Aportacion Usuarios

Orgullo de un pueblo

Orgullo de un pueblo
DjDolly

Son difíciles de explicar las cosas del corazón. Cuando alguien te dice que el ATHLETIC es algo más que fútbol, algo más que un equipo, que es un sentimiento… mucha gente no lo entiende.

No es a causa de la filosofía autoimpuesta, no es por buscar mérito en hacer las cosas de la manera más complicada, NO.

Es más la cercanía con la que sientes las cosas de este equipo, la comunión que tiene la afición con los jugadores, la manera de apoyar en la victoria, pero sobre todo la falta de egoísmo para estar en la derrota (que es siempre el trago más amargo).

Todo comenzó en 2009, por fin el ATHLETIC tras un increíble partido ante el SEVILLA en el viejo San Mamés, volvía a meterse en una final, y lo hacía, ni más ni menos que contra el equipo, que para muchos fue considerado uno de los mejores (si no el mejor) de la historia del fútbol. Ese equipo que a la postre conseguiría la increíble hazaña del “sextete”.

Bilbao fue una locura hasta que llegó la fecha de la final, y la trasformación gradual de la ciudad al rojiblanco se quedará grabada para siempre a fuego en mis retinas.

El éxodo rojiblanco a la “capital del Turia”, fue tan exagerado que la carpa que montaron para 40.000 personas quedó ridícula para los más de 70.000 que acudieron sin entrada (sumados a los casi 20.000 que sí la consiguieron, entre las entradas propias y las re-compradas a la afición culé, que subvencionó así su viaje a la final de la Champions League días después).

El gol de Gaizka Toquero cantado por José Iragorri, es uno de esos recuerdos que todo ATHLETIC-zale guardará siempre en su corazón por muchos motivos. El para muchos jóvenes catalogado, “gol de su vida”, no sirvió sin embargo, para doblegar al titánico rival, que acabó aplastando por 4-1 al conjunto rojiblanco.

La afición ahí, en el momento más difícil, no se hundió, y empezó a animar por el triunfo que estaban seguros que estaba por venir, ese triunfo que algún día sería suyo y compensaría tanto mal trago.

Así reaccionó la gente con el pitido final de la Copa del Rey 2009 en la “Athletic Hiria” de Valencia:

Ya se había puesto la miel en los labios para una afición que durante toda su larga historia pecó de ambiciosa. CAPARROS, nos volvió a ilusionar, resucitó nuestro “gen competitivo” y reverdeció el 11 de un equipo que ahora se intuía joven y con ganas. Aunque tuvo que ser Marcelo BIELSA el que se aprovechara de todo este trabajo, y nos enseñara el camino para intentar cambiar nuestro sino perdedor del siglo XXI.

bielsa-comic

 

Es de justicia reconocer que tras sus partidos en OLD TRAFFORD y VELTINS ARENA, este equipo se convirtió en el equipo de moda en EUROPA, dejando una increíble sensación de buenos resultados y magnífico fútbol.

En estas, se llegó a la primera semifinal (la de Europa League) muy justito de fuerzas, y se sacó un resultado decente, aunque insuficiente en tierras portuguesas ante el SPORTING. Una vez más había que remontar un a semifinal en casa y como en 2009, la afición no falló.

San Mamés fue una caldera a presión ante un Sporting que ni mucho menos se dejó y el gol en última estancia de LLORENTE nos metía en la segunda final europea de nuestra historia (tras la perdida contra la JUVE en 1977). 

Fueron días brutales en los que aun quedaba por delante una vuelta de semifinal de copa ante el MIRANDES, que pese a haberles vencido días antes en ANDUVA, no ofrecía precisamente imagen de partido sencillo. Tampoco falló el equipo que goleó sin paliativos a los compañeros de PABLO INFANTE, y los homenajeo con una ovación cerrada de todo el estadio demostrando que el fútbol esta por encima de rivalidades.

Teníamos por delante casi un mes para preparar dos finales, y la sensación era muy buena… Nada más lejos de la realidad.

La final de la EUROPA LEAGUE se perdió estrepitosamente contra el ATLÉTICO de FALCAO, y la sensación de derrota inesperada y dolorosa se cernió sobre nuestra afición. Los días que separaron ambas finales se hicieron larguísimos y el pesimismo de la desazón se apoderó de nuestros corazones.

Pero como el “ave fenix”, el optimismo resurgió de sus cenizas y como buenos Bilbainos y fanfarrones, a falta de dos días todos hablaban de hacer pagar al Barça los platos rotos, de volver a competir con ellos, de vencer al gran campeón, y de sacar la GABARRA.

La final del Vicente Calderón acabó siendo la más fácil de las tres que nos ganó el BARÇA. Más que el resultado, fue la sensación que de haberlo querido, podían haber hecho mucha más sangre. Pero aún así, con la cara enjugada en lágrimas y pese a las dos contundentes y dolorosas derrotas, la afición respondió así:

Saltamos al 2015 donde ya de la mano de ERNESTO VALVERDE, el equipo demostró el carácter necesario para voltear un mal resultado cosechado en el NUEVO SAN MAMÉS en la IDA de las SEMIFINALES de Copa del Rey, para vencer a domicilio a un gran ESPANYOL volviéndonos a plantar en la FINAL ante un BARÇA que una vez más llegaba tras arrasar a TODOS en las competiciones domésticas y continentales.

Donde todo se antojaba complicado, la RFEF decidió lastrar aún más a los leones tras una polémica ronda de votos que llevó al equipo bilbaino a disputar estar final a domicilio en casa del club catalán.

Los aficionados más pesimistas hablaban de final perdida de antemano, a sabiendas de la dificultad histórica de vencer a ese equipo en su propio estadio. Nuestras esperanzas deportivas eran mínimas, y a sabiendas de que el equipo nos necesitaba más que NUNCA comenzó lo que se guardará en nuestras memorias como la “invasión a Barcelona”.

Ver el ambiente que se generó, ver nuestra alegría desbordada, ver el CAMP NOU pintado en su mayoría con nuestros colores, observar como las ramblas y todo rincón de Barcelona era tomado por nuestra gente fue apoteosico.

Podría decir sin animo a equivocarme que vencimos en todo menos en el resultado.

Una vez más el Barça conseguía vencernos en una final que sólo pudimos competir de verdad tras el gol de WILLIAMS y con poca esperanza para remontar.

El público, eso sí, goleo sin paliativos a TODOS los equipos del mundo.

Comenzaba la preparación este año en Bilbao centrada en una rápida puesta a punto de cara a las rondas previas a jugar en Europa League y al título a competir contra el Barça una vez más. Soñábamos esta vez con ganarles aprovechando nuestra mejor preparación física.

De esta forma comenzó la IDA de la Super Copa de España en Bilbao, con la sensación en mi corazón de que esta vez conseguiríamos vencer aunque fuera por la mínima. Me equivoqué completamente!

Es de justicia alabar el gran partido que hizo el ATHLETIC, como lo es decir que sin la mano que saca GORKA a la falta de MESSI, justo antes del descanso, la película hubiera cambiado completamente. Pero esta vez era nuestro día. TODO nos salió bien.

El equipo demostró carácter y ambición, e incluso se permitió el lujo de seguir atacando sin descanso hasta el final pese al 4-0 que reinaba en el luminoso de la NUEVA CATEDRAL. No era ganar, no era golear, era la sensación de por fin hacerle daño al gran rival que nos tenía arrodillado en las finales. Esta vez fuimos nosotros los que le golpeamos, y le dolió.

El optimismo desmesurado se desató en Bilbao, pero esta vez fuimos comedidos a la espera del partido de vuelta a sabiendas que si un equipo era capaz de levantar esa locura, era el equipo liderado por LEO MESSI.

No fueron capaces, y no lo fueron por nuestro desgaste y por nuestras ganas. Daba la sensación de que cada balón dividido lo luchábamos todos, cada salto lo dábamos todos y cada ayuda defensiva todos echábamos una mano, para ayudar al equipo.

El momento llegó, ADURIZ marcó y todos sabíamos que ya nada podía torcerse, eramos campeones con todo merecimiento.

La locura se desató en Bilbao en unas horas que recuerdo como “la fiesta de las fiestas”.

Gente bañándose en la fuente de la PLAZA MOYUA hasta altas horas de la madrugada, gente esperando en el aeropuerto a la llegada de los jugadores, gente reventando LEZAMA en el entrenamiento de preparación anterior a la celebración y gente reventando BILBAO por todas sus esquinas.

TODO era rojiblanco!!! Parece que no existiera ningún otro color en el universo!!!

Ya no existían los problemas, ni las preocupaciones… todo sería apartado durante unas horas en las que sólo pudieron observarse sonrisas y donde las únicas lágrimas que brotaron fueron de auténtica felicidad.

Un sentimiento, un equipo de fútbol. Un club tan intrínsecamente único que, obligado a mantener el orgullo de todo un pueblo, terminó a su vez emocionado por el unívoco empuje de su gente, que consiguió que crecieran día tras día para, al menos, ser una mínima parte de lo que todos ellos soñaban. Para, al menos, devolver una ínfima parte de ese amor incondicional.

Lo que para muchos es un título menor, para nosotros es interpretado como una oportunidad.

Una oportunidad de darnos un baño de sentimiento Athletic, de pasear con orgullo nuestra bandera, y sobre todo de enseñar a las nuevas generaciones que no hay mejor camino a seguir que el marcado por los leones. Este mero título venciendo al equipo del posiblemente mejor jugador de la historia, le enseña a los más pequeños que juntos podemos, y que jugando en el “equipo de sus vidas”, pueden codearse y ganar a los más grandes. No hay techo para este nuevo ATHLETIC.

Este año volveremos a intentar estar en la Final de la Copa del Rey, y sea el Barça o el que sea el rival, les esperaremos con la lección aprendida y con ganas de darle un motivo real a URRUTIA y al AYUNTAMIENTO de BILBAO para sacar la más que famosa gabarra. 

Desde estas humildes líneas me gustaría recomendar, que por una vez se deje de lado la política y las tonterías ajenas al deporte, y se piense en el bien de este equipo, de esta ciudad y de esta gente que estaba ayer festejando por todo el municipio.

!!!Queremos una final en BILBAO!!! Es más, merecemos una final en Bilbao.

Y lo meremos por nuestra contribución histórica a esta competición, por el tamaño y nivel de nuestro flamante estadio, y por la grandeza de nuestras gentes que recibirían al rival y su afición como se merece, y que animarían altruístamente al equipo se diera el resultado que se diera.

Final de Copa del Rey 2016 en BILBAO.

———————————————————————-

P.D: No me gustaría despedirme sin mostraros como vivieron los jugadores rojiblancos la locura de la recepción en el ayuntamiento, para que veáis y entendáis de sus propias palabras “lo que significa ser del Athletic”

 

Así lo vivieron ellos, y así nos lo hicieron pasar a nosotros:

Aupa Athletic!!! Beti Zurekin!!!

DJDOLLY | DIARIO AM

djdolly icon

¿Te gusta esta entrada?

38
Aportacion Usuarios
DjDolly
@djdollyDAM

Cronista, Barman, DJ, Informático, Bloguero y enfermo del deporte.

More in Aportacion Usuarios

jugger

¿Conoces el Jugger? – Crónica 08/03/17

Tato8 marzo, 2017
champions-league-imagen

Análisis Sorteo de Champions League – Crónica DAM 15/12/16

POMPEY15 diciembre, 2016
14302348982_03d5edfd05_b

Stevie, you’ll never walk alone! – Crónica DiarioAM 8/12/16

POMPEY8 diciembre, 2016
1971_champions_league_final_ajax_-_panathinaikos

La Copa de Europa del 71; el inicio de la leyenda – Crónica Diario AM 24/11/16

POMPEY24 noviembre, 2016
1738046378_extras_albumes_0_1024

La Liga de los 69 puntos. Crónica Diario AM 27/10/16

POMPEY27 octubre, 2016
3045389_99d42982

Portsmouth FC. The Sleeping Giant – Crónica Diario AM 20/10/16

POMPEY20 octubre, 2016

Copyright © 2015 DiarioAM