Aportación Propia

Crónica 10/02/2014 – Líderes de ida y vuelta

Crónica 10/02/2014 – Líderes de ida y vuelta

Por problemillas familiares Anz no puede hacer su crónica de hoy, así que pido disculpas por adelantado a sus “fans”, entre los que me incluyo, por esta “suplantación” improvisada.

La jornada de ayer venía precedida de una exaltación mediática totalmente descontrolada: “líderes con arsenal atómico“, “el Madrid se acostó líder“, titulaban ayer los dos diarios deportivos de Madrid. Dejando de lado la derrota del Atlético de Madrid, pues aún es pronto para evaluar si el bajón es momentáneo o preocupante, no creo que el juego exhibido por el equipo merengue fuera merecedor de tantas alegrías, la verdad. Cierto es que Jesé está en plan supercrack pero su consolidación en el equipo se antoja improbable porque tiene a los dos jugadores más “caros” en ambos extremos, justo la demarcación donde él podría asentarse. Cierto es que Modric está dando auténticos recitales en su puesto, cierto es que Benzema ha encontrado por fin su particular motivación capaz de sacarle de su letargo y cierto es que Bale cuajó contra el Villarreal posiblemente el mejor partido desde su llegada a España. No obstante hay un par de factores a tener en cuenta:

  • El Villarreal propuso un juego demasiado alegre y abierto. Viniendo como venía el Real Madrid de jugar un partido de gran intensidad con el Atlético un partido más cerrado le habría supuesto más desgaste, más exigencia táctica y más esfuerzos en ataque. Bale y Jesé estuvieron en constantes uno contra uno contra los laterales, demasiada ventaja pienso.
  • El Villarreal llegó todo el partido con relativa facilidad a la frontal del área madridista, es decir, la línea de mediocentros compuesta por Illarramendi y Modric fue rebasada constantemente. Illarra se limitó a asegurar pases en corto y Modric quiso hacer de Xabi Alonso con constantes balones en largo buscando cambiar el juego, el resultado fue un equipo demasiado horizontal y flojo en la presión. Ancelotti se dió cuenta y decidió poner a Xabi Alonso para que Modric se luciera en lo que es su fuerte, conducción y asociación, a partir de ahí se ganó en verticalidad y el Villarreal tuvo que retroceder. La conclusión es clara, sin Xabi Alonso se pierde el control y la iniciativa del juego.

Aún así pienso que el Real Madrid está en un gran momento de forma y de moral, pero el punto de inflexión será la vuelta de la Champions pues obligará a un sobresfuerzo físico y de no llegar el resultado esperado podría tambalearse la confianza en un sistema y técnico cogidos por alfileres. En un equipo como éste la presión te la crean los mismos que te alaban en portadas, de los récords estúpidos pasamos a las “fiebres por las décimas” y los jugadores pasan de héroes a villanos con la misma facilidad que se pasa del espectáculo al bochorno. Efectos colaterales de ser mercancía en las manos de traficantes de la verdad.

Por su parte el Barça goleó al Sevilla, 1-4, recuperando el calificativo tabú en los medios de Madrid en estos dos últimos años: Líder.

Bajo mi punto de vista el resultado es bastante engañoso, el Barça hizo una primera parte pésima con tres nombres propios: Messi, Xavi y Piqué.

Messi, deambuló los primeros 43 minutos en tierra de nadie, apático, espectador de lujo de la presión de sus dos escuderos Alexis y Pedro, siendo este último el que lo “devolviera a la vida” asistiéndole en un contragolpe en el minuto 44. Le permitió marcar ese ansiado gol que le devolvió la confianza necesaria para cuajar la gran segunda parte que hizo.

Piqué, lento y poco contundente, en la jugada del gol Rakitic se fue dos veces de él dejando el balón para que Alberto Moreno llegando desde atrás fusilara a placer. Al igual que Messi estuvo bastante más afortunado en la segunda parte.

Xavi, directamente no estuvo en todo el partido. Ni recuperó balones, ni acompañó a la defensa, ni se incorporó al ataque… se que en las estadísticas aparecerá un alto porcentaje de pases buenos, pero ahí están los vídeos para corroborar que son todos pases en horizontal, sin transcendencia, para corroborar que trota cuando su compañero Iniesta se deja los cuernos para recuperar balones, para corroborar que en partidos de máxima exigencia es un “caminante” al estilo Walking Dead.

Se que lo que digo es muy crítico y tajante con Xavi Hernández, soy un gran admirador de su fútbol, pero el partido que se marcó ayer merece eso y un poco más.

Tras el descanso y la oportuna charla del Tata Martino pudimos ver como Messi presionaba la salida de pelota del Sevilla, como era ayudado por Iniesta, por Pedro, por Alexis, por Song… pero no por Xavi. Pudimos ver como Messi bajaba a la medular para hacer su trabajo, es decir, hacer llegar balones arriba. Pudimos ver como Iniesta se multiplicaba en labores defensivas y de conducción por no tener con quien asociarse. Pudimos ver un gran Cesc Fábregas y un buen Sergi Roberto en los pocos minutos que jugó. Todos y cada uno de los esfuerzos extras y cambios en la medular fueron responsabilidad suya, si además es el responsable del estancamiento en la evolución táctica del juego propuesta por el Tata Martino como apuntan algunos medios… pues sinceramente, así: ¡Xavi me sobras!.

Dicho esto Messi marcó dos goles y dio otra asistencia, para los que querían equipararlo a Bale creo que ha sido un buen zas en toda la boca. Creo que Messi se mueve por patrones simples, si marca se siente importante y sube su moral, si se encuentra con moral y el físico le aguanta es imparable, si está en modo imparable vuelve el D1OS del fútbol. No hay más. Con él y un poquito de sentido común en las alineaciones del Tata Martino el éxito está asegurado, probablemente no sea el año del sextete pero el Barça llegará con opciones de ganarlo todo hasta el final… mal que les pese a muchos orcos cavernarios.

Para rebatir cualquier argumento de éstos nada como esta genial frase que leí a Helder ayer en el “panfleto”:

“Mal juego del equipo, gol en fuera de juego para empatar y contragolpe para ponerse arriba en el marcador. Si el primer tiempo el Barça jugó a lo Madrid, pues se dice y no pasa nada”.

El gran vencedor de este fin de semana es, sin lugar a dudas, el espectador. Mientras en el resto de Europa tenemos una Juventus que le saca nueve puntos a la Roma, un Bayern que le saca trece al Leverkusen, un PSG que le saca cinco al Mónaco, aquí tenemos una liga con tres equipos igualados a puntos en el liderato y un Athletic que es el mejor cuarto de Europa tras el Liverpool. En resumidas cuentas, este año no tenemos la “Liga de dos” y vuelve a ser espectacular.

Hoy termino con una frase de Jorge Valdano:

En esta vida no te perdonan si dejas de ganar, y te odian si ganas siempre.

Barrabas / DiarioAM

¿Te gusta esta entrada?

3
Aportación Propia

Administrador web, bloguero, cronista, electrónico, informático autodidacta y apasionado del fútbol

More in Aportación Propia

La política y el deporte – Crónica Diario AM 23/01/2019

DjDolly23 enero, 2019

Los grandes pecados del periodismo deportivo – Crónica Diario AM 20/01/2019

DjDolly20 enero, 2019

Año nuevo… – Crónica Diario AM 09/01/2019

DjDolly9 enero, 2019

Favorito – Crónica Diario AM 19/12/2018

churchill19 diciembre, 2018

2011-2018

Ella16 diciembre, 2018

Honrando a los caídos – Crónica Diario AM 11/12/2018

DjDolly11 diciembre, 2018

Copyright © 2015 DiarioAM