fuera de la imagen) también se suman al ataque (picar en la imagen para ampliar).

 

Un cambio muy arriesgado, ya que se rompe el equipo, sin embargo, llega en un momento en que las fuerzas del Sporting están diezmadas por el esfuerzo y, además, la presión que supone ir a por el contraataque con tantos jugadores rivales rondando el área. Cuatro jugadores, que en muchos momentos del partido se vuelven seis por la incorporación de los laterales. Esto provoca que prácticamente la totalidad del equipo asturiano esté en su área y los centrocampistas, pese a ser sólo dos, pueden moverse en el centro del campo y hacer circular el balón sin demasiada oposición. Al final, el Real Madrid consiguió llevarse el partido por 2-3.

 

Real Madrid – UD Las Palmas. 01/03/2017. 3-3.

Zidane se enfrentó al 4-1-4-1 de la UD Las Palmas variando de nuevo su centro del campo. Kroos ocupaba ahora el puesto de mediocentro acompañado de Kovačić e Isco como interiores. El equipo merengue apretó mucho desde el principio y logró adelantarse, pero la UD, fiel al estilo de esta temporada, mantuvo su juego de posesión. Nuevamente la pérdida del centro del campo a favor de los canarios le dio problemas al Madrid. Se complicó aún más tras la auto-expulsión de Gared Bale, por lo que el Madrid se quedaba con diez jugadores. Todo se tradujo en un 1-3 en contra del Madrid cuando quedaba media hora de juego.

Fue ahí donde Zidane sacó toda su artillería, Benzema, James Rodríguez y Lucas Vázquez en detrimento de dos mediocentros y un delantero ( Kovačić, Isco y Álvaro Morata) dejando a Kroos completamente solo en el centro del campo, todos los demás, a atacar, un 4-1-4, como se ve en la Fig. 2.

 

Fig. 2. Cuatro atacantes del Real Madrid ante la UD Las Palmas.

Fig. 2. Cuatro atacantes del Real Madrid ante la UD Las Palmas (picar en la imagen para ampliar).

 

Nuevamente, cambios muy arriesgados, sobre todo porque la UD no se quedó atrás en esa ocasión. Los últimos minutos de ese encuentro fueron frenéticos, con un intercambio de golpes de ambos equipos. Aunque la UD juegue con la posesión, también sabe efectuar contraataques, aunque se vio que con menos efectividad que el Real Madrid. En ese intercambio de ocasiones, ganó el Madrid claramente, mejor preparado que el equipo amarillo, logrando un empate por 3-3 cuando prácticamente todo estaba perdido.

 

Villarreal CF – Real Madrid. 26/02/2017. 2-3

Ante el Villarreal no hubo excusas, ya que Zidane puso a su equipo titular ante el equipo amarillo. Fue una victoria táctica de Escribá ante Zidane sin discusión alguna, y el Villarreal le ganaba al Real Madrid por 2-0 antes de la primera hora de juego.

Aún así, se produjo un punto de inflexión, y ocurrió cuando Zidane cambió a Casemiro por Isco justo después del segundo gol del Villarreal. El malagueño fue directamente al ataque, dejando el centro del campo sólo para Kroos y Modrić, de nuevo un 4-2-4 como se puede ver en la Fig 3.

 

Fig. 3. Isco sale por Casemiro y se suma al ataque. Sólo quedan Kroos y Modrić como centrocampistas.

Fig. 3. Isco sale por Casemiro y se suma al ataque. Sólo quedan Kroos y Modrić como centrocampistas (picar en la imagen para ampliar).

 

El Villarreal juega con la posesión de manera defensiva, dejando todo el peso del juego en el centro del campo a los omnipresentes Trigueros y Bruno Soriano. Sin embargo, ante el aumento de efectivos atacantes del Real Madrid, los centrocampistas del Villarreal tuvieron que concentrarse en la defensa, cortando el flujo de salida del Villarreal con la pelota jugada. Sin peligro atacante del Villarreal, el resto del partido fue un monólogo de ocasiones blancas y el Real Madrid consiguió llevarse el partido por 2-3.

 

Podríamos analizar punto por punto todos los ejemplos, pero creo que a estas alturas ya podemos llegar a las siguientes CONCLUSIONES:

 

Uso del 4-2-4.

Es la Estrella de la Muerte del Real Madrid. Un atacante más para presionar al rival y dejarlo bien encerrado en su área. Cuatro atacantes que pueden ser seis con la incursión de los laterales o incluso siete con la incorporación al ataque de Sergio Ramos. Un caso extremo que deja en la retaguardia del Real Madrid a sólo dos centrocampistas y un central.

Una táctica muy arriesgada, pues cualquier error los puede condenar. Sus rivales deben elegir entre reducir efectivos atrás y aprovechar la debilidad defensiva del Real Madrid o aguantar el chaparrón todo lo que puedan. Normalmente es la segunda opción, ya que Zidane utiliza este recurso justo al final de los partidos, cuando las fuerzas de los rivales están diezmadas. El técnico rival suele utilizar los refuerzos para la defensa.

Evidentemente, este sistema también provoca sobreesfuerzos para el Real Madrid, para ello, la preparación física a lo largo de toda la temporada debe ser crucial y para conseguirlo, se debe contar con los mejores profesionales en el sector, algo que sólo los presupuestos más pudientes pueden permitirse. En ciertas ocasiones, el Madrid duplica sus ocasiones de gol con este sistema, provocando un auténtico bombardeo muy difícil de revertir.

 

Uso de jugadores revulsivos: James Rodríguez e Isco.

De acuerdo con los aspectos generales del juego del Real Madrid, James Rodríguez e Isco no tienen cabida en el centro del campo del equipo blanco, ya que ambos son interiores-mediapuntas en vez de interiores-mediocentros. Tienden más a las incursiones atacantes con posesión que a la contención. Sin embargo, en un 4-2-4, sus capacidades para circular el balón le da un plus ofensivo al Real Madrid que es lo que se pide en esos momentos del partido. Una cualidad más notable en Isco que en James (el colombiano es de corte más ofensivo que el malagueño). Cualidad que ha hecho que el mediapunta español haya adquirido cada vez más notoriedad en el esquema de Zidane hasta el punto de ser titular en el 4-3-3 en la posición de “falso punta” como se ha visto en la ronda final de la Liga de Campeones ante el Atlético de Madrid y la Juventus. Isco es el punta del 4-3-3 pero baja a recibir y circula el balón en el ataque, luego los extremos clásicos del 4-3-3 son los verdaderos puntas con Isco en el campo, permitiendo que el equipo se acerque más al área y no depender tanto del balón largo. Estaríamos hablando, en realidad, de un 4-3-1-2 en esos encuentros.

 

isco_james

 

Como ven, más allá de la mística que rodea la épica del Real Madrid y que tan bonito y lustroso queda a la hora de decorar los resultados de un equipo con cierto aire “sobrenatural”, existe una explicación puramente táctica centrada en tres pilares básicos: Primero, la evolución natural atacante del esquema habitual prefijado en el equipo, que permite esa metamorfosis con un solo cambio en muchos casos. Segundo, la cantidad de efectivos para el juego, dado el esfuerzo físico que supone llegar a esos extremos, es importante contar con buen número de efectivos para que, en caso de que haya que recurrir a ese método a menudo, los jugadores no noten el sobreesfuerzo. Tercero, la variedad de los perfiles de los centrocampistas, capaces de realizar diferentes roles en función de la táctica empleada, destrucción, contención, circulación atacante del balón o ataque directo, provocando que el juego varíe mucho con tan sólo el cambio de un jugador.

 

Por supuesto, eso no quita ni un ápice el sentimiento ganador y lucha hasta el final que tiene el Real Madrid, pero es un sentimiento que todos los equipos grandes tienen y no es propiedad exclusiva de uno solo. En cualquier caso, esa variedad táctica (ya trabajada desde los tiempos de Ancelotti y ahora perfeccionada) unido a la competitividad intrínseca de un equipo grande ha provocado que el Real Madrid haya sido un equipo difícil de vencer esta temporada, sin épicas sobrenaturales ni nada, sólo con fútbol y trabajo.

 

ANKOR.

Andromeda

 

 

 

 

 

¡SÍGUENOS EN LAS REDES SOCIALES!

TWITTER: @WEBDIARIOAM ; HASHTAG: #DIARIOAM

FACEBOOK: HTTPS://WWW.FACEBOOK.COM/DIARIO-AM

¿Te gusta esta entrada?

10

More in Crónicas

Volvo Ocean Race

Volvo Ocean Race – Crónica Diario AM 23/10/2017

churchill23 octubre, 2017
Portada

Clásico francés – Crónica Diario AM 22/10/2017

Ella22 octubre, 2017
futbol9

Previa Jornada 9 – Crónica Diario AM 21/10/2017.

Ankor21 octubre, 2017
nba-logo-3

NBA: Jornada inaugural – Crónica DiarioAM 20/10/2017

gjdeleven20 octubre, 2017
europaleague

Vuelve la Europa League, Vuelve djdolly – Crónica Diario AM 19/10/2017

DjDolly19 octubre, 2017
gol

Power Ranking La Liga 2017/18 Jornada 8

ercanadiense18 octubre, 2017

Copyright © 2015 DiarioAM