Aportación Propia

El valor de la palabra – Crónica Diario AM 02/08/2015

El valor de la palabra – Crónica Diario AM 02/08/2015
Ella

 

Querid@s Damistas,

Llevo unas semanas algo taciturna. Y me dirán: ¿qué ha pasado Ella? Pues nada en particular y todo en general… Estoy un poco cansada de estar rodeada de gente incompetente, me pone nerviosa ver que la mayoría de personas no reflexionan antes de actuar, o no son conscientes de lo que es vivir en sociedad, me doy cuenta que hay mucho cuentista por el mundo… El otro día andaba yo comiendo con una señora que aprecio y en cierta manera tomo como ejemplo, y esta señora me dijo “es que tú eres una idealista”. Y sí, tenía razón: soy una idealista/hiperrealista. ¿Y qué quiere decir eso? Pues simplemente significa que me gustaría vivir en un mundo ideal, pero que al mismo tiempo soy muy consciente de que en este planeta existe gente que no es buena persona, gente tramposa, gente mentirosa, gente infiel… Y es que los seres humanos somos profundamente imperfectos.

Todo esto lo reflexiono cada mañana, inevitablemente, en la estación de trenes a la que tengo que ir para ir al trabajo. Resulta que en París han cortado uno de los trenes principales durante un mes entero para cambiar las vías (para quien conozca, se trata del RER A). Esto provoca que las miles de personas que toman este tren para ir a trabajar se ven obligadas a desviar su recorrido, y vienen en hordas malhumoradas y estresadas a mi estación de trenes cada mañana… Y todo ello me hace reflexionar sobre la condición humana de lunes a viernes, y no en términos esperanzadores precisamente.

 Sócrates

 

Tampoco ayuda ver cuantísima gente se aprovecha del sistema, o está cobrando una pasta en el trabajo por hacer, literalmente, nada de nada, o cómo siempre son los mismos lo que se salen con la suya sin consecuencias, mientras que gente que lleva una vida moralmente irreprochable, que trabaja, que respeta, que es digna… Sufre sin merecerlo.

 

El valor de la palabra

Les podría dar muchos ejemplos donde se demuestra que el valor de la palabra varía según la persona (y su nivel de moralidad). Un caso típico es el de las personas que se casan y se comprometen a ayudarse “en la salud y en la enfermedad”, pero cuando llega la dificultad, ya sea en forma de enfermedad, de problemas económicos, de tentación… Pies para qué os quiero. O no hace falta casarse, ya que una vez conocí el caso de una individua que abandonó a un individuo con el que llevaba una relación muy larga y muy estable porque él se quedó en el paro… Él rehízo su vida con alguien probablemente mejor, encontró trabajo, y una vez todo encarrilado la individua reapareció, le puso las cosas fáciles al individuo para serle infiel a la nueva pareja, inocente e ilusionada, y lo “recuperó” de nuevo, pero ya con trabajo, recompuesto y sin depresión. Evidentemente, ambos se merecen el uno a la otra, ella por zorra y él por infiel, pero estas cosas no dejarán nunca de sorprenderme. O como me dijo el otro día mi hermana: por favor, que no dejen de sorprendernos, porque si no, ¿dónde iremos a parar?

 Gandhi

 

Y es que el valor de la palabra es fundamental. Porque nos puede faltar el dinero, nos puede faltar el trabajo, nos puede faltar la salud, o la formación… Pero lo que todos tenemos sin excepción es una palabra, y si no la cuidamos luego pasa lo que pasa. Comentaba hace poco con alguien del trabajo que la reputación es importantísima. Cierto es que hay gente que tiene mala o buena reputación sin merecerlo en absoluto, pero si uno se anda con cuidado puede controlar lo que los otros dicen de uno. Y para eso no tenemos excusa.

Cuando hablamos del valor de la palabra hay que mencionar también el significado de ésta. A finales de 2014 tuve una conversación de ésas que uno no olvida. Así, un día cualquiera, en el que no ha pasado nada en especial, llega una persona y te cambia de pronto la visión de las cosas. ¿Les ha pasado ya?

El caso es que esta persona me comentó cómo es de difícil para el ser humano decir “no”. Les pondré un ejemplo que entenderá todo el mundo, y que nadie se lo tome mal por favor

Chico está interesado en chica. Chico se acerca a chica y le pregunta si quiere salir con él un día, ya sea al cine, a un café, a un paseo por la playa o a un museo, da igual. Hay veces que el interés es mutuo y la chica dice que sí (pero sin mostrar mucho entusiasmo, regla de chicas, que él no sepa que estás coladita…). Pero hay otras veces que el interés no es para nada mutuo, y sin embargo… Y sin embargo cuesta mucho decir “no”, y entonces contestamos “uy, tal día no puedo”, o “es que tengo que acompañar a mi madre al médico”, “ahora mismo estoy centrada en mi trabajo”… Como explica muy bien Will Smith en la encantadora película “Hitch”, la chica no está ocupada, su madre no va al médico, su trabajo le importa tres pitos… Lo único que está diciendo es “lárgate” o, en el mejor de los casos, “haz un esfuerzo y pídemelo mejor”. Ser hombre no es justo, lo sé, pero sepan que decir “no” también es muy difícil…

Quédense con este ejemplo en la cabeza. Lo que me pasó en la conversación que les comentaba de hace unos meses es que esta persona me explicó que los humanos sufrimos lo indecible para decir “no”. Si envían un CV para un trabajo, por ejemplo, tienen suerte si les llega un e-mail automático diciendo que su perfil no corresponde a la persona buscada. La mayoría de las veces ni siquiera les llegará ese e-mail automático… Y ya recibir una llamada de Recursos Humanos para dar la noticia es algo tan excepcional como que en el informativo se hable de buenas noticias. 

No sabemos decir no.

No nos gusta decir no.

Nos incomoda decir no.

Y a pesar de que a veces hay que decir “no”, decimos lo que haga falta para no decir “gracias, pero no”.

 el-dac3b1o-de-la-palabra

 

Esta persona, mientras me contaba todo esto, de pronto va y me suelta: “en cambio tú sabes decir no”. Una servidora, con toda su inocencia, contestó: “pues claro… Cuando es sí digo sí, cuando es no digo no, y cuando es quizás digo quizás”. Y tal cual pronunciaba la frase, me di cuenta: no sabemos decir “no”, lo que pasa es que no había caído en ello.

Llevo desde entonces en una especie de crisis filosófico-existencial, dándome cuenta de que si todos (TODOS) fuésemos capaces de decir “no” cuando toca, este planeta tendría menos problemas. Pero en lugar de eso, nos dedicamos a tener miedo, a pensar “ay, si digo que no se lo va a tomar mal”, a no expresar lo que realmente pensamos… Y quien sí lo hace es “tozudo” o “difícil”. Mi crisis existencial incluye una parte cabreada, en la que me doy cuenta que cada vez que me han dicho que soy tozuda era simplemente porque yo estaba diciendo “no” cuando el otro quería oír “sí”, y claro, como no estamos acostumbrados a tanta claridad de comunicación, esta actitud es molesta.

Pero he comenzado una nueva estrategia, que además funciona razonablemente bien. Ahora, cada vez que me dicen que soy una tozuda porque digo que “no”, contesto: “a ver, dices que soy tozuda porque no estoy de acuerdo contigo, pero yo te podría decir lo mismo, que el/la tozudo/a eres tú, porque tú tampoco estás de acuerdo conmigo”. Y así es como estoy cerrando ciertos debates en 2015… Oigan, funciona. 

Pero claro, entre que no sabemos decir “no” cuando toca, y que poquita gente le otorga valor a su palabra, luego pasa lo que pasa.

Y la gente que no tiene palabra me cabrea profundamente. 

 josep-maria-bartomeu

 

Osasuna

Sí, me pasé el final de la Liga Adelante por el forro y dejé de hablar de Osasuna… Lo sé, y me merezco todos los reproches. La realidad es que como las cosas iban mal para el equipo me costaba informar de ello, pero de hoy no pasa.

Osasuna mantiene su plaza en la Liga Adelante para la temporada que viene, no sin mucho sufrimiento, ya que se ha quedado en el puesto 17, con 45 puntos y a un suspiro de descender. Teniendo en cuenta que en la jornada 23 iban novenos, la cosa no es para tirar cohetes, sobre todo que en la jornada 34 llegaron a ir últimos… Pero bueno, después del seguimiento que hemos hecho juntos desde septiembre pasado, ahora sabemos que Osasuna es de esos equipos que son capaces de todo, y quién sabe, quizás les da por volver a Primera para la temporada 2016-2017… Y si no, al tiempo.

Desde aquí les envío mis mejores deseos, es un equipo al que le he cogido cariño y por el que siento admiración, me recuerdan un poco a la Celeste en algunas cosas.

 

Osasuna 

 

Cosas de familia 

Me envían este artículo en francés para que se lo comente. Resulta que mi adorado Diego Forlán (adorado por mí, mi familia entera y todo Uruguay), vuelve a casa. No sabía que su padre, Pablo Forlán, fue jugador del histórico Peñarol, y que el hijo nunca jugó en el equipo “familiar”… Eso era así hasta hoy, porque el uruguayo ha firmado por 18 meses para el equipo de papá.

Resulta que Forlán nunca jugó como profesional en el equipo de su corazón, ya que su primer contrato profesional fue con el argentino Independiente (después pasaría al Manchester United, y el resto de la historia ya la saben: Villarreal, Atlético de Madrid, Inter de Milán, Brasil y Japón). Pero en la familia llevaban Peñarol en el corazón, y finalmente el hijo pródigo vuelve a casa para enfundarse por fin el 10 de la camiseta amarilla y negra.

 Futbol-Peñarol-Diego-Forlan-003

 

En Uruguay existe una rivalidad tipo Barça y Madrid entre los equipos Nacional y Peñarol, ambos equipos de la capital, Montevideo. Históricamente, Nacional es el equipo de los ricos y Peñarol de los obreros, algo parecido a lo que pasa en Buenos Aires con River Plate y Boca Juniors. Como dice el papá de Forlán en el artículo, hay familias enteras que siguen en bloque a un equipo u otro, con a lo mejor un miembro díscolo. Es mi caso: en mi familia todo el mundo es de Nacional, excepto un primo mío, Agustín, que desde pequeñito decidió que era de Peñarol, a saber por qué, y ahí se quedó. 

Pero como Uruguay es un paisito pequeño, y ya que somos pocos lo mejor es llevarse bien, todo el mundo anda encantado con la vuelta a casa de Diego, al que le deseamos muchos éxitos desde aquí.

 

Y cosas que pasan

Para no dejarles mal sabor de boca con un post que podría parecer depresivo (pero que no lo es, que conste), les traigo algo diferente para hoy. Seguramente muchos de ustedes ya lo habrán visto, pero como todavía me queda fe en la Humanidad, acabemos con algo positivo. Viajemos a la Tierra Media Nueva Zelanda, país muy lejano y muy diferente a la vieja Europa.

Ya conocemos el haka, esa danza maorí de guerra que los All Blacks han popularizado enormemente. No puedo ser la única persona que ha soñado alguna vez con ser neozelandesa sólo para poder saber bailar un haka como Dios manda, confiesen… Pues bien, en Nueva Zelanda, hace una semana falleció mientras dormía un señor llamado Dawson Tamatea, a los 50 años. Este señor era profesor de un colegio masculino, y el día de su funeral se presentaron sus alumnos y ex alumnos, y ante su féretro no hicieron otra cosa que un feroz haka.

Estos chicos me permiten pensar que sigue quedando gente que vale la pena en este mundo, como el señor Tamatea. Estas cosas sólo pueden salir del fondo del corazón.

No vean el video sin tener un pañuelo cerca, no digan que no se les avisó. ¡Feliz semana!

 

Ella / Diario AM

Twitter: @EllaDiarioAM

 

¿Te gusta esta entrada?

21
Aportación Propia
Ella

Desvariando semanalmente desde París (Francia). Y "echar" va sin h. Todo empezó en octubre de 2009, justo antes de mudarme a vivir a París. El hermano pequeño de mi mejor amiga me dijo "tienes que visitar un blog muy divertido…". Y aquí estamos unos años después, de administradora y dominadora del mundo, contando cada domingo batallitas varias ("yo he venido aquí a hablar de mi libro", que decía aquél). Aviso para navegantes: mis posts se han de leer con el sentido del sarcasmo incorporado si se quiere disfrutar de la experiencia completa. Y el deporte femenino existe.

More in Aportación Propia

juve1492002_20170113_170719434_1484304808137.jpg_1151390924

Adiós y gracias Graham Crónica Diarioam 20/01/2017

Culle2120 enero, 2017
Logo

Deportista, tú eres marca – Crónica Diario AM 19/01/2017

Rockdactor19 enero, 2017
rally-dakar-2017

Dakar 2017: Semana 2 – Crónica Diario AM 16/01/2017

churchill16 enero, 2017
cletus

Nicolás Copérnico y Álvaro Ojeda – Crónica Diario AM 13/01/17

graunch13 enero, 2017
rally-dakar-2017

Dakar 2017: Semana 1 – Crónica Diario AM – 11/01/2017

churchill11 enero, 2017
chinese-super-league-700x400

Váyase a China. Crónica DiarioAM 8/01/17

Rockdactor8 enero, 2017

Copyright © 2015 DiarioAM