Aportación Propia

Crónica Diario AM 27/02/2014 – El beneficio de la duda

Crónica Diario AM 27/02/2014 – El beneficio de la duda
Gimme

Hace ya más de medio año, cuando el culebrón veraniego sobre el fichaje de Carlo Ancelotti parecía tocar a su fin de una vez (aunque solo fuera para dar paso al de Gareth Bale), no pude menos que dudar de su idoneidad como entrenador del equipo. Dentro de una teoría que se antojaba sensata,  el italiano no parecía el mejor candidato posible para una silla tan caliente como siempre ha sido la del entrenador blanco. En parte, tenía miedo de que se produjera un retroceso visible en una de las pocas cosas que sí hizo bien su predecesor: reinstaurar el poder de decisión de su puesto, ninguneado durante años por presidencia, jugadores megalómanos y una prensa con un chivo expiatorio al que aporrear siempre a mano.

Las titubeantes pruebas de estilo de juego a principios de temporada tampoco ayudaron. Se vio primero a un equipo con afición por el toque de balón al que le perjudicaba por el perfil de sus jugadores. Se daría marcha atrás sin previo aviso, sin demasiada autocrítica ni pesadumbre. Más tarde se vería cierto grado de retorno hacia ideas más adaptadas a la plantilla, una vuelta previsible al contraataque que facilitó algunos resultados pero cuya principal consecuencia fue el tronchamiento del equipo. La defensa y el ataque parecían miembros sin conexión alguna, a semejanza de un equipo de fútbol americano. En esas circunstancias perdió el Clásico, en una inseguridad general en donde todo parecía poder venirse abajo ante un soplo coordinado. Superiores en el partido, el Barcelona sopló aquel día echando por tierra la tirita y el absurdo de ver a Sergio Ramos ocupando un puesto de mediocentro, dejando de paso un gol memorable de Alexis Sánchez, uno de esos jugadores de los que siempre se recuerda lo que falla y casi nunca lo que acierta, aunque haga ambas cosas con la misma frecuencia que otros con menos ojeriza del respetable.

Desde ese partido a finales de octubre, el conjunto blanco no conoce la derrota. Desde entonces han pasado muchas cosas. Isco Alarcón ha sido víctima de un sistema de juego que le exige más de lo que puede dar defensivamente y de un fichaje populista a partes iguales. En el otro extremo de la cadena se encuentra ahora Di María, cuyo rendimiento como interior en los últimos tiempos es unos de los factores más infravalorados por la prensa afín. Gareth Bale ha ido apareciendo poco a poco, y aún se espera que aparezca más entre las infinitas lesiones que con razón preocuparían al menos observador. Su compañero de ex-equipo croata  se ocupa mientras tanto en cargarse de galones y no parar jamás de moverse. Y así se podría seguir un poco más, perdiendo cada vez más el sentido crítico y adelantando fiestas que no se producirán sin la adecuada prudencia.

Porque si bien no cabe restar méritos ni ser agorero, es ahora cuando llega la parte complicada para Ancelotti y el fútbol que plantea. Atlético de Madrid, Barcelona, Sevilla, Valencia y rivales europeos de mucho más empaque que el Shalke 04, víctima ayer de la inexperiencia curtida. Otra final de Copa del Rey frente a un rival que le ha ganado la inmensa mayoría de los enfrentamientos en los últimos años. El calendario hasta ahora ha sido plácido y ha servido para consolidar esos automatismos que ningún aficionado se cansa de ver. El partido contra el Athletic de Bilbao (1-1) podría haber servido de aviso para los medios más furibundos, pero muchos necesitan siempre una terapia de shock equivalente a su prepotencia. Como si Lewandowski hubiera sido un mal sueño y no una realidad bien dolorosa.

Mis dudas sobre Ancelotti, compartidas por personas que llevan más años que yo disfrutando del fútbol, me dejaron con una observación  destacable ante mi deseo de encontrar a un técnico más joven y atrevido que el hombre a una ceja pegado: no son los entrenadores más ruidosos los que triunfan en el equipo. Vicente del Bosque y otros antes, sin hacer demasiado ruido, con sistemas poco fantasiosos y a base de ser hombres de club conquistaron títulos matándolas callando, realizando un trabajo de gestión de grupos más destacable que otras virtudes que se suelen tener más en cuenta a la hora de valorar la capacidad de un manager.

tumblr_inline_mq55ccvlq01qbhmtm

Queda aún lo realmente complicado para todos los equipos que siguen vivos en todas las competiciones posibles, y el calendario exige el contrapunto a esa placidez de exigencia en la que ha vivido el equipo blanco; así que de poco valen las histerias momentáneas y la chulería mediática, porque falta mucho por demostrar ante un equipo, como se viene diciendo por aquí, con ojos y cara. Pero con todo, Ancelotti parece haberse ganado por méritos propios el beneficio de la duda. Pero no es el único:

En el otro extremo de esas leyes del bienestar invisibles y tensadas por la prensa dicen que se encuentra el FC Barcelona. Lejos de pretender hacer un examen a fondo de la “problemática” global, sobre la que poco nuevo puedo aportar ya, me limitaré a exponer un par de hechos objetivos: tan solo tres puntos por debajo de un equipo que aún debe medirse a casi todos los equipos en cabeza, finalistas de la Copa del Rey y con una eliminatoria ante el rival más duro del bombo europeo prácticamente resuelta. Los estados anímicos y los problemas de fondo son opinables, pero la temporada del conjunto culé se responde a sí misma con datos. La candidatura del Barça a cualquiera de los títulos sigue estando igual de vigente que en la víspera del partido en Anoeta, pero por desgracia todas las cavernas tienen que vender periódicos por igual. En este caso la menos influyente pero presente caverna barcelonista no está ayudando en absoluto (así como la descarada manipulación habitual de la imparcial contraria), pero si hay algo que esos jugadores deben haber aprendido hace mucho tiempo es a no hacer ni puñetero caso los medios, como cualquiera con los pies en la tierra.

Cepa Andaluza (Bulerías) – Paco de Lucía

P.D. Mis disculpas por la ausencia de DjDolly hoy, cuyo amor por el fútbol suele destilarse en toda su pureza los jueves posteriores a la jornada europea, pero nuestro xalao favorito está tomándose un merecido descanso total de sus obligaciones y en lugar de esa pasión única toca aguantarme a mí con cierto retraso de sueño incluido. No os preocupéis, volverá en breve con las pilas a tope. Entretanto, ¿alguien se anima a hacer la crónica de mañana?

Gimme_a_fix/Diario AM

¿Te gusta esta entrada?

35
Aportación Propia
Gimme

"When the seagulls follow the trawler, it is because they think that sardines will be thrown into the sea"

More in Aportación Propia

Año nuevo… – Crónica Diario AM 09/01/2019

DjDolly9 enero, 2019

Favorito – Crónica Diario AM 19/12/2018

churchill19 diciembre, 2018

2011-2018

Ella16 diciembre, 2018

Honrando a los caídos – Crónica Diario AM 11/12/2018

DjDolly11 diciembre, 2018

Ronda de fútbol femenino – Crónica Diario AM 09/12/2018

Ella9 diciembre, 2018

Las notas: noviembre 2018 – Crónica Diario AM 04/12/2018

churchill4 diciembre, 2018

Copyright © 2015 DiarioAM