Aportación Propia

Crónica 09/12/2014 – El profeta

Crónica 09/12/2014 – El profeta

“Moisés se quedó en el monte Sinaí cuarenta días y cuarenta noches recibiendo varias leyes e instrucciones de Dios.  

Al ver los israelitas que Moisés tardaba en bajar del monte, le dijeron a Aarón: Anda, haznos dioses que nos guíen, porque no sabemos qué le ha pasado a este Moisés que nos sacó de Egipto.

Y Aarón les contestó: Quítenles a sus mujeres, hijos e hijas, los aretes de oro, y traíganmelos aquí.

Así, Aarón los recibió, y fundió el oro, y con un cincel lo trabajó hasta darle la forma de un becerro.  Entonces todos dijeron: ¡Israel, este es tu dios, que te sacó de Egipto! Cuando Aarón vio esto, contruyó un altar ante el becerro, y luego gritó:  ¡Mañana haremos fiesta en honor al Señor!

Al día siguiente ellos, ofrecieron sacrificios.  Después el pueblo se sentó a comer y beber, y luego se levantaron a divertirse.  Entonces el Señor le dijo a Moisés:

Anda, baja porque tu pueblo, el que sacaste de Egipto, se ha echado a perder.  Muy pronto se han apartado del camino que yo les orderené seguir.  Esta gente es muy terca.   ¡Ahora déjame en paz, que estoy ardiendo de enojo y voy a acabar con ellos!  Pero de ti voy a hacer una gran nación!

Moisés, sin embargo, trató de calmar al Señor su Dios: Señor, ¿Cómo vas a dejar que digan los egipcios: ‘Dios los sacó con la mala intención de matarlos en las montañas’?  Acuérdate de tus siervos Abraham, Isaac e Israel, a quienes juraste por ti mismo y les dijiste:  ‘Haré que los descendientes de ustedes sean tan numerosos como las estrellas del cielo, y toda esta tierra que les he prometido a ustedes se la daré como su herencia para siempre.’

El Señor no hizo daño a su pueblo.  Entonces Moisés bajó del monte, trayendo en sus manos las dos tablas de la ley.  Dios mismo había grabado lo que estaba escrito en ellas.

En cuanto Moisés se acercó al campamento y vio el becerro y los bailes, ardió de enojo y arrojó de sus manos las tablas, haciéndolas pedazos al pie del monte; enseguida agarró el becerro y lo arrojó al fuego, luego lo molió hasta hacerlo polvo, y el polvo lo roció sobre el agua; entonces hizo que los israelitas bebieran de aquella agua.  Y le dijo a Aarón: ¿Qué te hizo este pueblo, que le has hecho cometer un pecado tan grande?

Y Aarón contestó: No te enojes conmigo.  Tú bien sabes que a esta gente le gusta hacer lo malo.  Ellos me dijeron: ‘Haznos un dios que nos guíe.’  Ellos me dieron el oro, yo lo eché en el fuego, ¡y salió este becerro!

Moisés se fijó en que el pueblo estaba desenfrenado y expuesto a las burlas de sus enemigos, pues Aarón no lo había controlado, así que dijo: Los que estén de parte del Señor, júntense conmigo.

Y todos los levitas se le unieron.  Entonces Moisés les dijo: Así dice el Señor, el Dios de Israel: “Tome cada uno de ustedes la espada.”

Los levitas cumplieron las órdenes de Moisés, y ese día mataron como tres mil hombres.

Al día siguiente, Moisés volvió a donde estaba el Señor en el monte, y le dijo: Realmente el pueblo cometió un gran pecado al hacerse un dios de oro.  Yo te ruego que los perdones; pero si no los perdonas, ¡borra mi nombre del libro que has escrito!

Pero el Señor le contestó: Sólo borraré de mi libro al que peque contra mí.  Anda, lleva al pueblo al lugar que te dije.  Mi ángel te guiará.

Y el Señor envió una plaga sobre el pueblo por haber adorado al becerro que Aarón les hizo.

Más tarde, Moisés cortó dos tablas de piedra iguales a las primeras y subió al monte Sinaí, tal como el Señor se lo había ordenado.  Entonces el Señor bajó en una nube y estuvo allí con Moisés.  Rápidamente Moisés se inclinó hasta tocar el suelo con la frente, y adoró al Señor diciendo: “¡Señor!  ¡Señor! Si en verdad me he ganado tu favor, acompáñanos. Esta gente es realmente muy terca, pero perdónanos nuestros pecados y maldad, y acéptanos como tu pueblo.”

El Señor dijo: “Pongan atención: yo hago ahora una alianza ante todo tu pueblo.  Voy a hacer cosas maravillosas que no han sido hechas en ninguna otra nación de la tierra, y toda la gente entre la que ustedes se encuentran verá lo que el Señor puede hacer. No hagan ningún pacto con los que viven en el país al que van a entrar.  No adoren a ningún otro dios, porque el Señor es celoso.  Su nombre es Dios celoso.”


 

“…Y tras incontables días bajó Pedrerol del palco del Bernabeu portando las tablas de la ley con las que fustigar al hereje Tebas.”

Tebas, que había sido útil en el pasado ahora deviene molesto compañero de viaje en una historia largamente repetida y como en Titanic todos sabemos el más que posible final.

Con la excusa de la violencia ultra ahora todos corren a tapar las vías de agua en el arca con esparadrapos y premuras.

465817_heroaUna denuncia por parte de Tebas por los gritos contra Messi y Catalunya en el pasado Real Madrid – Celta ha sido la chispa que ha prendido la mecha. Las hostilidades, demasiado tiempo soterradas, se han desatado abiertamente.

Si bien Tebas ha procedido con una torpeza extrema, el Real Madrid tampoco ha estado mucho mejor, esos 17 socios expulsados son a todas luces insuficientes como indicó Luis Enrique en la rueda de prensa posterior al derbi barcelonés (metiéndose en un jardín que no era suyo).

Básicamente porque el problema no es numérico, es de actitud (Y ahí no hay nadie que quiera meterse, ni Tebas, ni el Madrid, ni tan siquiera Luis Enrique, justificando una tolerancia hacia el insulto inadmisible para el entrenador de un club que hace gala de valores.)

Y es en las actitudes donde Tebas y Pedrerol compiten por el puesto de profeta de turno, el primero como supuesto portador de las buenas maneras (aquellas que ni en Vitoria ni en Badajoz le importaron) capaz de dictar qué decir dentro de un estadio.

El segundo por erigirse en supuesto portavoz de la moral de la tribu, aireando ahora lo que antes callaba convenientemente, siguiendo las órdenes de Florentino, autoerigido en Dios del pueblo madridista.

Su verdad, ya sea la de Tebas o la de Pedrerol (como representante de la caballería mediática florentiniana) es LA Verdad, la única. Ahora todos se rasgan las vestiduras por las actitudes de los grupos ultras (y no tan ultras) en los estadios comparando grito tras grito, afición con afición. Ni que esto fuera el concurso de chirigotas de Cádiz. Inútil comparación, inútil “y tú más”.

Durante años los dirigentes que ahora claman antes azuzaron. Los mismos a los que las “gracias” de los ultras (y no tan ultras) les parecían de “gente sana”, ahora ponen caras de “horror” más fingidas y falsas que monedas de tres euros, el viejo periodismo deportivo de antaño, basado en la objetividad, el rigor y la máxima pulcritud, tanto en el fondo como en las formas, hace tiempo que pasó a mejor vida.

Las tradicionales tertulias radiofónicas, con la irrupción de la TDT en nuestros hogares, dieron paso a un nuevo formato de entretenimiento televisivo, basado en el debate futbolístico y sustentado en la visceralidad, el forofismo y el discurso exarcerbado más radical. “Profesionales” de la información peleándose entre sí, defendiendo al equipo de sus amores como si estuvieran en la barra de un bar.1201

De aquellos polvos, estos lodos.

Que no me vengan ahora con cursilerías, con postureo digno, ni soluciones de medio pelo. Que no me vengan que los ultras son muy malos cuando era sabido por todos la catadura moral (y los antecedentes policiales) de muchos de ellos. Que no me vengan a decir lo que se puede o no se puede cuando debería sera algo que nuestro sentido común debiera dictarnos. No se puede ir pidiendo deportividad y respeto mientras se es cómplice con esas actitudes tanto a nivel de clubes como a nivel informativo.

Cinismo en estado puro.

Ayer Pedrerol rabiaba e inflamaba a la muchedumbre enfurecida en contra de un Tebas que sólo atina a disparar al bulto con una solución que no es la adecuada, ni en la forma ni en el fondo.

Lo que dice Tebas es una soberana tontería, más mediática que efectiva, postureo nuevamente, ¿ponemos un insultómetro y vamos acumulando puntos según la dureza del insulto o cómo va esto?

No son formas tampoco porque la denuncia al Real Madrid me parece una chapuza que roza la prevaricación desde el momento en que no se extiende al resto de clubes y siendo Tebas abogado eso tiene delito.

Y de Pedrerol, qué decir que no se haya dicho ya. Otro profeta de la peor calaña que no merece ni una línea más de la crónica de hoy, ni él ni ninguno, bastante daño han hecho todos ya.

¡Salud y cervezas!

CERVEZADiarioAM/@Kiasyd

 

¿Te gusta esta entrada?

32
Aportación Propia

"Omnia Mutantur, nihil interit" que diría Ovidio.

More in Aportación Propia

portada

Ingeniería (poco) financiera – 04/12/2016

Ella4 diciembre, 2016
clasico-650x300

Nada puede salir mal – Crónica Diario AM 2/12/16

graunch2 diciembre, 2016
fly-running-_-oriol-batista-13

Flyrunning y correr como locos. Crónica DiarioAM 01/12/2016.

Rockdactor1 diciembre, 2016
Los Rosberg

F-1: Rosberg se corona – Cronica Diario AM 28/11/2016

churchill28 noviembre, 2016
portada

Barquitos y palabras – Crónica Diario AM 27/11/2016

Ella27 noviembre, 2016
1421355142930_lc_galleryimage_atletico_s_fernando_torre

Aquellos maravillosos años – Crónica Diario AM 18/11/16

graunch18 noviembre, 2016

Copyright © 2015 DiarioAM