Aportación Propia

Larga vida al romanticismo – Crónica Diario AM 26/02/2017

Larga vida al romanticismo – Crónica Diario AM 26/02/2017
Ella

Querid@s Damistas:

Hace unos meses les hablé de los conceptos de justicia y eficacia, de la ley de la oferta y la demanda (¿dónde? Aquí mismo). Pues bien, el post de hoy tiene algo que ver con lo que ya habíamos comentado.

 

Para gustos se hicieron los colores 

La siguiente reflexión viene al hilo del partido de hoy a las 16.15h (hora española peninsular) entre el Atlético de Madrid y el Fútbol Club Barcelona. Se trata de un partidazo que todos queremos ver, pero te lo ponen a la hora de la siesta y pasa lo que pasa.

Cada uno tendrá su opinión, y yo les voy a dar la mía. No me gustan los partidos a las 12 de la mañana, ni después de comer, y por la tarde tampoco. A mí me gusta ver el fútbol a partir de las 8 de la tarde y ya, porque el resto de horarios te rompe el día. Evidentemente, esta opinión viene generada por muchos años de ver fútbol por la noche, lo cual podría entonces achacarse a una resistencia a los cambios. 

Entiendo que puede haber gente que le guste ver el fútbol de día en fin de semana. Entiendo que hay horarios que son más familiares y se ayuda a que los niños pequeños puedan ir al campo con los padres (aunque la ayuda de verdad sería bajar los precios, también hay que decirlo eh). También entiendo que hoy en día, en la liga española, es difícil que coincidan dos partidos a la vez, y que más variedad de horarios implica más facilidad para ver el máximo número de partidos, lo cual es un gran noticia para esa gente futbolera que quiere pasarse todo el fin de semana delante de la tele.

 TV

 

Ahora bien, no seamos inocentes: los horarios se hacen en función del dinero y punto. Cuanto más tiempo se pase la gente enganchada a la tele más dinero se saca en conceptos de publicidad. Cuando hoy empiece el Atlético-Barça a las 16.15h en Pekín serán las 23.15h. No he estado nunca en China y no conozco sus costumbres, pero digo yo que algunas personas andarán delante de la tele viendo el partido a esas horas, más personas de las que habría si el partido se jugase a las 4 de la mañana de allí, eso seguro.

Ahora que es invierno jugar de día es hasta mejor, pero cuando llegue el calor (y en España hace calor de verdad, no como en el norte de Francia…), los partidos de las 4 de la tarde son algo infame para los jugadores y también para el público presente. Pero eso tampoco importa. 

Miren, siendo sincera, el último partido que vi a las 4 de la tarde me dormí, y eso que quería verlo de verdad. Pero cuando estás trabajando duro toda la semana, despertándote con las gallinas, haciendo mil cosas, llega el fin de semana, te tiras delante de la tele y alguien pretende que estés alerta y despierto… Pues la cosa se complica mucho. Y yo me duermo, así de claro se lo digo.

 

Todos somos esta señora, y lo saben

Todos somos esta señora, y lo saben

 

No conozco con detalle el tema de los derechos televisivos, y probablemente nunca nos enteraremos de toda la verdad, pero está claro que nos hemos vendido al dinero, y que por mucho que nos quejemos los horarios los harán a escondidas en un despacho donde se tendrán en cuenta gráficos de beneficios económicos, y no si a los aficionados nos va mejor tal o cual horario. Porque lo que buscan aquí las personas que tiran de los hilos es sacar dinero a costa de nuestro romanticismo…

Y es que el romanticismo se manifiesta en muy pocas ocasiones. No sé si recuerdan a Nini, uno de los administradores originales de esta página. Pues bien, he estado charlando con él estos días y justo me dijo (y cito): “Lo importante es ser buena persona y hacer algo por los demás”. Tardé más de 24 horas en responderle porque me quedé sorprendida de que alguien dijese algo que está tan pasado de moda, pero le respondí: “Esto que has escrito es tan poco mainstream y casi nadie lo dice, desgraciadamente”.

 mainstream

 

¿Por qué se lo cuento? Pues porque somos muchos los que miramos deporte por la tele, sin practicarlo, simplemente porque admiramos a los deportistas y su trabajo duro, porque hay unos que llevan la camiseta con la que nos identificamos, por la emoción de ver si Usain Bolt bate el récord o no, por ver si Simone Biles es tan buena como dicen, o porque el curling es el deporte más surrealista que existe. Todo esto es romanticismo, es querer que unos ideales te eleven, te mejoren y te hagan sentir menos idiotizado. 

Pero muchas veces la vida te recuerda que tienes que poner los pies en la tierra, que las cosas no son bellas y románticas. Seguro que les ha pasado muchas veces… Hace unos años yo trabajaba duro en una empresa en la que estaba, y lo hacía muy bien, mejor que casi todo el mundo. Hubo una oportunidad de promoción y ni me presenté porque sabía lo que iba a pasar: le iban a dar el puesto a una persona que trabajaba mucho menos y peor que yo, pero curiosamente esa persona era amiga de quien elegía. Incluso tuve a mi superior que me preguntó (fuera de plazo): “¿cómo no te has presentado?”. Y sí, le contesté muy claramente: “porque sabía que no me ibais a dar el puesto a mí”. Lo romántico e idealista sería que te diesen lo que te mereces, cosa que pasa siempre en todas partes, ¿verdad? (evidentemente, le dieron el puesto a la persona que he mencionado, sin sorpresas) 

Les daré otro ejemplo de hace unos años también. Yo tenía un problema de salud crónico y existía una operación que podía mejorar mi bienestar. El día antes de la operación me llamaron y me dijeron que mi seguro de salud había rechazado la operación. Por suerte, mucha mucha suerte, resulta que yo tenía una persona “dentro”, y me enteré que este médico en concreto hacía siempre lo mismo con los “pacientes” (yo diría más bien “clientes”): decía que iba a operar y en el último minuto se inventaba la excusa de la mutua para que el paciente pagase la operación en efectivo y con el precio inflado, no el precio de la mutua.

En mi caso, como tenía a una persona totalmente al corriente del tema, el asunto se arregló en un instante, mi mutua dijo que corría con absolutamente todos los gastos, yo no pagué un euro y el médico, muy sorprendido por lo que había pasado, me operó unos días más tarde, sin entender que una mequetrefe como yo hubiese conseguido burlar el sistema (la operación fue bien por cierto, no volví a ver al médico y me encargué de que se supiese en círculos sanitarios la basura que era). 

Lo romántico e idealista sería que los médicos fuesen todos gente altruista y con súper poderes que te curen de todos los males, aunque no tengas dinero para pagarles, pero la realidad no es ésa. Y ojo, no denuesto a la profesión sanitaria, hay imbéciles y hay gente genial en ella, como en todas las profesiones.

Damas y caballeros, el fútbol es uno de los opios actuales del pueblo, y es el sistema, controlado por unos pocos, el que manda. Lo ideal sería que los que controlan el tema nos preguntasen a los espectadores cuándo nos van bien los partidos, que pusiesen los precios que correspondiesen al poder adquisitivo del aficionado medio, que hubiese periodistas neutros, o si no son neutros que al menos fuesen respetuosos y con una neurona adecuada… Pero no, las cosas no funcionan así, para nada.

opio del pueblo

El romanticismo no ha muerto ni lo hará nunca, lo que pasa es que vende poquito, menos que antes. Esta página por ejemplo es una muestra de que quedamos gente romántica, que no estamos aquí por le dinero sino simplemente por tener un rincón donde poder charlar fuera de la corriente principal donde manda la manicura de Cristiano o el pelo teñido de Messi. 

Por eso, porque soy una romántica empedernida, lanzo una encuesta en el foro: ¿cuál es su horario favorito para un partido de fútbol por la tele? ¿Y para ir al campo? Para mí por la tele y por la vida que llevo sería ideal entre las 8 y las 9 de la noche (curiosamente el horario Champions). Para ir al campo pues sería más o menos lo mismo, aunque supongo que un partido de día por la tarde, que alguno he visto así, también está bien. ¿Y ustedes qué opinan?

 

El Classico (sin acento)

Esta noche a las 21h se juega lo que los franceses llaman el “classico”, así sin acento y con dos eses, lo que viene a ser un París vs Marsella de toda la vida. Esta vez el partido es en Marsella, equipo que ya no entrena Michel desde el verano pasado. Los marselleses van séptimos en la liga francesa con 39 puntos, mientras que los parisinos, donde Emery flota de felicidad desde el 4-0 al Barça, van terceros con 56 puntos, a 6 del líder monegasco (que lleva un partido más, todo hay que decirlo).

Classico 

En la liga francesa están pasando cosas. De momento mucho no les puedo decir porque en el mundo del fútbol hay mucho secreto, pero son varios los inversores extranjeros que están acumulando poder en Francia. Marsella, París, Lille, Mónaco, Nancy: todos estos equipos ya han sido comprados por millonarios que pretenden (imagino yo) llegar lejos con los clubes, y también imagino yo que les importa un rábano los seguidores, pero eso no lo dicen nunca.

A todo esto se añade el hecho de que París se vuelve a presentar como candidata a los Juegos Olímpicos, esta vez para 2024 (y que Dios nos agarre confesados, porque esta ciudad no puede albergar ya más gente sin que empecemos a matarnos entre nosotros…). Mucho puede pasar de aquí a entonces, y mucho pueden cambiar las cosas. Por de pronto, París ya casi ha eliminado al Barça en los octavos de Champions, quién sabe si es la primera de muchas sorpresas galas por venir…

 

Apuestas sin apostar

Esta noche es una de mis noches preferidas del año, junto con la final de la Champions y Eurovisión.

Ardilla 

Como cada año, la menda lerenda se ha empachado de películas en febrero para poder llegar a la ceremonia de la Academia de Hollywood con una opinión más o menos formada. Aunque no sea el tema de esta reverenda página, como imagino que no soy a la única persona a la que le interesa, aquí van algunas reflexiones sobre los Oscars 2017. Y porque soy buena persona no habrá ningún spoiler, prometido.

Respecto a Hollywood, y como hablé con Tato hace un tiempo (creo que fue para los Oscars de hace un año si no recuerdo mal), una cosa es lo que a uno le gustaría y otra la que le gusta a Hollywood. Y a Hollywood le gusta mucho el rollo de “La La Land”, porque a pesar de ser un musical (el género maldito), como es una película sobre Hollywood mismo, y a todos nos gusta mirarnos el ombligo, pues esta maravilla tiene muchas posibilidades de ganar unos cuantos Oscars esta noche.

La La Land

La La Land

 

También tienen posibilidad de arrancar algo “The Arrival” y “Moonlight”, quizás más la segunda que la primera. Si me preguntan, a mí me ha robado el corazón “Lion”, basada en una historia real tan increíble que parece imposible. No creo que gane nada o casi nada, porque me da que “La La Land” saldrá triunfadora y que “Moonlight” rascará algo para compensar la falta de variedad racial de los últimos años. No me malinterpreten: “Moonlight” está muy bien, los tres actores que interpretan al personaje principal son una maravilla, y es una historia muy especial, pero para mí le falta ser una película redonda, algo en lo que “La La Land” y “The Arrival” salen mejor paradas, también porque los dos directores de estas dos maravillas han ido mejorando con los años.

 

The Arrival, y Amy Adams es una maravilla

The Arrival, y Amy Adams es una maravilla

“Manchester By The Sea” también está muy bien, y no descarto Oscars para alguno de los actores, o incluso para los dos, Affleck y Williams. Sin embargo creo que en algún momento la película peca de exceso de dramatismo, error que no se comete en “Lion”, siendo otra historia de ésas que tienes que llevar pañuelos al cine. Finalmente, hay dos películas con varias nominaciones que probablemente se irán de vacío, y es que para mí se quedaron muy cortas: “Hell Or High Water” y “Hacksaw Ridge”. Esta última ha gustado mucho en Hollywood porque toca dos temas que les encantan: la II Guerra Mundial y una historia real de esas increíbles (les recomiendo que se informen sobre la historia real porque es verdaderamente genial). Me puedo equivocar, sobre todo con la película de Mel Gibson, pero a mí me dejaron bastante indiferente.

 

Manchester By The Sea

Manchester By The Sea

Por tanto, mi apuesta es que “La La Land” se llevará buena parte del pastel, pero que “Moonlight” y “Manchester By the Sea” tienen posibilidades de irse a casa con Oscars de peso. Me sabe mal por “The Arrival”, película poética que te lleva a rincones que no sabías que existían, y por “Lion”, sobre todo su excelsa primera hora, o sea que esperemos a ver qué pasa de verdad… Por mi parte disfrutaré como una niña con zapatos nuevos viendo cómo ¡por fin! un musical es el centro de atención.
 

Lion, y este niño me ha robado el corazón, o sea que si alguien le ve por favor díganle que me lo devuelva...

Lion, y este niño me ha robado el corazón, o sea que si alguien le ve por favor díganle que me lo devuelva…

(Y si Meryl Streep gana otro Oscar –puesto que está nominada de nuevo- le aplaudiré hasta con las orejas)

La mejor

La mejor

 

Fundido y negro 

El pasado 20 de febrero una de mis páginas web de referencia, IMDb (Internet Movie Database), tuvo la malísima idea de eliminar todos los comentarios de los usuarios en toda la página, borrando diez años de discusiones, datos alternativos, opiniones y muchos trolls. Estoy enfadadísima, porque cada vez que he visto una película iba a ver qué comentaba la gente por internet y me lo pasaba pipa. Incluso una vez inicié un debate interesantísimo en el apartado de la película “Atonement”, debate que generó más de un centenar de respuestas (y ninguna era de troll, todo un milagro). No han explicado por qué han tomado esta decisión, pero la verdad es que es muy fuerte, porque se han cargado uno de los pocos sitios donde yo personalmente me interesaba de manera genuina y romántica, sí sí romántica, por la opinión de otras personas (además de que había muchos comentarios la mar de divertidos). En fin, se lo digo porque seguro que no soy la única que visita la página, para que sepan lo que ha pasado. 

Les dejo con la canción de Sam Smith que ganó el Oscar en la edición del año pasado, “Writing’s On The Wall”, de la película de James Bond “Spectre”.

¡Feliz semana!

 

Ella / Diario AM

Twitter: @EllaDiarioAM

 

¿Te gusta esta entrada?

18
Aportación Propia
Ella

Desvariando semanalmente desde París (Francia). Y "echar" va sin h. Todo empezó en octubre de 2009, justo antes de mudarme a vivir a París. El hermano pequeño de mi mejor amiga me dijo "tienes que visitar un blog muy divertido…". Y aquí estamos unos años después, de administradora y dominadora del mundo, contando cada domingo batallitas varias ("yo he venido aquí a hablar de mi libro", que decía aquél). Aviso para navegantes: mis posts se han de leer con el sentido del sarcasmo incorporado si se quiere disfrutar de la experiencia completa. Y el deporte femenino existe.

More in Aportación Propia

Mc Laren Renault

Formula 1 2018 – Crónica Diario AM 25/09/2017

churchill25 septiembre, 2017
Portada

Eddie The Eagle – Crónica Diario AM 24/09/2017

Ella24 septiembre, 2017
world-cup-final2 Quidditch Muggle

El Quidditch ¿Por qué no? Crónica DiarioAM 21/09/17

Rockdactor21 septiembre, 2017
Portada

Papá: te has muerto – Crónica Diario AM 17/09/2017

Ella17 septiembre, 2017
Tour-of-Azerbaijan

La Vuelta y lo mejor para los últimos. Crónica DiarioAM 14/09/17

Rockdactor14 septiembre, 2017
Orio foto

Bandera de La Concha 2017 – Crónica Diario AM 10/09/2017

churchill10 septiembre, 2017

Copyright © 2015 DiarioAM