Aportación Propia

Adiós y gracias Graham Crónica Diarioam 20/01/2017

Adiós y gracias Graham Crónica Diarioam 20/01/2017
Culle21

Hola amigos de los viernes, primero que nada disculparme por mi ausencia la semana pasada no pude estar así que mi compañero Graunch me echó un cable  y lo segundo enhorabuena a los afortunados que se han llevado premio en los Dam Awards, merecidísimos todos ellos aunque espero que el próximo año si seguimos todos aquí, tanto vosotros lectores como nosotros redactores y administradores participemos un poquito más, el zas era obligatorio…

Hoy nos vamos a Inglaterra el país que vio nacer a este deporte que tanto nos apasiona y donde hace una semana se vistió de luto y lloró la muerte de Graham Taylor, un seleccionador inglés que pasó con bastante pena y ninguna gloria a lo largo de los tres años que estuvo al mando del combinado nacional, cogió el testigo de Bobby Robson en 1990 pero el cargo le fue efímero, tras la eliminación de la Eurocopa en la primera fase a manos de Suecia y tras no lograr la clasificación  del equipo de la rosa para el mundial de Estados Unidos de 1994 acabó siendo destituido.

stream_img

Si leemos el  párrafo anterior podemos pensar que Taylor fue un mediocre como técnico, un entrenador que no dio la talla donde sus conocimientos futbolísticos no estaban al nivel que el cargo le exigía, pero nada más lejos de la realidad este entrenador tiene el honor de haber dirigido a un club con el cual realizó una de las hazañas más gigantescas que se conoce en el fútbol europeo y créanme si me deshago en halagos porque Taylor a la batuta y el Wattford a sus órdenes protagonizaron una de las historias más increíbles sobre las que he oído hablar.

Hagamos un poco de retrospectiva para situarnos, en 1881 año en el cual fue fundado el Watford Rovers un combinado de jugadores amateurs defendían los colores de la ciudad que da nombre al club, Watford, los “hornets” o avispones luchaban en campos de barro donde el juego se torna impracticable, donde el orgullo y la ambición pueden más que las piernas, en aquellas batallas los jugadores paseaban con orgullo el escudo del Watford Rovers  hasta que en 1898 adoptara el nombre con el que en la actualidad es conocido el Watford Fútbol Club equipo que tras la segunda guerra mundial y después de reorganizar los campeonatos británicos quedó asentado en la 4º división inglesa, aquellos patatales les acompañarían durante muchos años, trabajando y peleando por mantener vivo el espíritu del club, con penas y alegrías como cualquier entidad modesta que ansía mejorar a cada temporada y que sueña en alcanzar las metas más altas y es que sin ilusión la vida no tiene sentido y a este club le ha sobrado siempre.

Pero como bien sabemos solo con ilusión no se consigue contratar jugadores, hacer proyectos solventes y competir año tras año para alcanzar metas más altas y es aquí donde nació la magia que brotó de un piano, donde un “sir” con un talento musical que le ha valido tan distinguido título otorgado por la mismísima reina Isabel II, les hablo de un “Rocket man” les hablo de Reginald Kenneth Dwight , ¿les sigue sin sonar? Entonces utilizaremos su nombre artístico Sir Elton John.

El cantante británico fue y es un fiel seguidor del Watford desde siempre, gracias a la afición que heredó de su padre que cada día de partido se encaminaban hacia Vicarage Road, estadio del equipo para alentar a los suyos. Su éxito como cantante le permitió cumplir uno de los sueños que muchos tenemos cuando somos jóvenes, dirigir al club de tu vida, en verdad todos queremos ser futbolistas pero cuando el nivel y los rivales en el campo nos ponen en nuestro sitio sabemos que es hora de pensar en metas más realistas, ¿es gracioso no? Pensar que es más plausible ser presidente o dueño de un club a jugador al máximo nivel, cuánto daño nos ha hecho el pc fútbol y los videojuegos, pero ¿acaso soñar no sigue siendo gratis?

Pero Elton lo consiguió, su éxito como cantante le abrió las puertas a cumplir uno de sus sueños que no era otro que presidir el club que tanto amaba, con una promesa firme, inyectar liquidez para que el club no dejara de crecer y vaya si lo hizo… En 1977 y con el cantante como dueño y presidente del club decidió confiar en Graham Taylor un técnico sorprendentemente joven que con tan solo 27 años había abandonado su carrera de jugador a causa de una grave lesión para seguir ligado al mundo del balón esta vez desde el área técnica. Taylor había realizado un gran trabajo en el Lincoln City así que se reunieron cantante y entrenador y les bastó un solo encuentro, tan solo una conversación fue suficiente para que el entrenador explicara su forma de entender el fútbol, su ambición, sus ideas de como concebir un proyecto, tan solo unas horas o quizá no llego ni a eso pero Elton lo tuvo claro había encontrado lo que necesitaba y ahí arrancó el sueño, la típica historia que merece una película, con esos finales abiertos que dejan volar a la imaginación para llegar hasta donde se quiera, que importante es la ilusión en cada empresa que tomamos, que importante es la actitud en cada objetivo marcado.

El músico encargándose del apartado institucional y Taylor en el apartado deportivo lograron una gesta tras otras y en lo que va de 1977 a 1982 el Watford había conseguido ascender desde las profundidades más oscuras de la 4º división al cegador brillo de los focos de la “First División” ( lo que conocemos hoy en día como “Premier League”) Pero a los avispones esto no les pareció suficiente y en su primera temporada en la máxima competición del fútbol inglés que correspondía a la temporada 1983-1984 se convirtió en el equipo revelación del campeonato acabando en la segunda posición y consiguiendo el pase a UEFA, en aquellos años la liga de campeones la disputaban solo los ganadores de las distintas ligas.

 

 v0_medium(Les dejo este enlace para los muy frikis con la revista que presentaba la final de la FA CUP 1984, todo una joya)

Pero sin lugar a dudas para todo aficionado al Watford el 19 de mayo de 1984 representa una fecha a remarcar en el calendario como uno de los días más importantes en la historia del club, se plantaron en la final de la FA Cup, título que se disputarían con el Everton. Aquel día los “Hornets” cogieron sus banderas rojas, negras y amarillas, sus bufandas y toda su ilusión para recorrer los 27.9 km que separan Vicarage Road de Wembley, allí las imponentes e históricas torres blancas vieron como lentamente un enjambre de avispones se acercaba entre vítores y cánticos y poco a poco fueron poblando las gradas dando una atmosfera inigualable e incomparable, ¿con que lo iban a comparar? si apenas cinco años atrás no podían ni pensar en lo que ese 19 de marzo estaban viviendo. Lamentablemente en el fútbol como en la vida todo no puede ser color de rosa y ese partido el equipo que había hecho soñar a miles de aficionados y había despertado las simpatías de media gran Bretaña perdió ante el Everton por 2-0.

 

Pero tras el pitido final lejos se dio el caso de que no hubo perdedor, el Everton levanto su trofeo, realizó toda la liturgia propia de las finales y disfruto del baño de masas con sus aficionados pero el Watford no fue menos, las gradas estaban abarrotadas, ni un alma se movió del estadio porque solo podían agradecer y aplaudir la tremenda gesta que aquellos hombres, que aquel cuerpo técnico y que aquel presidente habían realizado. Habitualmente la prensa le preguntaba a Taylor, cuál era el secreto, la fórmula mágica para conseguir todo aquello en tan poco tiempo, la respuesta del mister era sencilla como el juego que desplegaba su equipo:

“No ha habido ninguna fórmula mágica en Watford aparte de un grupo de gente que entrena, los administradores, los entrenadores y los aficionados trabajan como uno solo y aprecia la contribución de los otros. Creo que el fútbol es un juego sin complicaciones y no hay que llenarlo de complejidades y simplemente jugar de forma sencilla y tratar de marcar tantos goles como podamos”

 

Graham dejó el club tras diez años y siguió entrenando a diferentes clubs de inglaterra, pero la huella que dejó en Watford tras aquella primera etapa nunca jamás podrá ser olvidada, descanse en paz.

¿Te gusta esta entrada?

13

More in Aportación Propia

Nadal

El gesto – Crónica Diario AM 24/04/2017

churchill24 abril, 2017
portada

El Clááááásico – Crónica Diario AM 23/04/2017

Ella23 abril, 2017
portada 2

Gama de grises – Crónica Diario AM 16/04/2017

Ella16 abril, 2017
fotosayer346

El panfleto. Crónica Diario AM 13/04/17

Rockdactor13 abril, 2017
a.espncdn.com

Antes de la tormenta – Crónica Diario AM 09/04/2017

Gimme9 abril, 2017
habitacion_van_gogh

Asimetría – Crónica Diario AM 02/04/2017

Ella2 abril, 2017

Copyright © 2015 DiarioAM