Aportación Propia

Crónica Diario AM 02/02/2015 – Algo distinto

Crónica Diario AM 02/02/2015 – Algo distinto
Anz

Magnífico encuentro el que nos presentaron ayer el Barcelona y el Villareal, antesala de una eliminatoria copera que ayer dejó claras muestras de no estar decantada precisamente. Para los amantes del futbol plástico será una nueva doble oportunidad de saborear un enfrentamiento entre dos conjuntos con personalidades bien definidas.

Tras el silbato que abría el juego la caballería blaugrana rápidamente tocó a zafarrancho y con una fluidez de balón cada vez mas asentada fue encajonando en puerto a un submarino bien parapetado tras sus dos líneas de cuatro escuderos. Simulaba un buen comienzo con rápidas recuperaciones y varios avisos del ayer desacertado Suarez. El estilete uruguayo pone pundonor e inteligencia en cada jugada mientras en su cogote se respiran susurros por la ineficacia cara a puerta. Quizás fuera conveniente entender ciertos mecanismos de ataque para saber apreciar el valor de su presencia charrúa en el eje ofensivo, no ya como el gran definidor que se le supone sino como elemento oxigenante para sus dos socios que sin duda saben agradecerle el anclaje y espacios de los que hace poco carecieron hasta su llegada.

Pero tras la primera oleada, desde el bando amarillo comenzaron a filtrarse regulares torpedos en la línea de flotación blaugrana. Marcelino demostró conocer bien a su adversario y los puñales castellonenses salían raudos tras cada intercepción defensiva, la clave para eso suceder radicaba en la presión en el lanzamiento hacia banda y el acompañamiento posterior de hasta tres integrantes de la medular que hasta instantes antes cubrían la frontal del área propia. Reseñar el enorme partido de Vietto que supo dar criterio y profundidad en cada ofensiva de su equipo percutiendo siempre en sus veloces compañeros.

Y lo que estaban siendo amenazas veladas acabaron convirtiéndose en certezas materiales cuando tras una larga y afortunada jugada, Cheryshev acabó embocando a gol un desviado disparo de su compañero Mario. Era la cristalización de una evidencia contradictoria, a pesar de ser el equipo menos goleado, el Barcelona sufre en demasía ante rivales que saben superar su línea de presión. Analizando las posibles causas podríamos encontrar una indefinición en la marca por parte de sus centrales, los abismos que surgen tras las espaldas de sus dos laterales y las mayores exposiciones al robo del balón debido principalmente al aumento en la verticalidad que parece haberse adueñado del antaño adormecedor juego horizontal desplegado.

Sea como fuere, el golpe pareció afectar al combinado local que careció de la claridad inicial y al que seguían rascándole los flancos a la mínima oportunidad. El túnel de vestuarios parecía asomarse como un jarro de agua fría en el recién fundado optimismo barcelonista después de una semana feliz. Pero en la última jugada del primer tiempo, tras una nueva ruptura del genial Messi, apareció la figura de Rafinha en pelota filtrada y con un recurso bello y efectivo envenenó un disparo al palo contrario donde la mano de Asenjo pudo solo demorar unas décimas lo inevitable, lo justo que tardó el bendecido Neymar para empujar el rechace. Justo desenlace a un primer acto atractivo.

Tras el descanso y con todo por decidir se reanudó el juego con las mismas apuestas de cada lado. Bien trabajado tácticamente este Villareal, que careciendo de la calidad que años atrás ha tenido, ha sabido hacer un bloque compensado que se presentaba hoy con una racha inmaculada de 18 encuentros consecutivos invicto, mas de 300 minutos sin encajar gol en contra y recién clasificado para la penúltima fase de la Copa del Rey, sin duda números serios para tomar en consideración.

Y en esas que estaba el Barcelona atacando cuando un despeje insustancial fue mal controlado por el recuperado Pique, salida fugaz de Dos Santos hacia el marco rival, gesto técnico perfecto para aguantar la llegada del argentino Vietto y de nuevo por delante en casa ajena. Nuevamente con poco se le hizo mucho daño a los blaugranas y se empezaba a fraguar la idea de que capítulos desafortunados anteriores estaban repitiéndose de nuevo. Capítulos que a cuentagotas y en momentos decisivos lo han ido perjudicando en la carrera hacia el título.

Eso sería así de no haber sucedido algunas cosas instantes después. La activación de Iniesta en su primer gran partido este año, basculando y asociándose con Alba y Neymar en el hasta ese momento inédito costado izquierdo blaugrana generó el chorro de futbol que estaban necesitando y en 5 minutos demoledores, primero Rafinha y después Messi remontaron un partido tremendamente complicado. Era la furia del gigante magullado, dos coletazos de talento puro a los que nada pudo oponer la retaguardia amarilla que claudicó mientras el derechazo del argentino limpiaba los ángulos de Sergio Asenjo.

La historia decía que tras algo así uno no puede reponerse y la lógica invitaba a pensar que era cuestión de minutos que cayesen mas perlas en el zurrón. Pero Marcelino seguro dormirá orgulloso hoy tras ver como sus muchachos no perdieron la compostura y hasta que el colegiado no pitó el encuentro nadie en el estadio respiró tranquilo. Fuerza en la adversidad del Villareal y una carencia también observada en los locales, cierta intranquilidad que debería ser estudiada más a fondo por Luis Enrique si quiere optar a todo.

Una parte fundamental de aquello por lo que el Barcelona fue en los últimos años parece haberse difuminado, la capacidad para dominar y gestionar los partidos, la templanza y el sueño narcótico que eran capaces de imprimir no es más que un espejismo, borrado por la eléctrica presencia de una delantera formidable en detrimento de una media muchas veces partida y comprometida, Busquets naufrago y Rakitic desubicado, hasta Iniesta parece preso de su vena acelerada en ausencia de su socio Xavi y tras el armario aparece la figura esperanzadora del hijo de Mazinho, una gran promesa que seguramente acentuará esa ansia por llegar antes a puerta, como si después de tantos años amasando una bola de repente se hubiesen todos cansado de aguardar y de ser pacientes.

El tiempo y los juegos restantes dictarán sentencia pero lo que está claro es que estamos ante algo distinto, los gustos de cada quien se posicionarán en lo que es mejor pero a día de hoy parece que los encuentros han ganado en dinamismo y en parte eso siempre es de agradecer. Y si además enfrente hay un rival con las ideas claras y calidad para ejecutarlas como lo ha sido esta noche el Villareal pues los amantes al fútbol no tenemos más que estar de enhorabuena.

Anz / Diario AM

¿Te gusta esta entrada?

32
Aportación Propia
Anz

More in Aportación Propia

Turquia

Vergüenza: Crónica Diario AM 15/11/2017

churchill15 noviembre, 2017
Volvo Ocean Race

Volvo Ocean Race – Crónica Diario AM 13/11/2017

churchill13 noviembre, 2017
img_rruano_20171106-120517_imagenes_md_terceros_rfef-1280x768px-kY9C--980x554@MundoDeportivo-Web

La camiseta de la discordia. Crónica DiarioAM 09/11/17.

Rockdactor9 noviembre, 2017
notas

Las notas: octubre 2017 – Crónica Diario AM 06/11/2017

churchill6 noviembre, 2017
Portada

Expectativas – Crónica Diario AM 05/11/2017

Ella5 noviembre, 2017
omnium-como-funciona-no-ciclismo-de-pista-

Ómnium, si el deporte. Crónica DiarioAM 02/11/17.

Rockdactor2 noviembre, 2017

Copyright © 2015 DiarioAM