Aportación Propia

Don Adrián – Crónica Diario AM 14/10/16

Don Adrián – Crónica Diario AM 14/10/16
graunch

Yo no soy taurino; más bien, todo lo contrario. Ya comenté que no me gusta el prefijo anti- con respecto a nada, porque detrás de cada pro- hay millones de personas que profesan devoción sobre lo que a mí no me gusta; y, a pesar, de que soy de la tendencia de que no todas las opiniones son respetables (hasta Hitler tenía una opinión), yo aunque ni entienda ni comparta la tauromaquia, no haré apología sobre antipatía o aversión hacia quienes sí la sientan. Nunca he llegado a simpatizar por la reunión de cientos o miles de personas en una plaza para jadear y animar a otro semejante para el asesinato (que muchos consideran tortura, y me sumo a ello) de un animal que solo tiene la opción de matar o morir, en un espectáculo por el que se pagan millonadas para ver cómo se retuerce o en cuántas estacadas cae rendido un toro, o para medir su grado de bravura, como si eso nos hiciese sentir superiores o más inteligentes. A mi entender, me parece inconcebible que a día de hoy sigamos participando en este tipo de salvajadas.

 

Comento esto, antes de empezar la publicación, porque, en su infinita sabiduría y mucha mayor experiencia que yo de cara al público, mis compañeros de Diario AM me aconsejaron que especificara a priori mi posición sobre la tauromaquia. Algo que agradezco y ejecuto para intentar llevar a cabo un buen artículo para vuestra lectura. No obstante, me parece lamentable y bochornoso que a una persona o un texto se le juzgue por las creencias o voluntades libertarias que cada uno guarde dentro de sí mismo. Es como si con la primera frase que dirigiese a cualquier persona a la que acabo de conocer tuviera que definirme para especificar si soy del PP o del PSOE, si soy heterosexual u homosexual, del Madrid o del Barça, de flamenco o rock and roll, y que- a raíz de eso- todo lo que pudiera argumentar o exhibir delante suya estuviese condicionado o dividido según el nivel de compatibilidad que tengamos en común en nuestra ideología, como si el todo girase tan solo en torno a una única verdad. Yo, personalmente, prefiero presentarme diciendo mi nombre, sin tener que dar explicaciones, reproches o testimonios sobre por qué soy quién soy y en qué momento he llegado a pensar en la manera en la que pienso. Ya me odiarás o me amarás tal y como vaya comportándome contigo. Qué menos que dar una oportunidad a todo desconocido que, de repente, deja de serlo.

 

se-le-nota-en-la-voz

 

Bajo esta premisa, quiero hablaros de Adrián. Don Adrián. Ya sé que aquí nunca se ha tratado el tema de los toros y no pretendo abrir ningún debate sobre ello. Pero también estoy empezando a comunicarme con vosotros y vais percibiendo que en todos mis escritos intento extrapolar la vida social a la vida deportiva, y creo que un gesto como del que fuimos televidentes el anterior fin de semana es digno de mencionar en este maravilloso diario para que todos vosotros podáis criticar, aplaudir o simplemente pronunciaros sobre todo lo que va ocurriendo a nuestro alrededor. Pues bien, don Adrián es un héroe (como todos los inocentes que, por desgracia, sufren de esta manera) de tan solo ocho añitos que padece cáncer; concretamente, sarcoma de Ewing. El pequeño está librando una dura batalla contra esta asquerosa e injusta enfermedad y el sábado pasado conseguimos ser testigos del precioso evento de verle sonreír por haber cumplido su tan ansiado sueño: llegar a ser torero. Un crío de, repito, tan solo ocho años, que, tal que cualquier valiente de su edad, tiene ganado mi respeto, mi corazón y mi apoyo para seguir luchando por salvar lo más importante que todos podemos llegar a guardar: la vida.

 

ALUVIÓN DE OREJAS POR ADRIÁN Y CONTRA EL CÁNCER INFANTIL EN VALENCIA

 

Pues bien, por lo visto, no todos hemos pensado lo mismo. Hay seres (a los que me niego a llamar humanos) que tuvieron la poca vergüenza, la desfachatez y la falta de escrúpulos de pronunciarse sobre el tema para desear la muerte de don Adrián, para exigir indiferencia o repulsión en la Sanidad Pública para curar a nuestro pequeño gran hombre; que demostraron su repugnante escasez moral al anunciarse contra un niño indefenso que solo quiere llegar a ser mayor, por el simple hecho de que su más fuerte ilusión (con ocho años, que aún ni siquiera se sabe nada) sea poder estar en esa corrida siendo el protagonista de una historia sin tumores de por medio.

 

adrian en contra

 

14650218_1803045043267886_1983026218467981945_n

 

Y yo me pregunto, ¿hasta qué punto estamos llegando? ¿En qué momento hemos perdido el norte por completo y hemos empezado a ser buitres en vez de personas? ¿Cuándo decidimos aceptar que todo lo que se diga forma parte de la libertad de expresión? ¿Cómo hemos acabado deseando la muerte a un niño de ocho años? Luchar es educar, decían los Mägo de Oz. Y yo abogo, no por un combate contra estos dos o tres desalmados que han salido a la palestra por revolcarse en su propia bilis inseminada de odio, inquina y náuseas, sino por declarar la guerra hacia todos los vomitivos e infectos seres infrahumanos que tengan la poca dignidad y valía ética para un mundo que no necesita más bombas nucleares, ni armas de destrucción masiva, ni ocupamientos militares en patíbulos civiles que desangran vírgenes desterradas de defensa.

 

nino-rayas

 

Sin personalizar en nada ni en nadie en concreto, creo que en Europa y en España- directamente- hemos sido trágicos testaferros de lo que significa llevar a cabo el extremismo radical de quienes disfrutan asesinando con palabras e intenciones, instigando- como ratas usureras y cobardes- a los demás, al atentado arbitrario en víctimas que encuentran soledades y desprecios en las manos de sus verdugos. No caigamos en la tentación ni en el fanatismo de poner por delante nuestras preferencias o justicias poéticas, antes que la humildad y fragilidad que nos engendra la mera fortuna de haber nacido del vientre de una madre.

 

0001137840_560x560_jpg000

 

Hace no mucho tiempo, a orillas del Guadalquivir, tuvimos la desventurada suerte de soportar la pérdida de dos grandes futbolistas por culpa de diferentes calamidades inmerecidas y desaforadas. Recuerdo, por aquel entonces, las calles de- la que los endémicos denominamos- la capital del mundo, de este pueblo plagado de conquistadores, poetas, científicos y leyendas añejas y presentes al que la Giralda bendijo bajo el nombre de Sevilla, llena de ciudadanos que dejaron su rivalidad a un lado, desde Triana hasta Nervión, desde Plaza Nueva hasta Heliópolis, para ofrecer un pañuelo al adversario y poder llorar en conjunto el revés que ninguno se esperaba con el fallecimiento de Antonio Puerta y de Miki Roqué, olvidando diferencias y poniendo en pie las hermandades que, a fin de cuentas, todos compartimos. Esto es fútbol dentro del terreno de juego, al cruzar la salida seguiremos siendo amigos.

 

imagen-miki-roque

 

¡Qué bonito es el deporte- y la vida- cuando expulsamos a los energúmenos y excrementos sociales del colectivo universal para entablar desinterés y generosidad en este fenómeno altruista que nos regala la biografía de quien aún no ha escrito la última palabra!

 

Somos herederos, la lucha la empezaron otros, pero somos su relevo y la esperanza está en nosotros, cantaban los Gritando en Silencio. No todo está perdido. Aún tenemos tiempo para pararnos a pensar y entender que lo verdaderamente importante no somos nosotros, sino la solidaridad de quienes, sin conocernos, son capaces de dar su vida luchando por nuestra libertad.

 

 

Como siempre, acabo la publicación con una canción que pienso que viene como anillo al dedo. En este caso, se trata de Quisiera, de Benito Kamelas. Preciosa.

 

Estoy ansioso por saber vuestra opinión y poder debatir sobre ello.

 

No sin antes terminar esta crónica dando mi sincero ánimo y un fuerte abrazo a este pequeño campeón llamado don Adrián y a toda su familia.

 

Salud y rock’n’roll

 

Graunch

¿Te gusta esta entrada?

18

More in Aportación Propia

Real Madrid Campeon

Big Data – Crónica Diario AM 22/05/2017

churchill22 mayo, 2017
portada

Cuestión de feeling – Crónica Diario AM 21/05/2017

Ella21 mayo, 2017
Yuka Ando

Atletismo, innovando y corriendo. Crónica Diario AM 18/05/17

Rockdactor18 mayo, 2017
Billete 2000 pesetas

2000 – Crónica Diario AM 15/05/2017

churchill15 mayo, 2017
portada

Mano de santo – Crónica Diario AM 14/05/2017

Ella14 mayo, 2017
celtabalaidos

El partido del siglo. Ondiñas Veñen. Crónica Diario AM 11/05/17

Rockdactor11 mayo, 2017

Copyright © 2015 DiarioAM