Aportación Propia

Ser los campeones by Kurdi– Crónica Diario AM -17/06/2015

Ser los campeones by Kurdi– Crónica Diario AM -17/06/2015
Tato

Hoy quiero dar la bienvenida a Kurdi a esta nuestra comunidad, quien hace estreno de la mejor manera posible con esta excelente crónica, espero que la disfrutéis:

Todos los deportistas aspiran a ser campeones, a ganar todos sus encuentros, a ser los mejores. Pero sin embargo la cosa cambia cuando se refiere a deportes de equipo, hay “algo” que nos impulsa a querer a un equipo.

Esto sucede porque TODOS los integrantes del equipo, desde los titulares indiscutibles hasta el entrenador, pasando por los eternos suplentes que no han jugado y la afición, todos ellos pueden presumir de ser campeones. Nadie les puede arrebatar eso, pues son miembros del equipo, confían, se esfuerzan y se sacrifican por él. Los equipos son los campeones definitivos.

Los Golden State Warriors se alzaron con su cuarto anillo después de 40 años y lo ganaron con una visión de juego en equipo espectacular. Sus 83 victorias y sólo 20 derrotas (67-15 en la liga regular) los sitúa como el tercer equipo con más victorias por detras sólo de los Bulls de Jordan (87-13 temporada 95-96 | 84 -17 temporada 96-97) cabe destacar que a partir de 2004 hay un equipo más en liza y dos partidos adicionales por ese motivo.

Los GSW han marcado su punto en la historia gracias en gran parte a su entrenador, Steve Kerr, un novato que ha hecho locuras que solo a un novato se les puede ocurrir, sentando a un All-Star, como Andre Iguodala en el banquillo durante todos y cada uno de los partidos de la liga regular por primera vez en su carrera para ayudar a mejorar a Harrison Barnes, dándole la responsabilidad de la titularidad con el agravante de tener a un All-Star por detrás. Iguodala aceptó su suplencia constante y entrenó para tener un pico de forma en los playoffs, donde recuperó su titularidad, parcialmente.

La serie comenzó 2-1 favorable a los Cleveland Cavaliers, que dominaban bajo la canasta con Mozgov y Thompson y por el resto del campo con LeBron, incluso en la derrota las sensaciones fueron buenas, casi no se notaban las bajas de Kyrie Irving y Kevin Love. Aquí llega Steve Kerr con una de sus ideas de novato, que sorprendió a todos colocando a su escolta en estado de gracia (Iguodala) en la posición de PIVOT, dejando a Bogut en el banquillo. 12 centímetros de diferencia, esos 12 centímetros que suelen marcar la diferencia en esta posición. No para Iguodala, él estuvo entrenando toda la temporada para este momento y con su capacidad de salto, agilidad y manejo de balón fue una pesadilla para los pivots rivales, que veían como su dominio del juego se esfumaba por un “bajito” de 2 metros que cuando por fin dió muestras de cansancio se encontraron con un Andrew Bogut fresco, descansado y deseoso de demostrar la razón por la que él es Center de los GSW y el segundo mejor pagado del equipo. Y la dinámica del equipo cambió, de repente todos los jugadores del GSW se cambiaban posiciones tanto en ataque como en defensa, y palabras como Base, Escolta y Pivot parecían vanas, ellos no necesitaban posiciones, se necesitaban los unos a los otros, está fue la receta que remontó las finales.

LeBron vive en una sala donde solo los más grandes entran, cuyas enormes puertas impiden el acceso al resto de jugadores, y vio como un base, un entusiasta del juego en equipo, un playmaker en el sentido más estricto de la palabra, entraba en esa sala sin que las puertas supusieran un problema, sonriendo como si esas enormes puertas solo estuvieran ahí para hacer más grande su entrada. Esas puertas que a él tanto le costó abrir, de las que tanto se enorgullecía, se abrían ante otra persona, como si quisieran burlarse de él. Stephen Curry llegaba donde solo los más grandes llegan, con su calma, con la impresión siempre presente de que no está dando todo lo que puede dar, que él puede llegar a ser mucho más, frenó por completo a uno de los mejores LeBron James que han jugado, sin reclamar protagonismo, sin vanagloriarse por estar donde estaba, con una confianza plena en sus compañeros, entrenador y afición, Curry renunció a la gloria personal, a realizar grandes números con una sola cosa en mente: la victoria. LeBron encontró a su opuesto en la sala de los grandes, se enfrentó a él y LeBron fue el mejor, LeBron hizo historia, LeBron fue el primer jugador en ser el mayor anotador, asistente y reboteador de la historia de las finales de la NBA, y

LeBron James perdió.

Perdió porque aunque Curry es la estrella, tiene detras a Draymond Green, con un triple-doble en el último partido, a Bogut, a Lee y al justo MVP de las finales, Andre Iguodala, con el que compartió el peso de marcar a James.

LeBron James, se lanzó a por todos los jugadores del GSW prácticamente en solitario e hizo puntuaciones y demostraciones de calidad espectaculares, pero este deporte es un deporte de equipo. Hasta el mismísimo Michael Jordan no podría haber ganado sin Pippen, Kerr y Kukoc de su parte.

Estas finales han sido un ejemplo del triunfo del equipo sobre el individuo. Estas finales me hacen amar el baloncesto.

Un saludo.

PD: Me han dicho que es tradición invitar a cervezas el primer día, así que salud!

images

¿Te gusta esta entrada?

32
Aportación Propia

More in Aportación Propia

Conmebol

Revisitando los orígenes del fútbol sudamericano

errante25 mayo, 2017
Real Madrid Campeon

Big Data – Crónica Diario AM 22/05/2017

churchill22 mayo, 2017
portada

Cuestión de feeling – Crónica Diario AM 21/05/2017

Ella21 mayo, 2017
Yuka Ando

Atletismo, innovando y corriendo. Crónica Diario AM 18/05/17

Rockdactor18 mayo, 2017
Billete 2000 pesetas

2000 – Crónica Diario AM 15/05/2017

churchill15 mayo, 2017
portada

Mano de santo – Crónica Diario AM 14/05/2017

Ella14 mayo, 2017

Copyright © 2015 DiarioAM