Aportación Propia

¿Ese Lopetegui? – Crónica Diario AM 24/07/2016

¿Ese Lopetegui? – Crónica Diario AM 24/07/2016
Ella

Querid@s Damistas:

Hoy será un post inusual por el contenido. ¡Empecemos!

Desde hace un par de semanas tenemos a nuevos redactores por aquí, y también algunos antiguos que han reaparecido. ¡Bienvenidos a todos! Pues sí, de vez en cuando tenemos que reciclarnos, ya que por diferentes motivos algunas personas se van y hay que ir llenando huecos. Por cierto, si ven algún “echar” con h me avisan, por si se me pasa…

¿Ya le han dado la bienvenida a los nuevos? ¿Han comentado sus posts en el foro? (Esto segundo no mucho, eh) Mire que se lo dije, que tenían que portarse bien, pero no hay manera, aquí se va a piñón fijo. Sean educadas y educados y la próxima vez saludan al autor, le leen y le comentan un poquito, que los nuevos llegan con muchas ganas y muchas ideas, y hay que animarles.

Una vez dado el mensaje serio, pasemos a uno de los temas de la semana. ¿Julen Lopetegui? Qué cosas que llegan a pasar… Estoy con mucho trabajo últimamente, y ando un poco desconectada de la actualidad, pero el otro día me contaron que el marqués tiene sustituto en la Selección Española. Me dijeron que se llamaba “Lopetegui”, a lo que yo contesté: “¿Julen Lopetegui? ¿Ese Lopetegui?”. Y me dijeron: “pues no sé, Lopetegui, ¿cuántos hay?”. Y sí, resulta que es Julen.

Hoy será un post escrito a dos manos, ya que para no esperar más para comentar la jugada por aquí, nos hemos aliado Ankor y una servidora para hablar de ese Lopetegui. Yo les contaré la parte cachonda, y cómo no Ankor salvará los muebles hablando de fútbol.

Les confesaré que al Lopetegui entrenador no le tenía seguida la pista hasta que me enteré de una polémica que pasó en Portugal. Pero antes de ello, para quien no conozca a Julen, es un vasco de 49 años que fue jugador profesional, en concreto portero. Y para los jovencitos, sí, jugó en el Barça, sí, en el primer equipo, y acabó de tercer portero.

Se formó en la Real Sociedad, llegó al Real Madrid (donde apenas jugó) y pasó al Logroñés, donde ahí sí que fue el portero titular durante tres temporadas, haciendo un muy buen papel. Esa buena actuación le permitió ser convocado en la selección en 1994, la misma selección que él va a dirigir, qué vueltas que da la vida.

Ese mismo año lo fichó el Barça, pero alguna actuación desastrosa lo relegó a segundo portero, por detrás de Carles Busquets, y más tarde a tercer portero con la llegada de Vítor Baía (y es que la relación de Lopetegui con Portugal viene de lejos). 

 

Vitor Baia

 

En el 1997 se va a segunda división con el Rayo Vallecano, y dos años después suben a primera. No se consolida como primer portero, y en 2002 se retira. Pero no se desvincula del Rayo totalmente, ya que vuelve como entrenador, sin mucho éxito.

Más tarde se pasa a comentarista televisivo, y ahí es cuando se desmayó en directo (vídeo más abajo). No les daré más detalles sobre su etapa de entrenador porque Ankor lo comenta todo más abajo, pero sí que les hablaré de la anécdota que tenía yo en la cabeza. Todo esto pasó en abril de 2015 entre Lopetegui, entrenador del Porto, y Jorge Jesus, entrenador del Benfica. Vaya por delante que yo entiendo a Lopetegui, porque soy muy susceptible con mi nombre. Les explico… 

Antes del partido, el clásico portugués por excelencia, a Jorge Jesus no se le ocurre otra cosa que llamar “Lotopegui” al entrenador rival. El partido acaba 0-0, y cuando ya se ha acabado, el vasco va a buscar al portugués, y esto es lo que pasa:

 

 

A saber qué se dijeron y en qué idioma, pero bonito no fue desde luego. Lo gracioso es que hablar de Portugal, el flamante campeón de la Eurocopa (con mucha suerte por en medio), está de moda, o sea que les dejaré algunos videos más.

Se pueden imaginar que en Portugal, país al que ignoramos demasiado, no pasó desapercibido el escándalo, y un humorista aprovechó para crear un vídeo mag-ní-fi-co, se lo digo en serio. No sólo se inspiró de la mejor película de todos los tiempos, “West Side Story”, sino que además seleccionó una hermosísima canción, “Maria”, para hacer la versión “Lotopegui”. No tiene desperdicio:

 

 

Un tiempo después parece que las cosas se calmaron entre “ambos dos”, y ya todo el mundo pudo descansar. Ahora que Julen ya no va ni a vivir en Portugal pues todo se arregla, y más cuando “ambos dos” cantan al unísono esta otra canción:

 

  

Ay, las cosas que pasan… Y ahora pongámonos serios, escribe Ankor. 

 

Lopetegui según Ankor 

La trayectoria como entrenador de Julen Lopetegui es más bien escasa. Descontando las categorías inferiores de la Selección Española, el único puesto de relevancia como técnico viene de su etapa en el Porto portugués, donde estuvo una temporada y media y no logró ningún título, siendo destituido a mitad de la segunda temporada. Es el entrenador que se llevó a Casillas al Porto.

Si acaso su mejor virtud es, quizás, la de ojeador, rol que ya desempeñó como seleccionador en categorías inferiores y en el Real Madrid, donde ocupó el cargo de jefe de ojeadores internacionales entre 2006 y 2008. Sin duda tiene más experiencia demostrable en su currículo como ojeador que como entrenador. 

Pero como su faceta de ojeador es bastante subjetiva, al menos para mí, voy a concentrarme en su faceta como entrenador, y la mejor fuente demostrable con la que se podría sacar información sobre cómo va a ser la Selección Española de Lopetegui, es analizando cómo es el fútbol del Porto de Lopetegui.

Julen Lopetegui comenzó su andadura en 2014 en el Porto con un 4-3-3 bastante raro. Desde siempre mostró predilección por Casemiro como mediocentro, luego pedirá poca creación en ese puesto. Tras la zaga y el mediocentro, los 4-3-3 de Lopetegui eran bastante inusuales, formados por interiores y extremos muy pegados a la banda o muy cerrados por el centro del campo, dando la impresión de que se trataba más bien de un 4-1-2-2-1. Se busca posesión evidentemente en el 4-3-3, pero en el caso del Porto estaba muy enfocado al juego por bandas y más directo, con un abuso del pase horizontal. 

También eran muy comunes los pases en profundidad por parte del mediocentro, luego es bastante posible que le exija precisamente eso al mediocentro de la Selección Española.

Sus jugadores más usados en la zaga eran Maicon y Danilo, luego suele buscar la contundencia más que la posición en los centrales, y tampoco es muy dado a que los laterales arriesguen mucho en el ataque. Para el ataque contaba mucho con Ricardo Quaresma, pero lo ponía tanto como extremo puro, como interior pegado a la banda o incluso como volante de banda. Abusa mucho Lopetegui de extremos puros en su 4-3-3 (también utilizaba mucho a Tello), jugadores que no reciben el balón desde la banda y luego se dirigen a posiciones interiores, sino que circulan con la pelota hasta casi la línea de fondo y realizar el último pase. Es bastante posible que en ese aspecto encontremos las diferencias más notables en comparación con la Selección de Del Bosque, donde Lopetegui usará extremos de corte más puro que Nolito y Silva por ejemplo.

 

Maicon Porto

 

No comenzaron las cosas demasiado bien para el Porto en la primera temporada de Lopetegui. Una importante falta de gol se evidenció en el equipo prácticamente desde el principio, evidenciando una fragilidad manifiesta en los contragolpes, y una prematura eliminación en la Taça de Portugal frente al Sporting de Lisboa. Pero poco a poco las cosas se fueron asentando en el equipo de Lopetegui, sobre todo con la llegada a la titularidad de su goleador Jackson Martínez. Costaba en un principio que Porto consiguiera un gol, pero una vez que lo conseguía era francamente difícil que el equipo perdiera el partido, sobre todo porque, con espacios, su metodología de abuso de velocidad por las bandas provocaba que en muchas ocasiones su rival se llevara un buen saco de goles. La circulación del balón y la posesión costaban en el Porto de Lopetegui, tenía demasiados jugadores enfocados en el desborde, pero era sumamente letal en velocidad. 

Su defensa se basa en la posesión y en la bajada de revoluciones de los partidos, provocando que el Porto recibiera muy pocos goles una vez que el equipo ya estuviera construido y con las ideas claras. El resultado fue un subcampeonato de liga (tras el pletórico Benfica) con siete empates y tan solo dos derrotas (ante el Benfica en Do Dragão y ante el Marítimo en Madeira). No fue el equipo más goleador pero sí fue el menos goleado con 13 goles, además Jackson Martínez consiguió ser el máximo goleador de la liga con 21 tantos. Tampoco escatiman en intensidad en las centradas si la situación defensiva lo requiere. 

 

Jackson Martinez Porto

 

Quizás el ejemplo más claro que tenemos para el Porto de Lopetegui lo encontremos en la Liga de Campeones, donde llegó a los cuartos de final. Dos enfrentamientos llamativos son ideales para describir su Porto, en doble enfrentamiento ante el Athletic Club en la fase de grupos y la eliminatoria de los cuartos de final ante el Bayern Múnich de Guardiola.

Acabó el Porto como primero de grupo sin perder un solo partido, y tan solo con dos goles en contra. Los sendos enfrentamientos ante el Athletic se saldaron con sendas victorias (por la mínima) del Porto. Recuerdo esos encuentros, Lopetegui se presentó con su 4-3-3 muy abierto, Valverde con su sempiterno 4-2-3-1. El objetivo de Valverde estaba claro: presionar el centro del campo del 4-3-3 del Porto, una táctica con la que cualquier equipo que busca la posesión, pero es tosco en la ejecución, acaba teniendo problemas. Aunque es cierto que la elaboración no era la principal distinción del Porto, tampoco era su única arma, ni siquiera la principal, pues ésta era la velocidad con espacios, y el Athletic concedió muchos, San José tuvo que trabajar el doble en esos encuentros.

Contra el Bayern la “sorpresa” saltó en el partido de ida, lo recuerdo bien porque sólo Ricardo Quaresma era el único jugador portugués en el once titular del Porto, que le ganó 3-1 al Bayern de Guardiola. Tiene truco de todas formas: un penalti a favor del Porto nada más comenzar el partido, materializado por el mencionado Quaresma. Se pueden hacer una idea de lo que vino después, el Bayern volcado con un 4-3-3 y el Porto con espacios. Daba la sensación de que el Porto era el típico equipo que se encerraba atrás, pero siempre que podía hacía unos despliegues a la contra eléctricos (muy parecido a la victoria de la Real Sociedad al Barcelona esa misma temporada), donde consiguieron su objetivo de marcar en dos ocasiones más. Un dato: pese a contar con 3 delanteros (Götze como falso punta), el único gol que consiguió marcar el Bayern en ese partido vino de la mano de Thiago Alcántara, un centrocampista. 

Para el partido de vuelta Guardiola no se anduvo con florituras, puso a un punta puro en vez de un falso punta, que estaba constantemente en el área del Porto. Los encerró en su área y el Porto entró en pánico. Evidenció Lopetequi su falta de experiencia en el partido, los goles caían uno detrás de otro y él nada hizo, mientras que su propio equipo se llenaba de tarjetas. El principal problema del Porto fue la completa cesión de la pelota para el equipo alemán, además de un repliegue demasiado profundo con jugadores nada acostumbrados a defender y que mermaba mucho sus opciones de contragolpe, su principal baza. Su gol llegó después de recibir una manita del Bayern, cuando el equipo bávaro ya bajó revoluciones y dejó jugar al Porto. Al final un escandaloso 6-1, la mayor goleada recibida por el Porto de Lopetegui.

El principal problema del Porto en la segunda temporada de Lopetegui es ya un clásico para el equipo del norte de Portugal, prácticamente todas sus estrellas abandonaron el equipo, y Lopetegui comenzó con un equipo totalmente nuevo. Tal vez fueran las nuevas incorporaciones, por lo que hay que adaptar al equipo a las nuevas circunstancias, o tal vez la goleada ante el Bayern, pero lo cierto es que Lopetegui cambió de táctica en su segunda temporada. Pasó del 4-3-3 al 4-4-2 en busca, supongo, de mayor solidez defensiva, el problema es que mermaba más si cabe su capacidad contragolpeadora. 

La filosofía seguía siendo la misma, defensa con posesión, pero al reducir el número de efectivos en ataque y, sobre todo, ojo que es importante, RENUNCIAR AL USO DE EXTREMOS, pues provoca que el equipo requiera de muchos más espacios para sus contraataques. Además, un mayor número de efectivos en defensa no mostró un menor número de goles recibidos, más bien al contrario, recibiendo casi el triple que en el ejercicio anterior. El principal problema es que quería enfocar la defensa en la posesión, pero ya no tenía los jugadores para ello.

En cualquier caso, sus números no fueron nada malos. En liga se tropezaron con un Sporting de Lisboa muy efectivo y con un Benfica que seguía siendo incontestable en la liga lusa, por lo que quedó relegado al tercer puesto. En la Liga de Campeones, se tropezó con el igualado grupo del Chelsea y el Dinamo de Kiev, ese grupo donde los tres equipos tenían opciones de clasificarse o caer eliminados hasta la última jornada ¿se acuerdan? Le tocó al Porto de Lopetegui caer en la Liga de Campeones y jugar la Liga Europa. De todas formas, y como bien se sabe en este tipo de equipos, los resultados mandan, y los de Porto no estaban siendo satisfactorios salvo en la Taça de Portugal. Al final, Lopetegui fue destituido a principios del 2016.

Luego, teniendo en cuenta sus antecedentes, creo que Lopetegui no va a marcar una importante revolución en la selección. Creo que la decisión de Villar es ser continuista con lo que se ha hecho hasta ahora, y Lopetegui da con el perfil en comparación con los otros nombres que sonaban, como Caparrós. Si acaso buscará un uso mayor de bandas, luego no le veo muchas opciones a Nolito y Silva en esos puestos, y liberar a Busquets en el juego creativo del equipo. Para el ataque buscará un punta puro, especializado en la posición zonal en el área y el remate. Se concentrará más en la defensa y en el papel que deberán jugar los laterales en la misma. También veo bastante posible que volvamos a ver el 4-4-2 en las alineaciones de España.

 

Despedida 

Ayer fue el quinto aniversario de la muerte de Amy Winehouse. Quiso el azar que justo ayer viese yo el documental “Amy”, sin saber que era el aniversario hasta que mencionaron la fecha de su muerte al final. Las drogas son muy malas, y es increíble cómo uno puede caer en un pozo tan profundo y hacerse tanto daño mientras se lo hace también a los que le rodean. Winehouse no pudo salir de ese pozo, y aunque como persona no puedo juzgar, como artista era una maravilla, y nos hemos perdido alguien que hubiese hecho unos álbumes fantásticos. Les dejo con esta pobre chiquilla falta de amor y otro genio como Tony Bennett.

 

¡Feliz semana!

 

Ella / Diario AM

Twitter: @EllaDiarioAM

 

¿Te gusta esta entrada?

12
Aportación Propia
Ella

Desvariando semanalmente desde París (Francia). Y "echar" va sin h. Todo empezó en octubre de 2009, justo antes de mudarme a vivir a París. El hermano pequeño de mi mejor amiga me dijo "tienes que visitar un blog muy divertido…". Y aquí estamos unos años después, de administradora y dominadora del mundo, contando cada domingo batallitas varias ("yo he venido aquí a hablar de mi libro", que decía aquél). Aviso para navegantes: mis posts se han de leer con el sentido del sarcasmo incorporado si se quiere disfrutar de la experiencia completa. Y el deporte femenino existe.

More in Aportación Propia

Copa

Tanta tela por cortar – Crónica Diario AM 28/05/2017

Ella28 mayo, 2017
Conmebol

Revisitando los orígenes del fútbol sudamericano

errante25 mayo, 2017
Real Madrid Campeon

Big Data – Crónica Diario AM 22/05/2017

churchill22 mayo, 2017
portada

Cuestión de feeling – Crónica Diario AM 21/05/2017

Ella21 mayo, 2017
Yuka Ando

Atletismo, innovando y corriendo. Crónica Diario AM 18/05/17

Rockdactor18 mayo, 2017
Billete 2000 pesetas

2000 – Crónica Diario AM 15/05/2017

churchill15 mayo, 2017

Copyright © 2015 DiarioAM