Crónicas

Crónica Diario AM 13/01/2014 – El ojo ajeno

Crónica Diario AM 13/01/2014 – El ojo ajeno
Anz

Con fecha 05/11/2011 escribía una de mis primeras crónicas, escogí una historia bien conocida por todos para amenizar el verdadero pensamiento que se esconde tras cada uno de los relatos y que con mayor o menor éxito intento mostrar los motivos por los cuales emprendimos aquella aventura varios años atrás.

La portada de aquel día fue esta:

Cristiano y la bota de oro

Y el extracto principal de la crónica la siguiente:

“Cuenta las crónicas de la época, donde la historia se funde con el mito, que en la antigua Frigia regentaba un poderoso y codicioso monarca llamado Midas. Un día dicho rey se encontró con el dios Baco y le pidió un deseo, convertir en oro todo lo que tocase. El dios, extrañado y divertido ante la avara pretensión, se lo concedió de buen gusto con una entrecortada sonrisa en sus divinos labios y auguró un pronto reencuentro.

En un principio Midas no cabía en sí de gozo y ante la menor ocasión hacía gala de sus magníficos poderes. En poco tiempo almacenó tal cantidad de oro que nadie en el mundo podía igualar su riqueza pero llego un momento en que comenzó a tener otras necesidades. Al intentar comerse una uva se encontró masticando una enorme pepita dorada, la ingesta de vino casi le costó la asfixia y ni siquiera podía abrazar a sus seres queridos sin que quedasen convertidos en áureo metal.

Hambriento, sediento y marginado deambuló hasta el río Pactolo donde se le volvió a aparecer el dios el cual, apiadándose de la triste figura que tenía ante sí, le reveló que su maldición desaparecería si se bañaba en las mansas aguas del río. Se dice que desde ese día el Pactolo arrastra pepitas de oro a su paso.

Valga esta pequeña fabula, de todos conocida, para dar pie al comentario de la portada que hoy sábado nos trae el Diario Marca. No pretendo hacer de ella una analogía entre Cristiano y el desafortunado monarca, sino más bien entre Baco (también conocido como Dionisio, el vividor y borrachín dios de los romanos) y el periódico madrileño.

El portugués tiene, entre otras muchas, una cualidad muy acentuada. Su increíble ambición, esa característica es esencial en muchos aspectos pero perjudicial en otros. Y de la misma forma en que Baco dio alas a las pretensiones de MidasMarca hace lo propio con el fantástico jugador. Y ambos a sabiendas de que el obsequio venía con sorpresa.

La imagen del de Madeira, moldeada en un oscuro laboratorio de la calle Recoletos, tiene un único fin. Ser un némesis, un anticristo, un cristiano paladín que lidere la cruzada. Si el eterno rival tiene a Messi, nosotros tendremos a Ronaldo. Porque esto es una guerra y todo ejercito necesita su general.

Y esto es la guerra porque así ha de ser, porque nuestros científicos de Recoletos se han dado cuenta que el mundo ha cambiado y que ahora la gente es retorcida, que se deja llevar por sus primitivas pasiones y lo que más quiere en la vida es saciar su morbosidad, quieren guerra.

Y bajo ese pernicioso y falso dogma, el mantra de “damos lo que la gente quiere ver”, se está acabando con la vergüenza y la imparcialidad de los medios de información y con ello asistimos anestesiados a la perdida de una de las cosas más preciadas que tenemos, nuestra dignidad como especie inteligente.

En realidad todo se puede reducir a “damos a la gente lo que queremos que vean” y por eso creamos un mito, que todo lo que toca lo convierte en oro y si al final del cuento se nos convierte en un marginado siempre podremos ser magnánimos y en nuestra todopoderosa deidad hacerlo de nuevo terrenal para que viva feliz con los suyos, como ser humano que siempre fue. Así NO Marca.”

Han pasado ya unas cuantas estaciones desde aquel día y pareciera que tan firme continúa la actitud de ellos como nuestra resolución. Si dijesen que en nada se movieron nuestras posiciones podríamos caer en la trampa de aceptar como bueno el razonamiento y sin embargo estaríamos incurriendo en un error importante.

Ellos han cambiado. Muchos se han desatado en su verdadera naturaleza y la degeneración gradual del periodismo roza esperpentos diarios a los que ya nos hemos acostumbrado y que han acorralado nuestra capacidad de indignarnos a rincones que ni sabíamos de su existencia. Llegaron a un punto sin retorno del que si la vida fuese justa, en el final de sus vidas sientan una terrible vergüenza en lo que se acabaron convirtiendo.

Por eso estamos intentando combatirlo de otra manera, en eso nosotros también hemos cambiado, porque sabemos que el enfermo es terminal y mejor que acabe solo y marginado su agonía mientras nosotros intentamos dar una alternativa a todo lo mencionado.

Y sin embargo ocurren hechos que generan tristeza. Se dan las bases y la ilusión para comenzar juntos algo distinto, prometedor y nuestro. Pero resulta que algunos lo utilizan para descargar sus fobias y complejos, que generan bandos de identidad en el que fomentan la conspiranoia y sentimientos frustrados, en el que debes ajustarte al perfil mediocre que ve todo en un prima minúsculo y calculado, que te aleja de la visión conjunta del deporte.

Un perfil que te impedirá disfrutar de las cosas buenas de la vida y que mientras culpa a todo y a todos de sus miserias, intentará que el resto comparta su desdicha para no sentirse tan pequeño. Como decía es triste observar como mientras unos intentan disfrutar de un simple encuentro de fútbol con sus compañeros, existe un frente tan forofo como el extremo al que acusan de lo mismo, con hipocresía y con agresividad latente planta fuerte sus convicciones, coaccionando a participantes mas templados.

Se hablará de generalismos y exageradas percepciones, negarán los hechos y jamás me atreveré a decir que mienten pues pienso que se puede llegar a un punto en el que ni tan siquiera uno mismo sabe que lleva tiempo habitando. Pero la realidad es que desde hace un tiempo surgió dentro de nuestro foro la equivocada percepción de que ante los ataques indiscriminado del periodismo radical, la mejor estrategia sería comportarse exactamente como ellos para contrarrestar los golpes. Eso es un tremendo error y no permitiremos en esta comunidad cohabiten corrientes de opinión de ese tipo pues es exactamente de lo que queremos renegar.

Pido que cada uno haga introspección, revise sus actos y de verdad se pregunte el lugar en el que está y si realmente quiere seguir perteneciendo a ese lugar o por el contrario prefiera alternativas que encajen mas con sus inquietudes actuales.

Un fuerte abrazo para todos.

***************************************

Aportación Especial Balón de Oro: http://diarioam.es/blog/2014/01/13/cronica-especial-balon-de-oro-130114-quo-vadis-futbol-by-tatascan/

¿Te gusta esta entrada?

0
Crónicas
Anz

More in Crónicas

Recordando los olvidos de la memoria – Crónica Diario AM 13/12/2018

errante13 diciembre, 2018

Libertadores y Conspiranoias by Mikel – Crónica Diario AM 12/12/2018

ColaboradoresDAM12 diciembre, 2018

Honrando a los caídos – Crónica Diario AM 11/12/2018

DjDolly11 diciembre, 2018

¡Cuidado, tiene un micrófono! – Crónica Diario AM 10/12/2018

eltpm2510 diciembre, 2018

Ronda de fútbol femenino – Crónica Diario AM 09/12/2018

Ella9 diciembre, 2018

NBA: Semana 7 – Crónica DiarioAM 0712/2018

gjdeleven7 diciembre, 2018

Copyright © 2015 DiarioAM