Aportacion Usuarios

Portsmouth FC. The Sleeping Giant – Crónica Diario AM 20/10/16

Portsmouth FC. The Sleeping Giant – Crónica Diario AM 20/10/16
POMPEY

  No es ésta una historia de las que leerás en un periódico deportivo, ni de grandes estrellas. Esto es un relato de un equipo de una ciudad pequeña y de unos hinchas que no se rindieron a pesar de las adversidades. No goza de los grandes focos de la Premier League, pero en Fratton Park las luces siguen iluminando los pasos que el Pompey da para volver algún día al olimpo del fútbol inglés.

   1. Fundación

   En Abril de 1898 una reunión en la casa de un abogado local decide la compra de unos terrenos que serán destinados a la construcción de un campo de fútbol que albergaría los partidos del recien creado Portsmouth Football and Athletic Company Limited. El nuevo equipo recogió el testigo del Royal Artillery Team que jugaba en una liga local amateur. 

14625538_10211084553577818_1418922117_o

   En el verano de 1899, el Pompey  fue registrado en la primera división de la Southern League (creada en 1894) junto con otros 17 equipos del sur de Inglaterra. Se produjo su debut oficial el 2 de Septiembre de 1899 en Chatham con una victoria (1-0) sobre el equipo local. El primer partido jugado en Fratton Park, fue cuatro días despues en un amistoso disputado contra el Southampton.

   La Southern League era una competición semi-amateur que se creó entre los equipos del sur que no eran admitidos en la liga profesional  (Football League). La Football League fue creada en 1888 y consistía en una competición cerrada, formada por una única división en la que sólo participaban 12 equipos del norte. Su apertura no se produciría hasta los años 20, cuando se empezaron a añadir divisiones y comenzaron a entrar equipos del sur. Así, en 1922 el Portsmouth Football Club ( nombre adoptado en 1911) no perdió la oportunidad y fue registrado en la 3ª división de la Football League. 

   En sus origenes, el Pompey vestía con camiseta rosa salmón, pantalones blancos y medias violetas. El equipo era conocido en la época con el nombre de shrimps (gambas), haciendo referencia -probablemente -al curioso color de su indumentaria. Mantuvieron este uniforme hasta el año 1911. Esa temporada el equipo se vio descendido a la segunda división de la Southern League debido a una gran crisis económica que provocó una refundación. Para este nuevo proyecto, se escogieron unos nuevos colores; los cuales serían camiseta azul, pantalon blanco y medias azul marino. La equipación actual (introduciendo medias rojas) no sería vestida por el Portsmouth hasta despues de la II Guerra Mundial. Según el historiador Collin Farmery, esto pudo ser motivado por la elección del general Montgomery como presidente honorífico del club. Monty era una importante figura del ejercito de tierra y pudo querer dejar su impronta en el equipo con la utilización del color de la army (el rojo) en las medias.

   2. Primeros años en la élite

   Despues de unos años jugando en tercera y segunda, el Pomey consigue su primer ascenso a la élite del fútbol en Mayo de 1927. Su debut en la máxima categoría fue en Sunderland, en un partido que acabó con un 3-3. Esta temporada 27/28 significó tambien la llegada al equipo del entrenador Jack Tinn, quien daría a los blues el primer título de su historia.

  El Portsmouth F.C. jugó tres finales de FA Cup entre 1928 y 1939. En la temporada 28/29 – a pesar de que salvaron la categoría en las últimas jornadas -consiguieron la primera final de la historia del club. Tras derrotar al Aston Villa en Highbury Park en semifinales, llegaron a Wembley para enfrentarse al Bolton. Los trotters se llevaron el partido (2-0) y el primer título  del Pompey tendría que esperar. Cinco años más tarde, en la 34/35  se presentaba otra oportunidad en copa para los hombres de Jack Tinn. Tras derrotar al Leicester en St Andrew´s (Birmingham), volvían a una final que perderían 2-1 contra el Manchester City. Tras estos dos reveses, en la 38/39 volverían a aspirar a la FA Cup. Esta vez el rival sería el Wolverhampton y el título no se podía escapar. Tras una cómoda victoria por 4-1, el 29 de Abril de 1939 las torres gemelas del viejo estadio de Wembley vieron como el Pompey levantaba por primera vez en su historia un trofeo oficial.

   El 3 de Diciembre de 1939, el Primer Ministro inglés, Neville Chamberlain anunció la declaración de guerra a Alemania y todas las competiciones futbolísticas quedaron suspendidas. Ante esta situación, la Football Association encargó al Portsmouth la protección de la copa que acababan de conquistar unos meses antes. Como nota curiosa, esto provocó que  se convirtiesen en el equipo que ha poseído el trofeo durante el período más largo de tiempo (1939 -1945). 

   Durante la guerra – a pesar de la suspensión de las competiciones oficiales – se siguieron disputando algunos partidos amistosos y algún trofeo local. La asistencia a los estadios – como es de esperar – era testimonial, pero estas “pachangas” servían para distraer a la tropa en sus dias de ocio y para mantener viva las estructuras de los clubs.

   3. La postguerra y la gloria.

   En 1945, con la victoria aliada se ponía fin al conflicto bélico. Pero, con las tropas volviendo a sus hogares la FA decidió que no era oportuno comenzar aún la competición liguera. Sin embargo, dio su autorización para la disputa de la FA Cup. Mientras tanto se jugarían ligas territoriales que mantendrían a los equipos en forma para el torneo copero. Así, el 27 de Abril de 1946 el Derby  County salía campeón y recogía el testigo del Portsmouth F.C .

   La temporada 46/47 fue la primera en la que todo volvió a la normalidad tras la guerra. Las divisiones se retomaron como quedaran en 1939, lo que provocó algunos desajustes, ya que la realidad de los clubes no era la misma que la de cinco años atrás. Esta campaña terminó con el Portsmouth F.C. en la 13ª posición y con el Liverpool como ganador de la primera liga de postguerra. Esta fue también, la última temporada de Jack Tinn como manager del PompeyEl técnico que llevó al equipo a su apogeo, se despedía del club y llegaba en su lugar Bob Jackson. Sobre la salida de Tinn hay bastante controversía y – como afirma Farmery en su libro Portsmouth. Champions of England 1948-49 & 1949 – 50 – la marcha de éste pudo ser motivada por algún enfrentamiento con la directiva. Si bien no hay ninguna explicación definitiva sobre el tema, la verdad es que Tinn no fue invitado a la fiesta del 50 aniversario de la entidad que fue celebrado en 1948.

   La temporada 48/49 fue un auténtico suceso para la entidad. La directiva marcó a principio de temporada el objetivo del título de liga para celebrar de la mejor forma posible el 50 aniversario. Era el Portsmouth un equipo que no podía competir en presupuesto con las gran potencias del norte, pero eso lo compensó con un gran trabajo de scouting y un puñado de buenos jugadores llegados de la marina. Colin Farmery salienta que no era un equipo de grandes estrellas, pero era un grupo muy unido en el que la mayoría de jugadores vivían en el mismo barrio. Un buen inicio de campaña con seis victorias y un empate en los primeros siete partidos hizo al equipo creer en sus posiblidades. El éxito lo forjaron en un Fratton Park inexpugnable, en el que sólo concedieron tres empates y ninguna derrota. Así, el 23 de Abril de 1949 una victoria por 1-2 ante el Bolton daría el primer título de liga al PompeySe convirtió en el primer equipo situado al sur de Londres en ganar la liga (sigue siendo el único). Como dato curioso de esta temporada, cabe señalar que el jamaicano Delapenha se convirtió en el primer jugador de color negro en vestir la camiseta del Portsmouth.

   La campaña siguiente, el objetivo era claro: revalidar el título y convertirse en el segundo equipo del sur de Inglaterra (después del Arsenal) en conseguir ganar la liga dos temporadas consecutivas. El curso empezó bastante mal para los pompeys y el equipo no conseguía superar los puestos medios de la clasificación. Un gran número de lesiones hizo que no pudieran mantener la continuidad necesaria para pelear por el título. El panorama cambiaría tras el periodo navideño y en la segunda parte de la temporada consiguieron remontar. El 6 de Mayo de 1950, en Fratton Park los hombres de Jackson vencieron 5 -1 al Aston Villa y  culminaron su reconquista, finalizando de este modo una época dorada en Portsmouth.

   En una liga dominada por los equipos del norte (19 de 22 en la 48/49 y 17 de 22 en la 49/50), era practicamente impensable que un equipo de la periferia futbolística pudiese conseguir estos resultados. Esta generación de jugadores ha conseguido pasar a la historia del fútbol británico.

 4. El despertar de un sueño

   A medida que avanzaron los años 50, la entidad volvió a su posición natural. Un equipo de provincia que luchaba por mantener la categoría y no pasar muchos  apuros. En los 60 -por contra – ni eso pudieron conseguir y el equipo estuvo jugando en la segunda división desde la temporada 59/60 hasta la temporada 75/76, en la que descendieron hasta la división tres. Hubo algún período que incluso llegaron a descender a la division cuatro (78/79 y 79/80). 

   El Portsmouth F.C. no retornaría a primera  hasta la temporada 87/88, dieciocho años después de su última participación. Para entender este proceso de depresión y vuelta a la máxima categoría tenemos que hablar de John Deacon; presidente del club desde 1972 hasta 1988.

   Deacon era un empresario de la zona de Southampton que decidió investir una gran cantidad de dinero con el claro objetivo de devolver al Pompey a la élite. El inicio de su mandato despertó una gran ilusión en la ciudad. Pero tan sólo dos años después de coger al equipo, una gran crisis ecónomica azotó al país y su imperio perdió valor. Deacon ya no tenía más dinero para ser invertido y el club seguía instalado en la 2ª división. Esto motivó dos descensos casi consecutivos. No sería hasta el inicio de la década de los 80 – con la recuperación  – cuando comenzó el resurgir. Los negocios de Deacon recuperaron su apogeo y eso significó la consecución de tres ascensos en siete años y la vuelta a primera en 1987. Su elevada edad  y la gran inversión de dinero que requería  mantener al equipo en la máxima categoría, llevaron a Deacon a vender el club en 1988. En Mayo de ese mismo año,  Jim Gregory se convirtió en el nuevo propietario del Portsmouth F.C.

   5. La Premier League, la vuelta a Wembley y la aventura europea.

   En el verano de  1992, en un intento de reimpulsar la liga, la FA y los clubes decidieron cambiar la antigua Division 1 (fundada en 1888) por la nueva Premier League (con sólo 20 equipos). Los años ochenta habían sido muy duros para el fútbol inglés (hooliganismo, Heissel, Hillsborough, estadios semi-vacíos…) y tanto federación como equipos decidieron crear esta nueva competición para que diera un nuevo aire al fútbol británico. Nuevos inversores apostaron por este proyecto y la nueva premiership comenzó a caminar en la temporada 92/93.

 Desde la salida de Deacon, el Pompey se había convertido en un equipo que repetía en segunda año tras año. Pasó a ser en esta época el equipo que más años consecutivos estuvo en la categoría de plata del fútbol inglés (15). En el año 1992 – con el reajuste motivado por la aparición de la Premier – el Portsmouth pasa a jugar en la Division 1 ( la anterior Division 2 que en 2004 pasaría a llamarse Championship). 

   En 1995, un viejo Jim Gregory cede el control del equipo a su hijo Martin Gregory. Los problemas de la familia para conseguir el financiamiento necesario eran cada vez más evidentes. En verano de 1996, después de que se salvase la categoría en la última jornada, los Gregory deciden vender el 51% del club a Terry Veneables por la cantidad de 1 libra. En 1999 el ex-entrenador nacional -después de una grave crisis económica – traspasa el club a un multimillonario americano; Milan Mandaric. Mandaric se convirtió -de este modo- en el primer propietario extranjero del Portsmouth F. C.

  Mandaric invirtió una generosa cantidad de dinero en el equipo. En verano de 2002 -en una magnifica operación- vendió a Peter Crouch por 5 millones de libras al Aston Villa. Esto, junto al colapso de los contratos televisivos en la categoría de plata del fútbol inglés, propició que Harry Redknapp montara para la temporada 02/03 una escuadra muy superior a sus oponentes. El resultado fue el ascenso a Premier League y el debut del Pompey en la competición el 16 de Agosto de 2003 en Fratton Park frente al Aston Villa.

   En las tres siguientes campañas el Portsmouth F.C. consiguió salvar la categoría sin muchos apuros. En la segunda temporada en la élite, Redknapp -tras desavenencias con el propietario – decide abandonar el club y ficha por el eterno rival; el Southampton. Esta situación sólo duraría un año y el 8 de Diciembre de 2005 decide volver para llevar al Pompey a la gloria.

  En 2006, Milan Mandaric empezó a buscar un nuevo dueño para el equipo y el ruso Sacha Gaydamak se conviritió en el nuevo dueño del club. Sacha no tenía una muy buena reputación, fundada en que la empresa familiar que regentaba su padre parecía estar involucrada en algún tipo de venta de armamento ilegal en Angola. Sea como fuere, Sacha llegó a la ciudad en Enero de 2006 e hizo la mayor inversión de la historia del Portsmouth F.C. Jugadores como Sol Campbell (2006 del Arsenal), Kanu (2006 del West Bromwich), Glenn Johnson (2007 del Chelsea) o David James (2007 del Manchester City) llegaron a la Portsea Island. 

   Con mucho optimismo provocado por tanto fichaje comenzaba el sueño de la campaña 07/08; un sueño del que los hinchas blues nunca querrían despertar. El Portsmouth empató el primer partido de liga en casa ante el Derby County (2-2) y acabó la competición con derrota en el mismo escenario contra el Fulham (0-1); acabando el campeonato en una buena octava posición.

   Mientras tanto, el primer cruce de la FA Cup los emparejó con el Ipswich Town.  El Pompey ganó a domicilio por 1-0. Tras vencer a Plymouth y Preston North End, en cuartos de final les esperaba Old Trafford. El Manchester United gozó de innumerables ocasiones para llevarse el encuentro, pero en los últimos minutos, de penalty y con Rio Ferdinand bajo palos; Muntari dio la victoria a los visitantes (1-0). El nuevo Wembley esperaba y el rival era el West Bromwich. Kanu anotaba el único gol del partido y el Portsmouth F.C. volvía a una final de copa que no alcanzaba desde 1939. El arco esperaba a Cardiff y Portsmouth y el mismo Kanu no se olvidó de dejar su sello en el 1-0 que haría aquel 17 de Mayo en 2008 un día imborrable de la memoria de los hinchas pompeys. 

  La consecuición del título de copa premió al equipo con la disputa de la UEFA la temporada siguiente. Después de derrotar al Victoria de Guimaraes en la fase previa, el Pompey quedó encuadrado en el grupo E junto con Milan, Sporting de Braga, Heereveen y Wolsburgo. Hay que recordar que esta liguilla se jugaba a partido único. El Portsmouth quedó cuarto con cuatro puntos y por tanto eliminado. A pesar de todo, esta competición siempre será recordada por los fans debido al empate cosechado ante el Milan de Ronaldinho en Fratton Park.

   6. Crisis y Caída.

   En Septiembre de 2008, Harry Rednakpp decide abandonar el club debido al oscuro panorama que se avecinaba. La crisis financiera mundial azotó con dureza a los intereses de la familia Gaydamak, lo que sumado a la congelación de las cuentas de la empresa del patriarca dejó sin liquidez al Portsmouth. Con esta situación, el gerente del equipo se ve forzado a buscar un comprador que sustituya a Sacha. 

   En la primavera de 2009, Thaksin Shinawatra – un antiguo Primer Ministro tailandés que ya fuera propietario del Manchester City – muestra interés en la compra. Pero, debido a su pasado (había estado en prisión en Tailandia) no pasa las pruebas de confianza de la FA y la trasacción finalmente no se realiza. 

   Con este panorama finaliza la temporada 08/09 con el equipo salvado del descenso de forma ajustada y con un futuro muy incierto. En verano de 2009, los administradores presentan a Sacha una oferta de un grupo de inversores que no es aceptada por éste. Él tiene otro comprador que decide poner el dinero y vende el club a Sulaiman Al Fahim.

  Al Fahim era un miltimillonario de Dubai que trabajaba con el nuevo mandatario del Manchester City. Parecía, por tanto una persona de confianza. Sacha acuerda la venta del equipo por 5 millones de libras y el nuevo mandatario asegura que realizará una inversión de 50 millones. Sin embargo, a pesar de prometer sucesivamente que el contrato sería firmado de inmediato, la realidad fue que este acuerdo nunca se llegó a sellar por escrito. Ante esta situación y con el dinero sin llegar, el Consejo de Administración se vio forzado a vender a un gran número de jugadores. El club había contraído una gran deuda con varias entidades bancarias y necesitaba cash para afrontar los pagos. El equipo comienza la temporada de una forma estrepitosa y en Septiembre Al Fahim -consciente de que no tiene el dinero para la compra – decide anunciar que finalmente no se hará con la propiedad del Portsmouth. Ante esta situación, la administración vuelve a presentar a Sacha la oferta del grupo de inversores anterior. Esta vez, el magnate ruso acepta y Al-Faraj -un miltimillonario procedente de Arabia Saudí- se dispone a convertirse en el nuevo propietario del equipo. Llega Octubre y nadie sabe nada del nuevo dueño del club. Nadie consigue contactar con él y el dinero prometido no llega.

  De repente, el club empieza a tomar dinero prestado de empresas de inversión establecidas en sitios como Hong Kong o Israel. Esto es debido a que el padre de Sacha inyectaba dinero a su empresa a través del equipo de fútbol, lo que provocó que contrayese una importante deuda  (17 millones de libras) con estos empresarios. Estos, sabiendo de la poca posiblidad de cobro y enterados de que el hijo de Arcadi  posee un equipo de Premier League, trazan un plan consistente en tomar de forma directa los ingresos del club. Se cierran las cuentas bancarias y el dinero es administrado por un abogado – acusado de timo en el pasado  – conocido de estos inversores que envía los fondos a sus cuentas.

   En enero de 2010 los jugadores dejan de cobrar, Hacienda comienza una investigación del equipo y el estado obliga a la entrada de una administración externa que intente solucionar el problema. Llegados a este punto administradores deciden dar el club a uno de estos inversores en compensación por la deuda de 17 millones de libras que el  Portsmouth F.C. supuestamente tiene contraída con ellos.  Así Balrain Chainrain se convierte en el nuevo propietario de la entidad. EL Pompey acaba la temporada descendiendo a Championship y con los nuevos dueños buscando una venta inmediata del club. De este modo, en el verano de 2011 -después de que el equipo salvara la categoría de manera apretada- aparece el interés del ruso Vladimir Antonov.

   Antonov no paga nada por la adquisición del equipo , pero se compromete a pagar toda la deuda; incluídos los dudosos y polémicos 17 millones de libras. Balrain Chairain, intorduce una cláusula en el contrato de venta en la que se dice que si no son pagados los 17 millones, el estadio pasará a sus dominios. El nuevo propietario hace un equipo para la nueva temporada 11/12  (segunda consecutiva en Championship) bastante decente y se mantiene en posciones de mitad de tabla. En Noviembre, sin embargo, Antonov es arrestado por las autoridades lituanas, debido a una liquidación de activos irregular en uno de los bancos en que era accionista mayoritario. Esto provoca que el Portsmouth vuelva a entrar en Concurso y que le sean retirados diez puntos. De este modo,  el equipo acaba con sus huesos en la League One (3ª).

   Los administradores intentaron repetir los pasos anteriores, pero Hacienda en ese momento les paró los pies e hizo un cambio de personas. En Febrero de 2012, entra una nueva gestora y los hinchas por fin ven que después de muchos años de descontrol, alguién está trabajando de forma honesta para el club de sus amores .

  En ese tiempo, un grupo de hinchas más concienciados empezaron a trabajar en la idea de un equipo regido por ellos mismos; algo que era inviable en Championship. Ahora, con el equipo en League One la situación cambiaba drásticamente y se hacía más asequible. Se crea la Portsmouth Suporters Trust (PST) con aproximadamente 1.500 hinchas, aportando 1.000 libras cada uno. Se consigue 1.500.000 de libras para negociar con los administradores la compra del club. En el verano de 2012, la PST, junto con el apoyo de 16 aficcionados  que pusieron una cantidad elevada de dinero, consiguieron llegar a los 4.000.000 de libras para invertir.  Se llega a un acuerdo con la gestora y el Pompey pasa a ser propiedad de sus fans. En ese momento se convirtió en el mayor club del mundo que es propiedad de accionariado popular.

  En lo deportivo, esa temporada 12/13 volvió a ser catastrófica y el Portsmouth F.C. sufría su segundo descenso consecutivo y se veía jugando en League Two (4ª).

   7. El Pompey del futuro.

   En la actualidad el Portsmouth  se encuentra situado en League Two por cuarta temporada consecutiva. Tras las temporadas 13/14 y 14/15 en las  que el equipo ocupó la parte baja de la tabla, parece que el proyecto empieza a coger buena dirección.  

   En verano de 2014 se dio a conocer que la nueva administración consiguió sanear la cuentas del club, pagando toda la deuda y levantando todos los embargos.

   En Julio de 2015, el manager Paul Cook llegó al club con el claro objetivo de conseguir el ascenso. El equipo se mantuvo toda la temporada en la parte alta de la tabla. Alcanzaron el play off pero no pudieron batir al Plymouth, quedándose un año más en la última categoría del fútbol nacional inglés.

14725312_10211084562538042_561846297_o

   Mirando hacia un futuro más lejano buscaremos responder a las siguientes cuestiones: ¿Cuales son los retos a los que se debe enfrentar el Pompey de los próximos 10 años? ¿Hasta cuando va a ser viable la gerencia del equipo por sus propios socios?

  El modelo de club deseado para el futuro es un debate central para la PST en los próximos años. Es evidente que se puede ser competitivo en League Two y League One con este sistema de accionariado popular. El problema llega, si el equipo (felizmente) alcanza competiciones superiores. Tendrán que llegar nuevos inversores para poder crear un equipo de garantías , pero el debate está en el modo en que éstos llegan. Tendrán que elegir entre  mantener una sociedad  en la que los hinchas sigan tomando las decisiones vitales sobre el devenir de la entidad; fundar una SAD con un accionista mayoritario o ir en busca de un propietario que decida comprar el club.

   Otro debate reside en el futuro del viejo Fratton Park. Parece evidente entre la masa social del Portsmouth F.C. que el estadio se ha quedado obsoleto  y que se han de buscar alternativas. Algunos apuestan por la remodelación y adaptar los servicios de éste a nuestros días; por otra parte hay quien entiende que es necesaria la construcción de un nuevo recinto, al que se le pueda extraer un lucro económico extra (centros comerciales, nuevas áreas de ocio etc…).

    8. Agradecimientos.

   Para acabar, me gustaría dar las gracias a todos los hinchas del Pompey que me han ayudado de una u otra manera a realizar este modesto trabajo. Especial reconocimiento a Colin Farmery por la maravillosa entrevista que me concedió, proporcionándome pacientemente todos los datos que mi curiosa mente le fue pidiendo. 

  Por otra parte me gustaría hacer un reconocimiento a todos esos hinchas que han apostado por el equipo en los peores momentos. Que han gastado su dinero cuando todo parecía perdido.  Que han derribado muros para construir un sueño. Un reconocimiento a esas 16.0000 gargantas que semana tras semana se juntan en Fratton Park para cantar ese Play Up Pompey! que retumba en toda la ciudad, sin importarles en que categoría juegue su equipo.  Un aliento a esos 1.000 que son capaces de cruzar el país de sur a norte un martes de invierno por la noche para que su Pompey nunca juegue sólo.

   Para toda esa gente, este es mi pequeño homenaje.

¿Te gusta esta entrada?

23
Aportacion Usuarios
POMPEY

"Play up Pompey! Pompey play up!" grita al unísono Fratton Park cada vez que el Pompey ejerce como local. Pues juguemos, juguemos al ataque que la vida está hecha para ser atrevidos.

More in Aportacion Usuarios

1971_champions_league_final_ajax_-_panathinaikos

La Copa de Europa del 71; el inicio de la leyenda – Crónica Diario AM 24/11/16

POMPEY24 noviembre, 2016
1738046378_extras_albumes_0_1024

La Liga de los 69 puntos. Crónica Diario AM 27/10/16

POMPEY27 octubre, 2016
brentford

The Three Lions – Crónica Diario AM 6/10/2016

POMPEY6 octubre, 2016
futbol_phone

La Tecnología y el Fútbol – By Errante

Moebius4 marzo, 2016
photo_2016-02-18_11-19-29

Ahora empieza la auténtica Europa League desde Barcelona – Crónica 18/02/16 By DjDolly

Tato18 febrero, 2016
sergi-roberto

EL ENROQUE O COMO UN MOVIMIENTO INTERNO CAMBIA TOTALMENTE EL PANORAMA (By Tatascan) – Crónica DIARIO AM 30/01/2016

DjDolly30 enero, 2016

Copyright © 2015 DiarioAM