Aportación Propia

Crónica 17/02/2014 – El legado

Crónica 17/02/2014 – El legado
Anz

Ahora mismo, es este preciso instante, está naciendo un niño en cualquier parte del globo que duerme mecido suavemente en los brazos de su madre. Ese pequeño crecerá en un mundo lleno de obstáculos y oportunidades que determinarán la pasta de la que está hecho.

Sus primeros años marcarán su carácter y le darán consciencia del lugar donde se encuentra, recibirá cientos de estímulos diarios desde todas partes y sin embargo uno solo le llegará directo al rincón más profundo del corazón, una sola señal que calará tan hondo en su ser que jamás volverá a ser el mismo y a partir de ahí perseguirá con ahínco alcanzar el anhelo que acaba de florecer dentro de él.

Ese acicate puede tener cualquier rostro, un balón rodando sobre el verde pasto de un campo de futbol donde juegan los mayores, el largo y perfecto vuelo de aquel loco con esquíes que se acabó de lanzar pendiente abajo, ese desgarbado que decidió reírse de la gravedad con un enorme palo para pulverizar la mayor de las marcas. Puede que fueran los titanes de camisetas sin mangas que no descansan hasta meter una gran pelota dentro de un aro o una esbelta figura flotando en mil piruetas sobre un par de frías cuchillas.

Nada se puede asegurar del porque algo nos llega como un chispazo en la noche y enardece para siempre nuestros sueños, pero es cierto que ocurre y que desde ese preciso instante cada nuevo día será una ilusión por hacer lo único que ya no puedes dejar de hacer. Comenzaran miles de horas de esfuerzo, de práctica, de dolor y de alegría, de compartir y de competir, de luchar, ganar, perder, sobreponerse y empezar de nuevo, de quemar hasta el último aliento por volver a sentir de nuevo la chispa que inflama el fuego de tu corazón.

Existen muchos tipos de soledad y algunas de ellas son impuestas por uno mismo. Hay ciertos caminos en los que solo puedes transitar sin compañía y la decepción y el temor caen fácilmente sobre presas débiles de espíritu. En un mundo que devora mitos sin que ni siquiera hayan nacido, solo los más fuertes consiguen cruzar ese paso, pensamos a menudo que los talentos físico naturales son suficientes para triunfar pero el verdadero poder de un deportista reside dentro y apenas una pasión desmedida puede sobreponerse a la soledad del atleta.

Y así llega un mañana en el que esas multitudes exaltadas claman esta vez por ti, por lograr una gesta nunca antes vista por los ojos del mundo, por superar a aquellos colosos que veías de muy lejos y que ahora te rinden pleitesía y te reconocen como a un igual. Es ese el momento en el que todo el sacrificio y la soledad sufridas parecen cobrar sentido y saldas las cuentas que tenias con el destino. Es así como se forjan los héroes y las leyendas que los perseguirán por siempre, es así como se escribe la historia de los hombres, como se crea el camino para que lleguen los que vienen detrás, esa es la chispa que inflará otros jóvenes corazones, ese es el legado.

Ahora mismo, es este preciso instante, está naciendo un niño en cualquier parte del globo que duerme mecido suavemente en los brazos de su madre. Ese pequeño no recibirá ninguna chispa en toda su vida y diminuto corazón jamás conocerá el calor de los sueños por alcanzar.

Crecerá entre otros muchos como él pero en algún momento del camino se perderá y jamás sabrá volver. En la noche en la que su alma habita no reconocerá lo que es el esfuerzo por conseguir algo que deseas con todas tu fuerzas, carecerá del valor para sobreponerse a sus fracasos y tras cada decepción más oscura se volverá su rabia. Y al transitar por ese paso de soledad que todos tenemos en algún momento de la vida, en su caso seguramente impuesta por otros, se convertirá en uno de aquellos monstruos que la habitan.

Este niño no lo sabe aun pero dentro de unos años dedicara su vida a intentar destruir los sueños de los demás porque jamás tuvo unos para sí mismo, acusará y mentirá, venderá barata cualquier honra que sus padres le dieran de nacimiento y alquilará sus servicios como mercenario apátrida.

Y así llega un mañana en el que muchos de ellos forman multitudes exaltadas, en el que claman esta vez contra ti, por lograr una gesta nunca antes imaginada por sus estrechas mentes, por verse superados y retratados como los minúsculos que son y que ahora te mancillan  y te reconocen como enemigo. Es ese el momento en el que toda la frustración y la soledad sufridas parecen cobrar sentido y quieren saldar una cuenta llena de números tan negros como el carbón. Es así como se forjan los mediocres y los tristes que serán olvidados por siempre, es así también como se escribe la historia de los hombres, como se crea el camino para que lleguen los que vienen detrás, ese es el vacio que destruirá otros jóvenes corazones, ese es el otro legado.

Por y para Claudia.

Anz / Diario AM

¿Te gusta esta entrada?

4

More in Aportación Propia

UEFA Champions League: Barça 3 – 0 Man United – Crónica Diario AM 16/04/2019

churchill16 abril, 2019

UEFA Champions League: Man United 0 – 1 Barça – Crónica Diario AM 10/04/2019

churchill10 abril, 2019

Las doce pruebas de los cavernarios – Crónica Diario AM 01/04/2019

DjDolly1 abril, 2019

Tokyo 2020 (Triatlón mixto)- Crónica Diario AM 24/03/2019

churchill24 marzo, 2019

Euro 2020: previa España – Noruega – Crónica Diario AM 23/03/2019

churchill23 marzo, 2019

UEFA Champions League: Barcelona 5 – 1 Lyon – Crónica Diario AM 14/03/2019

churchill13 marzo, 2019

Copyright © 2015 DiarioAM