Aportación Propia

Cosas – Crónica Diario AM 13/09/2015

Cosas – Crónica Diario AM 13/09/2015
Ella

 

Querid@s Damistas,

Lo primero es lo primero. Desde la temporada pasada que les quiero comentar una cosa y siempre se me olvida, pero hoy no, hoy se lo cuento todo.

Con la llegada de Luis Enrique al banquillo del Barça el año pasado cambió todo el equipo técnico del primer equipo. Pero no les quiero hablar de Luis Enrique, no. De quien les quiero hablar es de este señor:

 

Unzué

Se trata de Juan Carlos Unzué, exportero del Barça, exentrenador de porteros del Barça (con Rijkaard), y actualmente segundo entrenador del primer equipo. Pues bien, Unzué no está participando en ninguna polémica ni noticia últimamente, pero desde que sale más en la tele me viene un cortocircuito mental cada vez que lo veo. Y es que cada vez que lo veo no puedo parar de pensar en este otro señor:

 Emilio-Butragueno

 

¿Soy la única que piensa que Unzué y Butragueño, con el tiempo, cada vez se parecen más? ¿Alguien me lo compra? Les prometo que eso de ver a un doble del Buitre en el banquillo del Barça me tiene absolutamente perpleja y confundida…

Llevaba un año que se lo quería comentar, ahora ya podemos pasar a otras cosas, muchas gracias por su atención.

 

Clásico, pero diferente 

¿Alguien vio el Atlético de Madrid – Futbol Club Barcelona de anoche? Imagino que nadie, por eso aquí llegamos en Diario AM para ponerles al día. ¿Qué harían sin esta venerable página? (quizás pasar menos tiempo con el móvil, no se lo tomen a mal, eh, que se lo digo sin mala intención)

Pues yo lo vi, obligada por cierto, porque algo hay que contar los domingos, y no hablar de uno de los duelos más interesantes de los últimos años no es de recibo.

Destacaría un par de cosas de este partido: la primera es que me divertí. La segunda, es el tema de las camisetas. Empezaremos con el tema de las camisetas.

No puedo ser la única persona que anoche tuvo problemas para distinguir a los equipos durante el partido, no es posible… Y es que, en mi humilde opinión, el Barça tendría que haber jugado con el segundo uniforme, que no sé de qué color es este año, o con el uniforme con la senyera (la bandera catalana, roja y amarilla), pero no con la camiseta principal. Me dirán que un espectador informado puede distinguir bien a jugadores tan conocidos como los de estos dos equipos, y que también están los números de los dorsales, y sin embargo estuve todo el partido estresada porque no sabía quién era quién. Analicemos.

El Atlético de Madrid jugaba con su atuendo habitual, camiseta con rayas verticales rojas y blancas y pantalón azul. El Barça jugaba con la camiseta original de este año, de rayas horizontales azules y rojas, y pantalón rojo. El problema viene principalmente porque este año en el Atleti las rayas blancas brillan por su ausencia en la espalda de los jugadores… Total, que si los jugadores del Atleti estaban de espaldas una servidora no sabía quién iba con quién, porque parecían todos iguales, con camiseta rojo oscuro y pantalones de un color difícil de distinguir. Y no, les aseguro que vi el partido en pantalla grande con calidad HD, no en una mala pantalla de ordenador pixelada. 

¿Soy la única persona a la que le pasó? Imagino que el árbitro, el ínclito Mateu Lahoz (balonmano aparte, ha conocido días peores), no tuvo problemas para distinguir los equipos en directo en el campo, pero por la tele les aseguro que viví momentos bastante surrealistas por no saber quién tenía la pelota, e intuir la respuesta al ver a un jugador de un lado u otro atacar: “ah, si ataca esa portería es que son los colchoneros/culés…”. Ayer era un día perfecto para que el visitante saliese con la segunda camiseta, ¿quién me lo compra? (¿Ya se lo han pensado mejor lo de Unzué y Butragueño?)


Foto camisetas

Pasemos al segundo asuntillo. Anoche yo me lo pasé muy bien viendo el partido, y eso no ocurre a menudo. El partido llegó 0-0 al descanso pero estuvo la mar de interesante. Recuerdo hace un par de temporadas, en enero de 2013, que hubo un Barça-Atleti (o Atleti-Barça) que acabó 0-0 y fue un auténtico tostón. ¿Se acuerdan? Ese día tenía un concierto de mi adorado Michael Bublé, y tuve que grabar el partido, desconectar el móvil y evitar cualquier aparato conectado a internet para ver el partido en condiciones de directo y hacerles una crónica potable para el domingo (el partido fue en sábado). Pues bien, recuerdo que les comenté en mi crónica que sobre el minuto 20, con 0-0 en el marcador, pensé: “esto es muy aburrido, a ver si acaba 0-0…”. Y acabó 0-0.

Sin embargo ayer fue justo lo contrario. El partido iba 0-0 pero yo me lo estaba pasando pipa, tanto que de vez en cuando miraba el resultado porque me olvidaba de cómo iban. No sé si fue Iniesta y sus filigranas (que las tuvo variadas anoche), Griezmann y su insolencia juvenil, o el descubrimiento del nuevo peinado de Giménez (tema que merece crónica aparte, lo de los peinados horteras de los futbolistas), pero yo estaba encantada ante la tele. Es curioso porque todo esto es la prueba de que a veces el resultado es lo más secundario: cuando uno se lo pasa bien se lo pasa bien, y punto.

Por poner otro ejemplo, el año pasado en la Champions pude ir a ver en directo el Paris Saint- Germain vs Barça al Parc des Princes (les hablo del partido de la fase de grupos). El partido acabó 3-2, victoria parisina (yo iba con el equipo visitante), pero también me lo pasé genial. No me lo pasé genial porque hubiese cinco goles (y los goles animan siempre el cotarro, ya sea de un lado o del otro), sino porque el partido estuvo fantástico, como anoche.

Torres

En el Calderón no hubo ningún gol hasta el minuto 51 (Fernando Torres siempre está fino ante los catalanes), pero la cosa estaba eléctrica, en el buen sentido. No hubo ninguna tangana (por suerte, las detesto), cuando no era uno que atacaba el otro se iba raudo y veloz en dirección contraria, hubo un respeto más o menos mutuo teniendo en cuenta que se trata de rivales directos por el título, los entrenadores no fueron protagonistas, hubo emoción cuando Neymar empató tres minutos después de Torres (menudo golazo del brasileño por cierto, me quedé clavada en el sofá), Oblak demostró que sabe hacer cosas… Es una lástima la lesión de Vermaelen, como cuando se lesiona cualquier jugador, especialmente uno que se ha pasado un año sin jugar, pero así es el deporte…

Me gustaría destacar dos jugadores de cada lado, si me lo permiten. Hablar de Messi ya está muy visto, o sea que seamos originales. Del lado colchonero me gustaría destacar a José Giménez. Este uruguayo, de tan solo 20 años, me dejó muy buen sabor de boca anoche. Cierto es que participó directamente en la primera polémica del partido, una mano a la que siguieron unas cuantas más por ambos bandos, ninguna pitada por Mateu Lahoz, que tuvo el día menos egocéntrico que de costumbre. Pero aparte de esa jugada puntual, el jovencito me recordó por qué el año pasado me había quedado con su cara. Es de esos jugadores que yo califico de “demonios” (pero demonios buenos): joven, incansable, presente en todos lados, te da la sorpresa cuando menos te lo esperas, eléctrico… Es un tipo de jugador que, si se lleva por buen cauce, puede acabar teniendo una carrera fantástica. A mí me encantan.

 

Giménez

 

Otro ejemplo de este tipo de jugador es Marco Verratti en el PSG. A éste lo tengo en observación desde hace un par de años, porque el muchacho tiene un carácter complicado, a la italiana (Darroa, tos tos, guiño guiño). Verratti quizás algún día es muy grande, pero primero tiene que abandonar definitivamente ese carácter díscolo que le empuja a pelearse con todos los árbitros (pero realmente con TODOS), lo cual le da una media de tarjeta amarilla por partido, y siempre por protestar, no por las faltas en sí…

Como decía, gente como Giménez o Verratti, bien encauzados, puede dar grandes resultados. Sin embargo, mal encauzados acabarán en un equipo cualquiera dando patadas por doquier, preguntándose por qué han caído tan bajo…

Por el lado culé también tiraremos de juventud: Sergi Roberto, 23 años, de Reus, como Antoni Gaudí. Aún no he decidido si este jugador en concreto tiene lo que hay que tener para ser titular en el Barça del futuro, pero con el cambio de posición de los últimos partidos su rendimiento ha mejorado mucho. Tengo una persona en mi entorno personal que es muy crítica con este jugador desde hace tiempo, diciendo que no tiene nivel para estar en el Barça. Esta misma persona ha reconocido que últimamente la cosa va mejor, con la nueva posición, con lo cual Sergi Roberto está siendo estudiado para ver si hay cambio de opinión o no. Por mi parte, y porque no puedo evitar pedir paciencia con los jugadores jóvenes (sean del equipo que sean), creo que el catalán se ha ganado darle margen para trabajar.

 

Sergi Roberto

 

Piensen en qué estaban haciendo ustedes con 20 años, si tenían la fortaleza mental para meterse en un partido de liga profesional, entre dos rivales por el título, y aguantar 90 minutos saliendo en la tele sin ponerse nerviosos. A veces me pregunto cómo lo vivirá cada jugador, eso es lo que me interesa de verdad, y no las declaraciones y chorradas que tenemos que oír todos los días…

En fin, la liga acaba de empezar y es demasiado pronto para sacar conclusiones, pero mola que el cansino “clásico” entre el Barça y el Madrid siga teniendo un tercero en discordia, el Atleti, que nos dé más fútbol con menos componente cavernario. Y eso, el restar caverna, es un alivio.

Y es por culpa de la caverna que me he quedado sin ganas de comentar más en detalle los cinco goles de ayer de Cristiano Ronaldo al Espanyol. ¿Para qué felicitar a un jugador por tamaña hazaña cuando al mismo tiempo salen rabiando los jinetes de la caverna en plan apocalíptico? ¿No podemos felicitar a todo el mundo y ya? ¿O es que felicitar a Messi por un gol que vale tres puntos nos impide felicitar a Cristiano por sus cinco goles, e inversamente? Miren, yo paso de todo esto, aquí lo dejo.

 

Venga, a portarse bien

¿Sabían que James Bond puede hacer comedias musicales? Sí, sí, no me estoy tirando un farol, la prueba en el video.

¡Feliz semana!

 

Ella / Diario AM

Twitter: @EllaDiarioAM

 

¿Te gusta esta entrada?

19
Aportación Propia
Ella

Desvariando semanalmente desde París (Francia). Y "echar" va sin h. Todo empezó en octubre de 2009, justo antes de mudarme a vivir a París. El hermano pequeño de mi mejor amiga me dijo "tienes que visitar un blog muy divertido…". Y aquí estamos unos años después, de administradora y dominadora del mundo, contando cada domingo batallitas varias ("yo he venido aquí a hablar de mi libro", que decía aquél). Aviso para navegantes: mis posts se han de leer con el sentido del sarcasmo incorporado si se quiere disfrutar de la experiencia completa. Y el deporte femenino existe.

More in Aportación Propia

IMG_9351

La guerra de los post-its – Crónica Diario AM 19/03/2017

Ella19 marzo, 2017
WingFly

Wingfly y los hombres voladores Crónica DiarioAM 16/03/17

Rockdactor16 marzo, 2017
knicks_149

NBA: Semana 19 – Crónica DiarioAM 10/03/17

gjdeleven10 marzo, 2017
Remontadas

Las grandes remontadas Crónica diario AM 09/03/16

Rockdactor9 marzo, 2017
La vuelta, René Magritte

Ilusión o realismo – Crónica Diario AM 05/03/2017

Ella5 marzo, 2017
4

Así gana el Madrid Crónica diarioam 03/03/2017

Culle213 marzo, 2017

Copyright © 2015 DiarioAM