Aportación Propia

Lecciones – Crónica DAM 21/04/2015

Lecciones – Crónica DAM 21/04/2015

Desde el origen del deporte entendido como tal, éste siempre se ha asociado a las mejores virtudes del ser humano, al equilibrio entre la capacidad de superación, la competitividad y el respeto por un rival en un entorno reglado para ambos por igual.

La realidad, como siempre, nos demuestra que como en todas partes en el deporte también hay clases y no es extraño ver deportes o deportistas para los que el engaño al árbitro, la manipulación de las reglas y el menosprecio al rival no son sino armas válidas para conseguir la victoria en una suerte de gloria militar donde al rival no sólo se le vence, sino que se le machaca. Sin embargo, también hay deportes y deportistas para los que el cómo se gana es casi más importante que la victoria misma.

crat2

Este comunicado, que me llegó vía twitter, refleja que queda mucha gente para la que el deporte es algo más que una competición en pos de una victoria sino una auténtica escuela. 

Siempre se ha hablado de que el rugby es muy diferente al resto de deportes por esa caballerosidad, no en vano el inmortal Winston Churchill acuñó la frase “Rugby is a hooligans game played by gentlemen.” 

Sin embargo esta crónica no va a ir sobre el balón oval (por cierto no os perdáis el 2 de mayo la final de la Champions Cup, el equivalente a la Champions League que disputarán en el estadio de Twickenham, Londres, ASM Clermont Auvergne y RC Toulon en la reedición de la final de hace dos años en la que el RC Toulon se alzó con su primera corona continental).

Esta crónica va a ir dedicada a aquellos que anteponen el cómo al qué. Va dedicada en especial a aquellos entrenadores de categorías inferiores, muchas veces con la carga de la formación, y que demuestran que no es tan importante el enseñar a ganar sino el enseñar cómo se gana, aunque eso implique perder, como en el caso que abre la crónica.

En declaraciones a La Voz de Galicia, José Ramón Santorum, entrenador de Os Ingleses Sub 16 y Sub 18 explica que:

«Gracias a Dios en este deporte tenemos estos valores. En el rugby español ningún equipo antepone ganar a costa de un engaño. Lo normal es que exista este clima…».

«Hubo un padre que protestó, que íbamos a perder. Pero se lo expliqué, y lo entendió perfectamente. Que lo que nosotros hacemos es intentar formar personas»

Casualmente Os Ingleses se vieron envueltos en otro ejemplo de “Fair Play” hace tres años, en esta ocasión en Primera Nacional, con el Calzada Rugby como rival.

calzada

Es curioso, cuanto menos, que en un deporte tan duro como es el Rugby es donde encontremos casi de manera sistemática comportamientos que cuando se producen en otros deportes llenan portadas (o como mínimo llegan a mucha más gente)

Cómo olvidar la escena de Robbie Fowler tratando de explicarle al árbitro que el penalti que le acababan de pitar a favor era un error y que no había sido objeto de ninguna falta. El árbitro, fiel a la imagen de juez inmisericorde, se negó a cambiar su decisión. Años después vemos que la historia se repite, esta vez en un escenario mucho menos glamouroso que Highbury.

O sin ir más lejos ¿cuántas veces hemos visto como en el tenis del más alto nivel los jugadores rectifican al árbitro aun a costa de darle el punto al rival? Unas cuántas. Esto me recuerda un suceso que tuvo por protagonista a Beto Martín.

Untitled-3

No os reproduzco los comentarios al respecto de esta noticia porque me dan vergüenza ajena. Luego nos vamos quejando de que no hay Fair Play y que se están perdiendo los valores del deporte, parece que el Fair Play se tiene que dar sólo cuando te beneficias de ello.

Y no, no es así.

El Fair play se debe dar desde siempre, y es una lección que cuanto antes se aprende, más cala en el deportista. Es en estos momentos en los que la formación como persona no depende de los padres sino de los entrenadores en los que los chicos deben adquirir esos valores, esos principios que les permitan actuar de manera justa antes que fomentar aquellas actitudes que los conviertan en unas máquinas de competir, absolutamente sociópatas y poco menos que despreciables.

Es entonces cuando los entrenadores deben dar lecciones a sus pupilos, pero no sólo ellos, los ídolos de esos muchachos también deben darlas y eso, a veces es lo más complicado, porque cuando los referentes nos enseñan que vale todo para ganar, ¿cómo convence un entrenador de un equipo de divisiones inferiores a un muchacho de que lo que hace su ídolo es reprobable?

A ellos hoy y mi más sincero homenaje, porque cada vez más hacen falta gente como el entrenador de Os Ingleses, de aquellos entrenadores que dan lecciones pero no de deporte, sino de vida.

¡Salud y cervezas!

@DiarioAM/Kiasyd

 

¿Te gusta esta entrada?

21
Aportación Propia

"Omnia Mutantur, nihil interit" que diría Ovidio.

More in Aportación Propia

portada

Ingeniería (poco) financiera – 04/12/2016

Ella4 diciembre, 2016
clasico-650x300

Nada puede salir mal – Crónica Diario AM 2/12/16

graunch2 diciembre, 2016
fly-running-_-oriol-batista-13

Flyrunning y correr como locos. Crónica DiarioAM 01/12/2016.

Rockdactor1 diciembre, 2016
Los Rosberg

F-1: Rosberg se corona – Cronica Diario AM 28/11/2016

churchill28 noviembre, 2016
portada

Barquitos y palabras – Crónica Diario AM 27/11/2016

Ella27 noviembre, 2016
1421355142930_lc_galleryimage_atletico_s_fernando_torre

Aquellos maravillosos años – Crónica Diario AM 18/11/16

graunch18 noviembre, 2016

Copyright © 2015 DiarioAM