Aportación Propia

Crónica 08/07/14 – Invencibles.

Crónica 08/07/14 – Invencibles.

“En tiempos de guerra la verdad es la primera víctima”

 

Sun Tzu

 

Corría el año de nuestro Señor de 1588 cuando Felipe II, dentro de lo que fue la Guerra Anglo-Española de 1585-1604, decidió enviar una flota con la intención de destronar a Isabel I de Inglaterra. Dicha flota tenía como principal labor el transporte de manera segura de los Tercios que esperaban en Flandes hasta las costas inglesas, así como enfrentarse a su contrapartida inglesa y destruirla.

La historiografía inglesa nos vendió durante bastante siglos la derrota de “La Armada invencible” (denominación de origen inglés, puesto que el nombre español era La Grande y Felicisíma Armada) a manos de los agudos ingleses que aprovecharon las circunstancias para inflingir una severa derrota al altanero Imperio Español.

La realidad, sin embargo, fue otra.

Si bien es cierto que el objetivo original no se logró, principalmente por las malas condiciones climáticas reinantes, el 75% de la flota logró regresar a puertos del Imperio. Sólo hubo enfrentamientos menores que se saldaron con ligeras pérdidas por ambos bandos y el contraataque en forma de “Invencible Inglesa” que se ejecutó durante el año siguiente con el objetivo de destruir los restos de la Armada Española aprovechando la ventaja táctica se saldó con un sonoro fracaso que garantizó la hegemonía española de los mares durante casi medio siglo más.

La Guerra prosiguió tras ambas operaciones y finalizó con la firma del Tratado de Londres, cuyas condiciones fueron muy favorables al Imperio de Felipe II. Pero eso no interesaba explicarlo, no fuera que la Leyenda Negra que estaban tejiendo sobre el Imperio Español se les desmoronase.


 

Os explico todo esto porque durante el último mes hemos asistido a una réplica en miniatura de todo esto, principalmente de cómo nos han vendido la moto (o lo han pretendido).

Durante las semanas previas al mundial la prensa ha vendido la imagen de esa selección invencible, referente mundial de un estilo de juego que, cuando lo ejecutan otros equipos recibe apelativos tan “bonitos” como “aburrido”, “caduco” o “poco efectivo”… En esas semanas la prensa pecó exactamente de lo mismo de lo que pecaron españoles e ingleses cuando estos diseñaron sus planes de conquista y pillaje: un exceso de optimismo.

Dicho optimismo era absolutamente irreal, la caverna estaba (y está) alienada de una realidad que nos trasmitía señales mucho menos halagüeñas para cualquiera que tuviera una poca idea de fútbol.

En su delirio esta caverna protagonizó capítulos de ignorancia vergonzante (Carreño y Australia, sin ir más lejos) mientras se dedicó al masaje y adulación de sus jugadores favoritos a la vez que lapidó a aquellos que no lo son tanto… 

Todos los que esperábamos un análisis objetivo del desastre nos topamos con una caza de brujas en toda regla y un carrusel de “fichables” cuyo objetivo no era otro que el de distraer la atención no sólo con respecto al desastre deportivo acaecido sino a sus propios fracasos como “oráculos de la victoria”.

De igual manera que la historiografía inglesa fue veloz a la hora de vender a los cuatro vientos la derrota española, la caverna se ha apresurado a tapar vergüenzas y señalar con el dedo… 426 años después siguen funcionando las mismas argucias, se sigue vendiendo la moto o pretendiéndolo.

Afortunadamente, nosotros, pobres lectores, tenemos una ventaja sobre aquel ciudadano que quisiera enterarse de lo que sucedió entre las escuadras española e inglesa: El acceso a la información.

Sin embargo en la era de internet la información debe cribarse, debe procesarse. Disponemos del mayor acceso a fuentes de información de la historia de la humanidad y a diario nos tragamos bulos, noticias falsas, tendenciosas, sesgadas y lo hacemos porque nos limitamos a quedarnos con lo obvio, con lo que primero nos dan.

Ahora no es la historiografía inglesa sino la caverna deportiva quien nos vende la Leyenda Negra, el humo de turno que nos intoxica a principios de julio de 2014.

Di_StéfanoLa muerte de Don Alfredo Di Stefano ocupará todas las portadas, llenará todos los espacios y les dará la excusa para seguir sin hablar de fútbol, o de cualquier otro deporte que merezca la pena, y me gustaría creer que a Don Alfredo este uso de su persona para tan necios fines no le gustaría ni un pelo. (Por cierto no os perdáis el especial que Gimme escribirá el viernes sobre la figura de la Saeta Rubia)

Hoy afrontamos la primera semifinal de un Mundial que se nos vendió como la madre de todos los mundiales y al que sin embargo se le están viendo todas las costuras, las feas, todas aquellas vías de agua organizativas que la FIFA se esfuerza en tapar como quien tapa fisuras en un casco con cinta aislante.

A fin de cuentas cada día que pasa me convenzo de que el resultado de dicho campeonato es lo de menos, gane quien gane ya se encargará la prensa de ensalzarlo o ningunearlo según decidan, en un ejercicio de tergiversación y manipulación que dura ya demasiado.

Es tiempo de buscar héroes, de inventarse sus leyendas y de vendérnoslos como el producto que siempre quisimos tener en nuestros equipos de igual manera que nos venden que la nuestra es la Liga de las Estrellas (y vemos como éstas salen en dirección a otros campeonatos) y así andan como locos buscando sucesores de las que quedan aquí, no sea que cojan carretera y manta el día menos pensado y les dejen los altares vacío de ídolos.

Nos contarán lo que quieran contarnos y habrá que porfiar por saber si es verdad.

Hace 426 años los ingleses le colaron un gol a España que se ha perpetuado hasta que alguien comenzó a rascar bajo la capa de autobombo y se descubrió la verdad, quizás sea hora de incitar a todos a hacer lo mismo, el espectáculo perderá glamour, pero ganará en calidad.

Nos vendieron que éramos invencibles, y era mentira.

Ellos se creen invencibles y eso se demostrará tan falso como lo anterior.

“Lo importante no es contar la verdad, sino contar una buena historia”

¡Salud y cervezas!

people-really-want-thor-villain-loki-to-get-his-own-movie

DiarioAm/@Kiasyd

¿Te gusta esta entrada?

46
Aportación Propia

"Omnia Mutantur, nihil interit" que diría Ovidio.

More in Aportación Propia

1760E311-AAE5-4563-9569-767EC70DE451

La garra en el fútbol. Crónica Diario AM 23/11/17

Rockdactor23 noviembre, 2017
Portada

Porque lo dice Didier – Crónica Diario AM 19/11/2017

Ella19 noviembre, 2017
Turquia

Vergüenza: Crónica Diario AM 15/11/2017

churchill15 noviembre, 2017
Volvo Ocean Race

Volvo Ocean Race – Crónica Diario AM 13/11/2017

churchill13 noviembre, 2017
img_rruano_20171106-120517_imagenes_md_terceros_rfef-1280x768px-kY9C--980x554@MundoDeportivo-Web

La camiseta de la discordia. Crónica DiarioAM 09/11/17.

Rockdactor9 noviembre, 2017
notas

Las notas: octubre 2017 – Crónica Diario AM 06/11/2017

churchill6 noviembre, 2017

Copyright © 2015 DiarioAM