Aportación Propia

Crónica Diario AM 14/7/2014 – La senda de un sueño

Crónica Diario AM 14/7/2014 – La senda de un sueño
Anz

Verano de 2008, la selección de España se alza con el trofeo que la acredita como campeona de Europa tras vencer en la final a la escuadra alemana. Un nuevo estilo, basado en un patrón marcadamente asociativo entre sus componentes como motor fomentador del juego, vino a revolucionar las estructuras modernas, basadas principalmente en las características físicas, que estaban siendo empleadas desde comienzos de siglo.

Irónicamente lo novedoso de aquel estilo radicó en la perfecta sintaxis de otros antiguos sistemas que se habían probado exitosos en diferentes épocas pero a los que los tiempos habían dejado caducos tras ser neutralizados por la intrínseca ley de reacción que surge tras el efecto. Indudablemente podían verse en él vestigios de las maneras combinativas de la escuela holandesa para generar ofensivas al mismo tiempo que se aplicaba el posicionamiento y presión desarrolladas por los italianos.

El resultado se materializó en un futbol armónico y vistoso al mismo tiempo que se presentaba como tremendamente efectivo, utilizando las armas de creación y ataque como método defensivo también. Las posiciones ganadas a través de interminables rondos permitían después iniciar una sofocante presión para recuperar el esférico lejos siempre de tu propia portería. Fue una novedad germinada tras cosas ya inventadas.

El entrenador de la selección que aquel día perdió pudo haber hecho muchas cosas en ese momento y tales decisiones siempre suelen definir el devenir de los acontecimientos a posteriori. En la soledad de una derrota uno se plantea muchas cosas si se es inteligente pero si además se tiene la suficiente humildad, se abre a sí mismo ante opciones que quizás nunca se había planteado anteriormente y las acepta como validas aunque estas rompan con los moldes en los que fuiste instruido.

Joachim Low consiguió vislumbrar aquel día una grieta en el futuro, coloco su vista en aquella ranura temporal y creyó entender como el mundo iba a girar a partir de entonces. Desconozco si para el manager germano fue mas una revelación o una confirmación en lo que ya creía pero desde ese instante sus pasos fueron netamente encaminados a seguir un camino del que ya sus convicciones no le dejaron desviarse.

Apoyado por una federación que confiaba en sus capacidades y compartía su visión, ejemplo de madurez del que tantos deberían aprender cuando las incertidumbres y miedos llaman al marco de nuestra puerta abatida, fue refrendado una y otra vez en cada una de las siguientes caídas por más que hubiesen sido dolorosas, sin debates ni confrontaciones, simplemente siguiendo aquel camino marcado en larga proyección.

Además de la inteligencia y humildad necesarias, Joachim cultivo la paciencia y la confianza en su plan y se dedicó a resquebrajar mitos y corsés ajados en la cultura de su pueblo para poco a poco, con el ritmo incansable de aquellas gentes del norte, transformar una de las filosofías más férreas que puede haber. Y sin embargo consiguió aislar y proteger el alma teutona en esa metamorfosis para que aun cambiando la puntera por el interior de la bota, Alemania siguiera siendo reconocible en su empuje y mentalidad ganadora de siempre.

El resultado es lo que hoy mismo vemos. Un conjunto terrible, capaz de revolcar humillantemente a la anfitriona Brasil en su propio mundial con una solvencia insultante y a la vez competir en coraje y garra contra auténticos martirios como Argentina. Si bien este equipo no está completado como lo estuvo España en su día, va en camino, repleto de juventud y talento en muchas de sus posiciones, pero quizás careciendo de cierta estabilidad de conjunto que le permita arrollar la mayor parte del juego o refugiarse en las tempestades de caos a los que sus rivales les sometan.

No han cuajado un mundial redondo, algunas sombras se entremezclan entre las luminosas jugadas que regalan, pero el futbol ha sido justo con los amantes del deporte combinativo, del planteamiento como equipo ofensivo independientemente del contrario, de la suma de los elementos por encima del brillo individual, del compromiso en una idea romántica que surgió años atrás y que hoy por fin florece en el esplendor de los títulos.

El futbol ha sido justo con Alemania y con Joachim Low. Enhorabuena a él y a sus chicos, enhorabuena al campeón y a todos aquellos que día tras día persiguen una idea aferrada en sus voluntades, enhorabuena a los que siguen la senda de un sueño.

Anz / Diario AM

FBL-BRAZIL-WC2014-MARACANA-CHRIST

¿Te gusta esta entrada?

32

More in Aportación Propia

portada

Inconquistable – Crónica Diario AM 15/10/2017

Ella15 octubre, 2017
parkour-director-scott-bass

Parkour, o arte del desplazamiento. Crónica DiarioAM 12/10/17

Rockdactor12 octubre, 2017
notas

Las notas: agosto – septiembre – Crónica Diario AM 09/10/2017

churchill9 octubre, 2017
Portada 2

Linchamientos públicos – Crónica Diario AM 08/10/2017

Ella8 octubre, 2017
devon y Andrey

Al arte del pulso. Crónica DiarioAM 06/10/17

Rockdactor6 octubre, 2017
owngoal

AUTOGOLES

ercanadiense3 octubre, 2017

Copyright © 2015 DiarioAM