Aportación Propia

Crónica Diario AM 06/01/2014 – El valor de las cosas

Crónica Diario AM 06/01/2014 – El valor de las cosas
Anz

Nunca lo vi jugar. Ni tan siquiera recuerdo haber visionado más que un puñado de videos de grandes jugadas suyas. Cuentan los que le vieron que era una fiera salvaje que campaba libre sin territorio definido. Lo abarcaba todo desde la media cancha, su esbelta zancada infundía miedo y respeto por igual y rasgaba defensas con naturaleza depredadora cada vez que se incorporaba al remate.

No viví la época en la que él reinó, quedaban aún lejos los días que me verían nacer pero siempre desde chico escuche su nombre al lado de todos los otros grandes nombres del futbol. Dicen de él que puso a Portugal en el mapa, que la historia más grande del Benfica fue escrita a base de los cañonazos salidos de sus botas y que fue considerado un Bien del Estado para evitar su emigración.

Jamás presencie el nudo en la garganta que se le formaba al locutor de radio narrando los goles que otorgaron la inmortalidad a la Perla de Mozambique, no fui parte de aquel pueblo que pegado al transistor en cada pequeña calle de cada pequeño rincón del país lloraba de felicidad con cada enorme gesta de la Pantera. Para mí no quedó nada de eso y sin embargo no me cabe la menor duda que Eusebio fue exactamente como nos lo han contado.

A mi abuelo materno le encantaba el futbol. El era un fiel seguidor del Real Madrid, crítico y experimentado que vivió la mejor época de la historia de su club con pasión y entrega. Sentía devoción por Di Stefano y Puskas y le encantaba narrarme cada gran partido que recordaba, una y otra vez, no se cansaba de contarme las mismas hazañas como si con ello consiguiese mantener vivas aquellas emociones ya pasadas. Y por encima de todo él era un gran futbolero.

Un día me llevo hasta su despacho y frente a mis ojos abrió con sumo cuidado un cofrecito. De dentro extrajo una papeleta fina y ya un poco ajada, la desdoblo con cuidado y me mostro lo que contenía. En aquel viejo billete de cien pesetas, al lado de Don Manuel de Falla, los trazos de un bolígrafo rompían la armonía de la nota. Cuatro letras redondeadas modelaban un nombre bien conocido incluso para un niño de 8 años.

El nombre de Pele lucia tan resplandeciente como la sonrisa cómplice de mi abuelo. Me explicó que consiguió su autógrafo asaltándole literalmente en una cafetería y por su rostro entendí a pesar de mi corta edad que para él aquel trozo de papel tenía un gran valor personal.

Pase toda la tarde haciéndole preguntas sobre el encuentro y cuando ya mi abuela nos enfilaba con la mirada la mesa de cenar, alcancé a preguntarle cual de los dos le parecía mejor jugador, si el brasileño aquel que manchó aquel billetazo o el gran Alfredo, capitán de su querido equipo.

Para mi sorpresa me contestó que ninguno de los dos, que su favorito siempre fue un africano que jugaba en Portugal y que él solo fue capaz de eclipsar al resto de contrincantes que tuvieron la oportunidad de enfrentarse a él.

Mi abuelo siempre tuvo debilidad por los futbolistas de raza y coraje, apreciaba un gran despliegue en el campo y que ese jugador apareciese en cualquier sitio al que la pequeña pantalla enfocase. Degustaba la técnica depurada y la belleza y plasticidad en la ejecución. Aún recuerdo con claridad cuanto disfrutó de Zidane.

Por eso me tomo la licencia de decir que ayer se nos fue uno de los más grandes, para algunos el mejor, nadie es quien para contradecir los designios del corazón y es exactamente en ese lugar donde acaban residiendo las leyendas que nos hicieron vibrar de emoción. Eso, como mínimo ya se merece el mayor de los respetos.

 

Respeto al que pienso le han faltado en las portadas de los diarios de la capital.

           

¿Va realmente por ti Eusebio? Es tal su ansia que no dudan en pisar cualquier valor o recuerdo hermoso que tengamos. Por mi parte no dejaré jamás que me emborronen los míos, demasiado bonitos como para permitir que entren en ellos y tan valiosos como un ajado billete de cien pesetas.

¿Te gusta esta entrada?

4
Aportación Propia
Anz

More in Aportación Propia

Honrando a los caídos – Crónica Diario AM 11/12/2018

DjDolly11 diciembre, 2018

Ronda de fútbol femenino – Crónica Diario AM 09/12/2018

Ella9 diciembre, 2018

Las notas: noviembre 2018 – Crónica Diario AM 04/12/2018

churchill4 diciembre, 2018

Energúmenos everywhere – Crónica Diario AM 02/12/2018

Ella2 diciembre, 2018

Ni el frío – Crónica Diario AM 25/11/2018

Ella25 noviembre, 2018

Martes con mucho frío – Crónica Diario AM 18/11/2018

Ella18 noviembre, 2018

Copyright © 2015 DiarioAM