Aportacion Usuarios

Carta a Marca: Ejemplares (By Rulko)

Carta a Marca: Ejemplares (By Rulko)

513[1]

Queridísimo Marca:

¿Sabes qué es el boxeo? ¿Sabes quién es Manny “Pacman” Pacquiao? Como se dice en el argot boxístico, el filipino pasa por ser, libra por libra, quizá el más destacado de su peso y categoría o al menos así era hasta el pasado año. Famoso por ser una autentica picadora de carne humana, por un boxeo de demolición y atrevimiento, Pacquiao venía de sufrir dos derrotas antes de ayer, la primera, a los puntos contra el estadounidense Timothy Bradley, en una controvertida decisión a los puntos, muy criticada por los seguidores de “Pacman” y sobre todo la última, una derrota por KO ante el mexicano Juan Manuel Márquez, que acabó con el filipino en la lona, de modo inverosímil y un largo año desde entonces en el que Pacquiao se centró en rehacerse, entrenar y preparar un retorno lleno de dudas, focalizadas en si tras un KO tan aplastante, a sus 34 años, no es que pudiera volver sino si volvería siendo el mismo. Para su retorno, previsto para la madrugada del 24 de noviembre, en la antigua colonia portuguesa (sí, Portugal, Marca, veo que tengo tu atención, lo deduzco por el brillo en los ojos que se te ha puesto), Pacquiao no fue a lo cómodo a la hora de elegir rival: nada de alguna joven promesa o algún veterano de segunda fila, sino el estadounidense de origen mexicano, Brandón Ríos, un pegador clásico, duro y provocativo, uno de esos tipos acostumbrados a demoler a su rival que además con el título del peso Welter de la WBO, vacante, en juego.

Con estos condicionantes, mientras la mayor parte de ustedes en Marca dormían, soñando quizá con ser Cristiano o peor, sin entrar en detalles, con lo que les gustaría hacer con su Adonis de Madeira, Pacquiao saltó al ring para demostrar en su “it’s now or never”, si como vaticinaban los agoreros, era hora de que se bajara del ring y pasara a priorizar alguna de sus otras múltiples aficiones, entre otras, el doblaje de películas, la canción o la política o por contra, el viejo campeón renacía de sus cenizas; felizmente, y durante doce asaltos, se vio que el año de parón tras las dos derrotas de 2012, no había sido la tumba deportiva para el genial púgil filipino. Ante un Brandon Ríos superado desde el primer asalto, Pacquiao sorprendió mostrando un boxeo mucho más medido, inteligente y dosificado, pero no por ello menos implacable, que antes de su parón forzoso, dejando grandes momentos sobre el cuadrilátero y anotándose una victoria por decisión unánime a los puntos. Querido Marca, como sé que de este hito de la historia reciente del boxeo no vas a hablar, te emplazo a que cuando des por acabado a Messi o por finiquitado al Barça como equipo campeón, pienses en el ejemplo de Manny Pacquiao, que tras dos derrotas, una por un KO doloroso, porque cuando estás en lo más alto, caer es lo más difícil de digerir, se ha levantado y reinventado a sí mismo para volver a luchar por retornar al a cima, cosa que ahora mismo hace el Barça de Martino, al que mezquinamente dedicas una línea y una tonelada de anonimato y que hace Messi, preparando su retorno a los cuadriláteros balompédicos para atizar a todos los que en plan ventajista, se han mofado sin rubor y sin vergüenza de su eclipse temporal. La moraleja querido Marca es que los campeones, los hechos de una pasta especial. los que callan, trabajan y demuestran, los que no viven del lloro, la polémica, el vocerío y la pataleta, esos y sólo esos, son aquellos en cuyo espejo se mira la gente.

¿Todos quieren ser Cristiano? No, disculpa. Yo me miro en el espejo de Manny Pacquiao y su lucha por volver a ser el mismo y me miro en el espejo de Lionel Messi, en el del FC Barcelona, en el de Rafa Nadal y su partido más difícil contra su rodilla, pero nunca en Cristiano, un tipo respetable, fábrica de grandes números pero un par de escalones por debajo en muchas cosas, de los arriba nombrados ¿Todos quieren ser Cristiano? No, los ejemplos son los que no hablan, trabajan, callan y se superan, no los que se quejan, se declaran perseguidos, víctimas de conspiraciones y usan juego sucio para lograr aquello que su falta de excelencia les priva de conseguir.

Así que, querido Marca ¿por qué no tomas el ejemplo de Pacquiao, de Messi, o de Rafa Nadal, callas y trabajas por volver a ser el que fuiste hace ya muchos años, ese medio veraz, creíble, nulamente fanático y merecido referente y no la porquería sectaria, infantiloide y manipuladora que hoy, se refleja en el espejo cada vez que miras? Hoy, Marca, hoy mientes, como siempre, con lo del buen juego del Madrid, hoy hablas de cinco canteranos al final del choque pero omites que el Barça, arrancó con siete en el once y acabó con ocho; hoy Marca, ninguneas al líder de primera, reducido a una línea mísera e indigna y haces un uso partidista de la goleada del Atleti. No, Marca, no. Hace mucho que has besado la lona y la decisión de los jueces es unánime: Marca, estás despedido. Tú sabrás.

By Rulko 24/11/2013

¿Te gusta esta entrada?

0
  • Alejo Ramone Culé

    Que buenooo. Cuando lo lei no me salieron las fotos en la tablet!

Aportacion Usuarios

Administrador web, bloguero, cronista, electrónico, informático autodidacta y apasionado del fútbol

More in Aportacion Usuarios

jugger

¿Conoces el Jugger? – Crónica 08/03/17

Tato8 marzo, 2017
champions-league-imagen

Análisis Sorteo de Champions League – Crónica DAM 15/12/16

POMPEY15 diciembre, 2016
14302348982_03d5edfd05_b

Stevie, you’ll never walk alone! – Crónica DiarioAM 8/12/16

POMPEY8 diciembre, 2016
1971_champions_league_final_ajax_-_panathinaikos

La Copa de Europa del 71; el inicio de la leyenda – Crónica Diario AM 24/11/16

POMPEY24 noviembre, 2016
1738046378_extras_albumes_0_1024

La Liga de los 69 puntos. Crónica Diario AM 27/10/16

POMPEY27 octubre, 2016
3045389_99d42982

Portsmouth FC. The Sleeping Giant – Crónica Diario AM 20/10/16

POMPEY20 octubre, 2016

Copyright © 2015 DiarioAM