Aportación Propia

Crónica 09/11/2014 – Genialidad

Crónica 09/11/2014 – Genialidad
Ella

 

Querid@s Damistas,

Eva siempre había sido una excelente alumna, desde pequeñita. Ya conocen el clásico: buena estudiante, responsable, no habla en clase, hace todos los deberes, nunca hace ninguna barrabasada… Y claro, todo el mundo se acostumbra a tanta excelencia: los profesores, los otros alumnos, sus padres, sus hermanos, sus amigas… Eva está encantada evidentemente. Ella se esfuerza mucho en ser buena alumna, siendo consciente que tiene la suerte de haber nacido con un talento natural para el estudio (y eso no se puede comprar).

Eva también sabe que la suerte es para quien la busca, y que se puede nacer con talento para los estudios, pero que si uno no entrena el talento no sirve para nada. Es como esa persona que tiene un talento natural para la danza pero no va a clase de danza a aprender. ¿De qué sirve tener el talento si no trabajas tu técnica, tu estado físico, tu expresión sobre un escenario? Pues de nada, no sirve de nada. Con los estudios es lo mismo: si uno nace inteligente y de aprendizaje rápido pero no trabaja, las notas no serán todo lo excelentes que podrían ser.

No es el caso de Eva. Eva es brillante en muchas facetas de su vida (y su trabajo le cuesta). La gente que la conoce incluso la define como una “persona muy recomendable”, pues Eva intenta en todo momento ser perfecta. Ella sabe muy bien que la perfección no existe, pero no cejará en su empeño de acercarse lo máximo a ella: estudio, esfuerzo, vida sana, buenas compañías, estabilidad personal… Eva pone el máximo de su parte para que todo salga bien y cumplir las expectativas de profesores, padres, amigas… Y de paso dar un poco de rabia a los otros alumnos, que no está de más encontrar cierta satisfacción personal en pasar por encima de la competencia, para qué engañarnos.

 

Lisa

 

Pero claro, Eva es humana, por mucho que haya gente a su alrededor que lo olvide. No es que Eva pase por un momento de rabia, de rebelión contra sus padres o el colegio, para nada. Simplemente Eva observa que a su alrededor otros se lo pasan bien con mucho menos esfuerzo que ella. Eva no piensa en salir de fiesta ni en hacer tonterías, simplemente se pregunta qué pasa si baja un poco el ritmo. Al fin y al cabo, ¿no ha dado suficientes satisfacciones a su alrededor como para merecerse una bajada de revoluciones? 

Y Eva las baja. No mucho, pero claro, cuando una alumna de matrícula de honor baja de revoluciones se nota en seguida. Todo el mundo está acostumbrado a la casi perfección, y de pronto notables y excelentes no son suficiente. No son suficiente para los profesores, ni para las amigas que andan extrañadas y cuchicheando por detrás, pero sobre todo no son suficiente para su propia familia. Precisamente la gente que más la quiere, y que la tendría que apoyar al máximo, es la que está más decepcionada. Y eso duele mucho, sobre todo para alguien que siempre ha dado tanto y que en estos momentos quizás necesita que le den las gracias, una palmadita en la espalda, unos ánimos. Al fin y al cabo, peores alumnos que ella reciben alabanzas cuando se esfuerzan (¡y no se esfuerzan todo el rato como ella!). En cambio, ella no suele recibir alabanzas.

Sin embargo las cosas no pasan como ella había calculado. No sólo no recibe alabanzas cuando da el máximo, sino que cuando da menos recibe críticas, aunque ese “menos” siga siendo mucho mejor que los resultados de la inmensa mayoría de alumnos.

Y Eva no está contenta. No cree que lo que pida sea demasiado. Simplemente quiere o necesita ser más “humana” durante un tiempo: no es posible mantener ese alto nivel de exigencia personal y educativa por los siglos de los siglos. Decepcionada, comprueba que su entorno, sobre todo su familia, no entiende nada y está descontento con ella.

Eva volverá a ser la mejor. Eva volverá a estudiar a tope y no habrá quién la supere. El “bache” quedará atrás. Lo triste es que ese “bache” no era tal. Simplemente Eva quiso ser un poco como todo el mundo, para saber lo que se sentía.

Pero se ve que a los genios no se les permite ser humanos.

 

 

 

El “Classico” (con dos s y sin acento, qué le haremos)

Este domingo 9 de noviembre pasan muchas cosas: ciñámonos a las deportivas. Estaba ojeando hoy un poco el Liverpool-Chelsea (victoria para los de Londres por 2-1), y pensaba al mismo tiempo en ustedes. La Premier tiene mucho atractivo en el mercado televisivo internacional, llegando a ser retransmitida en una tierra tan poco futbolera como la estadounidense y todo. Y en mis pensamientos andaba yo perdida, diciéndome que a menudo les hablo aquí de la liga francesa y la cosa no acaba de calar (también les hablo de Osasuna y ni los rojillos reaccionan, y lo digo sin acritud, eh).

Pues bien, hoy vengo decidida a que me hagan caso, ni que sea chantajeando emocionalmente a la mayoría barcelonista del foro recordándole que el Paris Saint-Germain es el rival para el liderato del grupo de Champions. ¿Son del Barça? Pues háganme un poco de caso con la liga francesa, hombre ya…

A las 21h de hoy se juega el “Classico” de la liga francesa, el partido que enfrenta al PSG contra su archienemigo, el Olympique de Marsella (el único equipo francés que ha ganado la Liga de Campiones, merece la pena ser recordado aquí y ahora). Ante tal acontecimiento vale la pena que le dediquemos el espacio que se merece. Por cierto, 160 países tienen los derechos de emisión del partido: España no está entre ellos. O sea que utilicen su imaginación si quieren verlo… Por mi parte, yo estaré rodeada de seguidores parisinos del género masculino, con una camiseta uruguaya puesta como muestra de apoyo a Edinson Cavani, que así no tendrán dudas de qué lado estoy… Por si acaso. Acabaré con la cabeza como un bombo, como si lo estuviese viendo…

 

PSG OM

 

¿Cómo llegan ambos equipos al partido? Pues bien, este partido tiene mucha emoción este año. Para empezar, el líder de la liga francesa es el OM con 28 puntos. Le sigue el PSG con 24, empatado con el Girondins de Burdeos (y sé que al menos hay UN seguidor del Girondins entre ustedes, uno que está erasmuseando en estos momentos…). Sin embargo, aunque les parezca difícil de creer, ésta es sólo la quinta vez que ambos equipos se enfrentan estando en las dos primeras posiciones de la clasificación. No sólo eso, sino que además se da una serie de coincidencias estadísticas curiosísimas para el partido. En 84 partidos jugados (se incluyen todas las competiciones), la cosa está así:

 

  • 33 victorias para Marsella
  • 33 victorias para París
  • 18 empates
  • 106 goles marcados por parte de Marsella
  • 106 goles marcados por parte de París
  • El PSG ha ganado 9 veces en Marsella
  • El OM ha ganado 10 veces en París (pero sólo 9 en el Parc des Princes, la otra en Saint-Ouen)
  • La media de goles por partido es de 2,5

 

Y si creen que me he equivocado copiando los datos me deben una disculpa. Resulta que no es un error: el PSG y el OM están en empate técnico en todos los aspectos. Mismo número de goles, mismas victorias… No me negarán que a veces la vida es muy divertida. Repasemos juntos algunas anécdotas históricas de este encuentro. 

En 1989 tuvo lugar un encuentro que iba a ser definitivo para decidir el campeón de liga. El PSG era líder, el OM iba justo detrás con un punto menos y sólo quedaban tres jornadas. Los marselleses ganan en casa por la mínima y se ponen líderes. Fue su primer título en 17 años. El PSG perdió esa “final” y no pudo recuperar el terreno en las últimas jornadas.

En 1993 la cosa tuvo mucha, mucha tela. El OM se clasificó para la final de la Champions contra el AC Milan. Justo antes jugó un partido en principio intranscendente contra un equipo llamado Valenciennes. Ganaron 1-0, jugaron la final europea y volvieron a ganar (1-0 también). Tres días después les tocaba enfrentarse contra el archienemigo parisino, y nadie dudaba de la victoria marsellesa. Les separaban dos puntos en una época donde una victoria era eso, dos puntos, y París cayó 3-1. Marsella se proclama campeona de la liga pero estalla el escándalo…

… Y es que ese partido en principio intranscendente contra un equipo nada conocido, el mencionado Valenciennes, había sido amañado. Como se demostró ante la justicia, dirigentes del OM habían comprado a ciertos jugadores de Valenciennes (un portero, un defensa y un delantero) para que dejasen ganar al OM, y de paso se asegurasen de no lesionar a nadie antes de la final de Champions. El pastel se descubrió porque intentaron comprar a un jugador, Jacques Glassmann, y éste se negó a aceptar el dinero. Pero Glassmann, un tipo aparentemente de principios, en la pausa del partido le dijo a su entrenador que le habían intentado comprar, que allí estaba pasando algo, lo cual desencadenó la posterior investigación.

 

Glassmann

 

A Marsella se le otorga el título de campeón de liga pero un año después, al finalizar el juicio, se confirman las sospechas: los marselleses habían comprado a los tres jugadores (uno de ellos enterró el dinero en el jardín de una tía suya, no me digan que la cosa no parece sacada de un cómic). Evidentemente, Glassmann no formaba parte del trío comprado, y sin embargo se le puso una cruz encima y se le consideró un traidor por parte de los seguidores. Como pasa demasiado a menudo, el camino correcto no es el más fácil… Al menos la FIFA le dio el “FIFA Fair Play Award” de 1995. Al OM se le despojó del título de campeón de 1993 (que no pasó a manos del PSG ni de nadie, ya que no fue reclamado por los parisinos, en ese momento propiedad de Canal Plus) y en la temporada siguiente se le bajó a segunda división de regalo. Tela marinera…

En 1997 tenemos más polémica, ¿o se pensaban que eso es patrimonio sólo de los Barça-Madrid? El PSG iba líder hasta que un italiano del Marsella, Fabrizio Ravanelli, hace una simulación de penalti al “tropezarse” con su propio pie. Aquí tienen la jugada:

 

 

Nadie ve penalti excepto el árbitro, Monsieur Puyalt. Laurent Blanc, hoy entrenador del PSG pero entonces jugador en el OM, chuta y marca, y los marselleses se llevan la victoria por 1-2. Para quien entienda la lengua de Victor Hugo, aquí tienen un compañero de equipo de Ravanelli, Xavier Gravelaine, contando cómo esa misma semana, en el entrenamiento, había visto al italiano ensayando el penalti. Ver para creer:

 

 

Por cierto, Ravanelli siempre ha mantenido que no simuló el penalti, escrito queda.

En 2004 el bus de los marselleses es atacado al llegar al Parc des Princes, heridas incluidas a su entrenador. En 2005 el vestuario visitante en Marsella apesta a amoníaco y los parisinos no pueden utilizarlo. Numerosas son las medidas de seguridad que se implantan para evitar el desplazamiento masivo de seguidores de uno y otro equipo a la ciudad enemiga… No en vano, la ciudad francesa con más presencia policial es Marsella, y no París, lo cual da medida de la naturaleza complicada de la ciudad mediterránea.

Por todo ello, les aconsejo que esta noche, a las 21h, no se pierdan el clásico francés. Además, parece que Zlatan el Magnífico se ha recuperado por fin de su problema de talón y podría jugar (y falta que les hace a los parisinos, porque sin él carecen de gol de una manera alarmante).

¿Qué creo yo que va a pasar? Pues cualquier cosa excepto un partido plácido, sobre todo para el árbitro…

 

Osasuna, como de costumbre

Bueno, bueno, bueno, esto mejora un poco. Y es que Osasuna va undécimo en la Liga Adelante (aunque con un partido más, pero seamos optimistas). Jugaron ayer contra el Numancia y arrancaron un puntito tras un partido sin goles pero con polémica, ya que se anuló un gol a Kenan Kodro por un fuera de juego muy poco claro… Al menos es el primer partido de la temporada en que su portería se queda a cero, lo cual es un progreso positivo. De momento, Osasuna no ha ganado ningún partido como visitante, habrá que seguir trabajando duro.

Retomemos la historia del equipo, como cada domingo, con el objetivo de hablar de otra cosa que no sea el Barça y el Madrid todo el día (y no miro a nadie…). Grandes hazañas esperan a los rojillos en los años 80, y aquí se las vamos a contar.

 

1990-uefa

 

En la temporada 1979-1980 Osasuna consigue volver a Primera División después de 17 años. Ahí se queda durante catorce temporadas consecutivas. Todo fue gracias a un gol de Chuma Rández en la última jornada ante el Murcia. 

Durante esos primeros años en la máxima categoría Osasuna se convierte en la revelación del campeonato, gracias a su entrenador Pepe Alzate. En 1982-1983 se crea un centro de formación para jóvenes futbolistas para poder trabajar la cantera también.

Alzate deja el banquillo y es sustituido por un yugoslavo, Ivan Brzic (los de provecta edad aún nos acordamos de cuando Yugoslavia era un país…). En 1984-1985 Osasuna alcanza la sexta posición en liga y por primera vez en su historia se clasifica para una competición europea, la Copa de la UEFA. Eliminan en la primera ronda nada más y nada menos que a los escoceses Glasgow Rangers, y Patxi Rípodas es autor del primer tanto en Europa en toda la historia del equipo. Sin embargo, en segunda ronda son eliminados por los belgas del Warengen desgraciadamente…

 

1980-europa

 

Llega la época de Pedro Mari Zabalza como entrenador, después de la destitución de Brzic (por cierto, fallecido en junio pasado). Zabalza hace un gran trabajo y Osasuna es quinto en 1987-1988, décimo al año siguiente… Y en 1990-1991 Osasuna termina cuarto en la liga, la mejor clasificación de toda su historia.

Por segunda vez participan en la Copa de la UEFA, y en diciembre de 1990 son capaces de ganar en el Bernabéu 0-4, con un hat trick del polaco Jan Urban.

La semana que viene entraremos en los años 90, con muchas cosas por contar.

 

Miss Saigon

La semana pasada les hablé del estreno del musical “Sister Act” en Barcelona. Hoy vamos a bucear en el Broadway más clásico, aunque en este caso hablaremos de un musical que no cumple dos de las normas más básicas: no fue estrenado en su momento en Nueva York sino en el West End londinense, y no tiene nada de cómico, ya que la historia es muy triste. “Miss Saigon” habla de la historia de amor entre una huérfana vietnamita y un soldado estadounidense hacia el final de la guerra de Vietman. Evidentemente, ante tamaño escenario la tragedia se impone, y hasta aquí puedo leer.

Prometo hacer un esfuerzo por traerles actores de musical masculinos en el futuro, ya que a menudo me centro en las mujeres. De momento, hoy les traigo a Lea Salonga, que es al musical algo así como Ronaldinho al fútbol: una genia. Lea Salonga, de origen filipino, fue descubierta buscando a la intérprete del personaje principal de “Miss Saigon”, Kim. La actriz tenía que ser jovencita, de rasgos asiáticos y con una voz de ángel, y así se llegó hasta Salonga, a la que hubo que ir a buscar a Filipinas, y a la que hubo que enseñar inglés también. Les dejo con algo inhabitual, imágenes del casting de Salonga, cuando aún no le habían dado el papel, cantando una de las canciones de “Miss Saigon” con Claude-Michel Schönberg, el compositor, otra leyenda de este mundillo. Salonga demuestra que cuando uno sabe cantar, sabe cantar lo que sea, aunque no conozca la partitura.

Pórtense bien esta semana…

Ella / Diario AM
Twitter: @EllaDiarioAM

 

 

¿Te gusta esta entrada?

32
Aportación Propia
Ella

Desvariando semanalmente desde París (Francia). Y "echar" va sin h. Todo empezó en octubre de 2009, justo antes de mudarme a vivir a París. El hermano pequeño de mi mejor amiga me dijo "tienes que visitar un blog muy divertido…". Y aquí estamos unos años después, de administradora y dominadora del mundo, contando cada domingo batallitas varias ("yo he venido aquí a hablar de mi libro", que decía aquél). Aviso para navegantes: mis posts se han de leer con el sentido del sarcasmo incorporado si se quiere disfrutar de la experiencia completa. Y el deporte femenino existe.

More in Aportación Propia

portada

Ingeniería (poco) financiera – 04/12/2016

Ella4 diciembre, 2016
clasico-650x300

Nada puede salir mal – Crónica Diario AM 2/12/16

graunch2 diciembre, 2016
fly-running-_-oriol-batista-13

Flyrunning y correr como locos. Crónica DiarioAM 01/12/2016.

Rockdactor1 diciembre, 2016
Los Rosberg

F-1: Rosberg se corona – Cronica Diario AM 28/11/2016

churchill28 noviembre, 2016
portada

Barquitos y palabras – Crónica Diario AM 27/11/2016

Ella27 noviembre, 2016
1421355142930_lc_galleryimage_atletico_s_fernando_torre

Aquellos maravillosos años – Crónica Diario AM 18/11/16

graunch18 noviembre, 2016

Copyright © 2015 DiarioAM