Aportación Propia

Crónica Diario AM 02/03/2015 – Inmortal

Crónica Diario AM 02/03/2015 – Inmortal
Anz

Hoy lunes lo más habitual sería hablar de cosas como el futbol con sus grandes estadios llenos, el enorme seguimiento que tienen los equipos y las emociones que jornada tras jornada son desencadenadas a ritmo de goles. Lo más actual seria comentar como nuestro campeonato se ha apretada inesperadamente en la parte alta gracias a esos actores secundarios que para muchos sirven para rellenar el cuadro y que la Liga no dure tan solo dos rodadas.

Podríamos hablar del éxito de nuestros tenistas, una cuna inagotable de talentos que van apareciendo desde hace décadas y que cada cierto domingo nos hinchan un poquito el orgullo por compartir patria. Baloncesto, ciclismo, atletismo, motor, todos estos deportes desarrollados al más alto nivel profesional con el que disfrutamos e incluso soñamos para encontrar imágenes y motivaciones en nuestras vidas.

Pero hay ciertas historias que trascienden sobre el resto de cosas, supongo que todos los que frecuentáis esta página conoceréis esta desde hace tiempo. En una época donde la actualidad envuelve las cosas con más significancia que en ningún otro periodo visto, algunos relatos necesitan despejarse de la variable temporal para hacerse eternos, que conjuguen los valores en los que casi todas las personas que hayan existido jamás hayan querido alguna vez identificarse. Cuando eso sucede se tornan inmortales, verdaderas y universales, independientes al instante en que sucedieron y validas para cualquier momento en que sean nuevamente recordadas.

Esta historia comienza en el pequeño y cálido rincón donde se crea la vida, en el santuario del vientre materno en el que todo está por escribir para cada uno de nosotros. El destino a veces juega malas pasadas y un simple gesto puede alterar el resto de la existencia para algunos. En este caso un diminuto cordón umbilical enredado en el indefenso cuello de una criatura, una falta de riego cerebral y un futuro sesgado antes de comenzar.

Sin embargo el barro del que ciertos individuos están formados es diferente al resto y en lugar de llorar amargas lágrimas de injusticia deciden hacer limonada hasta con las astillas del limonero que les ha tocado en suerte. Negándose a escuchar palabras de desaliento y rendición, creyendo vivamente en lo que anida en el fondo de sus corazones, buscan un camino entre las tinieblas y salen refulgentes como el mejor ejemplo de una especie.

Dick y Rick son padre e hijo en esta historia, la leyenda del equipo Hoyt, por todos conocida y por ninguno olvidada. Cuando a Dick le sugirieron sacrificar a su deficiente vástago, en estado casi vegetal, los médicos realmente no tenían ni la más mínima noción de a quien estaban dirigiéndose, de la fuerza, del cariño y la convicción de su interlocutor. Ex militar de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos, siempre supo que dentro de la mente de su hijo las cosas no eran lo que parecían y consiguiendo la ayuda de la Universidad de Tufts pudo por fin comunicarse abiertamente con él a través de una computadora.

Las primeras palabras de Rick fueron “Go Bruins”, sus primeras palabras fueron de ánimo para el equipo de hockey de Boston, tras doce años el mensaje escogido reflejó la necesidad de gritar al mundo su pasión por los deportes y supuso el desencadenante de lo que sucedería mas tarde. Empezó con una pequeña prueba benéfica a la que le siguió otra, y otra y después otra más. Así durante 35 años.

El video que todos conocen y que nadie olvida es la síntesis de toda una vida, es el resumen de 911 eventos, 200 triatlones, 20 duatlones, 64 maratones (24 en Boston), una prueba especial de 3.735 millas y por si todo esto no fuera suficiente, 6 Ironman. Uno de estos, el de Australia, es el correspondiente al video. Cuando lo vi por primera vez, me emocioné, fue hace bastante ya y no recuerdo que día era ni donde estaba, simplemente recuerdo que lo vi y que me emocioné. Para entonces era mucho más joven y simplemente intuía eso que siempre se dice de que los padres harían cualquier cosa por sus hijos. Eso es cierto a medias.

Ha pasado el tiempo y he vuelto a visionar el video en multitud de ocasiones, siempre emociona, con el empuje de esa música hermosa claro pero está bien pudiera ser otra bonita melodía y el efecto sería el mismo. Lo que hace fluir los sentimientos es el mensaje, son las imágenes que lo esculpen, la pena por su origen, la expectación que genera esa estampa corriendo en la carretera al amanecer, la incredulidad que aumenta ante cada brazada en medio de las aguas, la fragilidad durante el cambio de disciplina, el amor en los ojos que buscan signos en el rostro querido, la empatía en el sufrimiento de ambos, la angustia cuando cae la noche y los largos trancos se tornan en cortas y dolorosas pisadas, el evidente castigo corporal con el paso de las hora, la alegría en la recuperación, la euforia de los metros finales, acompañando ese puño en alto, y el orgullo al contemplar la gesta, la mirada de orgullo de un padre que consiguió hacer realidad el sueño de su ser amado.

Decía que se dice que un padre haría cualquier cosa por sus hijos, no es que este errada esa afirmación en la mayoría de los casos, solo que sucede que normalmente lo que dan es lo que creen que pueden dar. Para conseguir lo segundo basta con ser un buen padre, pero para conseguir lo que realmente dicen se necesita sobrepasar los límites personales hasta donde nunca pudiera uno mismo imaginar. Supongo que se necesitan circunstancias extremas como esta historia para alcanzar esas cotas y seres dispuestas a abarcarlas.

 

 

Hoy lunes lo más habitual sería hablar de cosas como el futbol, quizás el ahora pedía otra cosa pero pensé que estaría bien trasmitir un mensaje optimista por medio de esta hermosa historia. El deporte queda relegado a hilo conductor de un tema superior, algo alejado de la temática de nuestra página y sin embargo tremendamente cercano a ella. Salvando las evidentes distancias y sin ánimo de comparar lo incomparable quería que comenzáramos la semana con una reflexión sobre las cosas importantes de verdad. Sobre superación, creencia en lo que uno hace, ilusión por cambiar lo establecido, esfuerzo desinteresado en la felicidad de los demás.

Aquí dentro existen esas cosas y no está mal recordar de vez en cuando que a pesar de la imparable actualidad siempre podemos detenernos un instante y desnudar esa variable que parece lo justifica todo, es en ese momento en el que percibimos lo inmortal.

 

Para alguien que me esta esperando.

Anz / Diario AM

¿Te gusta esta entrada?

3
Aportación Propia
Anz

More in Aportación Propia

portada

Ingeniería (poco) financiera – 04/12/2016

Ella4 diciembre, 2016
clasico-650x300

Nada puede salir mal – Crónica Diario AM 2/12/16

graunch2 diciembre, 2016
fly-running-_-oriol-batista-13

Flyrunning y correr como locos. Crónica DiarioAM 01/12/2016.

Rockdactor1 diciembre, 2016
Los Rosberg

F-1: Rosberg se corona – Cronica Diario AM 28/11/2016

churchill28 noviembre, 2016
portada

Barquitos y palabras – Crónica Diario AM 27/11/2016

Ella27 noviembre, 2016
1421355142930_lc_galleryimage_atletico_s_fernando_torre

Aquellos maravillosos años – Crónica Diario AM 18/11/16

graunch18 noviembre, 2016

Copyright © 2015 DiarioAM