Crónicas

Crónica Diario AM 27/01/2014 – Arroz con frijoles

Crónica Diario AM 27/01/2014 – Arroz con frijoles
Anz

Semana intensa de las que gustan mucho en las editoriales, con largos procesos que acaban con estallido de noticia y un poco de deporte al final para relajar el ambiente ante la llegada de nuevos objetivos.

Es así como parece que se va alimentando el periodismo de hoy en día. Olisquean el ambiente, pasan por el filtro las mil nuevas y pronostican que caballo tiene más posibilidades de llegar a la meta primero. En ese instante comienza el proceso de cebado industrial sea de interés o no, realmente eso no importa porque ya se encargan ellos de que lo haga, y lo inflan hasta que no da más de sí y luego un poco más.

Se ha dejado por completo de acompañar el proceso para ser parte del mismo y lo que es peor, ser el creador que le dio vida. Faltando ya a ese precepto básico no podemos esperar que decidan cumplir con el resto. Sin embargo no debemos esquivar un importante concepto, el periodismo y los medios de comunicación en general son exactamente eso, medios, y por lo tanto su función es la de llevar un mensaje desde un emisor hasta un montón de receptores. La cuestión aquí es que mensaje y con qué intención voy a trasmitirlo.

Puede que en periodos de entreguerras los diarios se dediquen a trabajo de oficina de la forma descrita anteriormente, es su arroz con frijoles como dicen en Brasil, o el pan de cada día si lo prefieren de otro modo, pero hay veces en las que dejan atrás su rutina para realizar su autentico cometido que no es otro que servir de herramienta a quien los controla.

Caes en la reiteración si ahora comienzas a enumerar los muchos motivos por los que es evidente que los medios nacionales están comprometidos a una sola causa cuyo principal responsable parece regentar el más alto lugar de la presidencia blanca. La inmunidad de la que goza ante cualquier reflexión crítica, los cuerpos fríos dejados a su paso de todo aquel que se le ha opuesto alguna vez, los nexos visibles que ligan presidencia e institución con otros sectores poderosos de nuestra sociedad, las pruebas irrefutables de connivencia con los dueños del dinero, son solo ejemplos, cada vez menos tapados, de lo que cualquiera entendería como la prostitución del periodismo ante el poder corrupto por omisión de su deber ante estos escándalos.

El caso es que ya no nos sorprende que las cosas estén como están y enclavados en la firme opinión que hay quien compra y medios que se venden pues a lo que se dedica la gente ahora es a preguntarse el por qué de los hechos en lugar de preguntarse si aun es posible un periodismo profesional libre.

Con actuaciones tan reveladoras como el capitán y el grumete del diario El Mundo, las dudas se centran en por qué estos dos han decidido menear la colita o en cuales fueron los motivos que llevaron a su amo ejercer ese comodín precisamente esta semana. Creer que pudo haber sido para tapar el juicio a Benzema o como desagravio por haberle sisado en las narices un determinado jugador como apuntan algunos, seria subestimar un cerebro que parece controlarlo todo y en todo momento. Los seres superiores no sienten las pasiones de igual forma como nosotros y lo único que estimula sus fibras son los tintineos de las monedas cayendo en su saco.

Entonces parece que tenemos claro el sospechoso y el arma pero nos falta el motivo. Que beneficio podría sacar aquel a quien todo el mundo mira gastando una bala tan valiosa. Es por eso que pienso que algo huele mal debajo de la alfombra, es por eso que creo que esta vez los tiros van desde otra dirección, algo diferente al habitual gesto de muñeca del titiritero de una caverna que no le hace ascos a ningún cadáver.

Que haya también un artista invitado al que le hayan favorecido los acontecimientos incrementando sus posibilidades de recuperar la poltrona perdida solo es un añadido más a este enrevesado juego de poder. Sandro parece ser de los que no molestan al bando ajeno pero que tiene una capacidad importante para irritar al bando que se le supone propio, de ahí las dudas de que el cuchillo llegase desde la capital.

Y luego está la prensa claro, aunque se piense que todo ha sido orquestado de manera magistral esta vez y sin que sirva de precedente creo que la mayoría de ella se ha pasado la semana a verlas venir comiendo arroz y frijoles, salvo un capitán y su grumete que se dieron un auténtico festín jugando con las cartas marcadas.

¿Te gusta esta entrada?

0
Crónicas
Anz

More in Crónicas

Cambios – Crónica Diario AM 22/01/2019

Mikel22 enero, 2019

Los grandes pecados del periodismo deportivo – Crónica Diario AM 20/01/2019

DjDolly20 enero, 2019

Dakar 2019: semana 2 – Crónica Diario AM 17/01/2019

churchill17 enero, 2019

Dakar 2019: semana 1 – Crónica Diario AM 13/01/2019

churchill13 enero, 2019

Año nuevo… – Crónica Diario AM 09/01/2019

DjDolly9 enero, 2019

La segunda semana de 2019 – Crónica Diario AM 08/01/2019

errante8 enero, 2019

Copyright © 2015 DiarioAM