Aportación Propia

Barquitos y palabras – Crónica Diario AM 27/11/2016

Barquitos y palabras – Crónica Diario AM 27/11/2016
Ella

Querid@s Damistas:

Después de una ausencia por motivos viajeros, aquí llega de nuevo el terremoto de los domingos. ¿Qué? ¿No se habían dado cuenta de mi ausencia? Ay, ay, ay… Agradezco infinitamente a las personas que han cubierto el hueco dominguero, peeeroooo que los lectores no se den cuenta es de juzgado de guardia, eh. En fin, incluso ofendida como estoy, no dejaré pasar la oportunidad de compartir generosamente mis locurillas con ustedes, infieles lectoras y lectores.

Hace casi dos meses les hablé de la Vendée Globe, esa carrera con velero que da la vuelta al mundo cada cuatro años, sin ayudas, sin poder pararse a descansar, sin nada de nada. Pues bien, la carrera empezó a principios de noviembre, y la verdad es que fue un verdadero chasco para esta reportera dicharachera. Les hablé del catalán Dídac Costa, el bombero que se lanzaba por primera vez a dar la vuelta al mundo en esta carrera. Pues bien, Costa fue designado para ser el primero en salir al mar, y no se lo van a creer pero ¡tuvo que volver a tierra después de 45 minutos! Sí, sí, fue horrible. Como les expliqué en el artículo correspondiente, sólo existe una situación en la que uno puede volver a pisar tierra (una vez hecha la salida) sin ser eliminado, y es volviendo al punto de partida en los primeros diez días de competición (el motivo da igual, pero más vale que no sea porque uno ha olvidado las galletitas en el muelle…).

didac-costa 

Pues bien, a esta regla se acogió rápidamente el catalán, ya que vayan a saber por qué el barco se rompió nada más salir. Era (es) un barco que ya había dado la vuelta al mundo, una máquina que en teoría estaba estupenda, pero estas cosas pasan. Total, que nuestro pizpireta bombero se pasó un par de días en puerto arreglando el desaguisado, y por fin pudo volver a zarpar, evidentemente con el retraso acumulado respecto al resto de navegantes.

Créanme si les digo que Costa en estos momentos está navegando entre Recife y Rio de Janeiro (bordeando la costa brasileña) ¡y no va último! Bueno, va penúltimo, pero la cosa tiene un mérito brutal, porque ha conseguido atrapar al grupo de la cola. Yo, que no soy nada aficionada al ciclismo, y que el Tour de Francia sólo tiene como utilidad en mi vida facilitar la hora de la siesta en los fines de semana de verano, estoy megaemocionada siguiendo a estos ¿locos? cruzando los mares. Y me da a mí que no hay tanta diferencia entre las dos competiciones…

Les prometí que les iba a ir contando como iba todo. Espero que en los comentarios me digan si el tema les interesa o no… Que aunque no me digan nada yo seguiré hablando de la Vendée Globe, evidentemente, pero que si me entero que a alguien más le interesa pues más contenta me quedaré. 

El caso es que ya tenemos tres abandonos sobre 29 participantes, y uno más que se perfila (el que va último). Lo más chocante es que entre los tres abandonos está Vincent Riou, uno de los claros favoritos de esta edición. Ninguno de los tres ha podido sobrevivir al Atlántico y han tenido que atracar en Sudáfrica. El otro favorito, Armel Le Cléac’h (el chaval es bretón y su apellido se escribe así, no es que yo haya estornudado ni nada), va segundo/primero, peleándose con el galés Alex Thomson. Este par de intrépidos ya han pasado el Cabo de Buena Esperanza (sur de África), y van pegados, y cuando digo pegados quiero decir que en este preciso instante en que escribo están a una distancia de 2,4 millas náuticas el uno del otro, y con una bonita depresión delante de sus narices que va a disminuir su velocidad… 

 

cabo-buena-esperanza

 

Después de estos dos hay un pelotón cazador, también muy juntitos, que hacen lo que pueden con la ayuda de un anticiclón que les va a acercar a los dos líderes. Voy leyendo y resulta que ya se están acercando a la zona de los icebergs, de la que ya les hablé en el post de presentación de la carrera. Ahora tendrán que decidir (todos) si se arriesgan a ir más al sur, a aguas más peligrosas y con más riesgo de icebergs (pero con la posibilidad de pillar buenos vientos y acelerar), o si son prudentes y pasan más al norte. La organización de la carrera espera que pasen por el norte, pero nunca se sabe. De todas maneras, la decisión la tienen que tomar entre hoy y mañana, y sólo los navegantes saben lo que van a hacer… Recuerdo que en la última competición, en 2012, hubo un loco que decidió jugársela e ir por el sur, mientras el resto iba por el norte, y le salió bien la jugada porque aceleró un montón.

Ya llevan un tercio de la competición, y a partir de ahora es cuando se va a decidir el liderato, porque luego las cosas se van a poner serias, y ya les dije que habitualmente el que sube líder por el Atlántico en la vuelta ya se queda líder para siempre.

Mientras tanto, y para tranquilidad de Tato y mía propias, esperemos que Costa no tenga más contratiempos y pueda ir ganando posiciones en la competición. Ganar no ganará, pero ya acabar la carrera sería un enorme hito (les recuerdo que la tasa de abandono es del 50%).

Si quieren ver dónde está cada barquito en directo hagan clic aquí y podrán ver de lo que les hablo. Es súper emocionante después de tres semanas de competición.

 vendee-globe

 

Otras cosas 

Esta noche hay un partido de fútbol en la liga española con mucha miga, y es ese Real Sociedad – Barcelona que puede suponer o un balón de oxígeno o un hundimiento deprimente para los culés en la clasificación.

Hecho el comentario obligado de fútbol, pasemos a otra cosa, y es a hablar brevemente del valor de las palabras. ¿Saben esa gente que dice esa frase tan divertida de “yo no soy racista pero…”? Esta frase yo no la pronuncio, y es por un motivo muy específico: una vez pronunciada, lo que viene después es siempre racista, digas lo que digas. Además, como soy una ferviente creyente en eso de que se dice más con el lenguaje corporal que con la palabra, cuando alguien dice “yo no soy racista” lo que yo leo es “yo soy racista, pero digo lo contrario con mi boca mientras con mi cuerpo confirmo que soy racista, y más te vale hacer ver que me crees para que yo me quede con la conciencia más o menos tranquila, porque sé que ser racista está mal, pero lo soy igualmente y no voy a cambiar”. Cambien “racista” por sexista, clasista o cualquier otro –ista que la cosa funciona igual…

 clasista-600x400

Se lo comento porque durante mis recientes viajes me he encontrado con un comentario muy parecido. He tenido que oír algo así como “no, si tú puedes hacer esta cosa si quieres Ella, no hay ningún problema, pero…”. ¿Pero? ¿Pero qué? Si no hay ningún problema, si puedo hacerlo, ¿por qué me avisas/amenazas veladamente? ¿Por qué tengo que dar explicaciones? ¿Por qué tengo que justificarme? ¿Por qué tengo que avisar? 

Esto es como si le dices a una persona que puede venir a tu casa a dormir cuando quiera, por ejemplo cuando vives en el extranjero, pero luego cuando la persona te llama para organizar su viaje vienen las excusas: “uy, ese fin de semana no me va bien”, “ah, es que me he mudado y no tengo mucho espacio”, “bueno, pero no podré estar mucho por ti”. A mí no me ha pasado, pero sí les digo también que muy poquita gente ha oído de mi boca “puedes venir a mi casa en París cuando quieras”, porque si lo digo es para hacerlo. 

Si me dices que puedo venir cuando quiera, pues puedo venir cuando quiera. Si me dices que no tengo que avisar para hacer tal cosa, no me pidas justificaciones a toro pasado… ¿Y por qué les digo todo esto? Pues porque hay un mensaje que me gustaría dar aquí y ahora, en Diario AM. ¿Voy a ser más clara? Hoy rotundamente no, porque luego pasa lo que pasa. Quizás otro día seré más directa, pero hoy no. Ahí lo dejo.

 

Despedida

El 24 de noviembre pasado se cumplieron 25 años de la muerte de un verdadero GENIO. Les dejo con un video del que se chuleaba de nunca haber recibido clases de canto, casi nada.

Ella / Diario AM

Twitter: @EllaDiarioAM

 

¿Te gusta esta entrada?

7
Aportación Propia
Ella

Desvariando semanalmente desde París (Francia). Y "echar" va sin h. Todo empezó en octubre de 2009, justo antes de mudarme a vivir a París. El hermano pequeño de mi mejor amiga me dijo "tienes que visitar un blog muy divertido…". Y aquí estamos unos años después, de administradora y dominadora del mundo, contando cada domingo batallitas varias ("yo he venido aquí a hablar de mi libro", que decía aquél). Aviso para navegantes: mis posts se han de leer con el sentido del sarcasmo incorporado si se quiere disfrutar de la experiencia completa. Y el deporte femenino existe.

More in Aportación Propia

portada

Ingeniería (poco) financiera – 04/12/2016

Ella4 diciembre, 2016
clasico-650x300

Nada puede salir mal – Crónica Diario AM 2/12/16

graunch2 diciembre, 2016
fly-running-_-oriol-batista-13

Flyrunning y correr como locos. Crónica DiarioAM 01/12/2016.

Rockdactor1 diciembre, 2016
Los Rosberg

F-1: Rosberg se corona – Cronica Diario AM 28/11/2016

churchill28 noviembre, 2016
1421355142930_lc_galleryimage_atletico_s_fernando_torre

Aquellos maravillosos años – Crónica Diario AM 18/11/16

graunch18 noviembre, 2016
rafa-munoz

Rafa, no sólo uno en España. Crónica Diario AM 17/11/16

Rockdactor17 noviembre, 2016

Copyright © 2015 DiarioAM