Baloncesto

Golden State Warriors, campeones de la NBA – Crónica DiarioAM 13/06/17

Golden State Warriors, campeones de la NBA – Crónica DiarioAM 13/06/17
gjdeleven

Victoria local en el Oracle Arena y campeonato para Golden State Warriors. Se han cumplido los pronósticos. 

 

El previo concluía con el himno a cargo de cuatro integrantes de la obra musical Hamilton naturales de San Francisco. Para mi gusto no fue ni de lejos el más bonito y consiguieron cargarse ese puntillo épico que tiene el himno estadounidense, pero bueno… Allá ellos, a mí ni me va ni me viene.

 

 

 

Cleveland Cavaliers 120 – 129 Golden State Warriors

Cavs VS Warriors

 

 

Tristan Thompson ganaba el salto inicial. Hasta el momento, el pívot canadiense solamente había ganado uno, el del Game 4, y coincidió con la única victoria de los suyos. Fue el propio Tristan quien abrió el marcador… y luego cometió 3 segundos defensivos en el primer ataque de Warriors, regalando un tiro libre a los locales que anotó Stephen Curry. Acto seguido, Kevin Durant entraba a canasta demostrando que quería entrar pronto en el partido. ¿La respuesta? Canasta idéntica de LeBron James en la otra parte de la pista. El siguiente ataque fue un triple de Draymond Green y el partido comenzaba con mucha vida. El siguiente minuto sirvió para que Zaza Pachulia consiguiera dos rebotes ofensivos, Klay Thompson anotase un triple y Draymond Green secara a los Cavs con su defensa en dos posesiones consecutivas. Kevin Love sumaba su segunda falta antes de que el partido cumpliera tres minutos de partido y se iba al banquillo, siendo sustituido por Richard Jefferson. Dos robos consecutivos de Kyrie Irving y LeBron James, con sendas canastas, colocaban a los Cavs 13-9 por delante y obligaban a Steve Kerr a pedir tiempo muerto. Se marchaba Pachulia al banquillo tras atrapar tres rebotes y protagonizar algunas acciones extrañísimas para dar paso a Andre Iguodala y poco después era Shaun Livingston quien pisaba la pista en sustitución de Klay Thompson. El partido esta en 22-18 a favor de Cleveland. Los árbitros, que veían en el 3-1 la oportunidad de revitalizar la serie, pitaban falta en cualquier suspiro de los Warriors. Con cinco minutos por jugarse, Durant y Klay estaban ya con 2 faltas cada uno, siendo la segunda en ambos casos más que discutible. Poco después, una falta clarísima sobre Draymond Green no era señalada y más tarde se pitaba una muy extraña a Livingston. Algo olía muy, muy mal. Stephen Curry sacaba la segunda falta a Kyle Korver, que se cargaba con apenas 2 minutos en pista. El primer cuarto concluia con un triple de Smith que dejaba el marcador en 37-33 a favor de los visitantes. Cada equipo acumulaba seis pérdidas llegados a este punto, algo que habían aprovechado mejor los de Ohio que los de California.

 

 

 

La primera jugada de Warriors era una pérdida de balón de Warriors que acababa en canasta de LeBron James, que ya había descansado su minutito de rigor en el primer cuarto. Un mate salvaje de LeBron ponía a los Cavs con una diferencia de ocho puntos arriba ante unos Warriors que temblaban y fallaban canastas indignas. Curry descansaba bastante tiempo y Klay perdía la oportunidad de ser protagonista en la ofensiva exterior. Iguodala, a sus 33 años, se cascaba una bestialidad de mate al contraataque tras robar el balón. Los Cavs estaban dos puntos arriba, pero el partido seguía siendo una incógnita en vista de que los triples seguían sin aparecer, con la importancia que están teniendo en la eliminatoria. El partido, en general, era sosete, esa es la verdad. A pie de pista, Jerry West y Steve Nash, dos de los mejores bases de la historia de la NBA y ahora consultores de Warriors, no debían divertirse demasiado en vista de la poca movilidad de balón en los dos finalistas. Snoop Dogg, sin embargo, se lo pasaba piruleta a su puta bola, como siempre. El tiempo muerto tras el mate de Iguodala demostraba que Tyronn Lue no es un gran creador de jugadas en los parones, pero Tristan Thompson conseguía meter la pelota con algo de fortuna, a lo que contestaba Kevin Durant con un triple tras bote. Draymond Green cometía dos faltas consecutivas y se unía, así, a Durant y a Klay como jugador advertido. Durant seguía tomando responsabilidad en ataque y, ante la inexistente movilidad de sus compañeros en ataque, decidía meter un triple desde Gibraltar para poner a los suyos por delante. A continuación, LeBron cometía pasos y dobles, todo en uno, y protestaba porque a él no le suelen pitar esas cosas. Kyrie Irving aprovechaba que los árbitros revisaban la jugada para tratarse de la rodilla, que sufrió dos malos movimientos, uno en cada cuarto disputado. El siguiente en aparecer desde el triple era Stephen Curry, que aunque había logrado sus puntos, no daba sensación de peligro. Shumpert cometía su tercera falta en una acción sobre Durant y condicionaba sobremanera a los suyos. Irving fallaba una canasta fácil, dejando caer sombras oscuras sobre los Cavs, que recibían un mate de Green y un 2+1 de Curry. Los Warriors mandaban por 11 puntos, máxima diferencia hasta el momento. El Oracle Arena estallaba y se mostraba como un campo caliente, algo que no suele ser y que sí se ve en el Quicken Loans Arena. Irving anotaba desde el triple para bajar de los dos dígitos de diferencia, pero Green respondía con una canasta de tres desde la izquierda del aro para devolver todo a su situación. Lo siguiente era un triple de Durant tras rebote ofensivo de Curry que ponía a los Warriors 15 puntos arriba, confirmando un parcial de 27-8 en el segundo cuarto para los locales. En la siguiente acción, David West y Tristan Thompson se encaraban tras una lucha por el rebote entre West e Irving. JR Smith se sumaba a la lucha y la acción se saldaba con tres técnicas: una para West, otra para Tristan y otra para Smith. Stephen Curry anotaba el tiro libre que pertenecía a Warriors por la diferencia en las técnicas y, cuando Irving y West asistían al salto entre dos debido a la lucha por el rebote con la que se originó todo, LeBron se encaraba con Durant todavía con el partido parado. A continuación, King James anotaba un triple en la cara de su rival para marcar territorio. Steve Kerr tiraba de inteligencia y, pese a ir ganando, pedía tiempo muerto tras unos minutos locos que habían cortado el gran momento de los suyos. El partido sosete se había convertido de repente en un espectáculo que, si bien no ofrecía todo su potencial deportivo, sí iba cargadísimo de emoción. LeBron trataba de hacerlo todo, Kyrie aparecía a fogonazos y Love parecía no haber asistido al encuentro, mientras que los Warriors sumaban con Curry y Durant como máximos anotadores y Green, Iguodala y Livingston ponían el nervio en pista. A falta de un segundo, Smith metía un triple desde Cleveland para reducir distancias y dejar la ventaja de Warriors en 11, con el 60-71 del marcador.

 

 

 

Klay Thompson inauguraba la segunda mitad con un triple. LeBron anotaba de dos y Durant contestaba. Tras un gancho de Love y una canasta típica de Irving, Klay anotaba de nuevo de tres, sugiriendo que quería importancia en la reanudación. Pachulia, que volvía a pista, seguía haciendo de las suyas con acciones imposibles de definir. Los Cavs se ponían a dieZ puntos y los arbitrajes volvían a la normalidad, que no es otra que la más deplorable del deporte-negocio de la NBA. A poco que los Cavs tenían oportunidad de meterse en el partido, el arbitraje sumaba su granito de arena y en este caso lo hacía con una falta en ataque de Draymond Green poco clara. Dos canastas de Irving y una de Tristan ponían a los Cavs a cinco puntos y el partido cobraba vida de forma clara, con los Warriors muy acelerados y los Cavs anotando con relativa facilidad. Con 78-88 en el marcador, una clara falta de Durant sobre Tristan Thompson no era señalada y los colegiados demostraban que, cuando uno obedece órdenes para relativizar el reglamento, al final acaba por perder las riendas. LeBron tomaba los mandos de los Cavs tras unos malos minutos de Warriors en ataque, pero Durant respondía con un triple frontal para seguir aguantando la ventaja. Kevin Love pasaba mucho tiempo en el banquillo, aparentemente con problemas físicos y Kyrie también descansaba más de lo normal por lo de su rodilla y por dolores en la espalda. Los suplentes de Cavs no daban el nivel, con Korver y Deron Williams sin aportar nada y con Jefferson como único hombre importante de la segunda unidad. Así y todo, a falta de algo más de un minuto los Warriors solo mandaban por seis puntos. Cleveland terminaba el tercer parcial con súper small-ball, con Deron-Korver-Smith-Jefferson-LeBron. Era JR quien anotaba un triple de locura a falta de siete segundos para colocar a los Cavs a cinco: 93-98.

 

 

 

El último cuarto empezaba con el duelo de estrellas en todo lo alto: Durant y Curry anotaban 53 puntos de forma conjunta, los mismos que llevaban LeBron e Irving. El base de los Warriors empezaba en el banquillo el periodo definitivo, como ha sido habitual en estas finales. Iguodala, con un triple, dejaba claro que es el mejor suplente de los Playoffs, apareciendo cuando más se le necesitaba. En la siguiente jugada, tras una circulación torpe de balón, la pelota le caía a Durant, que solventaba la papeleta con un triplazo. LeBron se tomaba su segundo descanso en el partido, mientras Deron Williams (desastroso) seguía en pista. Tras un tiempo muerto de Tyronn Lue para minimizar el tiempo de juego de descanso de LeBron, los Warriors contestaban a un triple de Korver con dos canastas fáciles de Kevin Durant y Andre Iguodala para volver a poner dobles dígitos en la diferencia del marcador. Por primera vez en la eliminatoria, Steve Kerr no había hecho jugar a todos sus pupilos antes del último parcial, con JaVale McGee, Ian Clark y James Michael McAdoo sin pisar la pista. Había mucho fallo en ambas partes de la pista hasta que el balón le caía a Durant, que encestaba de todas las maneras imaginables abusando de Korver en los cambios en defensa. Golden State mandaba de 12 y faltaban 5 minutos. Irving fallaba una bandeja y un pase de Durant a Curry acababa en la canasta que suponía el +14. La madre de Durant lloraba en la grada viendo el anillo tan cerca. Smith metía su sexto triple con dos defensores encima para tratar de creer en el milagro y sacaba un tiro libre que no conseguía anotar. Los últimos tres minutos, con el cansancio presente en los jugadores, fue un cúmulo de despropósitos. Un triple fallado por Irving daba paso al último minuto de juego y Curry, desde la línea de tres, daba el partido por muerto. Lebron anotaba la penúltima canasta y Smith, con su séptimo triple, cerraba la temporada. Golden State Warriors eran campeones. El abrazo de Kevin Durant y LeBron James era de profundo respeto.

 

 

 

 

LÍDERES ESTADÍSTICOS

Máximos anotadores

Warriors: Kevin Durant (39)

Cavaliers: LeBron James (41)

 

Máximos reboteadores

Warriors: Draymond Green (12)

Cavaliers: LeBron James (13)

 

Máximos asistentes

Warriors: Stephen Curry (10)

Cavaliers: LeBron James (8)

 

 

 

MVP DE LAS FINALES

Kevin Durant

durant mvp finals

 

 

CAMPEONES DE LA NBA 2016/2017

Golden State Warriors

warriors - campeones

 

 

Nos leemos un día de estos con más NBA. Gracias por vuestro tiempo.

 

GJD Eleven

 

¿Te gusta esta entrada?

88

More in Baloncesto

Logo Eurobasket

Eurobasket 2017 – Crónica DiarioAM 22/09/2017

gjdeleven22 septiembre, 2017
nba-logo-3

Españoles en la NBA – Crónica DiarioAM 15/09/17

gjdeleven15 septiembre, 2017
Conferencia Oeste

Ecuador vacacional en la NBA. Parte 2 – Crónica DiarioAM 25/08/17

gjdeleven25 agosto, 2017
Conferencia Este

Ecuador vacacional en la NBA. Parte 1 – Crónica DiarioAM 18/08/17

gjdeleven18 agosto, 2017
Portada Dream Team

Dream Team. Barcelona 92 – Crónica DiarioAM

gjdeleven26 julio, 2017
Futbol base

La base – Crónica Diario AM 10/07/2017

churchill10 julio, 2017

Copyright © 2015 DiarioAM