Crónicas

Portada Diario Marca 17/11/2013 – De guineanos y prostianos

Portada Diario Marca 17/11/2013 – De guineanos y prostianos
Ella

 

Querid@s Antimarquistas,

El Madrid por aquí, el Madrid por allá, abracadabra y el Madrid por todas partes. ¿Qué hay en la portada? Lo mismo de todos los días, pero con distinto pelaje.

Que nadie me malinterprete: sea del equipo que sea, jamás desde esta tribuna dominical se ha deseado la lesión (grave o no) de ningún jugador de fútbol, o de ningún/a deportista en general. Existe una excepción: Pepe, sí, el portugués. Con tal de que deje el deporte que le pase lo que le tenga que pasar (excepto la muerte o una minusvalía permanente, ojo que no hay que exagerar). Por ello le deseamos una sincera y pronta recuperación a Sami Khedira, aunque vista la lesión lo de “pronta” va a ser que no… Ánimos, y ojalá pueda volver a jugar al mismo nivel que antes de la lesión.

En cuanto a la lesión de Alonso, su golpe, el que ocupa la mayoría de la portada… Pues ya saben, en Marca hay clases: primero el Madrid, segundo el Madrid y tercero Portugal. Pero también hay clases entre los jugadores, y por ello la lesión no grave de Alonso ocupa más espacio que los 6 meses de fuera de juego de Khedira. Si es que tienen el enemigo en casa… No vi la pachanga guineana, y después de haber leído que fue un partido aburrido y leñero, me alegro de haber dedicado mi tiempo a otras cosas. Como el fútbol es un negocio pasan estas cosas, que la selección española acaba viajando a un país africano de reputación polémica para que les peguen patadas. Esto me recuerda a las veces que he asistido a un partido de béisbol en Estados Unidos, en concreto recuerdo un Atlanta Braves vs New York Mets que acabó con victoria local (Atlanta) en el último suspiro. El partido duró 4h y deporte vi poquito, pero música a toda pastilla, publicidad y fast food fue una constante en el Turner Stadium (qué calor que hacía además, nunca vayan a un partido de béisbol en pleno agosto…).

Todo esto se lo cuento porque el fútbol todavía no ha perdido ese encanto de antaño, de ver 22 tíos en pantalón corto sudar detrás de un balón durante un buen rato, cosa que no pasa ya en el béisbol por ejemplo. El partido de ayer por suerte todavía es una honrosa excepción, y no la regla: el fútbol no ha muerto como deporte, de momento. Por eso, siempre que sale la cíclica polémica de introducir las nuevas tecnologías en el fútbol recuerdo ese partido de béisbol, y lo pesado que se me hizo con todos los cortes, los  “qué está pasando ahora”, los “espera que ponemos una cancioncita para distraer al personal”, etc… No sé, si hubiese un sistema sencillo de implantar repeticiones en ciertas jugadas polémicas sin eliminar la esencia de un partido, quizás el tema valdría la pena estudiarlo seriamente. Pero si es para acabar como el béisbol, prefiero que las cosas se queden como están, y que quiten el quinto árbitro, que no sirve para absolutamente nada, y si no me traen un vídeo donde se vea que alguno ha hecho algo útil en algún partido.

Como muchos de ustedes, estos días he estado pendiente de la clasificación de las últimas selecciones para el Mundial 2014. Con la futura campeona del mundo ya casi con la plaza asegurada después de haberle metido un 0-5 a Jordania (¡aguante Uruguay!), el viernes miré el Portugal-Suecia, con un Cristiano 1 – 0 Ibrahimovic, para descubrir inmediatamente después el ridículo galo ante Ucrania. Los franceses en esto del fútbol no ganan para disgustos desde hace años… La lástima es que el partido de Francia fue el viernes, y al día siguiente no pude tocar la moral a mis colegas del trabajo, que después de todo lo que me molestan ya se lo tienen merecido… ¿Cómo lo veo yo? Y bueno, Francia tendría que ser capaz de hacer un 2-0 a Ucrania el martes que viene en París (yo estaré viendo el Suecia-Portugal, pero si no lo mismo me iba al Stade de France, que se ve que aún hay entradas). Así forzarían la prórroga, y jugando en casa… Pero vista la desidia francesa, esa falta de actitud en casi todos los jugadores, la cosa pinta mal, y sería una lástima que no estuviesen en el Mundial, pero si no se lo merecen pues no van y que aprendan la lección. Personalmente salvo de la quema a Abidal y el portero Lloris, y qué quieren que les diga, Ribéry quiere el Balón de Oro, pero así no sé yo si va a llegar a conseguirlo… De todas maneras, la esperanza es lo último que se pierde, y si Francia tiene que caer, que caiga peleando, acabáramos.

En cuanto al duelo sueco-portugués, y sabiendo que me van a caer palos por todas partes, una está del lado luso… Con un 1-0 justito y teniendo que jugar en un casi invierno sueco, no sé yo si los portugueses las tienen todas consigo, pero estoy convencida que será un partido emocionante. El duelo Pepe-Ibra se presenta antológico sin duda… Y por intereses totalmente egoístas deseo que Cristiano esté en plena forma y no en modo matapalomero.

 

Monsieur Prost

Les avisé hace un tiempo… Hace unos días conocí a Alain Prost, el campeón de Fórmula 1, y hasta le di la mano y todo. Teniendo en cuenta que el año pasado le di la mano también a Aimé Jacquet, entrenador campeón del mundo con Francia, ya van dos campeones del mundo en mi mano, casi nada. ¿Cómo fue el encuentro? Pues ahora mismo se lo cuento todo.

Para aquellos que aterricen en Anti-Marca por primera vez, han de saber que a una servidora le interesa la F1 entre cero y nada. Para decirles que tuve que preguntar quién ha sido el último campeón del mundo… Ya, ya, ya sé que es Sebastian Vettel, pero eso lo sé ahora, no antes de que me contestasen… Pensaba que era austríaco, pero una rápida búsqueda en internet me confirma que es alemán y tiene sólo 26 años. Lo que he aprendido yo de F1 esta semana es más de lo que he aprendido en toda mi vida sin duda…

Una vez puesto de manifiesto mi total desconocimiento de esta actividad (que no deporte, en mi humilde opinión), entiendo la rabia que pueda dar que una ignorante en la materia como yo tenga la oportunidad de conocer a Prost y no un verdadero seguidor. Es como si alguno de ustedes se cruza con Hugh Jackman, que conocen como Lobezno, y no yo, que conozco su increíble talento en Broadway.

No sé cómo lo consigo, pero cada mes meto al maravilloso Hugh en uno de mis posts…

El caso es que, conocedora de esta injusticia divina, durante mi encuentro con Prost estuve en contacto directo con varios de los admins de Anti-Marca, que iban respondiendo a mis preguntas: ¿quién es el campeón de F1 de este año? ¿Quién era el archienemigo de Prost en sus años mozos? (Resulta que de Ayrton Senna algo sé) ¿Qué debería preguntarle a Monsieur Prost? Y cosas varias… Barrabás y Dolly estaban ahogados en su propia rabia por no poder ponerse en mi sitio, pero una, que es muy buena persona, les iba contando lo que decía Monsieur Prost. Y el caso es que aprendí algo de F1 en una mañana. Aquí van algunas de las declaraciones en exclusiva del piloto:

 

“Hay una escudería que se ha gastado el doble de presupuesto que el resto en 10 años y no ha ganado nada” (pero no dijo cuál)

“En Ferrari, a su equipo de mecánicos le falta ingenio. Ellos y McLaren se han arriesgado con el cambio de normativa y no les ha salido bien”

“Red  Bull es un gran equipo” (vale, esto hasta yo llego)

“En mi época, yo me ocupaba al 100% de mi motor, todas las decisiones las tomaba yo. Ahora ya no es así”

“Webber no se prepara bien, no tiene buena comunicación con su mecánico”

“Fernando Alonso es un buen líder, pero Ferrari es un equipo en declive”

 

Luego habló de cosas de los motores, y de cómo en las competiciones hay un equipo en en los boxes y otro en la fábrica, con un simulador, y que los equipos llegan a ser de 400 personas, que si las revoluciones de un motor, la potencia… Y ahí me perdí. Definitivamente, cualquiera de ustedes hubiese entendido más que yo.

¿Se acabó ahí la aventura? Para nada, porque yo tenía el objetivo de hablar con Monsieur Prost, y con esas aviesas intenciones me encaminé hacia el incauto campeón del mundo (que es más bajito que yo, que ya es decir). Ahí va el relato de lo sucedido:

Lo que yo tendría que haber dicho:

“Monsieur Prost, la Fórmula 1 me importa cero, no conozco nada ni quiero conocerla mejor, si la pongo en la tele es para hacer una siesta inmediata, y no tengo ninguna clase de admiración hacia nadie de su mundo. Pero como escribo en un blog de deportes y hay mucho loco furioso suelto entre los usuarios, tengo que venir a darle la mano para luego contarlo a los lectores el domingo que viene y que se mueran de la rabia”

 

Lo que en realidad dije:

“Monsieur Prost, tengo un amigo que se llama DjDolly, es un gran admirador suyo y mañana es su cumpleaños. ¿Le importaría firmarle un autógrafo a su nombre, s’il vous plait?”

 

¿No me creen? La prueba:

 

 

“Para Alex, cordialmente, Alain Prost”

“Para Alex, cordialmente, Alain Prost”

 

 

Si es que soy un trozo de pan… Y no se preocupen, que también me saqué una foto ;).

 

Twitter: @EllaAntiMarca

 

 

¿Te gusta esta entrada?

0
Crónicas
Ella

Desvariando semanalmente desde París (Francia). Y "echar" va sin h. Todo empezó en octubre de 2009, justo antes de mudarme a vivir a París. El hermano pequeño de mi mejor amiga me dijo "tienes que visitar un blog muy divertido…". Y aquí estamos unos años después, de administradora y dominadora del mundo, contando cada domingo batallitas varias ("yo he venido aquí a hablar de mi libro", que decía aquél). Aviso para navegantes: mis posts se han de leer con el sentido del sarcasmo incorporado si se quiere disfrutar de la experiencia completa. Y el deporte femenino existe.

More in Crónicas

Actualización NBA – Crónica DiarioAM 15/02/2019

gjdeleven15 febrero, 2019

UEFA Champions League: Ajax 1 – 2 Real Madrid – Crónica Diario AM 14/02/2019

churchill14 febrero, 2019

Vuelve la Champions League – Crónica Diario AM 12/02/2019

DjDolly12 febrero, 2019

Convocatoria Suprema – Crónica Diario AM 11/02/2019

errante11 febrero, 2019

Nuevamente es domingo – Crónica Diario AM 10/02/2019

errante10 febrero, 2019

Etiología futbolera – Crónica Diario AM 07/02/2019

errante7 febrero, 2019

Copyright © 2015 DiarioAM