Aportación Propia

Crónica 20/07/2014 – Inspiración/Expiración

Crónica 20/07/2014 – Inspiración/Expiración
Ella

 

 

Querid@s Damistas,

Anoche estaba comentando que, desde que escribo en este blog (todo empezó en octubre de un ya lejano 2011), he podido entender mejor por qué los artistas de éxito, sea cual sea su disciplina, parecen tener una vida personal trágica y complicada en la mayoría de los casos. Podríamos decir que la desgracia es más inspiradora que la felicidad… Y es que, si uno es feliz con su vida, ¿qué tiene que contar al mundo?

Luego se me vino a la cabeza mi querido y admirado Victor Hugo, una de las razones por las que soy inmigrante en tierras galas. Pero inmediatamente recordé que Hugo tuvo que enterrar a su querida hija Léopoldine de 19 años (se ahogó en el Sena por accidente, al volcarse la barca en la que viajaba, ya me dirán qué muerte más evitable), que estuvo exiliado, que jamás le fue fiel a su esposa oficial, que tuvo un hermano y otra hija esquizofrénicos… Y que muchos estudios afirman que todas estas desgracias sirvieron de inspiración para el escritor. Y es que ¿de qué sirve hablar de la gente si lleva una vida ordenada, clásica y sin sobresaltos?

 michael_jackson-justin_bieber_0

 

Y me dirán, fieles lectores dominicales… ¿Qué tiene que ver todo esto con el deporte? Pues nada y todo. Como repetimos incansablemente (y probablemente de manera inútil) desde esta tribuna, lo importante es vender. No todo el mundo tiene algo que contar y ponerse a la altura de Victor Hugo. Por eso pasan las cosas que pasan cuando la inspiración falla.

Y nos encontramos con noticias como que todo un señor entrenador campeón del mundo (y no diremos aquí que Alemania no mereció alzarse con la ansiada copa el otro día), pues que el tal señor se mete el dedo en la nariz, sí, sí, ese gesto tan cotidiano y que nadie puede decir que no realiza a menudo. Pues el señor Löw se mete el dedo en la nariz (como imaginamos que también va de vientre a menudo, sufre flatulencias de vez en cuando, se le acumula suciedad bajo las uñas o necesita una ducha diaria para oler bien), y luego va y se le ocurre dar la mano a cierto jugador del equipo de Portugal. Y si metemos las palabras “Löw nariz” en un conocido buscador de internet salen 1.550.000 resultados de la búsqueda. Han leído bien: he escrito un millón quinientos cincuenta mil resultados.

 

Joachim-Low-se-limpio-la-nariz_54410028615_54115221152_960_640

 

Por cierto, me acabo de meter el dedo en la nariz, ¿será noticia?

La inspiración tampoco aparece cuando otro jugador, éste subcampeón del mundo en 2014, tiene problemas digestivos y sufre arcadas a menudo. Poco importa que uno sienta una presión insoportable por parte de su país y de su club para ser el mejor siempre, sin fallar un solo partido. Tiene que ser otra cosa… Poco importa que cosas así nos pasen a todos nosotros todos los días. ¿No hay inspiración? ¿No tenemos el talento de Victor Hugo? Pues tenemos 275.000 hermosos resultados en el susodicho buscador para las palabras “Messi vómitos”. Doscientos setenta y cinco mil resultados: muchos menos que para la nariz alemana, es digno de mención. Un moco interesa más que un vómito, y sin embargo lo primero lo tiene todo el mundo, lo segundo no. A la cama no te irás…

 

Vomitos Messi

 

Por cierto, ¿saben qué? Que cuando viajo de copiloto en un coche y me piden que ayude con el GPS, en unos 30 segundos estoy mareada y con ganas de vomitar (uno de los numerosos efectos secundarios de la hipotensión, uno se marea con leer una palabra). ¿Nadie quiere entrevistarme, o sacarme fotos con la cara blanca del mareo, o analizar si se debe a las hormonas, mi vida disoluta o mis problemas para convertirme en millonaria porque el fisco francés se lleva por delante la mayoría de mis ingresos? ¿Nadie?

Pfff, son ustedes unos sosos…

Y me acabo de meter el dedo en la nariz otra vez, ale.

 

zidane

 

Pero llega el verano, no nos quejaremos. Sacaremos la ropa ligera, los pareos, los gorros, las gafas de sol y las chancletas… ¿Pero qué ven mis “jojos”? Uno que se pinta las uñas de negro… ¿Alguien va a dejar pasar la oportunidad de hacer noticia de un acto de belleza personal totalmente anodino? Ni hablar, relleno para el verano. ¿Que dicen que en el avión del otro día murieron 100 investigadores del SIDA? ¡A quién le importa! Una pedicura negra es mucho, muchísimo, pero mucho más importante como noticia.

Tenemos otro jugador, pero éste nunca llegó a Brasil 2014. Sin embargo, Brasil o no Brasil, cierto sueco decidió operarse la nariz (esta servidora considera que no existía necesidad, pero si el susodicho se quería operar, pues bueno, habrá que aceptarlo). Y claro, llegan los compañeros cachondos argentinos y casi malogran el resultado… Poco importa, porque precisamente el colega argentino también llenará páginas cuando su media naranja hable de abstinencia sexual durante el Mundial 2014…

 

zlatan 

Ya está, nombrado el sexo no se puede llegar más arriba en el interés de los lectores. ¿Política? ¿Economía? ¿Religión? ¿Futuro de la Humanidad? Nada, que hablamos de sexo y nos volvemos todos locos loquísimos. Vamos a vender sexo, que es para lo que habíamos venido aquí, ¿verdad? Y así va la prensa deportiva, que uno entra y se encuentra mujeres ligeras de ropa. O si el navegador, a través de las dichosas cookies, sabe que está ante una fémina, con un poco de tiempo cambiará la publicidad masculina por anuncios variados de champú, sitios web de venta de ropa o páginas para solteras en búsqueda desesperada de citas de “calidad” con chicos de anuncio. Y una simplemente quería ver cómo iba el Tour de Francia…

 

  1. Vincenzo Nibali
  2. Alejandro Valverde (+4:37 min)
  3. Romain Bardet (+4:50 min)
  4. Thibaut Pinot (+5:06 min)
  5. Tejay Van Garderen (+5:49 min)

 

Pero no, el mensaje es claro: lávate el pelo, cómprate ropa nueva y busca ente masculino para apareamiento inmediato (cierto es que el proyecto tiene más posibilidades de éxito con el pelo limpio y ropa a la última, pero oigan, me resisto a encontrar la pertinencia de estas publicidades). 

Y es que interesa más el apareamiento (aunque sea ajeno) que los motivos por los que Victor Hugo estaba en contra de la pena de muerte, o por qué se empeñó en que se invirtiese más dinero en escuelas que en prisiones… 

Y esto es lo que nos espera durante el verano, amiguitas y amiguitos damistas. Veremos quién paga más caro un jugador que quizás sale rana. Estaremos atentos a las vacaciones de los ricos y famosos, vacaciones que quizás sean más exóticas que las nuestras (para los que podamos disfrutarlas), pero no por ello más felices. Nos preguntaremos quién se ha hecho algún retoque estético mientras devoramos un helado ante la insoportable canícula. Si nuestro equipo no ha ganado nada, soñaremos con lo imposible para la próxima liga, mientras los cavernarios se ocupan de mantenernos entretenidos con “noticias” veraniegas. Si nuestro equipo ha ganado algo, los mismos cavernarios se ocuparán de explicarnos que el año que viene ganaremos más y mejor (y es que no hemos aprendido nada del 7-1 mundialista…).

 

Alves 

La pregunta es: ¿cuánto nos dejaremos dirigir? Y es que como debatíamos el otro día en el foro, tenemos el poder de escoger qué leemos y qué ignoramos. Porque quizás nos creemos que lo que mola es leer “El Alquimista” de Paulo Coelho (estupendo libro, pero tan manoseado y citado que han destruido la gracia), colgar fotos hipster en Facebook, ir de borrachera a las Baleares, sacarse fotos con los amigos/amigas guaperas de turno con una copa en la mano, poner en el currículum alguna palabra en inglés (y si esas palabras son “Business Development” ya lo flipamos), declararse el mayor fan del mundo de los White Stripes, pasar un fin de semana en Amsterdam para visitar el Barrio Rojo pero ni enterarse de la existencia de la casa de Anna Frank… Y sobre todo y ante todo, pedirle a la caverna más madera, pensando que los hermanos Marx fueron una familia de comunistas. 

Podemos escoger. Escojamos. No más caverna. No más récords vacíos. No más manipulación.

Apaguen la caverna y enciendan el cerebro. No será fácil, pero tampoco doloroso. Simplemente habrá que practicar.

 

Fundido y negro

Combatamos el bienquedismo con más bienquedismo. Y es que ¿quién se atreve a decir que Meryl Streep no es una excelente actriz? Ya sea mujer divorciada, monja católica, primera ministra inglesa, editora feroz o campesina en la madurez, Streep nos convence siempre. ¿Y qué les parece que sea una cantarina bruja también? Pues es lo que será cuando las próximas Navidades se entrene su nueva película, “Into The Woods”, que no les dice nada pero es uno de los musicales de mayor éxito de Stephen Sondheim. Y como el nombre de Sondheim tampoco les dirá nada, crueles orcos sin corazón, se van a internet y buscan la canción “Send In The Clowns”. El 95% de ustedes la reconocerán.

¿Y Streep? Pues Streep no es nueva en esto de los musicales, y es que en 2008 pasó con nota el test con “Mamma Mia!”, una deliciosa película (que viene de un musical de Broadway) llena de canciones de los suecos ABBA. Quien escribe es bastante (o muy) exigente cuando estrellas consagradas, sin previa carrera musical, dicen que van a aparecer cantando y bailando, con el riesgo grande de que le arruinen a uno el placer. Sí Madonna, sí Russell Crowe: os estamos mirando.

Pero la Streep es mucha Streep, y esta actriz puede con todo lo que le echen (sin h). ¿Que tiene que hacer de Donna y ponerse setentera mientras canta y baila? No sólo lo hará, sino que además nos encantará. Y si encima tiene como cómplices a la maravillosa Christine Baranski y a la desternillante Julie Walters, una no puede más que decir: ¿y qué importa si no tengo el pelo brillante ni estoy vestida a la moda? ¡Yo también puedo ser una dancing queen! ¡Y pondré el mundo a mis pies!

 

Ella / Diario AM

Twitter: @EllaDiarioAM

 

 

 

 

 

¿Te gusta esta entrada?

25
Aportación Propia
Ella

Desvariando semanalmente desde París (Francia). Y "echar" va sin h. Todo empezó en octubre de 2009, justo antes de mudarme a vivir a París. El hermano pequeño de mi mejor amiga me dijo "tienes que visitar un blog muy divertido…". Y aquí estamos unos años después, de administradora y dominadora del mundo, contando cada domingo batallitas varias ("yo he venido aquí a hablar de mi libro", que decía aquél). Aviso para navegantes: mis posts se han de leer con el sentido del sarcasmo incorporado si se quiere disfrutar de la experiencia completa. Y el deporte femenino existe.

More in Aportación Propia

Quiz

Quiz: ¿Quién marcó primero? – Crónica Diario AM 21/08/2017

churchill21 agosto, 2017
Quiz

Quiz: Escudos – Crónica Diario AM 14/08/2017

churchill14 agosto, 2017
CTE

CTE – Crónica Diario AM 13/08/2017

churchill13 agosto, 2017
Quiz

Quiz: ¿Donde nació? – Crónica Diario AM 07/08/2017

churchill7 agosto, 2017
Portada 2

Despedida a un grande, un enorme – Crónica Diario AM 06/08/2017

Ella6 agosto, 2017
Quiz

Quiz: Pasapalabra – Crónica Diario AM 31/07/2017

churchill31 julio, 2017

Copyright © 2015 DiarioAM